Entradas

¿Cómo consigo llevarme bien con mi suegra? En el programa Ya Es Mediodía

  • El Papa Francisco pide paz entre nueras y suegras del mundo
  • La gran mayoría de los problemas de pareja surgen de las relaciones con la familia política

Haz click en la imagen para ver el vídeo:

Silvia Álava - Ya es Mediodía

Hasta el Papa Francisco ha querido poner su granito de arena para mejorar la relación entre nueras y suegras del mundo. Pero, ¿Por qué se llevan tan mal teniendo tanto en común? La psicóloga Silvia Álava nos ha dado en ‘Ya es mediodía’ las claves para llevarnos bien con la madre de nuestro marido.

«Hoy en día la suegra es un personaje mítico. Siempre se dice que son malas. Pero son la madre de tu marido y/o de tu mujer… Son también madres. Una de las cosas más bonitas para las abuelas es ver a sus nietos. A veces son un poco especiales, pero han dado todo… Tened cuidado con vuestras lenguas. Es uno de los pecados de las suegras«, así pedía durante la homilía el Papa Francisco que las nueras y suegras del mundo intentaran llevarse bien.

Una relación que no suele ser buena, pero ¿Por qué se llevan tan mal las suegras y sus nueras? La psicóloga Silvia Álava nos ha explicado los motivos y nos ha dado algunas claves para intentar solucionar la situación.  

La experta asegura que muchos de los problemas surgidos en la pareja suelen proceder de la relación con la familia política. Y que esto puede suceder porque no intentamos empatizar y entender a la otra parte. Nos olvidamos de escuchar  a la otra persona y convertimos la relación en una competición en la que intentamos quedar por encima.

Silvia Álava resalta que las formas en las que nuestra familia politica gestiona los problemas o situaciones puede ser muy diferente a como lo hace nuestra familia o nosotros hemos aprendido, algo que no significa que sea ni mejor ni peor.

FUENTE: Telecinco.es

Participamos en las Jornadas Escolares organizadas por INCIBE para mejorar las competencias digitales de alumnos y docentes a las que asiste SAR la Princesa de Asturias

Su Alteza Real la Princesa de Asturias participa en la ‘Jornada sobre Juventud y Ciberseguridad: Disfruta de Internet con Seguridad’ en el I.E.S Julio Verne de Leganés.

Jornada sobre Juventud y Ciberseguridad

La iniciativa se integra dentro de las Jornadas Escolares organizadas por INCIBE para mejorar las competencias digitales de alumnos y docentes.

Su Alteza Real la Princesa de Asturias participó hoy en la ‘Jornada sobre Juventud y Ciberseguridad: Disfruta de Internet con Seguridad’, en el I.E.S. Julio Verne de Leganés, organizada por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. 

Este encuentro contó con la presencia de Pilar Alegría, ministra de Educación y Formación Profesional;

Rocío Albert, viceconsejera de Política Educativa de la Comunidad de Madrid y Santiago Llorente, alcalde de Leganés. La sesión formativa, que reunió a 39 alumnos de Bachillerato y FP y profesores y miembros de la Dirección del centro, forma parte de la iniciativa de concienciación a menores, padres y educadores, con la que INCIBE fomenta el uso seguro de las tecnologías a través de Internet Segura for Kids (IS4K).  

Mejorar las competencias digitales

Estas jornadas escolares tienen como objetivo mejorar las competencias digitales del profesorado y el alumnado de Educación Primaria y Secundaria para hacer un uso seguro y responsable de Internet. Así, durante la jornada se abordaron temáticas, como el respeto a los demás y el fomento de habilidades sociales de convivencia en la Red o el impulso del espíritu crítico para contrastar la información en redes sociales.

Identidad digital

Asimismo, se incidió en asuntos relevantes para la creación de una correcta identidad digital de los menores, como el modo de proteger sus dispositivos digitales; y en el desarrollo de iniciativas y actitudes para prevenir los riesgos a los que se exponen en Internet. La sesión estuvo dirigida por Cristina Gutiérrez, técnico de Ciberseguridad para Menores de INCIBE; Laura Cuesta, profesora de Comunicación y Nuevos Medios de la UCJC y experta en Educación Digital; Nacho Guadix, responsable de Educación y Derechos Digitales de UNICEF España y Silvia Álava, especialista en Psicología General Sanitaria y en Psicología Educativa en el Centro de Psicología Álava Reyes

Cuatro grupos de trabajo

Durante el desarrollo de la actividad, la Princesa Leonor formó parte de uno de los cuatro grupos de trabajo. Rosa Díaz, directora general de INCIBE, fue la encargada de exponer las conclusiones finales de esta jornada ante más de 450 alumnos del I.E.S Julio Verne.

Itinerarios formativos

Las Jornadas Escolares de INCIBE se celebran desde 2016 en diferentes puntos de la geografía española. Hasta la fecha se han realizado más de 12.300 sesiones, a través de las cuales se ha formado a un total de 56.441 menores y a 14.786 docentes. Esta iniciativa tiene como protagonistas a alumnos y profesores de Educación Primaria y Secundaria. En estas sesiones de formación gratuita de las competencias digitales se trabajan itinerarios formativos que los docentes incluyen posteriormente dentro de sus ciclos formativos.  

