Mañana lunes 30 responderé vuestras dudas sobre cómo seguir educando a los niños durante el aislamiento en la COPE

Responderé a las preguntas en un consultorio especial que se emitirá a las 12h en COPE.es

La situación de pandemia mundial ha obligado a la ciudadanía a permanecer en casa con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus. Más de nueve millones de niños y jóvenes se encuentran en casa sin posibilidad de ir al centro escolar. Una situación anómala y sin precedentes que ha cambiado las rutinas de niños y mayores, la forma de educación y el proceso de convivencia de la familia. 

Y en esta situación muchos padres se preguntan: ¿Qué normas debo establecer en casa? ¿Qué rutinas deben llevar mis hijos? ¿Cómo puedo evitar que pierdan el curso?

Para dar respuesta a estas y otras dudas, COPE.es abre un consultorio de familia enfocado en marcar pautas en estos momentos tan especiales, dar consejos y compartir experiencias que nos ayuden a que los menores comprendan la situación en la que se encuentran. 

Si tienes una pregunta o inquietud, puedes escribirnos a participacion@cope.es y os daremos respuesta en el que consultorio que se emitirá a través de COPE.es y redes sociales de COPE (Facebook y Youtube) el lunes 30 a las 12.00h. 

¿Por qué es importante pedir ayuda en un proceso de duelo? Colaboración con Funespaña

Funespaña

Cuando perdemos un familiar lo habitual es sentir una gran cantidad de emociones, todas ellas de gran intensidad. Pedir ayuda psicológica puede ser una herramienta que nos ayude a sobrellevar la situación.

La clave radica en saber en qué momento debemos recurrir a un profesional y los beneficios que esto nos traerá.

¿Qué sentimos cuando fallece un ser querido?

En muchas ocasiones nos sentimos desbordados por las emociones, sentimos que la situación nos ha sobrepasado. Nos sentimos incapaces de continuar con normalidad nuestra vida.

Cuando además la situación es tan complicada como la que vivimos actualmente, todavía se hace más difícil.

El no poder despedirnos, el no poder acompañar a nuestro familiar en su último adiós, dificulta el proceso de duelo.

Es una situación dura, difícil y muy complicada, afortunadamente no estás solo. Tienes familiares, amigos y además, los profesionales de la psicología podemos ayudarte a sobrellevar esta situación lo mejor posible.

Pedir ayuda es de valientes

Pedir ayuda psicológica no es de débiles, sino todo lo contrario. Se necesita valentía y humildad para reconocer que no podemos con todo lo que nos sucede.

Cuando pedimos ayuda no significa que nos vaya a dejar de doler, o que nos van a contar un truco o una técnica milagrosa con el que dejar de sentir, eso no existe.

Vamos a obtener escucha incondicional de un profesional que en ningún momento va a juzgar cómo te sientes o te dejas de sentir.

Hay personas que no se atreven a contar lo que les sucede internamente a sus familiares o amigos por diversas razones.

En un determinado momento temen ser pesados, por estar tristes, por necesitar llorar, o que necesitan expresar emociones que les da vergüenza reconocer a sus más allegados.

Beneficios de pedir ayuda psicológica para superar el duelo

Comprenderás lo que estás sintiendo

Nos ayudará a comprender qué es lo que nos ocurre, por qué nos sentimos de una determinada forma.

Se ha estudiado mucho sobre el duelo y sus fases, y, sin embargo, sabemos que no es algo universal y que cada persona pasa el duelo de forma diferente, dependiendo mucho de sus circunstancias y de sus variables de personalidad.

Los psicólogos nos pueden ayudar a normalizar lo que sentimos, sobre todo porque con sus explicaciones podremos entenderlo.

Aprenderás a aceptar la situación

Aceptar la situación es algo más complicado, y más en este momento donde no podemos despedirnos del fallecido y no podemos contar con el abrazo de nuestros familiares y amigos.

Para eso es fundamental dejar de juzgarnos por lo que hicimos o por lo que no pudimos hacer, y sobre todo no juzgar nuestros sentimientos.

Todas las emociones son lícitas. Nadie puede ni debe decirnos que no nos debemos de sentir de una determinada forma y mucho menos nosotros mismos.

Asumirás que no hay un culpable

En un primer momento puede resultar un alivio, pero la carga del resentimiento no es una buena consejera.

