Videoguía de Inteligencia Emocional para padres y docentes

Salud Emocional

En estos días estamos recibiendo mucha información sobre qué hacer con los niños en casa. Los padres nos hemos convertido en profesores, monitores de tiempo libre, entrenadores…; además de amos y amas de casa.Y todo ello, sin olvidar que, por supuesto, seguimos trabajando desde casa. Nos espera un gran reto, del que seguro todos vamos a salir muy reforzados, y del que vamos a sacar un gran aprendizaje.

En toda esta vorágine de tareas se nos está olvidando algo fundamental: ¿estamos cuidando la salud emocional de nuestros hijos e hijas?

En esta situación es normal sentir miedo, sentir rabia, sentir frustración; los adultos lo sentimos y los niños lo notan, y por supuesto los niños también sienten miedo, rabia, tristeza y frustración.

Por eso es importante reservar espacios para hablar de lo que sentimos y ayudarles a verbalizarlo, porque ellos no siempre sabrán cómo hacerlo.

En estos días, os invitamos a trabajar la Inteligencia Emocional con vuestros hijos, y, ya de paso, con nosotros mismos.

La Inteligencia Emocional es la capacidad para identificar lo que sentimos en primera persona y también lo que sienten los demás, comprender por qué nos sentimos así, cuál es la causa y la consecuencia de mi emoción, y cómo las emociones van cambiando a lo largo del día. Saber nombrar con precisión lo que sentimos, utilizar la información de las emociones para poder hacer una buena toma de decisiones y ser capaces de manejar y regular nuestras emociones, así como responder de forma premeditada en lugar de reaccionar en automático.

Todo esto son habilidades de la inteligencia emocional, y como tales, se pueden trabajar. En esta guía os proponemos una serie de videos y ejercicios agrupados en 5 pasos para que sepáis cómo hacerlo.

Descárgate la Guía de Inteligencia Emocional para padres y Docentes en el siguiente enlace:

#Vídeo Consejos para llevar bien estas Navidades «atípicas»

Consejos para llevar bien estas Navidades «atípicas»

Se presentan unas navidades atípicas. Todavía no sabemos con certeza lo que va a ocurrir, pero parece que es poco probable que podamos movernos entre comunidades autónomas, que no podremos juntarnos toda la familia en las cenas y comidas de Navidad, ni salir de fiesta…

Este año toca cambiar la frase de “vuelve a casa por navidad”, por quédate en tú casa por navidad, y evita moverte lo máximo posible, dado que es la única forma de garantizar que podamos volver muchas navidades a casa y que cuando todo esto pase no falte nadie en la mesa.

¿Qué efectos puede tener estas navidades tan atípicas? ¿Qué podemos hacer para que el espíritu navideño nos visite esta navidad pese a la pandemia?

¿Qué decir a los niños en estas Navidades tan diferentes? Informativos Telecinco

Los expertos recomiendan cambiar los pensamientos negativos por realistas

A pocas semanas de Navidad nadie tiene dudas de estas fiestas van a ser muy diferentes. La incertidumbre y la tristeza por no poder celebrar las reuniones de otros años están haciendo mella en el estado de ánimo de muchas personas. Los expertos recomiendan cambiar los pensamientos negativos por pensamientos realistas para afrontar esta Navidad tan atípica, también cuando nos dirigimos a los niños. Por ejemplo, Cecilia explica a sus hijas que este año también los Reyes Magos serán prudentes.

Para que los más pequeños entiendan esta Navidad atípica es importante validar sus sentimientos. «Decirles algo así como: ‘entiendo que estés triste, da mucha rabia que este año no vamos a estar con los primos. ¿Qué se te ocurre que podemos hacer?'», explica Bárbara Martín, psicóloga infantil. «Un dibujo para los primos de París, que no los voy a ver», propone la hija de Cecilia.

