Entradas

¿Cómo mejorar tu gestión emocional?

Transitar del «yo soy» al «yo siento» te brinda la posibilidad de separarte de la emoción y de no identificarte plenamente con ella.

Distanciarte de la emoción te facilita a aprender de la situación y tomar decisiones más acertadas.

Cuando ese pensamiento reaparezca, reconócelo y trata de transformarlo en «estoy experimentando esta emoción». Este simple cambio de enfoque puede contribuir a tu bienestar emocional. 

¿Qué está pasando con los docentes en España?

Cuando escuchamos a los docentes nos cuentan que cada vez les pedimos más cosas, pero que no les damos las herramientas necesarias para poder solventarlas con éxito. Las situaciones del día a día cada vez se hacen más complejas, con una parte administrativa que dificulta aún más la situación.

Llega el momento del autocuidado y el reconocimiento social a su labor.

#formación #autocuidado #niños #adolescentes #necesidades #necesidadesespeciales #confianza #escuchar #autoestima #herramientas #educacióninfantil #profesores #padres #niñas #entrevista #radio #podcast

Dismorfia dental, cuando la búsqueda de la perfección se convierte en obsesión

lcanzar una sonrisa sana y bonita es cada vez más asequible gracias a las nuevas técnicas digitales y a los tratamientos odontológicos mínimamente invasivos. Sin embargo, en las clínicas dentales estamos viendo un aumento de pacientes para quienes la sonrisa perfecta se ha convertido en un estándar inalcanzable. Estos pacientes nunca quedan contentos con los resultados y exigen tratamientos que no necesitan. Este trastorno psicológico, conocido como «dismorfia dental», está impulsado, en gran medida, por la presión de las redes sociales y las imágenes retocadas con filtros que están afectando a la percepción de la belleza y a la autoestima de muchas personas. Pero, ¿cómo podemos detectar, abordar y apoyar a los pacientes que llegan a la clínica dental con esta preocupación obsesiva? ¿Qué hacer para promover sonrisas auténticas y saludables, en lugar de estándares artificiales e inalcanzables?

Sonsoles García Garrido

Cuando hablamos de dismorfia dental nos referimos a un trastorno psicológico en el que una persona tiene una preocupación excesiva y obsesiva por la apariencia de sus dientes, a menudo percibiendo defectos que en realidad son mínimos o inexistentes. La persona que padece dismorfia dental puede estar constantemente preocupada por la forma, el tamaño, el color o la alineación de sus dientes, a pesar de que su odontólogo puede no encontrar ningún problema clínico real en su salud o estética bucal.

Quien más o quien menos se ha encontrado este perfil de paciente en la clínica y resulta fundamental poder detectarlo cuanto antes para tratar de actuar de forma correcta.

Cómo detectar a un paciente con dismorfia dental

«Hay que entender que cuando hablamos de un paciente con dismorfia dental, lo más probable es que tenga un trastorno dismórfico corporal», explica Silvia Álava, doctora en Psicología.

Silvia Álava, doctora en Psicología.

«Se trata de un trastorno obsesivo compulsivo que está muy relacionado con buscar la perfección del cuerpo. Cada persona localiza esa obsesión en una parte del cuerpo (arrugas, labios, pecho, etc.) y hay personas que la van a focalizar en la sonrisa, en los dientes. Por tanto, tenemos que entender que posiblemente haya un trastorno asociado a un problema de salud mental y que, por mucho que arreglemos la boca y la sonrisa de esta persona, lo más probable es que no se quede satisfecha porque la idea que tiene en su cabeza no suele ser muy realista. Es, sin duda, un paciente difícil de contentar. Y no será porque el odontólogo no haya sabido hacer su trabajo, sino porque lo que el paciente quiere es irreal, y porque esa persona tiene un trastorno dismórfico que hace que siempre encuentre pegas y problemas a su cuerpo», añade Silvia Álava.

