Entradas

«El sistema de trabajo no nos pone fácil cuidar de la salud mental» Inauguración de EVADES

Por M. RIVERO. Foto Pablo Nosti

«Saludable es la empresa a la que te apetece ir a trabajar y las relaciones informales dentro de la misma tiene mucho que ver en ello»

La psicóloga y autora de varios libros Silvia Álava (Valladolid, 1978) inauguró ayer junto a la escritora Belen Varela la Escuela de Verano Evades. Lo hizo en Noreña, en una charla en la que abordó la relación entre la salud mental y el trabajo.

-Bienestar emocional y satisfacción laboral, la relación parece obvia, ¿qué se nos pasa?

-Cuando trabajamos todos tenemos el chip de que tenemos que producir y hacer las cosas bien sin que nos afecte nada. Somos humanos, estamos hechos de emociones y las sentimos, eso nos afecta y afecta a la producción. Pero sobre todo las relaciones con nuestros compañeros. ‘No es personal, son negocios’, como decía Corleone, pero nosotros hacemos que el trabajo sea personal. No se puede apagar el cerebro y ponerlo en modo avión, es imposible ser así de frío y distante. Además las emociones bien utilizadas se pueden utilizar para incrementar la productividad.

-¿Se puede mantener la salud mental en el sistema de trabajo actual?

-El sistema no lo pone fácil, no estamos en nuestro mejor momento. Hay trabajos muy precarios, mal pagados y a turnos. ¿Dónde nos centramos? En qué puedo hacer yo, cómo manejar las emociones. Ojalá cambiara el sistema, cada vez somos más conscientes de que tenemos que favorecer la conciliación. Porque nos están sometiendo a una situación difícil de mantener a largo plazo.

-¿Algunos consejos para mantener la cabeza en su sitio?

-Lo primero: párate y sé consciente de cómo estás, qué necesitas en cada momento y qué sientes. Muchas veces vamos en automático. Es importante pasar al manual y pensar si lo que sentimos acompaña y ayuda a realizar el trabajo o si hay que parar y ver qué nos dice esa emoción y regularla. El sigue para adelante y deja el problema de lado se convierte a la larga en un problema a nivel somático de salud: dolores, bajas por ansiedad o incluso lumbalgia. En segundo lugar, el cómo te hablas a ti mismo. En ese discurso interno con el que comentamos la jugada sobre todo lo que nos pasa y a veces echamos más leña al fuego. No se trata de decir que todo sea fantástico, el país de la piruleta no existe, pero a lo mejor las cosas no son tan terribles. Y practicar el autocuidado, muy de moda, en cosas tan básicas como alimentarse bien o dormir.

-Esto es el trabajador, pero ¿y la empresa?

-Cada vez se da más importancia a las organizaciones que tienen el sello de saludable. Estas promueven el ejercicio físico, la alimentación saludable, la responsabilidad social corporativa y ese bienestar. Saludable es la empresa a la que te apetece ir a trabajar. Y las relaciones informales tienen mucho que ver. Los líderes tienen que tener una buena inteligencia emocional para crear ese clima adecuado. Eso cuesta dinero, pero en 2010 ya nos decían que por cada dólar invertido en bienestar y salud se ahorran otros seis a medio o largo plazo.

-¿A favor o en contra del teletrabajo?

-No podemos decir que el trabajo sea bueno o malo. Los estudios dicen que no le vale a todo el mundo, depende mucho de la personalidad y situación familiar. A priori parece que puede ayudar a conciliar, pero tiene que ser cosa de todos. No puede ser que la mujer se quede en casa y trabaje entre col y col. Si bien es cierto que hay quien echa de menos el volver a la oficina, precisamente eso sucede cuando hay ese clima laboral positivo. Las encuestas desvelan que en mayoría quieren mantener un modelo mixto.

-¿Nos ha ayudado la pandemia a ser más conscientes de la importancia del bienestar emocional?

-Nos ha pasado muchísima factura. A adultos, niños, mayores… y lo que hemos hecho ha sido ser más conscientes de nuestra felicidad. Nos cuesta mucho más. Y ahora ya sabemos que se han incrementado.

-¿En qué trabaja a futuro?

-Lo primero y más inmediato disfrutar del día de hoy (por ayer) en Noreña y vivir más consciente, disfrutar de las conferencias, formaciones, mis pacientes… Luego ya veremos si llega otro libro, aunque ideas ya tengo.

FUENTE: Diario El Comercio

30 de Junio Inauguración de la ‘Semana del Bienestar’ en EVADES con más de una treintena de actividades

Noreña, escenario de las bodas de plata de la Escuela de Verano.

Evades ofrecerá en la villa condal una ‘Semana del Bienestar’ con cursos sobre salud mental y física, y más de una treintena de actividades.

La Escuela de Verano (Evades) ha escogido Noreña como su escenario inaugural un año más. El próximo jueves, día 30 de junio, la Casa de Cultura de la villa condal acogerá desde las siete de la tarde la primera jornada abierta del curso ‘Bienestar emocional y satisfacción laboral’. Silvia Álava, autora de varios libros y doctora en psicología clínica y de la salud, será una de las ponentes del evento junto a Belén Varela, también escritora y experta en Recursos Humanos; y Chema Martínez, ‘coach’, consultor y formador con 24 años de experiencia.

