Entradas

La vianda escolar, consejos para una alimentación saludable en la escuela

Claudia Guimaré nos propone planificar el menú y la compra, cuestionar las etiquetas, buscar alternativas saludables fuera del super y animarte a lo casero.

A falta de estrés, buenas son las viandas…

Si para muchos padres la alimentación de los chicos en general puede ser un verdadero dolor de cabeza, la comida en la escuela puede agregar un estrés adicional a nuestra dinámica familiar, máxime cuando esta vuelta a clases viene marcada por nuevos protocolos instalados en muchos colegios debido a la pandemia actual.

Asegurarnos de que coma, pero que además coma bien, es decir, combinar lo saludable con lo que a nuestro hijo o hija le guste comer, puede implicar verdaderos malabares a la hora de pensar menúes. Y si además a esto le agregamos la preocupación por cuestiones bromatológicas de que el alimento llegue en perfecto estado al colegio, la cosa puede llegar a tornarse un verdadero rompecabezas.

Por eso en esta nota te dejamos algunos consejos e ideas para que el armado de la vianda no te agobie y que de paso, puedas aprovechar esta instancia para inculcar hábitos de alimentación saludables a tus chicos.

Educar el paladar es clave

Los expertos señalan que la comida preferida en la infancia genera emociones que determinan nuestros gustos alimenticios para el resto de nuestras vidas. Por ende, un chico para el que la ida a McDonald’s es el punto cúlmine de su felicidad semanal, será un adulto mucho más proclive a alimentarse con comida chatarra, buscando inconscientemente recrear esa sensación de placer y felicidad vivida en la infancia. La temprana infancia es el momento para educar el paladar de nuestros hijos y mostrarles que comer sano, no es comer feo o aburrido.

Una buena noticia

Lo primero que debes saber es que, si bien como en todo siempre hay excepciones, por regla general los niños que comen poco o mal en casa se convierten en buenos comedores en la escuela como por arte de magia (ya sea que lleven vianda o que almuercen la comida de la institución), como señala Silvia Álava, psicóloga española especialista en Psicología Educativa y autora de “Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron”. Esto no tiene que ver con la comida en sí, sino más bien con el entorno en que se encuentran.

A diferencia de lo que pasa en casa, cuando están “lejos de la mirada de papá y mamá, la actitud del niño hacia la comida cambia, porque ahora la comida es simplemente un momento más del día” que comparte con amigos de manera distendida” explica. Y por ello, la vianda escolar, ya sea almuerzo o merienda, puede ser la oportunidad para introducir nuevos alimentos y de paso, asegurarnos que la única opción que tenga el niño en ese momento, sea saludable.

La planificación es la clave

Lo primero que podemos hacer para organizar las viandas escolares sin colapsar en el día a día, es planificar bien y con tiempo el menú semanal.

Para esto es ideal empezar por listar aquellas cosas que sabemos a nuestros hijos les encantan y las que no tanto pero a las que no opondrán resistencia y así tener un primer pantallazo de lo que sabemos que si mandamos, van a comer seguro. Y luego listar algunas cosas que tengamos intención de ir incluyéndoles poco a poco.

De esta forma, y con eso a la vista, nos será más fácil no sólo pensar las combinaciones que nos permitan ir “mechando” los alimentos que queremos introducir con los que son un éxito asegurado, sino que además, podremos armar menúes variados y balanceados (tomando en cuenta que contengan proteínas, vitaminas, carbohidratos etc) y de paso también organizar la lista del súper, puesto que las compras de último momento y a las apuradas, son más factibles de terminar incluyendo alimentos procesados o golosinas cargadas de azúcar para salir del paso.