Ante la situación actual hay que cambiar el discurso. «Aceptamos nuestros sentimientos dándolos importancia y focalizando en lo que sí que podemos hacer: escribir una carta con todo lo que estamos sintiendo o escribir una carta a aquellos que son importantes», recomienda la psicóloga Silvia Álava.

Además, es importante elegir bien el ocio porque «cuando el ocio es activo, no pasivo, nos ayuda a encontrarnos mucho mejor y a regular las emociones».

La decoración juega un papel importante para levantar el ánimo

La decoración también juega un papel importante para levantar el ánimo. Montse Fullola, decoradora de Becara, recomienda «colores siempre sobrios, pero muy alegres» y mesas muy cuidadas, aunque sean para dos. Además, cree que es imprescindible incluir un «elemento de purpurina», iluminación en la entrada del hogar y en el árbol bolas de cristal para crear reflejos de luz de paz y esperanza.

Pincha en la foto para ver el vídeo de la Noticia:

Qué decir a los niños en estas Navidades tan atípicas - Informativos Tele5
https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/que-decir-ninos-navidad-coronavirus_18_3051045131.html

FUENTE: telecinco.es

10 cosas que podemos hacer para que el Espíritu Navideño nos visite esta Navidad pese a ser tan atípica

Este año, ¿volvemos a casa por Navidad?

Se presentan unas Navidades atípicas. Todavía no sabemos con certeza lo que va a ocurrir, pero parece que es poco probable que podamos movernos entre Comunidades Autónomas, que no podremos juntarnos toda la familia en las cenas y comidas de Navidad, ni salir de fiesta…

Este año toca cambiar la frase de “vuelve a casa por Navidad”, por quédate en tú casa por Navidad, y evita moverte lo máximo posible, dado que es la única forma de garantizar que podamos volver muchas Navidades a casa y que cuando todo esto pase no falte nadie en la mesa.

¿Qué efectos, a nivel emocional, puede tener estas Navidades tan atípicas?

Las Navidades son unas fechas complejas. Hay personas a las que les encanta la Navidad, conectan con su niño o niña interior y lo viven con una gran ilusión. Sin embargo, hay otras a las que les puede costar un poco más porque asocian la Navidad a tristeza, a añorar el pasado y recuerdan especialmente a los que ya no están.

Las Navidades tienen ese efecto de oasis en medio del desierto. Son una parada para descansar, recargar pilas, reconectar con nosotros mismos, con nuestra esencia y volver a casa con los nuestros, volver a nuestra familia y muchas veces a nuestro lugar de origen. Todo eso este año es poco probable que lo podamos hacer, y como es normal, nos cuesta asimilarlo. Muchas personas están muy al límite de sus fuerzas, el 2020 ha sido un año muy duro para todos, que ha “puesto en jaque” nuestra fortaleza mental. La certeza de empezar el nuevo año en estas condiciones es una situación dura de asimilar.

Sin embargo, a los niños las Navidades les encantan. Lo asocian con Papá Noel, los Reyes Magos, juguetes y regalos, tiempo para jugar y tiempo de estar en familia, de comer todos juntos… por eso es tan importante, pese a las medidas restrictivas, preservar el espíritu de la Navidad de los más pequeños y ya que estamos, que los adultos también lo pasemos lo mejor posible.

¿Qué podemos hacer para que el espíritu navideño nos visite esta Navidad pese a la pandemia?

            Las restricciones asociadas a la pandemia son duras y entran un conflicto directo con nuestra idea tradicional de la Navidad, pero eso no implica que no podamos pasarlo bien. Para eso os recomendamos:

  • Lo primero, ser conscientes de las emociones que las restricciones nos generan. Se trata de aceptar la situación y enseñarles a nuestros hijos y alumnos a hacerlo. Pero aceptar no es resignarse. Aceptarlo implica pasar a otro nivel, es no me gusta, me ha generado emociones desagradables, pero ya no me duele. Y para poder conseguirlo hay que empezar por ser consientes de lo que sentimos en primera persona para así también ayudar a los más pequeños a hacerlo.
  • No digas “no pasa nada”; no es tan importante. Sí lo es. Quizás la frase sea, no me gusta, hubiese preferido poder ir a visitar a mis padres, a mis abuelos, juntarnos todos en casa como siempre habíamos hecho. Me ha generado tristeza y quizás también un poco de enfado, pero poco a poco lo he aceptado, porque sé que es la mejor opción para evitar una tercera ola y que haya más colapso en los hospitales y más muertes.
  • Por tanto, cuando veas que tus hijos e hijas y los alumnos y alumnas están triste o enfadados, valida sus emociones. Prueba a decirles, entiendo que estás triste porque no puedes ir a ver a tus abuelos en Navidad, o entiendo que estés enfadado porque este año no haya Cabalgata de los Reyes Magos, yo también me siento así, sin embargo, por el coronavirus, ya sabes que no podemos hacerlo para evitar que nos contagiemos.
  • Explícales en un lenguaje adaptado a su edad lo que ocurre. Son muy buenos observando lo que ocurre y captando información, pero no siempre la saben interpretar, porque su propio desarrollo cognitivo y madurativo todavía no se lo permite. Necesitan que un adulto lo traduzca a su lenguaje.
  • Vigila cómo hablas, si te dices, “este año nos hemos quedado sin Navidades”, ¿qué disposición dejas a tu cerebro para pasarlo bien? Y es más ¿qué posibilidad les muestras a tus hijos y alumnos?
  • Cambia el mensaje por un discurso realista, objetivo y pegado a la realidad, son unas Navidades diferentes, pero podremos disfrutarlas.
  • Focaliza en lo que sí se puede hacer, no tanto en lo que “no podemos”. Nadie impide que puedas llamar a tus familiares, que Papá Noel y los Reyes Magos visiten nuestras casas, ni que podamos jugar todo lo que queramos.
  • Asume tu responsabilidad. Es más fácil seguir las normas y cumplir las restricciones desde el conocimiento. Entender que si nos movemos, habrá una “tercera ola” unos días después de dichos movimientos, nos hace entender mejor la situación que si sólo nos quedamos con la parte superficial de la prohibición, de la normativa. Por eso es tan importante explicárselo a los niños y a los adolescentes y que lo entiendan.
  • Pon en valor lo realmente importante. ¿Quieres poner en riesgo la salud de tus familiares y amigos? El objetivo es llegar todos a las siguientes Navidades.
  • Mantén viva la ilusión, saber que todo esto pasará y que por fin podremos hacer todos los planes aplazados.

Técnicas para que tus hijos aprendan a relajarse atendiendo a su personalidad y a su edad. Revista Hola

Por ANA CAAVEIRO

Llevamos un ritmo de vida trepidante, por lo que no es extraño que, en estos últimos años, el estrés se haya convertido en nuestro peor compañero, y las técnicas de relajación unas buenas herramientas para intentar combatirlo. Sin embargo, en muchas ocasiones nos olvidamos de que los niños también pueden sufrirlo, y a diferencia de nosotros, los adultos, no suelen contar con los recursos necesarios para controlar sus nervios.

Se trata, al fin y al cabo, de aprender a gestionar sus emociones, y hablamos con la psicóloga Silvia Álava, doctora en Psicóloga Clínica y experta en psicología educativa, de su importancia en la infancia.

Señales que te pueden indicar que tu hijo está estresado

«Los niños suelen tener más estrés de lo que nosotros nos pensamos», nos comenta la psicóloga. Por este mismo motivo, es importante que los padres estén atentos a algunas señales que pueden indicar que el pequeño está más nervioso de lo habitual:

  • Problemas para conciliar el sueño.
  • Cambios en su apetito.
  • Apatíatristezacansancioirritabilidad
  • Bajo rendimiento en el colegio.
  • Se queja con frecuencia de que le duele la tripa, la cabeza… dolores que, tal y como nos explica Silvia Álava, pueden estar provocados por los nervios y por la ansiedad. «Esto no significa que sea un cuento: ese dolor es real, pero la causa no es orgánica».  