Para el Dr. Simón Pardiñas, odontólogo y divulgador científico en Dentalk.tv, el mayor canal dental de YouTube, «es importante diferenciar entre los deseos realistas de los pacientes sobre su boca y la dismorfia dental como un problema psicológico. Por ejemplo, cuando un paciente expresa el deseo de tener una sonrisa similar a la de Jennifer López o George Clooney, es esencial comunicarle que, al igual que no puede cambiar su altura (por ejemplo, medir 1.90m), también existen limitaciones y características únicas en su boca con las que debe contar. Sin embargo, cuando nos encontramos ante un caso de dismorfia dental genuina, en el que el paciente percibe defectos menores, ya sean reales o imaginarios, es fundamental considerar la derivación a una consulta con un psicólogo especializado».

«Los pacientes que padecen esta afección –continúa el Dr. Simón Pardiñas- tienen obsesión con los dientes y pueden pasar largos períodos de tiempo mirándose en el espejo, comparándose con los demás y buscando constantemente procedimientos dentales para corregir supuestos defectos. Es muy posible que se hayan sometido a numerosos tratamientos dentales, como blanqueamiento, ortodoncia o cirugía dental estética, a pesar de tener dientes sanos. Y, puesto que no están a gusto con su apariencia y sienten vergüenza, a menudo evitan sonreír o hablar en público. También pueden experimentar un malestar significativo y ansiedad debido a su preocupación obsesiva por sus dientes».

«ES IMPORTANTE DIFERENCIAR ENTRE LOS DESEOS REALISTAS DE LOS PACIENTES SOBRE SU BOCA Y LA DISMORFIA DENTAL COMO UN PROBLEMA PSICOLÓGICO»
DR. SIMÓN PARDIÑAS

Para la Dra. Daniela Carranza, odontóloga y directora médica en Pelegrina & Co, «el perfil del paciente con dismorfia dental es superexigente y muy analítico con lo que quiere conseguir. Están muy obsesionados por la perfección e incluso han llegado a traer dibujos y croquis detallando al milímetro cómo quieren su diente, o con fotos de actrices o actores. También son pacientes que utilizan la terminología clínica, lo cual te hacen sospechar que ya han revisado Internet y se han informado (bien o mal, ya es otra cosa)». A este respecto, la psicóloga Silvia Álava advierte que «estos pacientes, cuanto más jóvenes son, más informados están, pero no correctamente informados porque la información que les llega por las redes sociales no siempre está contrastada o realizada por profesionales. De ahí que acudan a la clínica sobreinformados, utilizando terminología muy técnica y científica».

Además de todos estos signos que alertan de un posible paciente con dismorfia dental, hay uno que es clave, según explica el Dr. Alberto Fernández Fernández, director médico de la Clínica Dental Fernández Abarca. Se trata de la angustia. «Este tipo de pacientes siente angustia por un defecto que no tiene mucha importancia y su comportamiento es demasiado obsesivo a la hora de presentarte el problema, piden tratamientos innecesarios y nunca están satisfechos con el resultado».

Claves para orientar y ayudar al paciente con dismorfia dental

Para la Dra. Daniela Carranza «lo primero es conocer las expectativa que tiene el paciente antes de iniciar el tratamiento. Para ello, podemos hacer pruebas estéticas, diseño de sonrisas, pruebas en el ordenador, con el fin de que el paciente sepa cuál va a ser el resultado final del tratamiento. Y también esto nos sirve a los profesionales para saber que lo que le estamos ofreciendo al paciente es lo que él espera de ese tratamiento, y no que tenga expectativas ideales. Gracias a la fotografía, vídeos e imágenes digitales podemos mostrarles la importancia de diseñar una sonrisa personalizada y única, y así conseguir que sus expectativas sean más realistas».

Sin embargo, el Dr. Alberto Fernández advierte que «a pesar de las nuevas tecnologías, no es fácil convencer al paciente de cuál es el tratamiento más adecuado y cuál conviene que sea el resultado final porque, al ser un trastorno obsesivo compulsivo, es difícil de hacer entender. Además, hay que tener cuidado con las pruebas de diseño digital porque esta prueba es orientativa de cómo va a ser el resultado final y, en ocasiones, este mock up le puede dar falsas esperanzas y frustrar si el resultado no es idéntico».