Se trata de un año especial para Evades, que celebra su 25 cumpleaños y retomará a partir del 4 de julio y hasta el 4 de agosto las actividades presenciales en Noreña, Granda, Olloniego, Ferrera Pola de Siero y Gijón. En total, se realizarán veinticinco cursos (algunos de ellos telemáticos), siete talleres y cuatro eventos especiales de aniversario.

Como novedad, surgida de las peticiones a raíz de la pandemia, la Escuela de Verano contará este curso con una ‘Semana del Bienestar’ en la que, a través de cuatro talleres prácticos de diferente temática, pero complementarios entre sí, los asistentes podrán trabajar en el cuidado de la salud física y mental.

FUENTE: elcomercio.es

Estas son las habilidades sociales que debemos entrenar en nuestros hijos desde pequeños

El éxito de sus relaciones personales dependerá de lo desarrolladas que tengan estas habilidades sociales.

Por María Dotor

Los seres humanos somos seres sociales. Desde que nacemos, nos relacionamos con otras personas, y nuestra felicidad depende, en gran medida, de cómo de satisfactorias sean estas relaciones.

Para que nuestros hijos tengan relaciones satisfactorias hace falta que dispongan de buenas habilidades sociales. Estas habilidades no son innatas, sino que se aprenden a través de la observación de los demás, de las enseñanzas de otras personas, de la interacción directa con el medio…etc.

Para que nuestros hijos tengan relaciones satisfactorias hace falta que dispongan de buenas habilidades sociales. Estas habilidades no son innatas, sino que se aprenden.

¿Qué habilidades sociales son las más importantes? ¿Cuáles deberíamos inculcar a nuestros hijos? Las repasamos con la ayuda de la psicóloga Sara Ríos Gil, quien las recoge en un capítulo del libro ‘El arte de educar jugando’, de Silvia Álava.

Habilidades sociales básicas y habilidades sociales complejas

Para Ríos Gil, las habilidades sociales se dividen en dos grupos: las básicas y las complejas.

Habilidades sociales básicas

  • Saber escuchar: aquí es fundamental el lenguaje no verbal: mirar a los ojos, asentir con la cabeza, sonreír cuando sea oportuno… «Esto es algo que tenemos que enseñarles sobre todo con el ejemplo», nos dice Ríos Gil.
  • Iniciar una conversación: es básico saber identificar si es un buen momento para iniciar una conversación o la persona no está disponible.
  • Mantener una conversación: una vez que hayamos iniciado una conversación, hay que saber mantenerla. «Una buena escucha activa es fundamental para que el otro se sienta atendido y eso dé pie a seguir la conversación haciendo nuevas preguntas. También hay que saber cómo introducir un tema nuevo sin interrumpir al otro».
  • Terminar una conversación: «evitando ser bruscos y tratando de no cortar a la otra persona».
  • Presentarse adecuadamente: «podemos ayudar a nuestros hijos a entender qué cosas se dicen en una primera presentación y qué cosas nos guardamos para nosotros».
  • Dar las gracias en las ocasiones correctas: aquí nuestro ejemplo es vital. «Somos modelos de conducta. Si nos ven que somos agradecidos con los demás, les será más fácil serlo a ellos».
  • Hacer un cumplido: los cumplidos nos ayudan a establecer relaciones positivas con los demás, no obstante, nos dice Ríos Gil, «conviene intentar no excedernos en los cumplidos porque puede verse como exagerado y poco natural».

Habilidades sociales complejas

  • Saber decir ‘no’ adecuadamente: no siempre tenemos que estar de acuerdo con lo que nos dicen los demás, ya que cada uno tenemos nuestra forma de pensar, y tenemos derecho a decir ‘no’, pero «teniendo en cuenta no ser bruscos ni ofender a los demás, sino expresar nuestra negativa con respeto».
  • Realizar una petición: sin exigir, de manera adecuada. «Y si la otra persona dice que ‘no’, aceptarlo sin enfadarnos ni alterarnos».
  • Tomar decisiones: nos cuesta mucho tomar decisiones, en cambio, es algo a lo que nos tendremos que enfrentar muchísimas veces a lo largo de nuestra vida. Debemos entrenar a nuestros hijos para ello «ayudándoles a definir las opciones, los pros y contras de cada una de ellas, buscar alternativas o soluciones…».
  • Defenderse correctamente de una crítica: hay diversas maneras de reaccionar ante una crítica. «Hay que enseñar a los niños a defenderse de ellas sin alterarse ni enfadarse».
  • Expresar alguna queja: debemos dejarles claro que no pasa nada por expresar aquello que no les guste, pero «hay que enseñarles a hacerlo correctamente, desde el respeto, explicando bien el por qué no le ha gustado y ofreciendo una alternativa».

¿Cómo entrenamos estas habilidades sociales?