¿Por qué los niños están más nerviosos?

No cabe duda de que los más pequeños ven a sus padres comos sus referentes. Sin embargo, «es cierto que en ocasiones, sin darnos cuenta, les estamos sometiendo a un nivel de intesidad de horarios, de rutinas… los adultos les transmitimos ese ritmo de vida frenética a los niños«, detalla la psicóloga. La especialista también apunta a que existe una diferencia clave entre ambos: que los niños, a diferencia de los mayores, no tienen estrategias para poder superarlo.

Para ella, los progenitores son una buena fuente de regulación emocional, y su actitud resulta fundamental. Sobre todo, dadas las circunstancias excepcionales que estamos viviendo. «Hay padres que no es que no estén preocupados por sus hijos, sino que les cuesta asimilar todo lo que está ocurriendo, y no son capaces de atender a sus necesidades emocionales», señala.

A esto se pueden sumar otras causas, tales como:

  • Miedo al contagio.
  • No saber manejar la incertidumbre, ya que no sabemos lo que va a pasar, lo que vamos a poder o no hacer.
  • Pérdida de rutinas.

Aprender a relajarse siempre es bueno

La experta incide en que no hay que esperar a que haya un problema para enseñar a los niños técnicas de relajación.

Gracias a ellas, lo que hacen es regularse emocionalmente. Se trataría, en definitiva, de una habilidad de inteligencia emocional: aprenden a percibir sus emociones, a ser conscientes de lo que sienten ellos y los demás… Al final, «entienden que la emoción no es buena ni mala, sino que les da información de lo que está pasando, y que tienen que prestarle atención, no ignorarla», apunta.

De este modo, dispondrán de técnicas para manejar sus emociones, consiguiendo potenciar las agradables (como la alegría, la calma o la seguridad), regular las desagradables (como la tristeza o el miedo), y bajar la instensidad cuando sea necesario.

Un aprendizaje que les servirá durante la infancia, pero también en su etapa adulta.

Su edad y su personalidad, dos factores a tener en cuenta 

Silvia Álava desvela que, antes de escoger una técnica de relajación, los especialistas tienen en cuenta dos factores:

  • Su edad, puesto que un pequeño de siete años no se relaja de la misma manera que los de 10 a 12, por ejemplo.
  • Su personalidad. La psicóloga detalla que tampoco se puede aplicar la misma técnica en un pequeño más activo que en otro con una personalidad más tranquila. Y es que, probablemente, los primeros experimentarán más dificultades a la hora de concentrarse y fijar su atención.

Para los más tranquilos: estrategias de una mayor duración

Silvia Álava nos revela que con los pequeños cuya personalidad es más calmada, se suelen aplicar las siguientes técnicas, que, advierte, han de ser instruidas por un especialista:

  • Técnica de Koeppen, que consiste en tensar los músculos, poco a poco, muchas veces desde los pies hasta la cabeza, para después destensarlos.
  • Visualizaciones de imégenes mentales. Imaginarse en una playa, en una montaña…
  • Mindfulness, prestando atención a su cuerpo y a la respiración. Gracias a ella, logran crear esa atmósfera de calma que tanto requieren.

Para los más ‘movidos’: mejor las técnicas de corta duración

Principalmente porque, tal y como expresa la psicóloga, hemos de tener en cuenta que les va a costar mantener su atención. Por este mismo motivo, aconseja:

  • Técnica por implosión. Parecida a la expuesta anteriormente, pero, en este caso, deben tensar todo el cuerpo de golpe y después relajarlo.
  • Imágenes mentales que a ellos les sirvan. La experta resalta que, normalmente, sus imágenes distan mucho de lo que nosotros pensamos que puede ser relajante. Por ejemplo, imaginarse haciendo surf, tirándose por una pista de esquí… «A este tipo de niños estas imágenes sí que les relajan», y tenemos que entenderlo.

