Entradas

Participamos en un nuevo ‘Café de las 10 con FOESaludable’

La cita cumple su decimotercera edición prestando atención al ‘Bienestar emocional y satisfacción laboral’ de mano de una de las referentes nacionales en la materia.

‘Bienestar emocional y satisfacción laboral. Herramientas para poner las emociones a tu favor’ es el título del Café de las 10 de FOESaludable que conduce Silvia Álava.

Doctora en psicología clínica y de la salud, la ponente incidirá en la importancia del bienestar emocional en la empresa que favorece, por un lado, la salud del trabajador y potencia, por otro, el trabajo en equipo y la productividad.

Con más de 21 años de experiencia, Álava es la directora del Centro de Psicología Álava Reyes, labor que compagina con sus clases en la universidad y su labor como divulgadora científica, muy activa en medios de comunicación.

Autora de varios libros como ‘¿Por qué no soy feliz?’, ‘Queremos Hijos felices’ o ‘El arte de educar jugando’, Silvia Álava es premio de comunicación del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid y miembro y asesora de varias sociedades científicas.

Esta nueva edición del ‘Café de las 10’ entronca con los objetivos fundacionales de FOESaludable, la premiada iniciativa de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas que, bajo el paraguas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), trabaja en pro de la salud y bienestar de los trabajadores de la provincia.

La actividad, estrenada en abril de 2021, cumple su decimotercera edición ayudando a empresarios y autónomos asociados a aumentar su información y formación en materia de buenas prácticas en esta materia.

Lo hace de la mano de primeros espadas en la materia, como Silvia Álava, considerada como uno de los referentes nacionales en salud emocional.

El ‘Café de las 10 de FOESaludable’ se celebra el próximo 23 de noviembre a través de la plataforma Zoom. La inscripción se puede realizar a través de la web www.foes.es.

Para cualquier duda, se puede consultar a los técnicos del Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de FOES, organizadores de la actividad y responsables del proyecto FOESaludable.

FUENTE: Soria TV

Hablamos de Felicidad y Bienestar Emocional en Raíz de 5

En este programa de Radio 5 dedicado a las matemáticas hablamos de felicidad y bienestar emocional.

Tensión emocional por estrés térmico

En ocasiones, es posible confundir los síntomas de la tensión o estrés emocional con el Golpe de Calor. Y, por ello, es importante saber identificarlo, porque el no interpretar bien los síntomas sí que puede causar ansiedad. ¡Nos lo cuenta en este vídeo!

Las temperaturas elevadas afectan a las funciones cognitivas.

¿Sientes que tu cerebro ‘se funde’ cuando hay 40 grados? Esta es la razón

POR NURIA SAFONT

El calor excesivo nos agota, nos impide dormir bien, afecta a nuestro humor, nos irrita, puede causarnos un problema de salud y, además, achicharra el cerebro. Sí, has leído bien. Cuando el mercurio alcanza los 40 ºC se alteran las funciones cognitivas. La memoria, la atención o los reflejos son los principales perjudicados. Así lo explica la Dra. Silvia Álava, colaboradora del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS). 

Cómo afecta el calor a la atención y a la memoria

Como detalla la Dra. Álava, cuando hace demasiado calor nos resulta más difícil mantener la atención. También se reduce la calidad de esta atención. Es decir, nos va a resultar más complicado fijarnos en los detalles que pueden resultar importantes para llevar a cabo una tarea o resolver un problema. Como explica la experta, también tenemos menos control de la interferencia, es decir, nos es más fácil distraernos y más complicado concentrarnos y seguir con la tarea que estábamos realizando sin interrupciones.

Silvia Álava también advierte de que olas de calor como las que estamos viviendo causan estragos en la memoria. Esto es debido a que estamos más cansados, más fatigados, el cerebro funciona más despacio, la velocidad de procesamiento también es menor e, incluso, podemos tener la sensación de que pensamos peor o vamos más lentos. 

