Hablamos sobre «la ilusión» en el programa Saber Vivir, de La2 de TVE

En este programa de Saber Vivir hablamos sobre «la ilusión»: ¿Qué cosas te ilusionan? ¿Hay algo que te desilusiona? ¿Qué consejo nos darías para poder mantener viva la ilusión?

Desde el realismo, debemos mantenernos optimistas, centrándonos en lo que «sí» podemos hacer.

Sabemos que es difícil vivir con poco dinero, con poca salud, pero cuando no tenemos ilusiones, pasamos de «vivir» a «sobrevivir».

De todo ello hablamos en este programa de Saber Vivir.

Fuente: Programa Saber Vivir – La2 – RTVE

#Vídeo ¿Cómo mantener la atención en las clases online?

Con la situación que estamos viviendo muchos chicos y chicas me cuentan que cuando se tienen que conectar y tener las clases online, les cuesta mucho más permanecer atentos y se despistan con mucha facilidad. En este video os damos consejos para mantener la atención en las clases online.

  1. Párate y observa con qué te estás distrayendo. La mayor parte de los estudiantes me cuentan que tener el móvil les hace prestar más atención a las conversaciones que tienen por whasapp, las redes sociales que a lo que dice el profesor. O que cuando tienen las clases online no dejar de picar delante de la pantalla.
  2. Observa durante unos días, es mucho más efectivo si tu eres consciente de lo que te distrae y desde esa consciencia y autoconvencimiento lo dejas fuera, a que lo hagas porque te lo diga yo.

Presta atención a estas indicaciones:

  1. Levántate a la misma hora que para las clases presenciales y mantén la misma rutina de desayuno y almuerzo, nada de no desayunar e ir picando delante a de la pantalla.
  2. Vístete para estar en clase, nada de en pijama. Cuando nos quedamos en pijama mi cerebro identifica o que estamos enfermos o que vamos a dormir, así que vístete, ropa cómoda, pero vestido.
  3. Si has visto que el móvil es un elemento distractor, déjalo fuera y tampoco abras las redes sociales en el ordenador. Deja abierta solo la pantalla de la clase.
  4. ¿Cómo te hablas antes de empezar la clase?
    • Lo habitual puede ser «qué rollo, no me apetece…» prueba a cambiar tu discurso negativo por uno objetivo y neutro: «Hoy tengo clase de lengua, y vamos a dar esta materia y voy a estar atento y concentrado».
  5. Toma apuntes mientras el profesor habla, de esa forma es más fácil mantener la atención.

Seamos realistas, las clases online suponen un mayor esfuerzo para todos, profesores y alumnos. Implica tener que generar más estrategias para mantener la atención y más trabajo personal, pero conociendo como hacerlo es posible.

Espero que te ayude!

#Vídeo 3 consejos para conseguir los objetivos del año

3 consejos para conseguir los objetivos del año.

Tanto a estas alturas de año, como en septiembre, solemos marcarnos objetivos y metas que nos motivan y llenan de ilusión. Sin embargo, pasadas unas semanas, algunos de ellos se van quedando difuminados haciéndonos sentir cierto malestar por el hecho de no haber sido capaces de ponerlos en práctica…

En este vídeo os doy 3 consejos para ayudaros a conseguir que esos objetivos no se queden en el cajón de los recuerdos!

#Vídeo ¿Cómo validar emociones con los niños?

Somos humanos y tenemos emociones. ¿Cómo validar emociones con los niños?

Sentimos, y en ocasiones es difícil manejar nuestras emociones.

Las emociones están presentes en todas las esferas de nuestra vida, por mucho que nos esforcemos en no demostrar lo que sentimos, es imposible, están ahí, y son buenas porque nos dan información de lo que nos sucede, por eso hay que aprender a identificarlas, escucharlas comprenderlas y para por último regularlas. Y eso es algo es necesario que nos enseñen a hacer.

Los psicólogos insistimos mucho que hay que validar las emociones de los niños. Es un tema complicado porque genera muchas dudas de como hacerlo y en ocasiones no lo hacemos bien.

  • Emoción es lo que sentimos
  • Conducta es lo hacemos
  • Pensamientos en los que pensamos

Y en ocasiones en lugar de validar las emociones nos equivocamos y validamos las conductas.