«A PESAR DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS, NO ES FÁCIL CONVENCER AL PACIENTE DE CUÁL ES EL TRATAMIENTO MÁS ADECUADO»
DR. ALBERTO FERNÁNDEZ

No obstante, es posible seguir un protocolo de actuación cuando tenemos en el sillón dental a un paciente con dismorfia. Según explica el Dr. Simón Pardiñas, existen unos pasos clave:

1. Evaluación exhaustiva. Realizar una evaluación completa de la salud bucal del paciente, incluyendo radiografías, fotografías y escaneos, para proporcionar una visión objetiva de su situación dental. Esto ayudará al paciente a comprender mejor su condición real y las limitaciones de cualquier tratamiento.

«EL PERFIL DEL PACIENTE CON DISMORFIA DENTAL ES SUPEREXIGENTE Y MUY ANALÍTICO CON LO QUE QUIERE CONSEGUIR»
DRA. DANIELA CARRANZA

2. Comunicación abierta. Establecer una comunicación abierta y compasiva con el paciente. Escuchar sus preocupaciones y expectativas de manera activa y empática es fundamental para construir una relación de confianza.

3. Educación y realismo. Explicar de manera clara y sencilla las opciones de tratamiento disponibles y sus posibles resultados. Destacar las limitaciones y riesgos potenciales de procedimientos innecesarios o excesivos. Utilizar elementos visuales, como fotografías, vídeos y modelos, para ayudar al paciente a comprender mejor su situación.

4. Mantener límites éticos. Si el paciente persiste en buscar tratamientos innecesarios o poco realistas, a pesar de la educación y el asesoramiento, es importante mantener límites éticos y no continuar con procedimientos que puedan poner en riesgo la salud bucal del paciente. La integridad profesional y la ética médica deben prevalecer.

«LA PERSONA CON DISMORFIA DENTAL PUEDE ESTAR CONSTANTEMENTE PREOCUPADA POR LA FORMA, EL TAMAÑO, EL COLOR O LA ALINEACIÓN DE SUS DIENTES»

Y si el paciente insiste, ¿Conviene derivarle al psicólogo?

«Si se sospecha que el paciente podría estar experimentando dismorfia dental o una preocupación excesiva por su apariencia dental, se debe considerar la derivación a un profesional de salud mental especializado en trastornos de imagen corporal. El psicólogo puede ayudar al paciente a abordar las preocupaciones subyacentes y trabajar en la gestión de la ansiedad y la insatisfacción», comenta el Dr. Simón Pardiñas.

«No he llegado a derivar a un paciente al psicólogo -explica el Dr. Alberto Fernández-, pero cuando el paciente tiene unas expectativas inalcanzables y tras una conversación con él ves que está cerrado en banda, lo más recomendable es derivarle a un especialista de la salud mental. No obstante, como esto puede resultar agresivo, creo más sensato decirle al paciente que no realizo ese tipo de tratamientos o, simplemente, que no veo adecuado lo que me pide. Lo importante es identificar al paciente y los signos de alarma y tener una conversación para conocer sus expectativas. Si encontramos un camino correcto y común, adelante, y si no es así, es mejor invitarle a buscar a otro profesional, y evitar los excesos y sobretratamientos que van en contra de nuestra ética y moral».

Por su parte, la Dra. Daniela Carranza admite que «en alguna ocasión he derivado al paciente al psicólogo. Esto no lo he hecho en la primera visita, pero cuando ya vas cogiendo confianza y con mucha mano izquierda, desde el cariño, les he sugerido que quizás necesitan atención de otro especialista. O se lo he comentado a su acompañante. De igual modo, cuando vienen con los dientes muy desgastados y erosionados, podemos sospechar de bulimia y, por tanto, debemos tratar de hacerles ver que necesitan ayuda psicológica».