Entenderás tus tiempos para superarlo

Pedir ayuda psicológica nos llevará a darnos cuenta de que cada uno tenemos nuestro propio tiempo para superarlo.

No será ni mucho, ni poco, será el tiempo que necesitemos, dependiendo de nuestras características, creencias y la incertidumbre del momento.

Retomarás tu vida poco a poco

Cada uno a su ritmo, sin forzar, pero tampoco demorando el poder volver a nuestras obligaciones cotidianas.

La pérdida necesita un proceso de duelo, y hay que asumir que vamos a estar tristes, pero sabemos que poco a poco, tenemos que volver a nuestra vida, incluso cuando nos parece imposible.

Buscarás nuevas motivaciones

La ayuda psicológica te guiará en la búsqueda de nuevos objetivos, nuevas ilusiones y cosas que te hagan sonreír y no sentirte mal por encontrarlas.

Restablecerás tu equilibrio emocional

Podrás restablecer el equilibrio emocional, trabajando con los sentimientos, pensamientos y los recuerdos de esa persona.

Se trata no tanto de superar la pérdida, sino de integrarla en nuestra vida.

Además de todos los beneficios que hemos indicado, existen técnicas específicas que nos pueden ayudar. Por ejemplo, cuando no hemos podido despedirnos, el escribir una carta a ese amigo o familiar nos aliviará, o técnicas como la silla vacía, en la que se trata de reproducir esa conversación que quedó pendiente con nuestro ser querido y que no se pude tener por el confinamiento.

De esta forma, se ayuda a la persona a aceptar la situación y poder iniciar el duelo porque nos ayuda a hacer la despedida.

Se trata de ofrecer ayuda para realizar un acompañamiento en el duelo, para evitar que se convierta en un duelo patológico.

por que pedir ayuda psicologica durante el duelo

FUENTE: Funespaña

¿Qué es la Facilitación Emocional?

La segunda habilidad de la #InteligenciaEmocional es la Facilitación Emocional

  • No existen #emociones buenas ni malas.
  • Todas son necesarias.
  • Nos dan información, escúchala, te ayudará a tomar decisiones.
  • Todos podemos generar emociones.

#psicología #cuarentena #educacion

¿Lo estoy haciendo bien con los niños? Vídeo

¿Lo estamos haciendo bien? Es la duda que tenemos.

  • No te sientas culpable. No tienes que ser el padre/madre perfecto
  • Se flexible. No puedes mantener la misma rutina, hay que adaptarla
  • Expresa tus emociones
  • Explica tus necesidades

#psicología#cuarentena#COVID19

10 Consejos para ayudar a los niños a superar el miedo. Colaboración con Padres y Colegios

Todos, tanto los niños como los adultos en alguna ocasión tenemos miedo. Y es algo que a veces nos cuesta expresar y asimilar. Nuestros hijos e hijas y nuestros alumnos y alumnas muchas veces tienen miedo y no saben reconocerlo, ni expresarlo, ni gestionarlo. El miedo no es malo, es una emoción, que además tiene un valor fundamental para nuestra especie.

¿Para qué sirve el miedo?

El miedo ha tenido y tiene un valor fundamental para la supervivencia. Es una alarma psicológica, que sirve para avisarnos de que una situación es peligrosa. Hace que se facilite la respuesta de escape. El miedo prepara al organismo para salir corriendo. Por eso cuando sentimos miedo el corazón late más deprisa, hiperventilamos, los músculos, principalmente de las piernas, se tensan… todo ello facilita la huida en una situación potencialmente peligrosa.

Cuando tenemos miedo, la atención se redirige y prestamos una atención exclusiva al estímulo temido. Nuestro cuerpo y nuestra mente actúa así, porque quieren tener bajo control algo que consideran potencialmente peligroso. Por eso, si tienes miedo a un bicho que ha entrado en la habitación donde estás, no puedes dejar de seguirlo con la mirada y eres incapaz de seguir con tu tarea.

El miedo nos prepara para poder reaccionar de forma rápida e instintiva a los estímulos potencialmente peligrosos. Si no sintiésemos miedo, tendríamos problemas para reaccionar de forma correcta ante el peligro y no tomaríamos precaución a la hora de enfrentarnos a situaciones peligrosas. Por ejemplo, el miedo ayuda a cruzar con cuidado una calle. Si enseñamos a los niños y niñas que pueden ser atropellados por un coche, serán más precavidos y cruzarán la calle con más cuidado.