FUENTE: INCIBE.es

Fin de la mascarilla en interiores: «Una parte importante de la población va a sentir miedo»

El fin de las mascarillas tiene fecha: a partir del próximo 19 de abril no será obligatoria. Una liberación para muchos y un temor para otros. La psicóloga Silvia Álava nos explica que la retirada de las mascarillas tendrá un impacto psicológico: «hay gente que ha utilizado la mascarilla como un mecanismo de defensa para tapar complejos. Se han acrecentado las inseguridades, pero es importante que nos mostremos tal y como somos realmente». Álava habla sobre que las mascarillas pueden ser un foco de bullying y generar comportamientos difíciles de gestionar. Para ello, propone fomentar la comunicación y trabajar desde el respeto y la empatía. «Necesitamos tiempo para adaptarnos a la nueva situación y darnos tiempo para validar».

La psicóloga Silvia Álava ha asegurado en el Canal 24 Horas que «una parte importante de la población va a sentir mucho miedo» ante el fin de la mascarilla en interiores, que está previsto para el próximo 20 de abril, y «va a esperar un poco a quitársela, para ver que no sube realmente la incidencia, y cuando vea que se está controlando será cuando se la quiten». Sin embargo, esta especialista ha matizado que muchas otras personas «lo van a vivir como una liberación».

Para estas personas más temerosas, esta especialista recomienda «ir poco a poco», y empezar a quitarse la mascarilla cuando estén en un sitio en el que hay menos gente, o con la ventana abierta… «Pequeños factores que nos pueden dar seguridad para después ir incrementando más el número de tiempo que estamos sin la mascarilla puesta», asegura.

«Nos tenemos que dar tiempo para adaptarnos a la nueva situación y para validar las emociones que nos va a generar esta nueva situación», ha manifestado.

#mascarillas #mascarillasinteriores #saludmental #psicologia #bullying #coronavirus #covid19 #pandemia #restricciones #news #LiveNews #StreamingNews #españa #noticiasenespañol

Videoguía de Inteligencia Emocional para padres y docentes

Salud Emocional

En estos días estamos recibiendo mucha información sobre qué hacer con los niños en casa. Los padres nos hemos convertido en profesores, monitores de tiempo libre, entrenadores…; además de amos y amas de casa.Y todo ello, sin olvidar que, por supuesto, seguimos trabajando desde casa. Nos espera un gran reto, del que seguro todos vamos a salir muy reforzados, y del que vamos a sacar un gran aprendizaje.

En toda esta vorágine de tareas se nos está olvidando algo fundamental: ¿estamos cuidando la salud emocional de nuestros hijos e hijas?

En esta situación es normal sentir miedo, sentir rabia, sentir frustración; los adultos lo sentimos y los niños lo notan, y por supuesto los niños también sienten miedo, rabia, tristeza y frustración.

Por eso es importante reservar espacios para hablar de lo que sentimos y ayudarles a verbalizarlo, porque ellos no siempre sabrán cómo hacerlo.

En estos días, os invitamos a trabajar la Inteligencia Emocional con vuestros hijos, y, ya de paso, con nosotros mismos.

La Inteligencia Emocional es la capacidad para identificar lo que sentimos en primera persona y también lo que sienten los demás, comprender por qué nos sentimos así, cuál es la causa y la consecuencia de mi emoción, y cómo las emociones van cambiando a lo largo del día. Saber nombrar con precisión lo que sentimos, utilizar la información de las emociones para poder hacer una buena toma de decisiones y ser capaces de manejar y regular nuestras emociones, así como responder de forma premeditada en lugar de reaccionar en automático.

Todo esto son habilidades de la inteligencia emocional, y como tales, se pueden trabajar. En esta guía os proponemos una serie de videos y ejercicios agrupados en 5 pasos para que sepáis cómo hacerlo.

Descárgate la Guía de Inteligencia Emocional para padres y Docentes en el siguiente enlace:

Jornada Cerebro, emoción e inteligencia en movimiento

Una JORNADA con SILVIA ÁLAVAJAVIER ROMERO y JAVIER BAHÓN para “restaurar” todos los circuitos que se nos han oxidado un poco con la pandemia.

Únete a esta jornada para APRENDER, DISFRUTAR y LLEVARTE muchos RECURSOS para tu labor educativa. Apúntalo:  #CEIMOVMadrid


PONENTES


SILVIA ALAVA

Doctora en psicología clínica y de la salud.  Psicóloga sanitaria y educativa, especialista en Psicoterapia, escritora y conferenciante. Profesora universitaria y divulgadora científica. Colaboradora en medios de comunicación. Directora del Centro de Psicología Álava Reyes. Premio de comunicación del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. Miembro y asesora de varias sociedades científicas.

Su mensaje se desarrollará en torno a esta idea: “Nos ocupamos de que los niños aprendan a leer, a escribir, matemáticas, idiomas… pero no a que manejen y sean dueños de sus emociones. De poco les servirá conocer las operaciones aritméticas si no saben gestionar el enfado, la tristeza o la frustración. Algunas emociones comprometen el aprendizaje; otras lo potencian. En esta jornada aprenderemos a utilizar las emociones como aliadas del aprendizaje“. 