La respiración diafragmática, la fórmula ‘infalible’

Silvia Álava asegura que existe una técnica casi ‘universal’, que suele funcionar muy bien con todos: la respiración diafragmáticaBásicamente se trata de respirar, no sólo llevando el aire en los pulmones, sino hinchando el diafragma, con la tripa.

El secreto de su éxito, desvela, es que es una técnica muy sencilla y fácil de aprender. De hecho, admite que es la que más enseñan los psicólogos, y se puede utilizar en cualquier situación.

Trucos para lograr que se relajen en casa

Aunque las técnicas de relajación deben ser impartidas por profesionales, esto no significa que no existan métodos para que los padres consigan que los pequeños se relajen en casa:

  • Crear un rincón de la calma. Reservar un espacio de la casa donde el niño irá dejando las cosas que le relajan. La experta recomienda algunos objetos que pueden ayudar a crear ese refugio: unos cojines de colores (para que se tumben o se sienten), unas pelotas blanditas que puedan estrujar, algún libro que les hable de la gestión de emocioneso un ‘pompero‘. Este último, explica, suele ser muy efectivo, puesto que se concentran en cómo se forman las pompas de jabón, y después, en seguir su trayectoria a lo largo de la habitación.
  • Comprarles bolas de nieve/purpurina o hacer tarros de calma. Ejercen un efecto similar al pompero, puesto que van prestando atención a cómo, después de agitar la bola, va cayendo la nieve o la purpurina. «Es una técnica derivada del mindfulness, dado que centran su cuerpo en cómo cae la nieve o la purpurina, y no en lo que les pone nerviosos«, relata. Si no se quiere comprar una, existe la opción de crearla, lo que se conoce como ‘tarro de la calma‘, en el que se incluirán llamativos componentes como la purpurina, champú… ‘ingredientes’ que les fascinen y le transmitan calma.

Fuente: Hola.com

«HIT», «Atypical» y «Sex Education»: series para debatir conflictos con los jóvenes «empantallados» Colaboración con el diario ABC

¿Son estas producciones son herramientas útiles para abordar ciertos temas espinosos con los jóvenes? Eso sí, siempre desde el debate y no desde la imposición.

Por Helena Cortés

La educación es un tema que preocupa a todos, pero por el que pasamos de puntillas en demasiadas ocasiones. De la inquietud del cineasta Joaquín Oristrell como padre nació la serie «HIT» (TVE), que retrata la lucha de un profesor nada convencional para acabar con los comportamientos más nocivos de un grupo de adolescentes conflictivos. «Es una serie familiar del siglo XXI, pensada para generar debate», reivindica el creador de la ficción que cierra este lunes su primera temporada.

Voluntad de debatir y rebatir

«Se dice que los adolescentes hablan poco, pero si te acercas a ellos desde una perspectiva de trabajo, como hemos hecho nosotros con los actores de la serie, hablándoles de sus gustos e intereses, sí se abren. Necesitan mucha comunicación. Aunque estén «enpantallados» tienen la voluntad de debatir y rebatir, no son ostras», reconoce el guionista, que admite que le costó encontrar un tono creíble para padres e hijos que mezclase el «puro entretenimiento» con el mensaje que querían transmitir. Su mayor reto fue abordar asuntos complicados propios de la edad (autolesiones, abusos, tensión sexual…) sin caer en la moralina, tratando siempre de entender la raíz del problema y la causa de su dolor.