Comprar sabiendo qué compramos: hay que leer la etiqueta

Una vez que tenemos claro qué cosas necesitamos comprar, la segunda clave está en entender cabalmente lo que estamos comprando, lo cual hoy día puede ser una tarea agotadora. Etiquetas diminutas que requieren de una lupa y un listado de componentes de nombres extraños nos llenan de información que más que aclarar nos confunde. Pero no leer la etiqueta implica, en palabras de Soledad Barruti, periodista dedicada a la difusión científica de cuestiones vinculadas a la industria alimenticia y autora de los libros “Malcomidos” y “Mala leche, el supermercado como emboscada”, firmar un cheque en blanco.

Para esta escritora, la enorme mayoría de las etiquetas son “una engañapichanga” que no dicen lo que realmente tienen que decir y dicen muchas otras cosas que nos terminan guiando para mal. Ahí es cuando surgen las preguntas: ¿Qué galletitas son más sanas? ¿Si el colorante es natural entonces es bueno? ¿Si un alimento es fortificado, entonces no contiene sustancias nocivas? ¿Todos los conservantes son malos? ¿Sabor a chocolate implica que tiene chocolate de verdad? ¿Si la patita de pollo dice que es 100% carne de pollo, significa esto que su principal ingrediente es verdaderamente carne de pollo?

Para no volverse loco, conviene empezar por informarse un poco sobre alimentos ultraprocesados y cómo interpretar lo que las etiquetas declaran, para evitar comprar jugos de naranja que de naranja no tienen más que el color del envase o galletitas o cereales que esconden bolsones de azúcar, maíz ultra procesado, harinas malas y aceites baratos, y hacerlo no sólo en pos de darle algo sano a nuestros hijos hoy sino porque el abuso de estos alimentos ultraprocesados moldea el paladar de los chicos para su futuro.

Y como dice Barruti, “luego de comer lo que hoy se entiende por un yogur, una fruta ya no les sabe a nada”. Les recomiendo seguir a Barruti en las redes, así como también a Marina Koppmann, en “Cazabacterias”, toda una referente en la región sobre temas de bromatología, para más información seria del estilo. También puede ser útil para cuando se nos agoten las ideas, seguir instagramers que ofrezcan ideas de menúes saludables para chicos.

Una de mis favoritas es LO QUE LOS KOALAS COMEN. Hay muchas opciones, cuentas de ig y grupos de Facebook. Es sólo cuestión de empezar a bucear de a poco y les aseguro, suma.

Escapar del supermercado

Para muchos de nosotros, que nos criamos a base de chivitos canadienses, tener hijos fue el disparador para comenzar a tomar conciencia de la calidad de lo que comemos en casa. En mi caso por ejemplo, amigarme con una dietética del barrio, fue un gran descubrimiento para empezar a cambiar el chip.

Podemos descubrir budines o galletas sin azúcar, endulzados a base de estevia, o con algarrobo para sustituir al chocolate, jugos de fruta con probióticos, sin colorantes ni conservantes artificiales, frutos secos o frutas disecadas como rodajas de pera, manzana, chips de banana etc o leches chocolatadas a base de soja, maní o almendras.

En todo caso hay mucho para probar sabiendo que es ensayo y error ya que algunas veces encontraremos opciones geniales en sabor y otras que a los ojos (o paladar) de nuestros hijos, no le ganen ni a palos a sus competidoras no saludables.

Algunas opciones para tener en mente

Aunque parezca una tarea difícil, si nos organizamos, podemos lograr una variedad de opciones saludables de merienda con poco esfuerzo. La diferencia en calidad entre unas galletitas caseras y otras industriales es inconmensurable.

Para combatir la pereza de hacerlas en casa, se puede hacer una vez una masa abundante y frizarla en porciones y cada tanto, descongelar una porción y hornear algunas pocas. Hay mil recetas sencillas que no llevan más de 10 minutos de preparación y nos aseguramos que contengan buenos ingredientes, chocolate de verdad, azúcar en la cantidad justa etc. En casa hacemos tipo cookies americanas con chips de chocolate, galletitas de manteca y de limón.