Para entrenar las habilidades sociales de nuestros hijos, Ríos Gil da una serie de claves:

  • Los adultos somos referentes de nuestros hijos; constantemente nos están observando y copiando. Por ese motivo debemos ser un buen ejemplo a nivel social y hacer con los demás las cosas que queremos que hagan ellos.
  • Es fundamental que desde pequeños fomentemos que estén con otras personas de confianza además de nosotros y también con otros niños de su edad.
  • El desarrollo social de un niño tiene lugar poco a poco, y esto hay que tenerlo en cuenta para saber qué pedirle en cada etapa de su vida.
  •  Utilicemos el juego para inculcar estas habilidades. Por ejemplo, podemos hacer un teatro de presentaciones para enseñarles de manera amena y divertida la importancia de presentarse a los demás y cómo hacerlo correctamente. También podemos jugar con una pelota en la mano a respetar los turnos de palabra. Sacaremos un tema, debatiremos sobre él, pero solo podremos hablar cuando tengamos la pelota en la mano.

FUENTE: laopiniondemurcia.es

«Se trata más de vivir a gusto, de vivir en paz, de vivir en calma», Silvia Álava, psicóloga

De la mano de la psicóloga Silvia Álava, nos llega el libro ¿Por qué no soy feliz?, un libro que nos ayudará a entender por qué nos encontramos abatidos en muchas ocasiones y cómo podemos revertir ese sentimiento para llegar al equilibrio y bienestar emocional que tanto deseamos. Hablamos con ella de la felicidad, el bienestar emocional y cómo sentirnos mejor en nuestro día a día. 

Actiage: ¿Es realmente necesario ser feliz?

Silvia Álava: Depende de lo que entendamos por felicidad. Si pensamos en la felicidad como un sentimiento de alegría constate y estar haciendo siempre cosas divertidas, no solo no es necesario, sino que es imposible. Si lo que pretende alguien es ser feliz, entendiendo que no puedes tener días malos, que no puedes tener situaciones desagradables, que no puedes sentir cosas que no te gustan, o sentir miedo, tristeza o frustración, eso no es posible.

Nadie puede estar las 24 horas del día con una sonrisa y haciendo cosas divertidas. Por lo tanto, la felicidad entendida como tal no es necesaria siempre ni posible.

Si entendemos la felicidad como bienestar emocional, es decir, saber afrontar lo bueno y lo malo, regular nuestras emociones y disfrutar de lo que tenemos, entonces sí tenemos que aspirar a ese bienestar emocional, un concepto más exacto que felicidad.

Se trata más de vivir a gusto, de vivir en paz, de vivir en calma, de vivir alineados con lo que nosotros somos y con nuestros valores. Vivir desde el realismo.

Actiage: ¿Cómo crees que se declara la mayoría de la gente: feliz o infeliz?

SA: Es una pregunta complicada. Sí es cierto que mucha de la gente que va a la consulta nos dice que, a pesar de que lo tienen todo, no son felices. El problema es que no saben disfrutar y poner en el foco en lo bueno. Hay que saber aprovechar cada momento y disfrutar de lo que tenemos, apreciando todo lo bueno de nuestra vida y sabiendo regular las emociones desagradables.

Actiage: ¿Somos más infelices en este momento de la historia?

SA: El bienestar emocional, es decir, cómo interpretamos la realidad y los recursos que tenemos para ello, depende de cada persona.

No obstante, es cierto que a nivel macro en esta época nos hemos vuelto más irascibles y nuestra ventana de tolerancia, es decir, nuestra tolerancia a la frustración, es más pequeña. Cuando tenemos que enfrentarnos a situaciones novedosas, que no conocemos, a la incertidumbre, sin saber lo que nos va a pasar, estamos más irritables e irascibles, y eso nos ha pasado ahora en estos dos años cargados de malas noticias como la pandemia del COVID19. Filomena, la Guerra de Ucrena, la nueva posible pandemia de la viruela del mono… Tantas noticas malas nos hacen sentir más irascibles porque no vivimos una situación fácil, por lo que es cierto que es una época complicada que puede afectar a nuestro bienestar emocional.

Actiage: ¿Por qué la gente no es feliz, o cree que no lo es?

SA: El ser humano tiene una capacidad de adaptación increíble. Somos capaces de adaptarnos a las perores situaciones, incluso a vivir en condiciones infrahumanas. Y esa capacidad sirve tanto para lo bueno como para lo malo. Es lo que se llama adaptación hedonista. Cuando tenemos algo nuevo nos parece lo mejor: una nueva casa, una nueva pareja, un nuevo amigo… Pero cuando nos adaptamos a eso nuevo dejamos de disfrutarlo y de valorarlo. Si nuestro amigo no nos hace caso un día ya no es tan buen amigo, nuestra casa más grande ya no nos lo arece tanto… Dejamos de valorar eso que nos hacía felices.

Un ejemplo sencillo de esto. Imagina que se te estropea la caldera un día y no tienes agua caliente. Te das una ducha rápida y, cuando vuelves a tener agua caliente valoras lo que tienes y lo agradeces. Pues eso tenemos que hacer todos los días, valorar lo bueno que tenemos.