El papel de las redes sociales

«Las redes sociales están poniendo en bandeja el llamado «efecto de comparación social». Hasta hace poco siempre nos comparábamos con gente de nuestro entorno, de nuestra clase, del instituto, de la universidad…, y luego estaban los actores, modelos que eran para nosotros inalcanzables. Hoy en día, esta comparación social la hacemos con el móvil y ya no solo te comparas con modelos y artistas inalcanzables, sino con compañeros que salen «perfectos» en las fotos de las redes sociales debido a filtros y retoques», explica la psicóloga Silvia Álava.

Pero en las redes sociales también publican muchas clínicas dentales sus casos de éxito, por no hablar de la publicidad de las propias clínicas y de determinados tratamientos que engrosan esa sensación de sonrisas imposibles de alcanzar. «Ciertamente, –argumenta el Dr. Simón Pardiñas-, aparte de la presión social y la obsesión por la estética, también debemos considerar la presencia de publicidad engañosa en la industria dental. Esta publicidad engañosa puede manifestarse de diversas maneras, como la promoción de tratamientos dentales que se presentan de manera errónea o confusa, como carillas que en realidad son coronas, o la comercialización de blanqueamientos dentales que en realidad son procedimientos de carillas. Además, en el mundo digital y las redes sociales, vemos cómo se utilizan herramientas como Photoshop o filtros fotográficos para crear sonrisas «perfectas» que, en la vida real, pueden ser inalcanzables. Estas representaciones idealizadas pueden fomentar un deseo irreal de perfección en los pacientes, contribuyendo así al aumento de la presión por lograr una estética dental que se ajuste a estos estándares poco realistas».

«COMPARTIR LOS CASOS DE ÉXITO DE LA CLÍNICA EN LAS REDES SOCIALES PUEDE CREAR FALSAS EXPECTATIVAS A LOS PACIENTES, QUIENES ACUDEN A LA CLÍNICA HACIENDO REFERENCIA A ESOS CASOS»

A este respecto, el Dr. Alberto Fernández también admite que «compartir los casos de éxito de la clínica en las redes sociales puede crear falsas expectativas a los pacientes. De hecho, los pacientes con dismorfia dental vienen a la clínica haciendo referencia a esos casos, por eso siempre hay que explicar que cada caso es diferente y que los tratamientos son individuales y personalizados. Hay que dejar las cosas muy claras porque, para un paciente, un determinado tratamiento ha funcionado muy bien, pero es posible que, para su caso, no sea lo más aconsejable. Por tanto, sí creo que pueda ser contraproducente subir casos de éxito a las redes sociales para este tipo de pacientes, y esto es algo que debemos cuidar y tener en cuenta», concluye el Dr. Alberto Fernández.


Consejos para utilizar las redes sociales de la clínica y no crear falsas expectativas

«En redes sociales siempre tendemos a subir lo más bonito y espectacular, para buscar la interacción del usuario y/o captar posibles pacientes», explica el Dr. Simón Pardiñas. Algunos consejos para que los dentistas utilicen sus perfiles en RRSS de manera responsable y no contribuyan a exacerbar el problema de expectativas poco realistas son:


1. Educación y transparencia. Utiliza tus redes sociales como una plataforma educativa. Comparte información sobre procedimientos dentales, salud bucal y estética dental de manera transparente. Explica las limitaciones y los requisitos específicos para lograr ciertos resultados.

2. Casos reales y éticos. Si muestras casos de pacientes, asegúrate de que sean reales y éticos. Evita utilizar imágenes exageradamente retocadas o alteradas digitalmente para mejorar la apariencia dental de los pacientes.

3. Historias de pacientes. Comparte historias reales de pacientes que destaquen su experiencia y el proceso detrás de un tratamiento dental. Esto puede ayudar a mostrar el esfuerzo y el tiempo involucrado en lograr resultados exitosos.

4. Consejos generales. Publica consejos generales de cuidado bucal y prevención de problemas dentales. Fomenta la importancia de la salud oral en lugar de centrarte únicamente en la estética dental.