Esta lentitud también afecta a los reflejos. Y esto es algo que debemos tener muy en cuenta, sobre todo si tenemos que conducir o realizamos actividades que conlleven un riesgo. 

Planifica para rendir más 

¿Y si trabajamos? Nuestro rendimiento también se verá afectado. Por ello, es importante que tratemos de aprovechar al máximo las horas más frescas para hacer aquellas actividades que requieran un esfuerzo mental mayor. Además, recomienda adaptar estos horarios a nuestro ritmo circadiano. Es decir, las personas que rinden mejor por la mañana, deberían tratar de exprimir las horas tempranas para trabajar. Al contrario, aquellas que son más nocturnas, pueden aprovechar la tarde noche. Sin embargo, no todo el mundo se puede permitir este lujo. ¿Qué hacer entonces?

Álava recomienda que tengamos en cuenta cómo afecta el calor a nuestro cerebro para planificar nuestras actividades. Y que seamos conscientes de que, a causa de la lentitud, no seamos capaces de llevar a cabo el mismo número de tareas que en momentos en el que las temperaturas son más bajas o que vamos a necesitar más tiempo. Por ello, hay que ser realistas, insiste la experta. 

Por otro lado, también debemos recordar que la canícula nos vuelve más irascibles. Otro en el que debemos trabajar para no alterar las relaciones con nuestros compañeros o nuestros familiares. 

¿Cómo paliar los efectos del calor en el cerebro? 

La doctora recuerda en los vídeos del Instituto de Investigación Agua y Salud que hay que tomarse muy en serio cómo nos afecta el calor excesivo y que debemos evitar siempre el golpe de calor, una situación grave que puede comprometer nuestra vida. 

  • Lo esencial es mantener una buena hidratación. Beber constantemente agua y evitar el alcohol, que produce deshidratación. Además, esta sustancia interfiere en la capacidad de termorregulación y aumenta el riesgo de golpe de calor. 
  • La dieta debe ser ligera y no deben faltar los alimentos ricos en agua, como por ejemplo, las verduras, las hortalizas y las frutas, que deben constituir la mitad de un plato para que este sea saludable. 
  • Si notamos que nuestra temperatura corporal aumenta, lo ideal es darse una ducha fría para bajarla. Si esto no es posible, debemos mojarnos la nuca y las muñecas. 
  • Hay que procurar llevar prendas de tejidos naturales y que permitan la transpiración
  • Si notamos que las altas temperaturas nos están ocasionando ya un problema, nos duele la cabeza o sentimos que nos mareamos, debemos pedir ayuda de inmediato. 

FUENTE: hola.com

«El sistema de trabajo no nos pone fácil cuidar de la salud mental» Inauguración de EVADES

Por M. RIVERO. Foto Pablo Nosti

«Saludable es la empresa a la que te apetece ir a trabajar y las relaciones informales dentro de la misma tiene mucho que ver en ello»

La psicóloga y autora de varios libros Silvia Álava (Valladolid, 1978) inauguró ayer junto a la escritora Belen Varela la Escuela de Verano Evades. Lo hizo en Noreña, en una charla en la que abordó la relación entre la salud mental y el trabajo.

-Bienestar emocional y satisfacción laboral, la relación parece obvia, ¿qué se nos pasa?

-Cuando trabajamos todos tenemos el chip de que tenemos que producir y hacer las cosas bien sin que nos afecte nada. Somos humanos, estamos hechos de emociones y las sentimos, eso nos afecta y afecta a la producción. Pero sobre todo las relaciones con nuestros compañeros. ‘No es personal, son negocios’, como decía Corleone, pero nosotros hacemos que el trabajo sea personal. No se puede apagar el cerebro y ponerlo en modo avión, es imposible ser así de frío y distante. Además las emociones bien utilizadas se pueden utilizar para incrementar la productividad.

-¿Se puede mantener la salud mental en el sistema de trabajo actual?