Tenemos que hacer el ejercicio de ponernos cada día los “ojos de lo nuevo” y recordar cómo te sentiste el día que conociste a ese amigo o a tu pareja y qué es lo que te gustó. Cómo te hizo sentir. Hay que evitar esa adaptación hedonista.

Actiage: ¿Qué más podemos hacer para aumentar nuestra felicidad?

SA: Hay muchas otras cosas que podemos llevar a cabo en nuestro día a día, como ser más agradecidos, ayudar a los demás, participar en voluntariados.

En el último capítulo del libro hablo justo de esto y hago referencia al método para incrementar el bienestar emocional que implica también tomar buenas decisiones. Mucha gente que viene a consulta nos dice que no están dónde querían estar a estas alturas de su vida. Se han dejado arrastrar y no han tomado buenas decisiones. Es importante no vivir en automático, sino vivir en manual. Saber dónde vamos y nuestros objetivos. Habrá veces que tengamos que ir en dirección contraria porque no haya más remedio, porque la carretera está cortada, pero es importante saber que vamos en dirección contraria y cambiaremos de sentido en cuando podamos. No perder nunca nuestras metas.

También debemos invertir en relaciones sociales y en los amigos. Ya se sabe que quien tiene un amigo, tiene un tesoro.

Además, hay que reservar tiempo para nosotros. Debemos llevar una dieta sana, hacer deporte y dormir. La gente duerme mucho menos de lo que debería actualmente y eso hace que nos levantemos no solo cansados, sino también irritables.

Por último, debemos potenciar el sentido humor. Cuando potenciamos el sentido del humor, conseguimos reevaluar la situación y ver los problemas desde otro punto de vista. Como un dron que amplía su campo visual y llega a más sitios. Y eso nos ayuda a ver los problemas desde otra perspectiva y afrontarlos mejor.

Actiage: ¿La felicidad va ligada a la edad o no tiene nada que ver?

SA: Es decir, ¿se es más feliz, en general, de joven que de anciano? Es cierto que los estudios y la ciencia dicen que hay un declive de la felicidad al llegar a la mediana edad. No obstante, hay que tener en cuenta que existen muchas diferencias individuales.

Por ejemplo, tras esta pandemia los problemas mentales en adolescentes han aumentado un 250%. Se exige que los jóvenes estén siempre felices y hagan cosas divertidas, lo que aumenta la presión si no se sienten bien o tienen emociones negativas, como si eso no estuviera bien visto.

Un gran enemigo de la felicidad es la comparación y, actualmente, con las redes sociales y la exposición que hay en ellas, los jóvenes ven fotos de otras personas pasándoselo bien, haciendo cosas divertidas, todos parecen mejores… lo que aumenta el riesgo de depresión y otros problemas mentales. Por lo tanto, también los jóvenes encuentran muchos problemas para ese bienestar emocional necesario.

Actiage: ¿Cómo podemos seguir siendo felices cuando llegamos a la tercera edad, cuando se acabe el trabajo y los objetivos en la vida?

SA: Lo más importante es mantener objetivos vitales: saber por qué y para qué hago las cosas. Hay que aprovechar el tiempo libre para hacer cosas de ocio que antes solo podíamos hacer los fines de semana. Debemos tener objetivos y seguir siendo disciplinados, mantener un horario y hacer cosas que nos gusten. No debemos llenar la agenda solo de las citas del médico, sino que hay que hacer otras cosas que nos gusten, como quedar con amigos, dar un paseo por una calle nueva, ir a un restaurante diferente… Hacer cosas diferentes y llenar nuestra agenda de propósitos y planes.

Es cierto que la pandemia y las restricciones han afectado mucho a la tercera edad porque durante todo este tiempo no podían hacer nada a nivel social, ni excursiones, ni ir a la cafetería a tomar algo o quedar con sus amigos. Han tenido que vivir encerrados sin salir y además con el riesgo de morir si se contagiaban. No podían relacionarse ni ver a sus nietos, lo que ha afectado mucho a su bienestar emocional e incluso a su deterioro cognitivo. Muchos han sufrido un gran bajón del que ahora hay que recuperarse.

Actiage: ¿La felicidad nos ayuda a vivir más? ¿De qué manera?

SA: Todos los estudios confirman que el afecto positivo y las emociones agradables nos proporcionan más salud y longevidad. Así que sí, la felicidad nos ayuda a vivir más.

Esto se debe no solo a la calma mental que nos aporta, sino que la felicidad y el optimismo también nos ayuda a sobrellevar mejor las enfermedades, lo que ayuda a nuestra salud general y nuestra longevidad.

FUENTE: actiage.es

Estado de ánimo y redes sociales

Desde hace ya algunos años convivimos con las redes sociales, han llegado para quedarse y los estímulos que nos ofrecen afectan a nuestras emociones, en ocasiones de forma positiva y otras no tanto.