JAVIER ROMERO

Doctor en Musicología por la Universidad de Berlín, especializado en música antigua, guitarra clásica, dirección orquestal y máster en Ethnomusicology por la Universidad de Maryland (EEUU). Licenciado en Geografía e Historia. Autor del Método BAPNE.

Javier Romero nos aportará actividades prácticas focalizadas en la estimulación de las funciones ejecutivas. Con ello lograremos recursos que desarrollan, entre otros, el control inhibitorio, la flexibilidad cognitiva y la memoria de trabajo. Como experto en África y sus ritmos, las melodías africanas harán de enlace para la conexión con el juego y para establecer secuencias de ejercicios prácticos para cada grupo de edad.

JAVIER BAHÓN

Maestro. pedagogo y experto internacional en innovación educativa, formado de la mano de los principales especialistas educativos del Mundo. Co-dirige el Centro Internacional de Aprendizaje Cooperativo con los Hermanos Johnson y es Embajador de ODS Certificado.

Javier Bahón mostrará caminos para: “Pensar con la Agenda 2030 en la mano. Las competencias y valores que debemos desarrollar en los niños y jóvenes para velar por un mundo sostenible: justo para las personas, respetuoso con el planeta y equilibrado en el desarrollo económico. Aprender a diseñar Escenarios Sostenibles de Aprendizaje es un camino para trascender del mero conocimiento al verdadero compromiso ciudadano.” 


DATOS DE INTERÉS


  • Día: 2 de abril de 2022
  • Lugar: Madrid (Centro. Se concretará en breve)
  • Modalidad: sólo presencial
  • Horario mañana: 10,00 a 14,30 h
  • Horario tarde: 16,00 a 18,00 h
  • Plazas: limitadas (No se reservan)
  • Destinatarios: personal docente,  equipos directivos y de innovación, orientadores, estudiantes de magisterio y máster de formación del profesorado; familias.
  • Los asistentes recibirán un DOSIER con numerosos recursos prácticos y un CERTIFICADO de asistencia.
  • Coste por persona: 85 euros.

INSCRIPCIONES


Inscripción en 2 pasos:  

1º)) Realiza una transferencia de 85 euros por cada asistente. Escribe en el apartado CONCEPTO:  Nombre y Apellidos del asistente (si hay varios asistentes en el mismo pago, se deberá enviar un email con la lista de nombres y en el CONCEPTO figurará el nombre del Centro). 

La transferencia bancaria se realizará a la cuenta de La Caixa: ES79 2100 6553 5102 0012 6878  indicando como beneficiario TÚinnovas Lab Educativo.

2º)) Envía un mail a: administracion@tuinnovas.com  con  ASUNTO: CURSO MADRID

INDICA estos datos (se utilizarán para el Certificado) :  Nombre / 2 apellidos / DNI // Tfno de contacto / Mail de contacto.

NO es necesario enviar el justificante de la transferencia si está bien claro tu nombre en el CONCEPTO del pago.


¿QUIERES ORGANIZAR ESTE TALLER·CONFERENCIA EN TU CENTRO O LOCALIDAD?


Contacta con administracion@tuinnovas.com para comunicar tu interés y recibir la información correspondiente.

Te esperamos en #CEIMOVMadrid

Si necesitas más información solicítala en: administracion@tuinnovas.com 

“Hay que tener mucho cuidado con esos mensajes de ‘si quieres puedes'»

Por Aldara Martitegui

  • Entrevista a la psicóloga Silvia Álava, que acaba de publicar su último libro, ‘¿Por qué no soy feliz?’
  • En su libro, Álava más que darnos claves para ser felices nos propone explicaciones a por qué muchas personas no lo consiguen
  • La psicóloga reflexiona sobre qué es realmente la felicidad y sobre qué nos ha ‘vendido’ la sociedad sobre la felicidad

No existe una fórmula mágica que valga para todo el mundo

Podría haber elegido otro título para su libro; otro título tal vez más acorde con esas ideas tan manidas en el ámbito de la autoayuda, como por ejemplo, Las claves para ser feliz o Sé feliz siguiendo estos pasos…Sin embargo, la doctora en psicología clínica y de la salud, Silvia Álava, eligió este otro título: ¿Por qué no soy feliz?…Y, si lo piensa unos segundos, se dará cuenta de que es un título que valida a todas las personas que no consiguen ser felices, en lugar de apremiar al lector a encontrar la felicidad: “Es que hay que huir de eso, porque no existe una fórmula mágica que valga para todo el mundo”, explica la autora.

Álava reconoce que su último libro ¿Por qué no soy feliz? (Harper Collins, 2022) no es un libro de autoayuda que te guía para conseguir algo: “es un libro más desde el punto de vista de la psicología y sobre todo de la psicología sanitaria” puntualiza, que lo que pretende es simplemente ayudarnos a entender el por qué de esa sensación de insatisfacción con la vida tan extendida…

Un malestar que se ha hecho más evidente que nunca en los últimos dos años, desde el inicio de la pandemia que, como explica la psicóloga, “nos ha dejado claro que necesitamos más herramientas que nunca porque la situación está muy cuesta arriba, estamos permanentemente escalando el Everest”. La pandemia ha cortado muchas de las estrategias que antes poníamos en práctica de manera intuitiva para regularnos emocionalmente: salir, entrar, abrazarnos, ver a amigos, hacer una escapadita de fin de semana…todo eso, de momento, lo seguimos teniendo bastante limitado.