-El sistema no lo pone fácil, no estamos en nuestro mejor momento. Hay trabajos muy precarios, mal pagados y a turnos. ¿Dónde nos centramos? En qué puedo hacer yo, cómo manejar las emociones. Ojalá cambiara el sistema, cada vez somos más conscientes de que tenemos que favorecer la conciliación. Porque nos están sometiendo a una situación difícil de mantener a largo plazo.

-¿Algunos consejos para mantener la cabeza en su sitio?

-Lo primero: párate y sé consciente de cómo estás, qué necesitas en cada momento y qué sientes. Muchas veces vamos en automático. Es importante pasar al manual y pensar si lo que sentimos acompaña y ayuda a realizar el trabajo o si hay que parar y ver qué nos dice esa emoción y regularla. El sigue para adelante y deja el problema de lado se convierte a la larga en un problema a nivel somático de salud: dolores, bajas por ansiedad o incluso lumbalgia. En segundo lugar, el cómo te hablas a ti mismo. En ese discurso interno con el que comentamos la jugada sobre todo lo que nos pasa y a veces echamos más leña al fuego. No se trata de decir que todo sea fantástico, el país de la piruleta no existe, pero a lo mejor las cosas no son tan terribles. Y practicar el autocuidado, muy de moda, en cosas tan básicas como alimentarse bien o dormir.

-Esto es el trabajador, pero ¿y la empresa?

-Cada vez se da más importancia a las organizaciones que tienen el sello de saludable. Estas promueven el ejercicio físico, la alimentación saludable, la responsabilidad social corporativa y ese bienestar. Saludable es la empresa a la que te apetece ir a trabajar. Y las relaciones informales tienen mucho que ver. Los líderes tienen que tener una buena inteligencia emocional para crear ese clima adecuado. Eso cuesta dinero, pero en 2010 ya nos decían que por cada dólar invertido en bienestar y salud se ahorran otros seis a medio o largo plazo.

-¿A favor o en contra del teletrabajo?

-No podemos decir que el trabajo sea bueno o malo. Los estudios dicen que no le vale a todo el mundo, depende mucho de la personalidad y situación familiar. A priori parece que puede ayudar a conciliar, pero tiene que ser cosa de todos. No puede ser que la mujer se quede en casa y trabaje entre col y col. Si bien es cierto que hay quien echa de menos el volver a la oficina, precisamente eso sucede cuando hay ese clima laboral positivo. Las encuestas desvelan que en mayoría quieren mantener un modelo mixto.

-¿Nos ha ayudado la pandemia a ser más conscientes de la importancia del bienestar emocional?

-Nos ha pasado muchísima factura. A adultos, niños, mayores… y lo que hemos hecho ha sido ser más conscientes de nuestra felicidad. Nos cuesta mucho más. Y ahora ya sabemos que se han incrementado.

-¿En qué trabaja a futuro?

-Lo primero y más inmediato disfrutar del día de hoy (por ayer) en Noreña y vivir más consciente, disfrutar de las conferencias, formaciones, mis pacientes… Luego ya veremos si llega otro libro, aunque ideas ya tengo.

FUENTE: Diario El Comercio

30 de Junio Inauguración de la ‘Semana del Bienestar’ en EVADES con más de una treintena de actividades

Noreña, escenario de las bodas de plata de la Escuela de Verano.

Evades ofrecerá en la villa condal una ‘Semana del Bienestar’ con cursos sobre salud mental y física, y más de una treintena de actividades.

La Escuela de Verano (Evades) ha escogido Noreña como su escenario inaugural un año más. El próximo jueves, día 30 de junio, la Casa de Cultura de la villa condal acogerá desde las siete de la tarde la primera jornada abierta del curso ‘Bienestar emocional y satisfacción laboral’. Silvia Álava, autora de varios libros y doctora en psicología clínica y de la salud, será una de las ponentes del evento junto a Belén Varela, también escritora y experta en Recursos Humanos; y Chema Martínez, ‘coach’, consultor y formador con 24 años de experiencia.