Es cierto que las redes sociales tienen efectos beneficiosos, porque nos ayudan a relacionarnos, a poder mantener un contacto más continuo con gente que está lejos, incluso a nivel mundial… Nos permiten profundizar en hobbies, aficiones y grupos de interés, compartiendo contenidos, generando sentimientos de pertenencia con nuestra “tribu” e incluso convirtiéndonos en referentes dentro de colectivos que de otra forma sería impensable. Incluso abren las posibilidades de relación a la gente más tímida o con menos habilidades sociales… 

Las redes sociales han democratizado la generación de contenidos e incluso la posibilidad de generar ingresos a personas de forma individual, llegando a competir incluso con empresas y organizaciones.

¿Afectan las redes sociales al estado del ánimo? 

Sigue leyendo el artículo en el portal Internet Seguro

[Mamás y papás] Menudos encuentros en Zaragoza

Vuelve la jornada Menudos Encuentros a Zaragoza

Será el domingo 29 de mayo  de 11 a 20:30h en el edificio San Valero de la Plaza Santa Cruz, en pleno casco histórico de la ciudad.

Menudos encuentros, es una jornada intensiva dirigida a familias (infancia y adolescencia), donde proporcionar soluciones prácticas para los problemas de hoy. Un espacio único donde expertos educativos, instituciones y marcas relacionadas con la familia, se unen para buscar soluciones, en un ambiente de aprendizaje, divertido y solidario.

La recaudación de las entradas, con un precio entre 4 y 1 €, será destinada a favor de Aspanoa. Ya podemos comprarlas en su web.

Ya sabemos algunos detalles de la programación de la jornada. Os adelantamos algunos:

ENCUENTROS CON EXPERTOS

12:00 Presentación del evento.

12:15 Viajar en familia: una inversión en felicidad , con Joana Saldon , periodista experta en Viajes. Mamás Viajeras

13:00 Conciliación Real, trabajando para ayudar a las familias. Plataforma de la Infancia

17:00 Menores en la red ¿Qué debo saber como madre o padre?. Laura Cuesta, Profesora de Ciber comunicación. Encuentro Patrocinado por UP FAMILY!!

18:00 ¿Cómo Favorecer la salud emocional de nuestros hijos? Silvia Alava, psicóloga y Especialista en Psicología Educativa. Patrocinado por Direccion general de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragon.

19.30h Actuación de clausura del Coro Infantil del Conservatorio Municipal Elemental de música.

*Podéis ver los ponentes en la web de menudosencuentros.com

ZONA INFORMATIVA Y DE TALLERES.

ESPACIO Con Peques en Zaragoza y Cuentacientíficas.

Haremos una manualidad donde conoceremos a unas científicas muy especiales de 11 a 13h

Espacio Creativo de actividad libre, con imprimibles de 16 a 20 h

ESPACIO INCIBE

Espacio interactivo, donde un experto dará consejos y toda la información sobre los servicios de INCIBE, y en particular, aquellos más centrados en ciudadanos (OSI) y menores (IS4K), que sean de interés para las familias.

ESPACIO ASPANOA

Actividad Plástica. Ayúdanos a realizar la Guirnalda más larga de Aspanoa, que posteriormente trasladaremos al Hospital. De 11.00 a 14.00 horas.

De 16.30 a 19.30 horas. Espacio Informativo solidario.

Foto solidaria con Squad Cierzo

Legion 501.

ESPACIO PLANETARIO DE ARAGON y MUSEO MATEMATICO

Espacio Informativo, juegos interactivos  y sorteos. Torres de Hanoi, Mate, Rascacielas, Juegos de Nim

ESPACIO DKV.

13 h Taller ¿Cómo hablar con mis hijos adolescentes? Con  la psicóloga Marta Martín y Laura Gimeno de Psicología Mente Libre.

18:45 Taller Mindfullnes en Familia ( Sala Polivalente), con Asherco.

GOBIERNO DE ARAGON. DIRECCION GENERAL DE IGUALDAD Y FAMILIAS 

Plasma tu mensaje en el Muro de Conciliación. Horario Continuo

¡ESPACIO UP FAMILY! Y FUNDACION EDELVIVES. 

Conoce Up Family un espacio de encuentro, formación y de acompañamiento para todas las familias.

ESPACIO CENTRO DINGOLONDANGO

Talleres continuos

Taller de Tactos y Contrastes 0 a 3 años

Camino Sensorial

Juegos Reciclados

ESPACIO GRUPO SAN VALERO.

FESTIVAL TOCANDO EL CIELO

De 11 a 13h talleres musicales familiares

PLATAFORMA DE LA INFANCIA

• Hora: desde las 11h

• Edad recomendada: todas las edades

• Lugar:  Edificio San Valero de la Plaza Santa Cruz

Precio:

4€ adultos. 1€ peques

• Organiza:  Menuda Feria

Más información:  https://menudosencuentros.com

El peligroso y oscuro cuello de botella en las consultas de salud mental

La mayoría de comunidades guardan silencio sobre listas de espera para salud mental

Por Sefi García

La mayoría de comunidades guardan silencio sobre listas de espera para salud mental. Imposible saber cuántos días hay que esperar para que te vea un psicólogo, que en algunas áreas llega casi al año. 40 días esperando una primera cita en psiquiatría en la sanidad publica de alguna comunidad. Las listas de espera pueden llegar al mes y medio en la sanidad privada y los expertos consultados por COPE consideran insuficiente el Plan de Salud Mental que acaba de aprobar el Gobierno.