Por ejemplo, mi hijo o mi hija puede estar enfadado, porque no quería recoger los juguetes y por eso chilla que no lo va a recoger y los tira. O está enfadado con su hermana y la pega. Como adultos debemos validar la emoción, decirles entiendo que estás enfado, pero nunca podremos validar la conducta de agresión. ¿Cómo lo hacemos?

Le diremos entiendo que lo que te pasa es que estás enfadado, probablemente sea porque no querías recoger los juguetes y querías seguir jugando, pero estar enfadado no significa que podamos pegar o gritar o hacer daño a los demás.

Emoción es lo que siento y conducta es lo que hago.

Con los niños se puede hablar y razonar y es bueno que trabajemos la inteligencia emocional para que sepan que es lo sienten, porque, y aprendan a expresarlo de la forma correcta. No obstante, es necesario elegir muy bien el momento y que no sea en medio de un estallido emocional. Mejor cuando ya ha pasado.

Otra cosa que nos puede ayudar es avisarles de lo que va a ocurrir. Por ejemplo, que se te lo estás pasando muy bien jugando o viendo la televisión, youtube… pero en 5 minutos tenemos que recoger para ducharnos, cenar… te aviso que en 5 minutos vuelvo para que recojamos y así ya lo sabes. Le damos la oportunidad de cerrar el juego y de prepararse.

Es importante ir, agacharnos, que nos mire a los ojos y cerciorarnos que nos ha entendido porque a veces lanzamos las órdenes desde la cocina, según vamos andando por la casa y ni nos escucharon.

Se trata de aprender a validar las emociones para que estén presentes en nuestro día a día.

El agradecimiento como uno de los mejores predictores de la felicidad

Como ya hemos comentado en otras ocasiones el agradecimiento es uno de los mayores predictores de la felicidad. Estas Navidades tan atípicas pueden ser un gran momento para ponerlo en marcha.

Hablamos sobre los mejores juguetes para estas Navidades en Madrid Directo

Los mejores juguetes del 2020 elegidos por la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes por sus valores sociales y educativos para los niños.

Pincha en la imagen para ver el vídeo del reportaje que comienza en el minuto 28:50

Vídeo-Guía #AprenderJugando, descárgala gratis

Los niños pasan mucho tiempo jugando. Jugar no es sólo divertirse, cuando los niños juegan están aprendiendo y se consolidan muchos procesos cognitivos. A través del juego se adquieren conocimientos, valores, además de generarse emociones agradables.

Queremos que los niños y niñas aprendan lo máximo posible, que no se retrasen en el colegio, que sigan el ritmo impuesto por el centro educativo, y en ocasiones se nos olvida que muchos aprendizajes se pueden realizar a través del juego.

La neuropsicología nos muestra que el aprendizaje se consolida mejor a través de las emociones agradables. Pensar que los niños tienen que sufrir o pasarlo mal para aprender no tiene ninguna base científica. Lo que se aprende jugando se retiene y se reproduce mejor.

Seis grandes beneficios del juego infantil:

  1. Cuando los niños juegan, adquieren autonomía, dado que según van creciendo les iremos pidiendo que cada vez se entretengan solos durante más tiempo, que sean ellos quienes decidan a qué jugar y que sean capaces de dirigir su juego.
  2. El juego aumenta la seguridad de los niños y la confianza. Ellos son los que dirigen el juego y conocen las reglas, lo que hace que se sientan líderes y capaces.
  3. El juego también sirve para desarrollar la autoestima, dado que los niños aprenden a conocerse, saber cuáles son sus fortalezas y cómo mejorar sus habilidades.
  4. A través del juego también se desarrollan habilidades sociales, especialmente en las interacciones grupales, ya que hay que aprender a negociar, a ceder, a seguir las reglas… todas ellas habilidades esenciales en la vida adulta.
  5. El juego sirve para desarrollar múltiples procesos intelectuales, como el razonamiento lógico y abstracto, la memoria, la atención, la organización espacial, la función ejecutiva…
  6. Muchas de las competencias emocionales necesarias para tener éxito en la vida se pueden desarrollar a través del juego.