Se trata de un año especial para Evades, que celebra su 25 cumpleaños y retomará a partir del 4 de julio y hasta el 4 de agosto las actividades presenciales en Noreña, Granda, Olloniego, Ferrera Pola de Siero y Gijón. En total, se realizarán veinticinco cursos (algunos de ellos telemáticos), siete talleres y cuatro eventos especiales de aniversario.

Como novedad, surgida de las peticiones a raíz de la pandemia, la Escuela de Verano contará este curso con una ‘Semana del Bienestar’ en la que, a través de cuatro talleres prácticos de diferente temática, pero complementarios entre sí, los asistentes podrán trabajar en el cuidado de la salud física y mental.

FUENTE: elcomercio.es

Estas son las habilidades sociales que debemos entrenar en nuestros hijos desde pequeños

El éxito de sus relaciones personales dependerá de lo desarrolladas que tengan estas habilidades sociales.

Por María Dotor

Los seres humanos somos seres sociales. Desde que nacemos, nos relacionamos con otras personas, y nuestra felicidad depende, en gran medida, de cómo de satisfactorias sean estas relaciones.

Para que nuestros hijos tengan relaciones satisfactorias hace falta que dispongan de buenas habilidades sociales. Estas habilidades no son innatas, sino que se aprenden a través de la observación de los demás, de las enseñanzas de otras personas, de la interacción directa con el medio…etc.

Para que nuestros hijos tengan relaciones satisfactorias hace falta que dispongan de buenas habilidades sociales. Estas habilidades no son innatas, sino que se aprenden.

¿Qué habilidades sociales son las más importantes? ¿Cuáles deberíamos inculcar a nuestros hijos? Las repasamos con la ayuda de la psicóloga Sara Ríos Gil, quien las recoge en un capítulo del libro ‘El arte de educar jugando’, de Silvia Álava.

Habilidades sociales básicas y habilidades sociales complejas

Para Ríos Gil, las habilidades sociales se dividen en dos grupos: las básicas y las complejas.

Habilidades sociales básicas

  • Saber escuchar: aquí es fundamental el lenguaje no verbal: mirar a los ojos, asentir con la cabeza, sonreír cuando sea oportuno… «Esto es algo que tenemos que enseñarles sobre todo con el ejemplo», nos dice Ríos Gil.
  • Iniciar una conversación: es básico saber identificar si es un buen momento para iniciar una conversación o la persona no está disponible.
  • Mantener una conversación: una vez que hayamos iniciado una conversación, hay que saber mantenerla. «Una buena escucha activa es fundamental para que el otro se sienta atendido y eso dé pie a seguir la conversación haciendo nuevas preguntas. También hay que saber cómo introducir un tema nuevo sin interrumpir al otro».
  • Terminar una conversación: «evitando ser bruscos y tratando de no cortar a la otra persona».
  • Presentarse adecuadamente: «podemos ayudar a nuestros hijos a entender qué cosas se dicen en una primera presentación y qué cosas nos guardamos para nosotros».
  • Dar las gracias en las ocasiones correctas: aquí nuestro ejemplo es vital. «Somos modelos de conducta. Si nos ven que somos agradecidos con los demás, les será más fácil serlo a ellos».
  • Hacer un cumplido: los cumplidos nos ayudan a establecer relaciones positivas con los demás, no obstante, nos dice Ríos Gil, «conviene intentar no excedernos en los cumplidos porque puede verse como exagerado y poco natural».