Fundamental una atención rápida en la primera consulta

Si una cita se demora más de tres meses, puede suponer un empeoramiento que te lleve al ingreso hospitalario. Si tienes una crisis suicida, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”. Quien nos cuenta esto es Jonathan, un enfermo diagnosticado. Jonathan considera fundamental una atención rápida en la primera consulta, pero también en las sucesivas: seis meses han tardado en darle una a el de seguimiento. También de la rotación de los profesionales porque “te van cambiando de especialista y al final tienes que ir contando tu problema a uno tras otro”.

Gobierno y comunidades autónomas han aprobado recientemente una estrategia común para abordar la salud Mental. Prevé dotar de más profesionales a las comunidades autónomas, que todas elaboren un plan de salud mental, prestar atención al mundo del trabajo (origen de mucho sufrimiento psiquico), a la prevención del suicidio (el primer paso ha sido la creación del teléfono 024) y al consumo de sustancias estupefacientes.

El necesario cambio de mentalidad

Mikel Munarra, psiquiatra, miembro de la asociación española de Neuropsiquiatría celebra que por fin, haya una reacción política a un problema “que nosotros conocemos desde hace mucho tiempo”. Pero sostiene que “ahora hay que analizarlo porque “si damos soluciones simples a problemas complejos, podemos agravar situaciones”.Explica el profesional de la salud mental que aunque suene raro “es un tema demasiado importante para dejarlo en manos solo de los profesionales, y esta vez sí hay un interés y hay que verlo como algo positivo, hay ideas de como hacerlo, y también nos obliga a los profesionales a repensar cómo hacerlo. Es un desafío para todos”.

Por eso entiende el doctor Munarra que el plan puede quedarse corto. “Algo está pasando, y ya pasaba antes de la pandemia. La pandemia puede haber subrayado en fosforito algunos aspectos de este problema, pero sinceramente, y aunque soy un profesional de la salud y reconozco que hacen falta muchos más recursos, si solo nos quedamos con eso, nos vamos a quedar en un titular”.

Si no nos planteamos que el tema de la salud mental es un problema colectivo no se solucionará.

Para el psiquiatra, si no nos planteamos que el tema de la salud mental es un problema colectivo no se solucionará. “Tiene que ver con lo social, con lo afectivo, con la manera de acompañarnos unos a otros, con la esperanza que estamos dando, con el futuro que estamos ofreciendo Las iniquidades, las desigualdades, las discriminaciones, este tipo de cosas afectan a la salud en general. Notamos además que las situaciones continuas de crisis, la dificultad para planificar un futuro, esa falta de seguridad para tirar adelante una vida, hacen falta más personal, pero también un compromiso social colectivo”.

Y esto sirve igual, puntualiza, para la esquizofrenia y para paradigma de enfermedad mental grave, y para el sufrimiento de la persona que sabe que le van a desahuciar al día siguiente”. Los profesionales de la salud Mental tienen ahora, asegura un reto debido a estas evidencias, “tenemos que salir de este modelo reduccionista y darnos cuenta de que el sufrimiento psíquico es multifactorial, por decirlo así, y que a veces te empeñas en tratarlo desde el punto de vista biológico u ofrecer una opinión de experto, cuando lo que uno necesita son más apoyos en su medio, más recursos informales”.

El peligro de la saturación en las consultas de psicología

La primera barrera está en la consulta del psicólogo y la atención primaria. Las listas de espera para esta especialidad son un pozo oscuro del que nadie quiere hablar, ni siquiera hay psicólogos clínicos en todos los centros de salud. Y donde los hay la espera puede llegar casi al año para una primera consulta.

Silvia Álava es psicóloga. Asegura que el tiempo es fundamental para esa primera atención, porque las enfermedades psíquicas “no se curan por sí solas, no hace que desaparezca el problema, lo que hace es que el problema se agrave y en muchos casos que se cronifique. Por eso es muy importante ante los primeros síntomas poder iniciar el tratamiento, muchas veces incluso trabajando en la parte de prevención, no hace falta esperar a que cumplas criterios diagnósticos para poder y poder diagnosticas un problema grave de salud mental para poder tener acceso a este tratamiento”.

La falta de datos y de diagnóstico dificultan encontrar posibles soluciones

No todas las comunidades autónomas han hecho públicas las lista de de espera en Salud Mental. Las que lo han hecho, solo consignan la que existe para la primera consulta con Psiquiatría. La falta de datos y de diagnóstico dificultan encontrar posibles soluciones a ese oculto cuello de botella que puede tener consecuencias muy graves, como te hemos contado: desde acciones irreversibles hasta el empeoramiento o la cronificación de patologías. España es el país del mundo donde más ansiolíticos se consumen. Los expertos nos dicen que tiene que ver con la facilidad para acceder al menos a una receta. Las “pastillas para no soñar” que diría Sabina, son un parche temporal para adormecer el dolor emocional que atenaza a nuestra sociedad. Algo está pasando en esta sociedad, reflexiona Mikel Munarra. Conviene reflexión.

