Entradas

Revista TELVA niños: Sus hijos no me aguantan: Qué debes hacer (y que no) para mejorar la relación con los hijos de tu pareja

Este mes he tenido el placer de colaborar en la Revista TELVA niños para hablar sobre este interesante, y cada vez más común, problema, así que durante los próximos posts  resolveremos algunas de las principales dudas al respecto.

En el caso de las familias reconstituidas en las que hay hijos de relaciones anterior: ¿es mejor actuar como “padre”, como “amigo” o no esforzarse por asumir ningún rol respecto a los hijos del otro?

En el caso en el que haya hijos de una relación anterior, la nueva pareja tiene que asumir que no es padre de esos niños, por lo que no debe tratarlos como tal. Pero tampoco es su amigo, así que no vale adoptar una postura de “colega” frente a los hijos de su nueva pareja. La actitud más correcta es la de ser una adulto de referencia, eso implica que será fuente de autoridad en la casa, es decir tendrá el mismo valor a la hora de hacer respetar las normas y los límites que haya en el casa.

Revista SOS Mamá: Hijos desobedientes

Os adjunto otra de las colaboraciones realizadas con la revista SOS Mamá, en esta ocasión tratamos el tema de los hijos desobedientes: Hijos Desobedientes-Silvia ejemplos de hojas de registro de conducta, recomendaciones…

Colaboración con el diario ABC: «!Mamá te odio! !Eres idiota!»

Su hijo de cinco años lleva de mal humor desde que se ha levantado esta mañana. Nada de lo que hace le parece bien y la tensión ha ido creciendo paulatinamente. Cuando le pedimos, muy educadamente, que vacíe su mochila y lleve el «tupper» vacío a la cocina, el pequeño grita: «¡Te odio! ¡Eres una idiota!»… Este tipo de situaciones son un auténtico drama para los padres. Se sienten heridos y se encolerizan. Es normal, pero deben ser conscientes de que el niño ni les odia, ni piensa que sean unos idiotas. Es más, probablemente ni siquiera sepa lo que está diciendo. Simplemente, tal y como explica Silvia Álava, psicóloga del centro de Psicología Álava Reyes, «el pequeño todavía no ha desarrollado su tolerancia a la frustración, y la emprende con los que están más cerca, que suelen ser su padre o su madre». Por este motivo, añade, «no hay que preocuparse. En principio, no hay ninguna patología».

Seguir leyendo las causas y los consejos en el enlace al artículo

Congreso SEAS: «Competencias emocionales en la infancia y estilos educativos en los padres»

Muy interesante la comunicación presentada por R. González Barrón, A. Ordoñez, I. Montoya, y C, Mateu de la Universidad de Valencia.

En ella nos han explicado que las competencias emocionales se relacionan con un mayor rendimiento académico, y con un número menor quejas somáticas.

Las competencias emocionales se crean desde el nacimiento y están en la base del funcionamiento del niño y del adolescente.

El objetivo del estudio ha sido conocer la relación existente entre el estilo educativo de los padres y el desarrollo de competencias emocionales del niño.

Modelos educativos: Se establecen tres estilos educativos:

  1.  Estilo autoritarioSe caracteriza por una disciplina coerticitiva,  alta exigencia, baja comunicación, baja expresión del afecto
  2. Estilo permisivoPoca consistencia en las pautas y en las normas, alta comunicación y expresión del afecto, pero incosistencia en la forma de actuar de los padres.
  3. Estilo equilibradoNormas claras, establecida por edad, firmeza de los padres, alta comunicación y alta expresión del afecto.

La hipótesis de trabajo es que es que el estilo educativo incidirá en el desarrollo de las competencias emocionales de los niños.

El estudio de los casos encontró que el estilo equilibrado está correlacionado de forma positiva con las competencias emocionales.

El grupo de mayor nivel de competencia emocional percibe a sus padres con un estilo educativo equilibrado y el grupo de menor competencia emocional percibe a sus padres con el estilo permisivo.

 Como conclusión podemos afirmar que para el desarrollo de las competencias emocionales es importante que haya un clima de relaciones familiares de calidad. 

Podcast de la colaboración en el programa «En días como hoy» de RNE

Os adjunto una foto del programa de ayer con el enlace al podcast, mi participación (de la mano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid) es en la parte final del programa, en el minuto 40:45

Peleas entre hermanos

Os adjunto el enlace a la colaboración realizada con el blog Papás e hijos en la que damos consejos sobre las peleas entre hermanos:

Campamentos de verano (y VIII): cambios de comportamiento

¿No es utópico pensar que porque los niños vayan a estar 15 días en un campamento vayan a cambiar su forma de ser? ¿Debemos completar esta estrategia con otras actividades cuando vuelva a casa?

Un niño no camia por estar 15 días fuera de casa. Es verdad que le puede venir muy bien para ser más autónomo, más seguro, para aprender a relacionarse con el resto de los niños… pero no olvidemos que la educación es cosa de los padres y que no se puede delegar ni en los profesores ni en los monitores del campamento.

Para ver el reportaje en la revista Guía del Niño, pincha aquí

 

Campamentos de verano (VII): las visitas de los padres

Algunos campamentos permiten la visita de los padres en mitad de la estancia. ¿Es bueno que vayamos a verles o puede ser contraproducente? ¿Y si podemos llamarles por teléfono?

 En todo momento se deben de seguir las normas impuestas por el campamento, si el campamento no permite visitas, estas no se deben de hacer, pues al final la visita de los padres interrumpe el funcionamiento del campamento, y en ocasiones llegan cuando los niños ya habían superado la fase de “morriña” y de echar de menos a sus padres pudiendo hacer que se vuelva un poco al principio (extrañando de nuevo en exceso a los padres). Pero si el campamento tiene planeado un día de visitas a los niños, sobre todo si el niño es pequeño, es bueno ir, pues ser el único o de los pocos que no le van a ver sus padres puede ser contraproducente.

Respecto a las llamadas telefónicas, sigamos las pautas marcadas por los monitores, (hora de llamada en el caso de que las haya), y pensemos que los niños están bien, que si parase cualquier cosa, a los padres se les avisa.

Campamentos de verano (VI): hermanos en el mismo campamento

¿Qué hay de los niños que tienen hermanos de edades similares? ¿Es bueno que vayan al mismo campamento o es preferible que elijamos propuestas diferentes?

 Si los niños tienen hermanos en edades similares, el ir al mismo campamento puede ser una buena solución a la ora de cuadrar las fechas, la logística del mismo… pero eso no quita que si es posible (porque las fechas y la dinámica familiar lo permiten), que vayan a campamentos diferentes elegidos en función de las necesidades y gustos de cada niño.

Campamentos de verano (V): niños «enmadrados»

¿Y los niños que no quieren salir de casa pese a que les dejemos? ¿Dónde le llevamos si está muy apegado a papá y mamá?

Cuando los niños están muy apegados a papá y a mamá, salir de campamento y dormir varios días fuera de casa, se les puede hacer muy cuesta arriba. Es por eso que previamente a que se vayan de campamento, sería bueno fomentar que los niños estén más seguros, sean más independientes. Favorecer que se queden a dormir en casa de algún amiguito, con familiares… que estén acostumbrados a no estar siempre con papá o mamá. Cuando llegue la hora de ir de campamento, elijamos uno acorde con sus gustos y preferencias, donde podamos conocer a los monitores, sepamos que el niño va a encajar…