Habilidades sociales complejas

  • Saber decir ‘no’ adecuadamente: no siempre tenemos que estar de acuerdo con lo que nos dicen los demás, ya que cada uno tenemos nuestra forma de pensar, y tenemos derecho a decir ‘no’, pero «teniendo en cuenta no ser bruscos ni ofender a los demás, sino expresar nuestra negativa con respeto».
  • Realizar una petición: sin exigir, de manera adecuada. «Y si la otra persona dice que ‘no’, aceptarlo sin enfadarnos ni alterarnos».
  • Tomar decisiones: nos cuesta mucho tomar decisiones, en cambio, es algo a lo que nos tendremos que enfrentar muchísimas veces a lo largo de nuestra vida. Debemos entrenar a nuestros hijos para ello «ayudándoles a definir las opciones, los pros y contras de cada una de ellas, buscar alternativas o soluciones…».
  • Defenderse correctamente de una crítica: hay diversas maneras de reaccionar ante una crítica. «Hay que enseñar a los niños a defenderse de ellas sin alterarse ni enfadarse».
  • Expresar alguna queja: debemos dejarles claro que no pasa nada por expresar aquello que no les guste, pero «hay que enseñarles a hacerlo correctamente, desde el respeto, explicando bien el por qué no le ha gustado y ofreciendo una alternativa».

¿Cómo entrenamos estas habilidades sociales?

Para entrenar las habilidades sociales de nuestros hijos, Ríos Gil da una serie de claves:

  • Los adultos somos referentes de nuestros hijos; constantemente nos están observando y copiando. Por ese motivo debemos ser un buen ejemplo a nivel social y hacer con los demás las cosas que queremos que hagan ellos.
  • Es fundamental que desde pequeños fomentemos que estén con otras personas de confianza además de nosotros y también con otros niños de su edad.
  • El desarrollo social de un niño tiene lugar poco a poco, y esto hay que tenerlo en cuenta para saber qué pedirle en cada etapa de su vida.
  •  Utilicemos el juego para inculcar estas habilidades. Por ejemplo, podemos hacer un teatro de presentaciones para enseñarles de manera amena y divertida la importancia de presentarse a los demás y cómo hacerlo correctamente. También podemos jugar con una pelota en la mano a respetar los turnos de palabra. Sacaremos un tema, debatiremos sobre él, pero solo podremos hablar cuando tengamos la pelota en la mano.

FUENTE: laopiniondemurcia.es

«Se trata más de vivir a gusto, de vivir en paz, de vivir en calma», Silvia Álava, psicóloga

De la mano de la psicóloga Silvia Álava, nos llega el libro ¿Por qué no soy feliz?, un libro que nos ayudará a entender por qué nos encontramos abatidos en muchas ocasiones y cómo podemos revertir ese sentimiento para llegar al equilibrio y bienestar emocional que tanto deseamos. Hablamos con ella de la felicidad, el bienestar emocional y cómo sentirnos mejor en nuestro día a día. 

Actiage: ¿Es realmente necesario ser feliz?

Silvia Álava: Depende de lo que entendamos por felicidad. Si pensamos en la felicidad como un sentimiento de alegría constate y estar haciendo siempre cosas divertidas, no solo no es necesario, sino que es imposible. Si lo que pretende alguien es ser feliz, entendiendo que no puedes tener días malos, que no puedes tener situaciones desagradables, que no puedes sentir cosas que no te gustan, o sentir miedo, tristeza o frustración, eso no es posible.

Nadie puede estar las 24 horas del día con una sonrisa y haciendo cosas divertidas. Por lo tanto, la felicidad entendida como tal no es necesaria siempre ni posible.

Si entendemos la felicidad como bienestar emocional, es decir, saber afrontar lo bueno y lo malo, regular nuestras emociones y disfrutar de lo que tenemos, entonces sí tenemos que aspirar a ese bienestar emocional, un concepto más exacto que felicidad.

Se trata más de vivir a gusto, de vivir en paz, de vivir en calma, de vivir alineados con lo que nosotros somos y con nuestros valores. Vivir desde el realismo.

Actiage: ¿Cómo crees que se declara la mayoría de la gente: feliz o infeliz?

SA: Es una pregunta complicada. Sí es cierto que mucha de la gente que va a la consulta nos dice que, a pesar de que lo tienen todo, no son felices. El problema es que no saben disfrutar y poner en el foco en lo bueno. Hay que saber aprovechar cada momento y disfrutar de lo que tenemos, apreciando todo lo bueno de nuestra vida y sabiendo regular las emociones desagradables.