Conociendo los beneficios del juego, ¿a qué esperar para aprender jugando? Descárgate gratis nuestra vídeo-guía #AprenderJugando:

#Vídeo ¿Cómo gestionar las emociones de los más pequeños en estas Navidades «atípicas»?

Tenemos que ser conscientes de que emocionalmente, este año no partimos con el contador a cero. Sino que nuestro nivel de ansiedad es más elevado, estamos más cansados por el efecto de la fatiga pandémica, la carga mental es más alta porque a nuestras preocupaciones cotidianas se le suman las propias de la pandemia, como por ejemplo si habrá vacuna, si me contagiaré yo a alguno de mis seres queridos, las dificultades económicas que pueden ir asociadas, los inconvenientes del teletrabajo o las dificultades para conciliar entre otras cosas.

Sin embargo, a los niños las navidades les encantan. Lo asocian con Papá Noel, los Reyes Magos, juguetes y regalos, tiempo para jugar y tiempo de estar en familia, de comer todos juntos… por eso es tan importante que pese a las medidas restrictivas preservemos la Navidad de los más pequeños y ya que estamos, que los adultos también lo pasemos lo mejor posible:

#Vídeo Consejos para llevar bien estas Navidades «atípicas»

Consejos para llevar bien estas Navidades «atípicas»

Se presentan unas navidades atípicas. Todavía no sabemos con certeza lo que va a ocurrir, pero parece que es poco probable que podamos movernos entre comunidades autónomas, que no podremos juntarnos toda la familia en las cenas y comidas de Navidad, ni salir de fiesta…

Este año toca cambiar la frase de “vuelve a casa por navidad”, por quédate en tú casa por navidad, y evita moverte lo máximo posible, dado que es la única forma de garantizar que podamos volver muchas navidades a casa y que cuando todo esto pase no falte nadie en la mesa.

¿Qué efectos puede tener estas navidades tan atípicas? ¿Qué podemos hacer para que el espíritu navideño nos visite esta navidad pese a la pandemia?

¿Qué decir a los niños en estas Navidades tan diferentes? Informativos Telecinco

Los expertos recomiendan cambiar los pensamientos negativos por realistas

A pocas semanas de Navidad nadie tiene dudas de estas fiestas van a ser muy diferentes. La incertidumbre y la tristeza por no poder celebrar las reuniones de otros años están haciendo mella en el estado de ánimo de muchas personas. Los expertos recomiendan cambiar los pensamientos negativos por pensamientos realistas para afrontar esta Navidad tan atípica, también cuando nos dirigimos a los niños. Por ejemplo, Cecilia explica a sus hijas que este año también los Reyes Magos serán prudentes.

Para que los más pequeños entiendan esta Navidad atípica es importante validar sus sentimientos. «Decirles algo así como: ‘entiendo que estés triste, da mucha rabia que este año no vamos a estar con los primos. ¿Qué se te ocurre que podemos hacer?'», explica Bárbara Martín, psicóloga infantil. «Un dibujo para los primos de París, que no los voy a ver», propone la hija de Cecilia.

Ante la situación actual hay que cambiar el discurso. «Aceptamos nuestros sentimientos dándolos importancia y focalizando en lo que sí que podemos hacer: escribir una carta con todo lo que estamos sintiendo o escribir una carta a aquellos que son importantes», recomienda la psicóloga Silvia Álava.

Además, es importante elegir bien el ocio porque «cuando el ocio es activo, no pasivo, nos ayuda a encontrarnos mucho mejor y a regular las emociones».

La decoración juega un papel importante para levantar el ánimo

La decoración también juega un papel importante para levantar el ánimo. Montse Fullola, decoradora de Becara, recomienda «colores siempre sobrios, pero muy alegres» y mesas muy cuidadas, aunque sean para dos. Además, cree que es imprescindible incluir un «elemento de purpurina», iluminación en la entrada del hogar y en el árbol bolas de cristal para crear reflejos de luz de paz y esperanza.

Pincha en la foto para ver el vídeo de la Noticia:

Qué decir a los niños en estas Navidades tan atípicas - Informativos Tele5
https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/que-decir-ninos-navidad-coronavirus_18_3051045131.html

FUENTE: telecinco.es