FUENTE: cope.es

Hoy 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud

Desde 1948 la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el 7 de abril como el Día Internacional de la Salud en reconocimiento a la salud como un derecho básico y universal, así como para fomentar el acceso a la atención sanitaria de calidad en todas las regiones del mundo, especialmente en la población con menos recursos.

¿Cómo define la OMS la salud?

«La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

  • El desarrollo saludable del niño es de importancia fundamental; la capacidad de vivir en armonía en un mundo que cambia constantemente es indispensable para este desarrollo.
  • La extensión a todos los pueblos de los beneficios de los conocimientos médicos, psicológicos y afines es esencial para alcanzar el más alto grado de salud.

Lema año 2022: «Nuestro Planeta, Nuestra Salud»

En la celebración de esta efeméride, anualmente se escoge un tema basado en las necesidades y sugerencias realizadas por los Estados miembros, tomando en cuenta las áreas de salud prioritarias.

Para el año 2022 el tema central del Día Mundial de la Salud es «Nuestro Planeta, Nuestra Salud».

Mediante la campaña «Nuestro planeta, nuestra salud», la OMS instará a los gobiernos y a la ciudadanía a que cuenten las medidas que están adoptando para proteger el planeta y su salud y para dar prioridad a las sociedades del bienestar.

Más información en la web de la Organización Mundial de la Salud

Mi hijo no quiere ir al colegio. Razones que puede haber detrás.

Cuando los niños no quieren ir al colegio necesitamos saber las razones que se esconden detrás para poder ayudarles

Por Silvia Sánchez para Educar Es Todo

Cuando escuchamos a nuestro hijo decir “no quiero ir al cole”, pensamos que es un caso aislado y que se puede deber a la desidia por ir al centro. Cuando ya es algo reiterado y que implica un cambio en su comportamiento, es ahí cuando debemos prestar mucha atención. En este artículo trataremos algunas de las posibles razones que están detrás de la frase “no quiero ir a clase”.

CUÁNDO DEBO PREOCUPARME SI MI HIJO NO QUIERE IR AL COLEGIO

Somos las madres y padres de nuestros hijos, los observamos durante todo el día y convivimos con ellos. Sabemos cuándo están tristes, felices o cuándo ha ido algo mal. Esta es la primera herramienta que debemos utilizar para discriminar información: la observación.

Si nuestro hijo manifiesta que no quiere ir al colegio, pero observamos que está feliz, tranquilo, integrado y disfruta, podemos estar tranquilos, todo fluye con normalidad. Conocemos a nuestro hijo, si es un niño extrovertido que juega y se relaciona con el resto de compañeros, podemos relajarnos. Si por el contrario, es más tímido e introvertido, pero que tiene un grupo más reducido de amistades o que incluso, se acerca a niños cuando desea interactuar con ellos de forma sana, también podemos relajarnos.

Cuando debemos empezar a preocuparnos, o estar más pendientes de ellos, es en el momento en el que lo repiten de forma reiterada y hay un cambio en su comportamiento, por ejemplo, diciendo que se encuentran enfermos, estando más apático o triste.

ALGUNAS RAZONES POR LAS QUE NO QUIERE IR AL COLEGIO

No querer ir al colegio puede ser un tema de preocupación para muchas madres y padres, por lo que tendremos en cuenta algunas situaciones que pueden explicar su rechazo.

No quiere ir al cole, pero está contento

Incluso si se siente bien en el colegio, salir de casa puede suponer un gran esfuerzo. Amaya de Miguel, fundadora de Relájate y educa, nos explica en su libro “Relájate y educa” que esto suele ser algo muy frecuente en los niños. De la misma forma que a muchos de nosotros nos cuesta ir a trabajar cada mañana, a nuestros hijos, igual.PUBLICIDAD

La experta explica que esto puede deberse a la dificultad de separarse de nosotros. Tengan la edad que tengan, en casa se está mucho mejor que desarrollando nuestras responsabilidades. Ella nos aconseja no convencerlos de lo contrario diciendo que ir al colegio es estupendo, su sentimiento no va a cambiar por muchas explicaciones que les demos.

Lo que sí podemos hacer es darle la vuelta a la situación. Cada día, cuando vayamos a recogerlos, les podemos decir: “veo que tienes una gran sonrisa. Me parece que ha sido un buen día para ti, ¿es así o me equivoco?”. Cuando nos despidamos de ellos también les puede ayudar lo siguiente: “Sé que la despedida es difícil, también sé que cuando hoy te recoja vas a estar muy contento”. Amaya de Miguel menciona que a los niños les ayuda mucho contar cada día algo positivo, podemos decirles que cuando vayamos a por ellos nos deben decir algo bueno que les haya ocurrido.

