Entradas

Congreso SEAS: «Competencias emocionales en la infancia y estilos educativos en los padres»

Muy interesante la comunicación presentada por R. González Barrón, A. Ordoñez, I. Montoya, y C, Mateu de la Universidad de Valencia.

En ella nos han explicado que las competencias emocionales se relacionan con un mayor rendimiento académico, y con un número menor quejas somáticas.

Las competencias emocionales se crean desde el nacimiento y están en la base del funcionamiento del niño y del adolescente.

El objetivo del estudio ha sido conocer la relación existente entre el estilo educativo de los padres y el desarrollo de competencias emocionales del niño.

Modelos educativos: Se establecen tres estilos educativos:

  1.  Estilo autoritarioSe caracteriza por una disciplina coerticitiva,  alta exigencia, baja comunicación, baja expresión del afecto
  2. Estilo permisivoPoca consistencia en las pautas y en las normas, alta comunicación y expresión del afecto, pero incosistencia en la forma de actuar de los padres.
  3. Estilo equilibradoNormas claras, establecida por edad, firmeza de los padres, alta comunicación y alta expresión del afecto.

La hipótesis de trabajo es que es que el estilo educativo incidirá en el desarrollo de las competencias emocionales de los niños.

El estudio de los casos encontró que el estilo equilibrado está correlacionado de forma positiva con las competencias emocionales.

El grupo de mayor nivel de competencia emocional percibe a sus padres con un estilo educativo equilibrado y el grupo de menor competencia emocional percibe a sus padres con el estilo permisivo.

 Como conclusión podemos afirmar que para el desarrollo de las competencias emocionales es importante que haya un clima de relaciones familiares de calidad. 

Colaboración en la revista YoDona

Mañana sábado saldrá publicada una nueva colaboración con la revista YoDona, en este caso en un artículo sobre educación. Espero que os guste!

Podcast de la colaboración en el programa «En días como hoy» de RNE

Os adjunto una foto del programa de ayer con el enlace al podcast, mi participación (de la mano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid) es en la parte final del programa, en el minuto 40:45

Participación en el programa «En días como hoy» de RNE

Mañana martes día 21 de Agosto a las 11,45h, tendré la ocasión de participar en el programa de Radio Nacional de España «En días como hoy» presentado por Carlos Garrido. En él charlaremos sobre la el fin de las vacaciones para los niños y su incorporación al colegio: la vuelta a las rutinas, a los horarios… os adjunto el enlace para que podáis escucharlo en directo, será muy interesante!

Peleas entre hermanos

Os adjunto el enlace a la colaboración realizada con el blog Papás e hijos en la que damos consejos sobre las peleas entre hermanos:

Campamentos de verano (y VIII): cambios de comportamiento

¿No es utópico pensar que porque los niños vayan a estar 15 días en un campamento vayan a cambiar su forma de ser? ¿Debemos completar esta estrategia con otras actividades cuando vuelva a casa?

Un niño no camia por estar 15 días fuera de casa. Es verdad que le puede venir muy bien para ser más autónomo, más seguro, para aprender a relacionarse con el resto de los niños… pero no olvidemos que la educación es cosa de los padres y que no se puede delegar ni en los profesores ni en los monitores del campamento.

Para ver el reportaje en la revista Guía del Niño, pincha aquí

 

Campamentos de verano (VII): las visitas de los padres

Algunos campamentos permiten la visita de los padres en mitad de la estancia. ¿Es bueno que vayamos a verles o puede ser contraproducente? ¿Y si podemos llamarles por teléfono?

 En todo momento se deben de seguir las normas impuestas por el campamento, si el campamento no permite visitas, estas no se deben de hacer, pues al final la visita de los padres interrumpe el funcionamiento del campamento, y en ocasiones llegan cuando los niños ya habían superado la fase de “morriña” y de echar de menos a sus padres pudiendo hacer que se vuelva un poco al principio (extrañando de nuevo en exceso a los padres). Pero si el campamento tiene planeado un día de visitas a los niños, sobre todo si el niño es pequeño, es bueno ir, pues ser el único o de los pocos que no le van a ver sus padres puede ser contraproducente.

Respecto a las llamadas telefónicas, sigamos las pautas marcadas por los monitores, (hora de llamada en el caso de que las haya), y pensemos que los niños están bien, que si parase cualquier cosa, a los padres se les avisa.

Campamentos de verano (VI): hermanos en el mismo campamento

¿Qué hay de los niños que tienen hermanos de edades similares? ¿Es bueno que vayan al mismo campamento o es preferible que elijamos propuestas diferentes?

 Si los niños tienen hermanos en edades similares, el ir al mismo campamento puede ser una buena solución a la ora de cuadrar las fechas, la logística del mismo… pero eso no quita que si es posible (porque las fechas y la dinámica familiar lo permiten), que vayan a campamentos diferentes elegidos en función de las necesidades y gustos de cada niño.

Campamentos de verano (V): niños «enmadrados»

¿Y los niños que no quieren salir de casa pese a que les dejemos? ¿Dónde le llevamos si está muy apegado a papá y mamá?

Cuando los niños están muy apegados a papá y a mamá, salir de campamento y dormir varios días fuera de casa, se les puede hacer muy cuesta arriba. Es por eso que previamente a que se vayan de campamento, sería bueno fomentar que los niños estén más seguros, sean más independientes. Favorecer que se queden a dormir en casa de algún amiguito, con familiares… que estén acostumbrados a no estar siempre con papá o mamá. Cuando llegue la hora de ir de campamento, elijamos uno acorde con sus gustos y preferencias, donde podamos conocer a los monitores, sepamos que el niño va a encajar…

Campamentos de verano (IV): Elige el campamento en función de las características de tu hijo

De idiomas, deportivos, en contacto con la naturaleza… Muchas son las propuestas de campamentos disponibles. ¿Qué tipo de actividades necesita un niño muy tímido? ¿A qué campamentos deberíamos apuntarle?

A los niños más tímidos, les puede ayudar ir de campamento, pues los monitores están prácticamente presentes todo el día guiando las diferentes actividades, juegos, lo que facilitará la integración del niño. Si el niño es especialmente tímido, apuntémosle al campamento en el que creamos que se sentirá más cómodo, en el que pueda desarrollar las actividades que más le gustan o que mejor se le de hacer. Por ejemplo, si no es muy buen deportista y por el contrario le encanta la naturaleza, busquemos un campamento más enfocado en esta…De esa forma aumentaremos su seguridad y confianza.

¿Y si el problema es que nuestro hijo es muy perezoso? ¿Es adecuado inscribirle en uno deportivo para que practique o la obligación hará que no disfrute de este plan?

Si se trata de un niño muy perezoso, quizás lo mejor sea apuntarle a un campamento de tipo mixto, donde haya algunas actividades deportivas (casi todos las tienen), pero también otras más tranquilas. De esta forma conseguiremos que lo pase bien, y que también incremente su actividad física.

¿Qué hacemos con los niños inquietos? ¿A qué campamentos deberían acudir?

En cambio, a un niños más inquieto, conviene que le apuntemos a campamentos deportivos, donde haya actividades deportivas preparadas que le ayuden a canalizar el exceso de energía.