5. Alienta la consulta profesional. Siempre sugiere que los interesados consulten a un profesional dental antes de tomar decisiones sobre tratamientos. La orientación personalizada es esencial para evaluar la idoneidad de cualquier procedimiento.

6. Evita la «pornografía dental». Sé consciente de cómo presentas los casos exitosos en tus redes sociales. Evita exagerar los resultados y resalta que cada paciente es único, con circunstancias dentales individuales.

7. Promoción de expectativas realistas. En tu contenido y comunicación, enfatiza la importancia de expectativas realistas y cómo la consulta dental puede ayudar a los pacientes a mejorar su salud y estética dental de manera apropiada para su situación.

8. Interacción responsable. Cuando los usuarios comenten o hagan preguntas en tus publicaciones, responde de manera profesional y honesta, brindando información útil y evitando promesas exageradas.

9. Ética y credibilidad. Mantén siempre la ética profesional y la credibilidad en tus redes sociales. La confianza es fundamental para establecer relaciones sólidas con los pacientes y colegas.

FUENTE: gacetadental.com

La importancia del sueño

Aprovechando la celebración del Día Internacional del Sueño que se celebra el 17 de marzo os traigo este vídeo con algunos consejos y porqués sobre la importancia del sueño y de dormir el numero de horas necesarias y su influencia sobre nuestro bienestar físico y emocional.

La generación sándwich: agotada a nivel emocional y económico

En los últimos años han tenido lugar muchos cambios en la sociedad que han afectado tanto a la generación de mayores como a sus hijos.

Por Gema Figueroa

Las causas por las cuales se comenzó a hablar de la ‘Generación sándwich’ son que la maternidad se ha ido retrasando, se tienen los hijos cada vez más tarde; y el aumento de la esperanza de vida, la Organización Mundial de la Salud señaló que una de cada seis personas en 2050 tendrá más de 65 años en todo el mundo.

La ecuación resultante de estos dos aspectos ofrece un panorama poco alentador para el grupo de personas que se encuentra entre los 30 y los 55 años.

Se dedican a cuidar a los hijos y a los padres simultáneamente 

«La maternidad se ha retrasado. Esto significa que en este momento hay muchas mujeres que se están encontrando que tienen que cuidar de sus hijos, porque todavía son pequeños, y que ya empiezan a tener unos padres mayores que empiezan a tener achaques, en ocasiones relacionados con la edad y en otras porque tienen algún tipo de enfermedad y necesitan un cuidado» afirma Silvia Álava, psicóloga y directora del área infanto-juvenil en el Centro de Psicología Álava Reyes.

No eres ‘superwoman’ es que es imposible que puedas con todo lo que te has echado encima 

Principalmente son mujeres, que se sienten tremendamente agotadas, que ya no pueden más porque el espacio para ellas se ha reducido completamente porque se dedican a cuidar a los hijos y a los padres simultáneamente.

Compaginar cuidados simultáneos de menores y adultos

Parece que si las mujeres no ejercen el rol de cuidadora aparece la culpa, porque se tiene un alto nivel de exigencia.

«La mujer es cuidadora porque es el rol que se le ha asignado a nivel social. Es verdad que hay mujeres que sí que pueden tener esa vocación, pero hay muchas otras que no es una vocación y se espera que sea la mujer la que cuide de los hijos» nos cuenta Silvia.

Esto puede llegar a generar un alto nivel de estrés y ansiedad, porque son muchos los temores a los que se están enfrentando.

La mujer es cuidadora porque es el rol que se le ha asignado a nivel social 

El papel de la corresponsabilidad

En el cuidado infantil sí vamos viendo una progresiva involucración de los hombres. Hablamos de corresponsabilidad.

«A nadie le sorprende en un determinado momento que un padre no esté porque está trabajando o haciendo otras cosas. Pero que no esté una madre ya no es lo mismo» nos cuenta la psicóloga.