Luchar contra lo que no podemos cambiar, lo que no está en absoluto bajo nuestro control, es un multiplicador del malestar…muchas veces sufrimos porque nos empeñamos en que las cosas sean de otra manera: “y es que no todos los problemas tienen solución: bienvenido a la realidad. Ahí, lo que hay que cambiar es el enfoque (…) No tanto buscar las soluciones al problema -que no las tiene- sino en saber manejar las emociones desagradables que me ocasiona ese problema que no tiene solución”, apunta la psicóloga.

No pasa absolutamente nada por tener un mal día, un mal día no es un síntoma de fracaso (Silvia Álava, psicóloga)

Pregunta: Es que la sociedad nos empuja a luchar por nuestros sueños, a veces parece que si no solucionamos un problema es porque no estamos poniendo todo de nuestra parte. El título de tu libro está de alguna manera validando a las personas que no son felices…es como una palmadita en la espalda que te dice “tienes permiso para no ser feliz, no te sientas culpable por ello, léeme, que te voy a explicar lo que te está ocurriendo”…

Respuesta: Yo creo que el enfoque del libro es diferente, sí. No está pensado como un libro de autoayuda, de ‘tienes que conseguir algo y estos son los pasos para conseguirlo’. Es un libro más desde el punto de vista de la psicología y sobre todo de la psicología sanitaria. Yo llevo 21 años trabajando como psicóloga y es recoger un poco pues toda esa enseñanza y lo que dice la evidencia científica. Lo primero de todo, es que nos han vendido una idea a la sociedad de que tenemos que estar continuamente siendo felices -además una felicidad asociada a una emoción como es la alegría- y hacer cosas siempre divertidas y cosas siempre que te gusten, pues claro, es que si lo que estás pretendiendo es ser feliz, entendiendo que no puedes tener días malos, que no puedes tener situaciones desagradables, que no puedes sentir cosas que no te gustan, emociones desagradables como tristeza, como miedo, como frustración…es que ya vamos por muy mal camino porque eso es una falacia, es que eso no es posible.

P: A lo mejor no es tan necesario ser feliz, dices en el libro…

R: A lo mejor no es tan necesario ser feliz, si la felicidad la hemos entendido por eso. Lo que contamos en el libro, y lo que muchas veces se trabaja en terapia, es que se trata más de vivir a gusto, de vivir en paz, de vivir en calma, de vivir alineados con lo que nosotros somos, con nuestro ser, con nuestros valores; que, si lo hacemos así, si vamos aceptando la vida tal y como es, pues evidentemente nos vamos a encontrar mucho mejor. Por supuesto que hay que potenciar las emociones agradables y tener momentos de diversión, claro que sí…pero desde el realismo, porque hay otros días que vas a tener que hacer cosas que no te apetecen.

P: ¿Se trataría de aceptar la idea de que ser feliz no significa estar supercontentos todo el tiempo?

R: Un poco de ser conscientes de que es que a lo mejor no necesitamos ser felices todos los días: que hay días buenos y días malos, y que no pasa absolutamente nada por tener un mal día, un mal día no es un síntoma de fracaso, como a veces podemos pensar en un determinado momento.

Hemos perdido esa capacidad de introspección y muchas personas lo que tienen es miedo porque no saben lo que se van a encontrar (Silvia Álava, psicóloga)

P: Cambiar la idea superficial de felicidad por esa más profunda que propones en el libro, requiere una toma de conciencia importante…

R: Tal vez me tengo que cuestionar que lo importante es entenderme a mí mismo. Hay muchas personas que dicen: es que yo no me entiendo, no entiendo qué es lo que me pasa. Bueno, pues habrá que ahondar, hay que hacer una labor de introspección importante, perder el miedo a decir “me voy a hacer un selfie interior” (…) Hay muchas personas que tienen miedo, incluso pánico a sentir emociones desagradables. Y cuando sienten algo desagradable que no les gusta ¿qué hacen? lo tapo, lo tapo. Tienes que parar y mirar qué es lo que te está ocurriendo. Y parar y mirar qué es lo que te está ocurriendo es mirar a dentro, ver qué es lo que estoy sintiendo y ver qué información me da esa emoción.

P: No vivimos en la sociedad ni en la cultura más pro ‘haz una pausa y conócete a ti mismo’…a lo que nos empuja más bien esta sociedad es a no pisar el freno nunca…

R: Vivimos en una sociedad que favorece poco los momentos de introspección. En el momento en que hay un rato parado, es como que los tenemos que llenar. Los llenamos con lo que sea, porque eso de estar parados nos cuesta un montón. Hemos perdido esa capacidad de introspección y muchas personas lo que tienen es miedo porque no saben lo que se van a encontrar. Pero es que también tenemos que pensar que nadie nos ha enseñado recursos. Nadie nos ha enseñado técnicas, nadie nos ha enseñado a interpretar las emociones (…) ¿Cuál es el problema? Que no nos han enseñado en ningún momento a identificar las emociones, a comprenderlas, a regularlas, a tener técnicas, a tener estrategias…lo hemos ido haciendo más o menos como bien hemos podido, unas personas mejor y otras peor.