Actiage: ¿Somos más infelices en este momento de la historia?

SA: El bienestar emocional, es decir, cómo interpretamos la realidad y los recursos que tenemos para ello, depende de cada persona.

No obstante, es cierto que a nivel macro en esta época nos hemos vuelto más irascibles y nuestra ventana de tolerancia, es decir, nuestra tolerancia a la frustración, es más pequeña. Cuando tenemos que enfrentarnos a situaciones novedosas, que no conocemos, a la incertidumbre, sin saber lo que nos va a pasar, estamos más irritables e irascibles, y eso nos ha pasado ahora en estos dos años cargados de malas noticias como la pandemia del COVID19. Filomena, la Guerra de Ucrena, la nueva posible pandemia de la viruela del mono… Tantas noticas malas nos hacen sentir más irascibles porque no vivimos una situación fácil, por lo que es cierto que es una época complicada que puede afectar a nuestro bienestar emocional.

Actiage: ¿Por qué la gente no es feliz, o cree que no lo es?

SA: El ser humano tiene una capacidad de adaptación increíble. Somos capaces de adaptarnos a las perores situaciones, incluso a vivir en condiciones infrahumanas. Y esa capacidad sirve tanto para lo bueno como para lo malo. Es lo que se llama adaptación hedonista. Cuando tenemos algo nuevo nos parece lo mejor: una nueva casa, una nueva pareja, un nuevo amigo… Pero cuando nos adaptamos a eso nuevo dejamos de disfrutarlo y de valorarlo. Si nuestro amigo no nos hace caso un día ya no es tan buen amigo, nuestra casa más grande ya no nos lo arece tanto… Dejamos de valorar eso que nos hacía felices.

Un ejemplo sencillo de esto. Imagina que se te estropea la caldera un día y no tienes agua caliente. Te das una ducha rápida y, cuando vuelves a tener agua caliente valoras lo que tienes y lo agradeces. Pues eso tenemos que hacer todos los días, valorar lo bueno que tenemos.

Tenemos que hacer el ejercicio de ponernos cada día los “ojos de lo nuevo” y recordar cómo te sentiste el día que conociste a ese amigo o a tu pareja y qué es lo que te gustó. Cómo te hizo sentir. Hay que evitar esa adaptación hedonista.

Actiage: ¿Qué más podemos hacer para aumentar nuestra felicidad?

SA: Hay muchas otras cosas que podemos llevar a cabo en nuestro día a día, como ser más agradecidos, ayudar a los demás, participar en voluntariados.

En el último capítulo del libro hablo justo de esto y hago referencia al método para incrementar el bienestar emocional que implica también tomar buenas decisiones. Mucha gente que viene a consulta nos dice que no están dónde querían estar a estas alturas de su vida. Se han dejado arrastrar y no han tomado buenas decisiones. Es importante no vivir en automático, sino vivir en manual. Saber dónde vamos y nuestros objetivos. Habrá veces que tengamos que ir en dirección contraria porque no haya más remedio, porque la carretera está cortada, pero es importante saber que vamos en dirección contraria y cambiaremos de sentido en cuando podamos. No perder nunca nuestras metas.

También debemos invertir en relaciones sociales y en los amigos. Ya se sabe que quien tiene un amigo, tiene un tesoro.

Además, hay que reservar tiempo para nosotros. Debemos llevar una dieta sana, hacer deporte y dormir. La gente duerme mucho menos de lo que debería actualmente y eso hace que nos levantemos no solo cansados, sino también irritables.

Por último, debemos potenciar el sentido humor. Cuando potenciamos el sentido del humor, conseguimos reevaluar la situación y ver los problemas desde otro punto de vista. Como un dron que amplía su campo visual y llega a más sitios. Y eso nos ayuda a ver los problemas desde otra perspectiva y afrontarlos mejor.

Actiage: ¿La felicidad va ligada a la edad o no tiene nada que ver?