Ella también nos propone dos acciones más:

  1. Llevar un objeto personal nuestra. Cuando les cuesta separarse de nosotros puede ser de gran ayuda que lleven un collar, un llavero o incluso un pañuelo. Así cuando nos echen de menos pueden tocarlo y no se sentirán tan tristes.
  2. Dejar una nota especial. Esta es una técnica que utiliza mucho Lucía, mi pediatra. Consiste en dejar una nota con el almuerzo y que lo lea cuando esté en el recreo o en clase. Puede ser simplemente decirles que les queremos, un chiste o un dibujo, no importa el contenido, para ellos será un regalo especial.

No quiere ir al cole, creo que está sufriendo acoso escolar

Sin duda alguna este es el momento que más tememos como madres y padres. En el curso de la plataforma Educar es todo “cómo mejorar la relación con los profesores“, Carmen Cabestany, fundadora de NACE, nos habla sobre cómo debemos proceder en el caso de que nuestro hijo o hija sufra bullying. Como educadora y experta, menciona que lo primero que tenemos que hacer es acudir al centro y poner la situación en conocimiento del profesorado y el equipo directivo para que pongan solución al problema de manera inmediata.

Natalia de Agustín, autora de “Resistiré” y víctima de acoso, relata que “en el momento en el que el menor regresa del colegio padeciendo episodios que se salen de la normalidad y se repiten. Los padres pueden detectar el acoso teniendo comunicación con el menor y observando su estado de ánimo. Es imprescindible crear un clima de confianza para que el menor pueda expresar lo que le sucede sin sentirse juzgado”. Para ella la clave reside en arropar al menor con ayuda profesional para recomponer el daño que ha sufrido, aquí la ayuda psicológica es necesaria.

Por su parte, la psicóloga Úrsula Perona propone que la prevención es la mejor herramienta contra el bullying. Desde los colegios es fundamental incorporar programas de prevención que incluyan la inteligencia emocional, la resolución de conflictos o las habilidades sociales.

Por supuesto, también tener tolerancia cero con la violencia, tanto desde casa como desde los centros educativos. Para eso es necesario tener unas normas y valores claras sobre la violencia, y saber trasladarlas al alumnado. Demasiadas veces toleramos en niños y adolescentes conductas que jamás toleraríamos en adultos. Por ejemplo: nunca consentiríamos que un compañero de trabajo nos insultara, nos zarandeara o nos gastara bromas pesadas. Tampoco que nos humillara en redes sociales.

Otro aspecto importante es tener protocolos claros de actuación en los colegios ante casos de bullying. Lamentablemente muchas veces los equipos docentes no saben bien cómo deben actuar ante un caso así.

Ha discutido con sus amigos y no quiere ir a clase

Puede que este sea otro de los motivos por los que no quiere ir al centro. No importa si es adolescente o no, a partir de los 7 años los amigos comienzan a ser personas importantes en sus vidas, por lo que una discusión les afecta al ánimo. La psicóloga Silvia Álava en su libro “queremos que crezcan felices”, expone la importancia de que los conflictos entre iguales los resuelvan ellos mismos, no nosotros. Eso sí, hace un apunte, siempre que sean de la misma edad y no mayores. A no ser que sea algo que se produzca de forma repetitiva, las madres y padres no debemos intervenir.

Cosas que podemos hacer madres y padres para enseñar a nuestros hijos a resolver conflictos con sus amigos:

  • Aprender a ceder y a negociar. Algo fundamental para nuestras relaciones sociales es saber que en ocasiones hay que ceder y en otras, negociar. Por ejemplo: “Ahora eliges tú a qué jugamos, pero luego me tocará a mí” o “Cómo antes has elegido tú, ahora me toca a mí elegir el juego”.
  • Aprender a controlar la envidia. La experta resalta este aspecto como algo fundamental para regular sus emociones y por supuesto, para evitarles muchos futuros conflictos. Como siempre, nosotros somos sus referentes. Debemos tener cuidado con quitar el mérito a amigos o terceras personas por sus logros. Lo positivo para ellos es ver cómo nos alegramos por el éxito de los demás.
  • Actuar bajo sus propios valores. Otro buen consejo para nuestro hijo que propone Silvia, es defender los derechos de aquellos niños a los cuales el líder de la clase no deja jugar. Aquí es clave la empatía, hay que hacerle ver que él sabe cómo se siente ese niño al que no le dejan jugar y así, cuando le ocurra a él, también le apoyarán. El role playing es una buena herramienta para trabajar diversas situaciones y buscar soluciones creativas.
  • Ser modelos de comportamiento asertivo. Nuestro hijo o hija debe aprender a decir lo que piensa, siente y quiere, pero sin enfadarse ni imponerlo. De nuevo, somos su referentes, por lo que en casa debe haber climas de confianza y asertividad donde se traten los conflictos y se respete las emociones del otro.

FUENTE: elperiodico.com

Ser feliz no implica estar alegre todo el día

Ser feliz no implica estar #alegre todo el día, sino que está más relacionado con entender las #emociones, saber lo que nos ocurre, el porqué y cómo manejarlo, todas ellas, habilidades de la inteligencia emocional

#Libro: #porquénosoyfeliz Encuentra más información sobre el libro en este enlace: https://bit.ly/3uJMUez