P: Digamos que hemos ido aprendiendo a regularnos un poco al tran tran, sin mucha base. Pero por lo que estamos viendo desde que empezó la pandemia -con la salud mental tan tocada- es que esas estrategias de regulación no valen para situaciones realmente adversas…

R: Nosotros, antes, teníamos una forma de regular las emociones de la que no éramos muchas veces ni conscientes. Podías tener un día un poco regular, pero bueno, luego te ibas a dar un paseo, quedabas con un amigo a tomar algo, salías, entrabas. O tenías un momento de mucho estrés en el trabajo pero luego te permitías una escapadita aunque fuera de un fin de semana a hacer un viaje. La pandemia corta esto, tanto el confinamiento como las restricciones de después: nos deja sin nuestras estrategias naturales, esas que hacíamos de regulación…¿ y qué es lo que pasa?, que nos hemos encontrado un poco en esa sensación de ¿ahora qué hago?, porque lo que yo estaba haciendo, ya no me vale  y ¿qué es lo que ocurre?, que me siento muchas veces francamente mal. De hecho, se han disparado muchos trastornos del estado de ánimo, desde depresión, ansiedad, trastornos obsesivos, trastornos de la conducta alimentaria, y además en todas las edades, niños, adolescentes y adultos…

Esto ya nos lo decían los griegos: si te conoces a ti mismo, vas a saber muy bien qué meta te puedes poner y qué meta es realista para ti (Silvia Álava, psicóloga)

P: Supongo que, como psicóloga, pensarás que todas las personas nacemos con el potencial para aprender a gestionarnos emocionalmente…

R: Lo que estás hablando es muy interesante, que todos nacemos preparados...sí que es cierto que todos nacemos, por así decirlo, preparados para aprenderlo. Pero luego, en nuestra vida, en nuestro día a día, va a depender mucho de la familia que nos ha tocado, si hemos tenido unos padres con los que hemos fomentado un vínculo de seguridad, un apego seguro, de si nos lo han enseñado en un determinado momento o no.

P: Y también va a depender de la genética. Hay un capítulo en el que hablas de eso…

R: Es que la genética y la personalidad también cuentan. Entonces, estas fórmulas mágicas…¡hay que huir de eso porque no existe una fórmula mágica que valga para todo el mundo, ojalá, sería muchísimo más fácil! Pero es que cada persona es un mundo diferente, y ahí influye la genética, influye el ambiente en el que has vivido, influye la personalidad. La personalidad, al final, es 50 % de la parte del temperamento que tiene más que ver con la genética y un 50% de la parte del ambiente en el que has vivido. Todo eso hay que tenerlo en cuenta, porque lo mismo que le vale a una persona, a mí no me vale, ¿por qué? Porque tengo unas diferencias individuales y una personalidad que no es la tuya.

P: Por eso, los mensajes Mr Wodeful tipo ‘querer es poder’ hay que cogerlos con pinzas…¿pueden llegar a frustrar mucho a una persona?

R: Y esa persona se va a sentir peor, porque va a decir…¿me estás diciendo que es mi culpa? Perdona, es que yo no he hecho nada para merecerme esto. Sí, creo que hay que tener mucho cuidado con esos mensajes de ‘si quieres puedes’. Mira, a veces podrás, a veces no podrás, depende de lo que te estés proponiendo. Hay una parte fundamental aquí, y esto no es que lo diga yo en el libro, es que está escrito en el templo de Apolo en Delfos, que es: ‘conócete a ti mismo’. Es que esto ya nos lo decían los griegos: si te conoces a ti mismo, vas a saber muy bien qué meta te puedes poner y qué meta es realista para ti.

P: Otro de esos mensajes que desafías en tu libro es el de ‘tienes que salir de tu zona de confort’…

R: Esto que nos han vendido de “es que siempre hay que estar creciendo, no te quedes en tu área de confort, siempre crecer, siempre crecer, siempre hacia arriba”… ¿Perdona?, es que habrá personas a las que en un momento determinado de su vida les apetece eso y que en otro momento de su vida lo que necesitan es cuidarse, o cuidar a sus hijos, a sus familiares mayores o lo que sea.

Damos por hecho que los pensamientos son siempre verdaderos; pues no, a veces sí y a veces no. Puedes poner en duda tus pensamientos (Silvia Álava, psicóloga)

P: Uno de los obstáculos para la felicidad de los que hablas en tu libro es la tecnología…

R: Sí, es que la tecnología en sí misma es buena, pero depende del uso que le des. Si le estás dando un uso que no es al apropiado y, en lugar de un uso es un abuso, pues es ahí donde empiezan los problemas. Entonces, no es que la tecnología sea mala, es que a veces no la utilizamos bien. Una de las cosas que hablamos en el libro es del móvil como anestesiador emocional (…)  Tengo tanto miedo a esa labor de introspección, o tengo tanto miedo a lo que estoy sintiendo, que lo quiero tapar. ¿Y qué es lo que hago? me anestesio. ¿Y cómo me puedo anestesiar emocionalmente?, con el móvil.