Aleccionamiento adulto

Huir de ese aleccionamiento adulto que cree tener siempre la respuesta correcta es, según la psicóloga Silvia Álava, la manera idónea para abordar en casa los asuntos complejos, espinosos y delicados que tratan en muchas producciones juveniles. «Algunas series visibilizan ciertos problemas que pueden quedar escondidos (abusos, violencia, sexo…) y nos ayudan a debatirlos con los adolescentes y fomentar su sentido crítico. Eso sí, hay que preguntarles siempre desde su visión cómo ven ciertas conductas y situaciones, porque si no perdemos la posibilidad de dialogar», subraya esta experta, que cree que «HIT», por ejemplo, es un ejemplo constructivo. En muchas ocasiones, además, pone de manifiesto la importancia de pedir ayuda. «Esos comportamientos existen en muchos centros, pero no se dan todos a la vez en un mismo aula como ocurre en la serie», resalta.

Carmen Arrufat, una de las protagonistas de «HIT», que sigue aún en el instituto, reconoce entre risas que su clase es «más tranquilita». «Al principio no fue consciente de todos los temas que tocamos. Pero en la lectura conjunta con el director sí percibí que hablamos de cosas necesarias. Muchos amigos de mis padres llaman para darnos las gracias porque dicen que muchos temas que contamos les animan a hablar con sus hijos de sexo, drogas… Por redes sociales también hay muchos chicos que nos cuentan su experiencia con el acoso», señala la joven. «Al final, creo que mola ver historias de gente de tu edad, porque las cosas han cambiado mucho desde que nuestros padres eran jóvenes, y el hecho de que todo sea ten diferente y poder contar los problemas de hoy es muy interesante», añade.

Cara B

«La parte negativa es que algunas series de televisión normalizan ciertas patologías. Parece que consumir drogas o utilizar el sexo para conseguir algo a cambio es lo normal, por lo que podemos generar el efecto contrario, que los jóvenes piensen que sus padres deben estar orgullosos porque no beben o se drogan», advierte Álava, que insiste en la importancia de enfocar adecuadamente los temas que se plantean.

En su opinión, también series como «Atypical» y «Sex Education», ambas de Netflix, son ejemplos positivos para ver en familia. La primera cuenta la historia de un adolescente con autismo que busca ser más independiente y encontrar el amor. La segunda se centra en las aventuras de un tímido adolescentes que acaba abriendo una consulta sobre sexo en el instituto gracias a lo que ha aprendido de su madre, una desinhibida terapeuta sexual. «Hoy en día, con la cantidad de dispositivos en los que vemos la televisión, se ha perdido la costumbre de ver series y programas en familia, todos juntos, y se pierde la oportunidad de sacar ciertas conversaciones muy interesantes», concluye Álava.

FUENTE: Diario ABC

Beneficios y riesgos de las nuevas tecnologías. Colaboración con Vodafone

En este vídeo hablamos de los beneficios y los posibles peligros de las nuevas tecnologías. Las nuevas tecnologías ofrecen múltiples beneficios, favorecen el aprendizaje, la socialización, el acceso a la información, a la cultura… sin embargo cuando no las utilizamos correctamente, ya sea por la cantidad de tiempo de uso, o por el tipo de contenidos que consumimos, nos pueden ocasionar algunos problemas.

Te invitamos a verlo, pincha en la siguiente foto:

#ViernesDePodcast Pautas para que los niños aprendan a tolerar la frustración

Esta semana hablamos con Cris Moltó sobre pautas para que los niños aprendan a tolerar la frustración en Capital Emocional, de Capital Radio

Escucha el programa completo en Capital Emocional

Estos son los juguetes que lo van a «petar» esta Navidad según los expertos.

Un jurado compuesto por profesionales ha analizado los muñecos y juegos que triunfarán en la carta a los Reyes y Papá Noel

La Navidad es una fecha que viene cargada de buenos momentos con los seres queridos, una fecha muy deseada para todo aquel que la aproveche y se divierta con la gente de siempre. Pero si hay un sector que disfruta como nadie de la Navidad, esos son los niños, que esperan ansiosos estas fechas para poder jugar con sus padres, primos, hermanos… Por eso, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes presenta los Mejores Juguetes de 2020.