El problema es cuando tenemos miedo a cosas o situaciones que a priori no son peligrosas. En el caso de los niños existen miedos de tipo evolutivo que es importante conocer.

¿Por qué es importante conocer los miedos de nuestros hijos y alumnos?

Frases como “sentir miedo es de débiles”, “el miedo es opcional”, “no tengas miedo”… no ayudan a conocer ni a gestionar esta emoción correctamente. Conocer los miedos que pueden tener los niños a las diferentes edades y cómo actuar ante ellos ayudará a que los menores los superen y no se queden enquistados.

Los niños experimentan miedos muy diferentes a lo largo de su desarrollo, muchos de ellos, son normales evolutivamente hablando y desparecerán con el tiempo.

Así, los niños de hasta 3 años pueden tener miedo a la separación de los padres, y los ruidos fuertes o sobresaltos inesperados es fácil que les asunten.

A partir de los 3 años el desarrollo cognitivo del niño es mayor y por eso pueden experimentar miedo ante seres imaginarios como fantasmas o monstruos. También en esta etapa pueden sentir miedo a los animales y a dormir solos.

De los 6 a los 9 años, los miedos ya no son tanto a seres imaginarios, sino que se vuelven más realistas y específicos. A esta edad puede aparecer el miedo a la propia muerte o a la de un familiar, a la sangre, agujas…

En la preadolescencia suelen reducirse los miedos a los animales y se incrementan el miedo a la crítica, al fracaso o a suspender.

Al llegar a la adolescencia decrecen los miedos relacionados con la muerte y el peligro y aparecen los miedos relacionados con la sexualidad.

10 consejos para ayudar a los niños a superar su miedo:

1.Observa tu comportamiento. No olvides que los niños copian a sus adultos de referencia, que son sus padres. Los padres son el modelo a seguir. Unos padres asustadizos y con miedo están enseñando a sus hijos a tener miedo.

2.Mantén la calma. Si tu hijo o un alumno te ve asustado interpretará que su miedo es real y cada vez lo experimentará con una mayor intensidad.

3.No muestres al niño una excesiva preocupación por su miedo.

4.Debemos transmitir firmeza y seguridad, no miedo y angustia.

5.Utiliza el sentido del humor; esto ayudará a que el niño se relaje y pueda relativizar sus miedos. Pero no te equivoques: no se trata de reírnos de él, tal actitud, además de agravar el problema, puede afectar a su seguridad y a su autoestima.

6.Controla los dibujos y las películas que ven los niños.Aunque sean aptos para su edad, puede que muestren determinados personajes o situaciones que les den miedo.

7.Haz aproximaciones sucesivas. Que poco a poco se vaya enfrentado con éxito a los miedos, empezando siempre por los temores más bajos e ir de forma gradual incrementando la exposición a lo que más miedo le da.

8.La clave es acompañar. No le dejes solo, pero tampoco lo resuelvas por él. Que sepa que estarás a su lado pero que tiene que enfrentarse él.

9.Prueba a ridiculizar los miedos. Como por ejemplo pintar el monstruo o fantasma que lo asusta y tacharlo, o ponerle lazos para que provoque risa en lugar de miedo.

10.Practica con él alguna técnica de relajación como la respiración diafragmática o abdominal.

Es importante distinguir entre los miedos evolutivos y el miedo patológico. Si vemos que el miedo interfiere en el día a día de nuestros hijos o alumnos, que lo pasan mal o que incluso les coarta de realizar algunas actividades, no dudes en pedir ayuda profesional.

FUENTE: PadresyColegios

Aprende a entrenar tus emociones y las de tus hijos. Curso gratuito del BBVA y El País

Conoce cómo podemos aprender a desarrollar, gestionar y regular nuestras emociones y las de nuestros hijos y alumnos.

La Inteligencia Emocional es la capacidad para percibir las emociones tanto en uno mismo como en los demás, de comprender por qué se han producido y ser capaz de regularlas. Las personas emocionalmente inteligentes extraen lo mejor de sí mismas: alcanzan su máximo potencial, disfrutan de mayor bienestar físico y psicológico, y multiplican sus posibilidades de alcanzar sus objetivos.