P: Porque la tecnología tiene esa capacidad de seducirnos…

R: Porque date cuenta que, además, las nuevas tecnologías están hechas -las redes sociales, por ejemplo- para atrapar. La atención sostenida la hace el aparato solo porque son estímulos que cambian muy rápido a nivel visual y auditivo con un refuerzo intermitente, entonces, es muy fácil engancharse. El problema de la tecnología es cuando estamos abusando, cuando no estamos dejando ese espacio para la introspección, o cuando ocurre lo que se llama el desplazamiento digital, que es que estoy dejando de hacer cosas que antes hacía.

P: Otra de las cosas que propones en tu libro es que prestemos atención a nuestro diálogo interno. Porque casi siempre nos creemos todo lo que nos contamos y no contemplamos la posibilidad de cambiar esa narrativa interna. Pero tú insistes en que sí la podemos cambiar…

R: Es que claro, somos reporteros de nuestro mundo, nos contamos las cosas. Pero el mundo no es un hecho objetivo que pasa delante de nuestros ojos y nosotros simplemente lo procesamos, no. El mundo está ahí y tú, para empezar, procesas la información que de forma inconsciente has decidido que es importante para ti. A veces de forma inconsciente, a veces de forma consciente. O lo que llamamos el sesgo cognitivo: como ya tenemos una idea en la cabeza, con lo primero que te vas a quedar es con todo aquello que confirme la idea que tú tenías previamente en la cabeza y tu hipótesis. Al final, nuestros pensamientos son hipótesis de la realidad. Nos vamos contando cómo es esa realidad. Y hay que caer en la cuenta y decir: pero, ¿ese formato de diálogo que tengo conmigo mismo y esas hipótesis de la realidad son realmente ciertas? Es que damos por hecho que los pensamientos son siempre verdaderos; pues no, a veces sí y a veces no. Puedes poner en duda tus pensamientos.

P: ¿Y si esos pensamientos son siempre positivos?, ¿también debemos cuestionarlos?

R: Es que el país de la piruleta no existe: pensar que todo es fantástico, que todo es maravilloso… Eso de “si piensas que todo te va a ir bien, te irá bien” o “hay que pensar en positivo”… Que no, que simplemente se trata de ser realista, que en lugar de pensar “esto es terrible, es horrible, es catastrófico, yo no voy a poder”,  a lo mejor pasa más por pensar: “esto es muy difícil, sí, me hace mucho daño y me genera frustración, pero si lo hago de uno en uno, seguro que voy a poder con ello”. Claro, es que cuando un pensamiento lo elevo a la categoría de ley universal, pues ya no dejo espacio para cambiar.

FUENTE: NiusDiario.es

¿Cómo actuar en reuniones navideñas con cuñados antivacunas?

“Hacer test” y “evitar hablar del tema”

El aumento de la incidencia está generando una gran incertidumbre ante la llegada de las Navidades, momento de reuniones y celebraciones entre familiares y amigos. Esta preocupación puede agravarse en el caso de que uno de los invitados no esté vacunado. En estas situaciones hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones, como la realización de pruebas diagnósticas.

Actualmente, la única recomendación oficial del Ministerio de Sanidad de cara a Navidad ha sido la de reducir “el número de participantes en eventos públicos y sociales”. No obstante, el aumento de los contagios está generando cierta preocupación entre la población, especialmente para quienes coincidan con personas que hayan decidido no vacunarse. En estos casos, desde un punto de vista médico, “lo más seguro es no celebrar esa cena”. Sin embargo, desde el punto de vista psicológico, se debe hacer un balance del afecto que se tiene a la persona no vacunada, y del riesgo que de está dispuesto a asumir.

Las medidas que siempre deben adoptarse en estas celebraciones son el uso de mascarilla, la distancia de seguridad y la ventilación de los espacios cerrados. En el caso de que asista alguien que no ha recibido la vacuna, Juan Antonio Pineda, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología explica que “lo más seguro sería no tener esa cena. Y en caso de celebrar el evento “habría que exigir una prueba diagnóstica a la persona que no se ha querido vacunar, hecha ese mismo día. Y tendría que ser una PCR, no un antígeno”.

El epidemiólogo y profesor de la Universidad de Alcalá, Pedro Gullón cree que “no hay que mantener una actitud especialmente diferente” con los no vacunados. “Pero en todo caso hay que mantener medidas de seguridad como intentar no juntarse con mucha gente, que las reuniones sean en lugares abiertos y mantener la mascarilla.” Además, explica que “vacunarse no significa que todo se haya acabado. Reduce mucho el riesgo, pero no acaba todo”.

Desde el lado de la psicología, la doctora Silvia Álava, insiste en que “todos tenemos derecho a decidir. Todas las decisiones deben ser respetadas”. Tanto si alguien se vacuna o no, como si no se quiere invitar a algún no vacunado. En estas situaciones, la psicóloga explica, “¿Qué te importa más: la vacuna o la persona? Si no nos compensa, no hay que tomar el riesgo. Se trata de pasar un rato agradable”. Además, Álava da un consejo: “Con las personas que no creen en la ciencia y tienen posiciones extremistas, como los negacionistas, es difícil dialogar. Intenta no sacar el tema y no convencerles de que se vacunen si quieres tener una velada tranquila”.