SA: Es decir, ¿se es más feliz, en general, de joven que de anciano? Es cierto que los estudios y la ciencia dicen que hay un declive de la felicidad al llegar a la mediana edad. No obstante, hay que tener en cuenta que existen muchas diferencias individuales.

Por ejemplo, tras esta pandemia los problemas mentales en adolescentes han aumentado un 250%. Se exige que los jóvenes estén siempre felices y hagan cosas divertidas, lo que aumenta la presión si no se sienten bien o tienen emociones negativas, como si eso no estuviera bien visto.

Un gran enemigo de la felicidad es la comparación y, actualmente, con las redes sociales y la exposición que hay en ellas, los jóvenes ven fotos de otras personas pasándoselo bien, haciendo cosas divertidas, todos parecen mejores… lo que aumenta el riesgo de depresión y otros problemas mentales. Por lo tanto, también los jóvenes encuentran muchos problemas para ese bienestar emocional necesario.

Actiage: ¿Cómo podemos seguir siendo felices cuando llegamos a la tercera edad, cuando se acabe el trabajo y los objetivos en la vida?

SA: Lo más importante es mantener objetivos vitales: saber por qué y para qué hago las cosas. Hay que aprovechar el tiempo libre para hacer cosas de ocio que antes solo podíamos hacer los fines de semana. Debemos tener objetivos y seguir siendo disciplinados, mantener un horario y hacer cosas que nos gusten. No debemos llenar la agenda solo de las citas del médico, sino que hay que hacer otras cosas que nos gusten, como quedar con amigos, dar un paseo por una calle nueva, ir a un restaurante diferente… Hacer cosas diferentes y llenar nuestra agenda de propósitos y planes.

Es cierto que la pandemia y las restricciones han afectado mucho a la tercera edad porque durante todo este tiempo no podían hacer nada a nivel social, ni excursiones, ni ir a la cafetería a tomar algo o quedar con sus amigos. Han tenido que vivir encerrados sin salir y además con el riesgo de morir si se contagiaban. No podían relacionarse ni ver a sus nietos, lo que ha afectado mucho a su bienestar emocional e incluso a su deterioro cognitivo. Muchos han sufrido un gran bajón del que ahora hay que recuperarse.

Actiage: ¿La felicidad nos ayuda a vivir más? ¿De qué manera?

SA: Todos los estudios confirman que el afecto positivo y las emociones agradables nos proporcionan más salud y longevidad. Así que sí, la felicidad nos ayuda a vivir más.

Esto se debe no solo a la calma mental que nos aporta, sino que la felicidad y el optimismo también nos ayuda a sobrellevar mejor las enfermedades, lo que ayuda a nuestra salud general y nuestra longevidad.

FUENTE: actiage.es

Estado de ánimo y redes sociales

Desde hace ya algunos años convivimos con las redes sociales, han llegado para quedarse y los estímulos que nos ofrecen afectan a nuestras emociones, en ocasiones de forma positiva y otras no tanto.

Es cierto que las redes sociales tienen efectos beneficiosos, porque nos ayudan a relacionarnos, a poder mantener un contacto más continuo con gente que está lejos, incluso a nivel mundial… Nos permiten profundizar en hobbies, aficiones y grupos de interés, compartiendo contenidos, generando sentimientos de pertenencia con nuestra “tribu” e incluso convirtiéndonos en referentes dentro de colectivos que de otra forma sería impensable. Incluso abren las posibilidades de relación a la gente más tímida o con menos habilidades sociales… 

Las redes sociales han democratizado la generación de contenidos e incluso la posibilidad de generar ingresos a personas de forma individual, llegando a competir incluso con empresas y organizaciones.

¿Afectan las redes sociales al estado del ánimo? 

Sigue leyendo el artículo en el portal Internet Seguro

[Mamás y papás] Menudos encuentros en Zaragoza

Vuelve la jornada Menudos Encuentros a Zaragoza

Será el domingo 29 de mayo  de 11 a 20:30h en el edificio San Valero de la Plaza Santa Cruz, en pleno casco histórico de la ciudad.