Y en el cuidado de los padres también se ha asociado a que es la mujer la que cuida, es un tema cultural.

Muchas veces no es elegido, es lo que toca y se espera 

El conflicto de género no se da solo en la pareja

A veces el conflicto de género no se da solo en pareja, también se da entre hermanos. Incluso muchas veces son los propios padres, que pertenecen ya a otra generación superior, los que esperan que tiene que ser la hija la que los cuide.

«Antiguamente incluso se tenían hijas porque eran las que luego se tenían que quedar al cuidado. ‘Hay que ir a por la niña que sino nos vamos a quedar sin esa persona que nos cuide’. Y eso, que es algo que ahora nos puede llamar muchísimo la atención, cuidado, porque las generaciones anteriores era algo que podía ser incluso habitual, estaba bien visto y se opinaba así. Y parece ser que al final nos sigue pesando y son las mujeres las que tienden a cargar mucho más con el cuidado de los padres» nos cuenta Silvia.

La emoción que más sienten estas mujeres es la culpa. La culpa por no llegar a todo, por no tener bien cuidados a los padres, a los hijos… «Y ¿Qué es lo que ocurre? No estamos diciendo en ningún momento ‘deja de cuidar’, ni muchísimo menos, sino es ‘no te olvides de ti misma‘» asevera.

Una cosa que es fundamental y que a veces se nos olvida: ‘Puedes pedir ayuda’ 

La importancia del autocuidado

«Al final la primera persona que tiene que estar bien cuidado eres tú, aquí hablamos mucho los psicólogos de esa parte del autocuidado. Yo tengo que reconocer cuáles son mis necesidades, cuáles son mis deseos, dejarme ese espacio porque si yo estoy bien cuidada podré cuidar a los demás» asegura. Pero cuando eso lo abandonamos, porque no existe el tiempo ni el espacio, al final muchas mujeres van a tener problemas a nivel de trastornos emocionales de ansiedad, de depresión, porque no dejan ningún espacio para ellas, porque no pueden en esos momentos y además eso también repercute en la calidad del cuidado que pueden hacer hacia sus padres o hacia sus hijos.

Si yo estoy bien cuidada podré cuidar a los demás 

Muchas mujeres se ven obligadas a dejar de trabajar

Incluso en casos más graves hay determinadas mujeres que tienen que dejar de trabajar porque están al cuidado de los hijos, porque están al cuidado de sus padres, porque tienen que cuidar a los dos a la vez en esto que llamamos ‘Generación Sándwich‘.

«Eso no solamente implica una pérdida a nivel económico, sino incluso una pérdida de identidad, de dejarme a mí misma por cuidar. Por eso decimos que hay que dejar reservado ese espacio en el que tú sigues siendo una mujer que decide en un determinado momento ‘Voy a cuidar’, pero desde la decisión y dejando ese espacio reservado para cuidarnos a nosotras mismas, esa parte del autocuidado. Y una cosa que es fundamental y que a veces se nos olvida: ‘Puedes pedir ayuda‘. Hay muchas mujeres que piensan, aunque sea de forma inconsciente que pedir ayuda es como reconocer que no puedo con todo, que no lo estoy haciendo bien… y no, no eres ‘superwoman’ es que es imposible que puedas con todo lo que te has echado encima. Se puede pedir ayuda» asegura Álava Sordo.

Un estudio del Journal of the American Geriatrics Society apunta a que los cuidadores de esta generación tenían el doble de probabilidades afrontar dificultades financieras y emocionales.

Consecuencias psicológicas

Pertenecer a la generación sándwich puede traer algunas consecuencias negativas, ya que estar a cargo tanto de los niños como de personas mayores puede ocasionar mucha carga emocional y de trabajo.

Lo más habitual para las personas que están en estas situaciones es:

  • Se encuentran tremendamente cansadas, entrando en el nivel de lo que se llama fatiga. Cuando hablamos de fatiga el problema es que descansas y después de dormir un poco sigues exactamente igual de cansada, porque no recuperas.
  • Con el estado de ánimo muy flojo, incluso algunas que va a acusar trastornos del estado de ánimo con depresión o con ansiedad.