FUENTE: lacronicadesalamanca.com

Aprende a entrenar tus emociones y las de tus hijos. Curso online gratuito del BBVA y El País

Conoce cómo podemos aprender a desarrollar, gestionar y regular nuestras emociones y las de nuestros hijos y alumnos.

La Inteligencia Emocional es la capacidad para percibir las emociones tanto en uno mismo como en los demás, de comprender por qué se han producido y ser capaz de regularlas. Las personas emocionalmente inteligentes extraen lo mejor de sí mismas: alcanzan su máximo potencial, disfrutan de mayor bienestar físico y psicológico, y multiplican sus posibilidades de alcanzar sus objetivos.

Cómo se estructura

Silvia Álava Sordo y Ruth Castillo Gualda, doctoras en Psicología, son las encargadas de dar forma a estos contenidos. Juntas han diseñado las herramientas necesarias para entrenar, paso a paso, las habilidades de la inteligencia emocional.

Recuerda que puedes ver el contenido de forma lineal o saltar de un vídeo a otro centrándote en lo que más te interese.

  1. ¿Qué son las emociones? ¿Qué es una emoción?, ¿Para qué sirve?, ¿Cuál es su relación con nuestras acciones?, ¿Y con nuestros pensamientos?, ¿Existen emociones buenas y emociones malas? Reflexionar sobre estos y otros aspectos será el punto de partida para comprender la importancia que las emociones tienen en nuestra vida.
  2. Se escucha con el cuerpo: Nuestro cuerpo transmite emociones. Los gestos, la mirada y la postura expresan lo que sentimos. Si tomamos conciencia de lo que transmitimos con el cuerpo, mejoraremos nuestra capacidad de comunicación con los demás.
  3. Lo que ves… y lo que no ves: Las emociones tienen dos caras: una visible y otra invisible. Conocerlas ambas y comprender su alcance es uno de los secretos de la Inteligencia emocional.
  4. ¿Cómo te sientes? Medidor emocional: ¿Sabías que las emociones se pueden medir? El medidor emocional sirve para identificar y clasificar las emociones. Porque sólo tomando conciencia de ellas podrás gestionarlas de forma saludable.
  5. Adivina mi emoción: Desarrolla el autoconocimiento y la empatía adivinando las emociones. Analiza qué transmites y tu capacidad de identificar las interpretaciones de los demás.
  6. Quién es quién de las emociones: ¿Cómo se diferencia la motivación de la inspiración? Este es un juego para ampliar tu vocabulario emocional. Dale un nombre a cada emoción y analiza sus matices. Descubrirás lo importante que es profundizar en su significado.
  7. Un cuento muy especial: Las emociones se relacionan entre ellas y se transforman unas en otras. ¿Cuántas emociones puedes sentir en un día? Descubre cómo escribir un cuento sobre la evolución de las emociones.
  8. Diario emocional: ¿Cómo te sentiste? ¿Por qué? ¿Cuál fue tu respuesta? La mejor forma de conocer tus emociones es analizarlas. En este ejercicio, iniciamos un diario para expresarlas a través de la escritura o el dibujo.
  9. Estilos de respuesta: Aprende a sentir, pensar y actuar para solucionar los conflictos desde la empatía y el acuerdo. Sin imponer tu opinión y respetando la de los demás. La asertividad es la respuesta.
  10. El poder de la emoción: Las emociones no son buenas o malas, negativas o positivas. Todas son necesarias, todas son útiles. En este juego de mesa, descubrirás que si utilizas las emociones correctas puedes conseguir todo lo que te propongas.
  11. ¿Reaccionas o respondes? Abrir un refresco después de haberlo agitado no es una buena idea.  Reaccionar de forma impulsiva, darle vueltas a todo o solo culpar a los demás, tampoco. Conoce qué tipo de respuestas automáticas damos y cómo podemos evitarlas.
  12. Estrategias saludables: ¿Qué puedes hacer cuando estás triste? ¿Cómo afrontas una situación emocional complicada? ¿Se puede mantener la alegría? Conoce cómo hacer deporte, escuchar música o hablar con tus amigos te puede ayudar a regular tus emociones.
  13. La respiración diafragmática: ¿Quién no se pone nervioso alguna vez? En este ejercicio practicarás la ‘respiración diafragmática’. Entrena esta técnica para relajarte y consigue mantener la atención siempre que lo necesites.
  14. El rincón de la calma: A veces, en momentos de enfado, nos dejamos llevar por la emoción y hacemos o decimos algo de lo que luego nos arrepentimos. ¿Podemos aprender a controlar nuestras emociones en esos momentos? Sí.

¿Qué es la Facilitación Emocional?

La segunda habilidad de la #InteligenciaEmocional es la Facilitación Emocional

  • No existen #emociones buenas ni malas.
  • Todas son necesarias.
  • Nos dan información, escúchala, te ayudará a tomar decisiones.
  • Todos podemos generar emociones.