Menudos encuentros, es una jornada intensiva dirigida a familias (infancia y adolescencia), donde proporcionar soluciones prácticas para los problemas de hoy. Un espacio único donde expertos educativos, instituciones y marcas relacionadas con la familia, se unen para buscar soluciones, en un ambiente de aprendizaje, divertido y solidario.

La recaudación de las entradas, con un precio entre 4 y 1 €, será destinada a favor de Aspanoa. Ya podemos comprarlas en su web.

Ya sabemos algunos detalles de la programación de la jornada. Os adelantamos algunos:

ENCUENTROS CON EXPERTOS

12:00 Presentación del evento.

12:15 Viajar en familia: una inversión en felicidad , con Joana Saldon , periodista experta en Viajes. Mamás Viajeras

13:00 Conciliación Real, trabajando para ayudar a las familias. Plataforma de la Infancia

17:00 Menores en la red ¿Qué debo saber como madre o padre?. Laura Cuesta, Profesora de Ciber comunicación. Encuentro Patrocinado por UP FAMILY!!

18:00 ¿Cómo Favorecer la salud emocional de nuestros hijos? Silvia Alava, psicóloga y Especialista en Psicología Educativa. Patrocinado por Direccion general de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragon.

19.30h Actuación de clausura del Coro Infantil del Conservatorio Municipal Elemental de música.

*Podéis ver los ponentes en la web de menudosencuentros.com

ZONA INFORMATIVA Y DE TALLERES.

ESPACIO Con Peques en Zaragoza y Cuentacientíficas.

Haremos una manualidad donde conoceremos a unas científicas muy especiales de 11 a 13h

Espacio Creativo de actividad libre, con imprimibles de 16 a 20 h

ESPACIO INCIBE

Espacio interactivo, donde un experto dará consejos y toda la información sobre los servicios de INCIBE, y en particular, aquellos más centrados en ciudadanos (OSI) y menores (IS4K), que sean de interés para las familias.

ESPACIO ASPANOA

Actividad Plástica. Ayúdanos a realizar la Guirnalda más larga de Aspanoa, que posteriormente trasladaremos al Hospital. De 11.00 a 14.00 horas.

De 16.30 a 19.30 horas. Espacio Informativo solidario.

Foto solidaria con Squad Cierzo

Legion 501.

ESPACIO PLANETARIO DE ARAGON y MUSEO MATEMATICO

Espacio Informativo, juegos interactivos  y sorteos. Torres de Hanoi, Mate, Rascacielas, Juegos de Nim

ESPACIO DKV.

13 h Taller ¿Cómo hablar con mis hijos adolescentes? Con  la psicóloga Marta Martín y Laura Gimeno de Psicología Mente Libre.

18:45 Taller Mindfullnes en Familia ( Sala Polivalente), con Asherco.

GOBIERNO DE ARAGON. DIRECCION GENERAL DE IGUALDAD Y FAMILIAS 

Plasma tu mensaje en el Muro de Conciliación. Horario Continuo

¡ESPACIO UP FAMILY! Y FUNDACION EDELVIVES. 

Conoce Up Family un espacio de encuentro, formación y de acompañamiento para todas las familias.

ESPACIO CENTRO DINGOLONDANGO

Talleres continuos

Taller de Tactos y Contrastes 0 a 3 años

Camino Sensorial

Juegos Reciclados

ESPACIO GRUPO SAN VALERO.

FESTIVAL TOCANDO EL CIELO

De 11 a 13h talleres musicales familiares

PLATAFORMA DE LA INFANCIA

• Hora: desde las 11h

• Edad recomendada: todas las edades

• Lugar:  Edificio San Valero de la Plaza Santa Cruz

Precio:

4€ adultos. 1€ peques

• Organiza:  Menuda Feria

Más información:  https://menudosencuentros.com