Un jurado compuesto por un panel de profesionales expertos en diversos campos de conocimiento como la infancia, la psicología, el consumo o la educación, ha analizado aspectos como el diseño, la innovación y, cómo no, la jugabilidad, el elemento más importante de los juguetes. Teniendo en cuenta todos estos factores, han elegido los mejores juguetes del año dentro de cada categoría.

Los juguetes más populares para Navidad.

Los juguetes más populares para Navidad. MARTA FERNÁNDEZ JARA

Debido a la crisis sanitaria que estamos viviendo, los fabricantes de juguetes recomiendan adelantar las compras navideñas con dos objetivos: asegurar la disponibilidad del juguete más deseado por los más pequeños de la casa, y solidarizarse con la tienda tradicional. Los mejores juguetes de 2020 son los siguientes:

Categoría juegos

Batalla de genios de Lúdilo

Es un rompecabezas dinámico que puede jugarse en solitario o compitiendo contra otro jugador. El primero que coloque las 9 piezas en el tablero, evitando los bloqueadores, gana. Existen 62.208 combinaciones posibles y siempre hay una solución.

  • Edad: a partir de 6 años.
  • Precio de venta al público: pvp 22,99€

Categoría construcción

Casa del árbol de Lego

Una minuciosa recreación compuesta por 3036 elementos. Este complejo modelo para constructores LEGO experimentados con el que querrá jugar toda la familia contiene una base ajardinada y 3 cabañas que conforman la Casa del Árbol LEGO: el dormitorio principal, el baño y la habitación de los niños. El árbol incorpora dos juegos intercambiables de elementos que representan hojas: uno de hojas verdes para el verano y otro de hojas amarillas y marrones para el otoño; ambos juegos y los diversos elementos que representan plantas de la base están fabricados a partir de plástico de polietileno sostenible de origen vegetal.

  • Edad: a partir de 16 años.
  • Precio de venta al público: 199,99€

Categoría arte y manualidades y mejor juguete para experimentar el mundo

Estudio cambio climático de Cefa Toys

Podrás reproducir y conocer los efectos de los principales fenómenos que causan el cambio climático en la Tierra: Gases y Emisiones de Efecto Invernadero, Aumento del nivel del Mar, Desaparición de los glaciares, Desertificación y Calentamiento Global, Lluvia ácida… Aprende a cultivar plantas comestibles y conoce la absorción del dióxido de carbono a través de la fotosíntesis.

  • Edad: a partir de 8 años.
  • Precio de venta al público: 29,99€

Categoría figuras de acción y playsets

Imaginext Batmóvil transformable de Mattel

De la línea de DC Super Friends de Imaginext, llega este impresionante Batmóvil Transformable con el que los pequeños superhéroes podrán pasearse por las calles llenas de acción en Gotham City con Batman y este increíble vehículo Batmóvil trasnformable con control remoto. Con este mando los niños podrán mover el vehículo y girar la plataforma de activación para preparar el vehículo para la batalla con asombrosos sonidos, efectos y un lanzador de proyectiles.

  • Edad: a partir de 3 años.
  • Precio de venta al público: 75€

Categoría juguete imitación y mejor juguete para un mundo sostenible

Kadicity – Ciudad de cartón de Kadibudoo

Una ciudad sostenible en la que no se permite circular a los coches y solo podrás desplazarte andando, en bizi o en autobús de línea. Encaja las pistas para crear las calles y carretera, monta casitas…

  • Edad: A partir de 3 años.

Categoría muñecos

Nenuco maxi care centre de Famosa

Es el playset más completo de Nenuco con seis áreas diferentes para jugar todas las rutinas que tiene un bebé en un mismo lugar. Cada una de las zonas tiene sus accesorios para jugar y almacenar. Viene incluido un muñeco de cuerpo duro de 35cm y más de 20 accesorios.

  • Edad: A partir de 3 años.
  • Precio de venta al público: 119,95€.