Es importante pararse y observar 

«Resulta muy importante pararse a observar qué es lo que está ocurriendo y tomar consciencia de las cosas. Porque por querer llegar a todo, se da al automático» asegura Silvia.

FUENTE: ondacero.es

Cuidarme para cuidar mejor

Sabemos que, para poder cuidar a nuestros hijos y nuestras hijas, incluso para rendir mejor en el trabajo y sentirnos mejor en nuestra vida es necesario cuidarse. En este vídeo te contamos cómo practicar el autocuidado atendiendo a los pilares básicos: practicar deporte, cuidar la alimentación, dormir el tiempo necesario, saber manejar las emociones y utilizar las tecnologías de forma consciente.

Puntos tratados

  • Reflexiona: reserva espacio para ti
  • No negar las emociones
  • Cuidado con negar las necesidades
  • Deporte
  • Cuida tu alimentación
  • Duerme el tiempo necesario.
  • Aprende a manejar las emociones
  • Utiliza las tecnologías de forma consciente

Haz click en la imagen para ver el vídeo:

Vídeo ¿Por qué últimamente estoy tan irascible y cómo remediarlo?

¿Te notas más nervioso, irritable y que te disparas con más facilidad o por el contrario sientes que tu cuerpo es como si se congelara, como si dijese “ya no puedo más” y empiezas a sentirte como en una nube donde la sensación es “todo me da igual? en este vídeo hablamos de ¿Por qué últimamente estoy tan irascible y cómo remediarlo?

Si esto te ocurre no es porque tengas un grave problema de salud mental ni mucho menos. Nos está pasando a todos y todas.

Lo que te está pasando es que seguramente estás fuera de tu ventana de tolerancia al estrés. Todos tenemos un espacio dónde nos sentimos seguros, dónde somos capaces de aprender, sentimos que, aunque ocurra algo desagradable, somos capaces de gestionarlo.

Sin embargo, hay varias cosas que nos disparan y hacen que salgamos de este círculo, que son:

  • La novedad: Experiencia nueva que nunca hemos experimentado
  • La «imprevisibilidad». La incertidumbre de no saber qué pasará
  • «Sensación de no control». No depende de nosotros
  • «Amenaza» para la personalidad. No cumplir expectativas…
  • Peligro.

Si os dais cuenta, la situación que estamos viviendo hace que prácticamente todos vivamos fuera de esa ventana de tolerancia al estrés.

¿Qué podemos hacer para llevarlo lo mejor posible?

  1. Conectar con nuestras emociones. Ser conscientes de lo que nos ocurre.
  2. Verbalizarlo y ponerle nombre
  3. Identificar la causa
  4. No rumiar en exceso, centrarnos en lo que sí que podemos hacer
  5. Cae en la cuenta de cómo es tu lenguaje interior ¿ayuda? ¿es ajustado a la realidad? Si no es así llega el momento de cambiarlo.
  6. Pide ayuda cuando lo necesites
  7. Practica el autocuidado.

Siguiendo estas estrategias ampliaremos nuestra «ventana de tolerancia al estrés» y conseguiremos estar más centrados y sobre todo menos irascibles.

Hablamos de Desgaste emocional y Autocuidado con Fabiola Osborne en Instagram Live

El viernes 22 de mayo a las 18h hablaremos sobre desgaste emocional, cómo evitarlo mediante el autocuidado y mucho más en un Instagram Live organizado por la Fundación Bertín Osborne.

Nos os lo perdáis conectándoos a las 18h a la cuenta de Instagram de Fabiola Osborne @fabiolaosborne_

La importancia del Autocuidado. Vídeo

Para cuidar a nuestros hijos, a los mayores y los demás, no se nos puede olvidar el #autocuidado

  • Sé conscientes de lo que necesitamos
  • Pide ayuda
  • Respeta tus tiempos
  • Abrázate a ti mismo