#psicología #cuarentena #educacion

5 cosas que puedes hacer para favorecer un buen desarrollo emocional en la infancia. Colaboración con Padres y Colegios

Los padres y los maestros tenéis un papel fundamental a la hora de favorecer el correcto desarrollo emocional de vuestros hijos y alumnos. Los niños cuando son pequeños necesitan la ayuda de sus adultos de referencia para poder regular tanto su conducta como sus emociones, así, por ejemplo, la lactancia materna, los cuidados y el contacto físico ayudan a que los bebés puedan regularse. Según van creciendo, cada vez serán más autónomos a la hora de saber manejar su conducta y sus emociones, no obstante, es importante que les vayamos mostrando la forma de hacerlo, a la vez que les acompañamos en este proceso.

Las emociones constituyen el primer medio de comunicación, y están presentes en los bebés desde su nacimiento. Por eso es tan importante que los adultos sepamos interpretarlas. Además, el tipo de cuidados que los niños reciben en su día a día, sobre todo en las pequeñas acciones cotidianas marcarán cómo serán sus relaciones en la vida adulta. No obstante, el cerebro es plástico y siempre podemos aprender nuevas formas de relacionarnos. Y es que, nos ocupamos de que los niños aprendan a leer, a escribir, a que sepan matemáticas, idiomas… pero no a manejar, controlar y ser dueños de las emociones.  El estilo educativo de los padres tiene influencia en el desarrollo socioemocional de los niños tanto a corto como a medio y a largo plazo. Es importante conocer los diferentes estilos educativos y sus consecuencias en el desarrollo emocional de los niños para conocer cuál es la mejor opción para educarlos.  

Estilos educativos

Existen cuatro tipos de estilos educativos:

  1. Los padres con estilo democrático intentan dirigir la conducta del niño hacia una madurez, por eso tratan de fomentar su autonomía, favoreciendo el diálogo y la comunicación, sin dejar de imponer su rol de padres. Parten de que tanto el niño como los padres tienen ciertos derechos y responsabilidades con respecto al otro y utilizan la negociación y el razonamiento.
  2. Los padres autoritarios valoran la obediencia, utilizan el castigo como principal medida educativa, no favorecen el diálogo y restringen la autonomía del niño.
  3. Los padres permisivos no siempre son capaces de marcar ciertos límites y evitan el recurso de la autoridad, el castigo y las restricciones. No son exigentes en relación con la responsabilidad en la realización de tareas y en cuanto a las expectativas de madurez y actúan de forma sobreprotectora con ellos, impidiendo que desarrollen su autonomía.
  4. Los padres negligentes no son capaces de resolver las necesidades en ocasiones fisiológicas de sus hijos, y casi nunca las emociones. No están presentes cuando los niños les necesitan.  

Consecuencias del estilo educativo en el desarrollo socioemocional

El estilo educativo de los padres puede llegar a condicionar el desarrollo socioemocional de sus hijos. Así sabemos: Los niños cuyos padres tienen un estilo democrático suelen desarrollar una buena autoestima y autoeficacia, además de buena competencia social. Suelen tener buen rendimiento escolar y tienen una menor incidencia de problemas psicológicos y de conducta. Los niños cuyos padres tienen un estilo autoritario, es cierto que tienen un alto nivel de obediencia e incluso de rendimiento escolar. Sin embargo, desarrollan pocas competencias sociales. Pueden tener problemas de autoestima, sobre todo porque se perciben como menos eficaces. Además, presentan una mayor incidencia de síntomas depresivos y problemas emocionales. Los niños cuyos padres tienen un estilo permisivo, desarrollan buena autoestima y pueden tener una buena competencia social, sin embargo, tiene un rendimiento académico menor y mayor incidencia de problemas de conducta y abuso de sustancias. El estilo educativo negligente, es sin lugar a duda el que más problemas llega a generar en los niños. Con problemas escolares, bajo desarrollo de competencia social. Una mayor incidencia de problemas de ajuste psicológico y mayor incidencia de problemas de conducta y abuso de sustancias.  

¿Qué podemos hacer para favorecer el desarrollo socioemocional de los niños?

La primera escuela donde se enseña a manejar las emociones es la familia, por tanto, es necesario que los padres y maestros sepamos gestionar nuestras propias emociones para que así actúenos como modelos de autoregulación emocional para los niños. Además, podemos trabajar las siguientes acciones con nuestros hijos y alumnos siguiendo las siguientes pautas:

  1. Reconocer Emociones. Es importante enseñar a los niños a reconocer las emociones, ser conscientes del estado emocional en el que nos encontramos, tanto en uno mismo como en los demás.
  2. Favorecer los buenos momentos, y que los niños experimenten bienestar, emociones agradables que les ayuden a contrarrestar las desagradables.
  3. Actitud Positiva. Mostrarles cómo tener una actitud positiva ante la vida, y cómo disfrutar.
  4. Favorecer la autonomía: que hagan las cosas por sí solos.
  5. Prestarles atención, sobre todo cuando hacen bien las cosas, y trasmitirles la idea de tú me importas, tus necesidades me importan, cómo te sientes, me importa.

FUENTE: Padres y Colegios