Categoría juguetes primera infancia y preescolar

Sira, la perrita interactiva de Vtech

Una suave perrita, interactiva para acompañar en el aprendizaje del lenguaje, emociones y habilidades motoras de una manera lúdica. Las orejas de Sira se mueven para divertir al bebé y tiene 3 niveles para adaptarse al ritmo y la evolución del niño: Aprende palabras y números, colores, frases, preguntas y crea pequeñas historias.

  • Edad: a partir de 12 meses.
  • Precio de venta al público: 39,99€

Categoría vehículos, radiocontrol y pistas

Claas Xerion 5000 Trac VC de Siku

Pásalo bien con esta réplica funcional del Claas Xerion 5000 TRAC VC. Sus 6 transmisiones permiten funciones realistas como la rotación de la cabina y la conducción en 3 estilos distintos: sobre las ruedas delanteras, a 4 ruedas y a marcha de perro. Además, la construcción de metal y plástico de alta calidad aseguran que el juguete sea duradero y óptimo para el uso diario. Los enganches delantero y posterior para accesorio y remolques ofrecen mayor versatilidad de juego.

  • Edad: a partir de 3 años.
  • Precio de venta al público: 195,30€

Categoría mejor juguete para un mundo mejor

Barbie fashionistas de Mattel

Barbie Fashionistas celebra la diversidad con muñecas de moda únicas que fomentan la narración de historias del mundo real y los sueños abiertos. Con una amplia variedad de tonos de piel, colores de ojos, colores y texturas de cabello, tipos de cuerpo y modas, las muñecas Fashionistas están diseñadas para reflejar el mundo que ven las niñas hoy, ofreciéndoles infinitas formas de representar historias y expresar su estilo.

  • Edad: a partir de 3 años.
  • Precio de venta al público: A partir de 12,95€.

Categoría mejor juguete valorado por el jurado

Colección muñecos síndrome de down de Miniland

Miniland presenta una colección de 4 muñecos Síndrome de Down en diferentes razas con el objetivo de normalizar e integrar desde la infancia estos colectivos.

  • Edad: a partir de 3 años.
  • Precio de venta al público: 21,50€.
Una colección de muñecos de Onil con síndrome de Down, mejor juguete de 2020

Una colección de muñecos de Onil con síndrome de Down, mejor juguete de 2020

Categoría aire libre y actividad

Centro de juegos de agua y pesca de Intex

Los centros de juegos acuáticos INTEX ofrecen doble diversión al incorporar a las piscinas hinchables infantiles divertidas actividades y juegos. Este modelo con temática de la playa tiene un divertido tobogán hinchable con base acolchada y varios juegos, como una caña de pescar para jugar a coger los peces hinchables o un barco en el que pueden encajar pelotas de colores.

  • Edad: a partir de 3 años.
  • Precio de venta al público: 47,95€.

Jurado

Los integrantes de este jurado son: Xavier Bringué (presidente), María Costa (Directora del Departamento de Consumidor Infantil y Ocio de AIJU), Toni García Arias (Dicente y escritor), Gi Soroja (Blogger de puericultura y familia desde 2006 en paraelbebe.blog), Laura Brusa Pasque (Directora División Comercial Boing Publiespaña), Fernando Pérez (Director de NPD Group España), Javier Ibañez (Purchases Key Account de Toy Planet), Guadalupe Corzo (Responsable de compras de juguetes y videojuegos de El Corte Inglés), José Luis Cantero Mancebo (Presidente de Juguettos), Julián Rodríguez (CMO de Toys RUs Iberia), Silvia Álava Reyes (psicóloga, conferenciante y escritora) y Ángela Riveiro (Vicepresidenta Adjunta de Trasnferencia del Conocimiento del CSIC).

FUENTE: Información.es

#Video ¿Cómo establecer un clima de confianza en el entorno familiar?

¿Cómo establecer un clima de confianza en el entorno familiar? Para la generación de un buen clima de confianza será necesario poner en común ¿Qué es lo que cada miembro de la familia necesitaría para sentirse cómodo a la hora de comunicarse dentro del entorno familiar?