Cómo se estructura

Silvia Álava Sordo y Ruth Castillo Gualda, doctoras en Psicología, son las encargadas de dar forma a estos contenidos. Juntas han diseñado las herramientas necesarias para entrenar, paso a paso, las habilidades de la inteligencia emocional.

Recuerda que puedes ver el contenido de forma lineal o saltar de un vídeo a otro centrándote en lo que más te interese.

  1. ¿Qué son las emociones? ¿Qué es una emoción?, ¿Para qué sirve?, ¿Cuál es su relación con nuestras acciones?, ¿Y con nuestros pensamientos?, ¿Existen emociones buenas y emociones malas? Reflexionar sobre estos y otros aspectos será el punto de partida para comprender la importancia que las emociones tienen en nuestra vida.
  2. Se escucha con el cuerpo Nuestro cuerpo transmite emociones. Los gestos, la mirada y la postura expresan lo que sentimos. Si tomamos conciencia de lo que transmitimos con el cuerpo, mejoraremos nuestra capacidad de comunicación con los demás.
  3. Lo que ves… y lo que no ves Las emociones tienen dos caras: una visible y otra invisible. Conocerlas ambas y comprender su alcance es uno de los secretos de la Inteligencia emocional.
  4. ¿Cómo te sientes? Medidor emocional ¿Sabías que las emociones se pueden medir? El medidor emocional sirve para identificar y clasificar las emociones. Porque sólo tomando conciencia de ellas podrás gestionarlas de forma saludable.
  5. Adivina mi emoción Desarrolla el autoconocimiento y la empatía adivinando las emociones. Analiza qué transmites y tu capacidad de identificar las interpretaciones de los demás.
  6. Quién es quién de las emociones ¿Cómo se diferencia la motivación de la inspiración? Este es un juego para ampliar tu vocabulario emocional. Dale un nombre a cada emoción y analiza sus matices. Descubrirás lo importante que es profundizar en su significado.
  7. Un cuento muy especial Las emociones se relacionan entre ellas y se transforman unas en otras. ¿Cuántas emociones puedes sentir en un día? Descubre cómo escribir un cuento sobre la evolución de las emociones.
  8. Diario emocional ¿Cómo te sentiste? ¿Por qué? ¿Cuál fue tu respuesta? La mejor forma de conocer tus emociones es analizarlas. En este ejercicio, iniciamos un diario para expresarlas a través de la escritura o el dibujo.
  9. Estilos de respuesta Aprende a sentir, pensar y actuar para solucionar los conflictos desde la empatía y el acuerdo. Sin imponer tu opinión y respetando la de los demás. La asertividad es la respuesta.
  10. El poder de la emoción Las emociones no son buenas o malas, negativas o positivas. Todas son necesarias, todas son útiles. En este juego de mesa, descubrirás que si utilizas las emociones correctas puedes conseguir todo lo que te propongas.
  11. ¿Reaccionas o respondes? Abrir un refresco después de haberlo agitado no es una buena idea.  Reaccionar de forma impulsiva, darle vueltas a todo o solo culpar a los demás, tampoco. Conoce qué tipo de respuestas automáticas damos y cómo podemos evitarlas.
  12. Estrategias saludables ¿Qué puedes hacer cuando estás triste? ¿Cómo afrontas una situación emocional complicada? ¿Se puede mantener la alegría? Conoce cómo hacer deporte, escuchar música o hablar con tus amigos te puede ayudar a regular tus emociones.
  13. La respiración diafragmática ¿Quién no se pone nervioso alguna vez? En este ejercicio practicarás la ‘respiración diafragmática’. Entrena esta técnica para relajarte y consigue mantener la atención siempre que lo necesites.
  14. El rincón de la calma A veces, en momentos de enfado, nos dejamos llevar por la emoción y hacemos o decimos algo de lo que luego nos arrepentimos. ¿Podemos aprender a controlar nuestras emociones en esos momentos? Sí.

¿Sabías que es importante mantenerse correctamente hidratado durante la conducción?

Te lo contamos en este vídeo realizado con el Instituto de Investigación Agua y Salud

#Video ¿Cómo establecer un clima de confianza en el entorno familiar?

Para la generación de un buen clima de confianza será necesario poner en común ¿Qué es lo que cada miembro de la familia necesitaría para sentirse cómodo a la hora de comunicarse dentro del entorno familiar?