Los budines por ejemplo son otra opción sencilla para hacer en casa y escapar a los del supermercado. Se pueden cortar en rodajas y frizarlas en sobres de nylon por separado y cada noche simplemente sacás una porción para el día siguiente. En casa hacemos de limón con glaseado y pan de banana con miel y dulce de leche, ¡una bomba!

Lo mismo podemos hacer con productos de panadería comprados, como medialunas, muffins, tartas, pan de chocolate etc, congelarlas separadas e ir sacando a diario.

Los cereales (sueltos o en barritas) son de los alimentos más engañosos al punto que hoy, muchos son más una golosina que un cereal propiamente dicho. Por ello conviene escapar de las marcas del super y comprarlos en dietéticas y mercados naturistas. También están las “tutucas” y las almohaditas rellenas de diferentes sabores hechas con muy poca azúcar y manteca.

Snacks o postres

Ya sea como snack o como postre, es ideal enviar siempre algo de fruta a diario. Las más comunes como manzana y banana deben ir idealmente con cáscara para evitar su oxidación y pelarse en el momento. De no ser posible, podemos recurrir a mandarina en gajos o uvas (cortarlas al medio por seguridad para evitar atragantamientos) bien envasadas o también se puede recurrir a fruta deshidratada como rodajitas de banana, pera, manzana, ananá etc que también se venden en las dietéticas y son muy sabrosas.

Bebidas

Escaparle a las gaseosas y las aguas saborizadas es lo primero. Podemos enviar jugo de fruta, si es comprado, siempre que sea en envase tetra cerrados o si tenemos vaso térmico hermético podemos hacer jugos naturales o licuados de fruta o verdura tipo smoothies caseros. Un truco es, si no tenés vaso térmico, congelar una botellita de agua por las noches para que se vaya derritiendo a lo largo del día y asegurarte de que siempre tenga agua fresca.

Comidas

Si de enviar sólo comidas frías se trata, rollitos de jamón y queso o bastoncitos de queso, empanadas de distintos sabores, buñuelos, muffins de queso y verduras, o porciones de tarta nos pueden sacar del apuro.

En el caso de las tartas si son de verdura escurrir bien el relleno y blanquear la masa de la base para que no se humedezcan y desarmen. Comidas como la tortilla o incluso la pizza, también sirven ya que nadie les dice que no aun frías. Rodajitas de choclo hervido y huevos duros, son prácticos, ricos y admiten ir fríos. Pero cuidado con el huevo, la yema debe estar bien cocida.

¿Con qué más hay que tener cuidado? Con los sándwiches porque al contener manteca deben conservar el frío para ser seguros. Por ello deben enviarse siempre en envase cerrado y lonchera térmica únicamente. Con los tomatitos cherry ya que por su diámetro pueden ser peligrosos en atragantamientos, por ello hay que cortarlos siempre en dos o en cuatro.

Por último, debemos evitar las comidas con mayonesa incluida y enviar los aderezos siempre a parte, en sachette o en un envase cerrado a parte y en frío.

Envasado: Loncheras, platos y botellas

A la hora de envasar, por cuestiones bromatológicas es bueno hacerlo todo por separado, sobre todo cuando se manda pollo o pescado e intentar envasar cuando la comida ya está fría, ya que con el calor, muchos alimentos producen bacterias con gran rapidez.

Utilizar platos con separadores no sólo facilita el emplatado para que la comida no se mezcle sino que también colabora para armar comidas más “vistosas” para los niños, separando los alimentos por tipo o incluso color, ya que los niños, al igual que los adultos, también “comen con los ojos”.
La elección de la lonchera es fundamental. Si precisamos que mantenga el frío o el calor, ojo con comprar demasiado económicas.

Hay unos tuppers para loncheras de la marca Joseph Joseph que son realmente geniales y que tienen diversos compartimentos superpuestos pero cerrados de manera independiente para llevar lo fio y caliente o lo salado y lo dulce separados así como también vasos térmicos para las bebidas, contenedor especial para los cubiertos y hasta recipiente pequeño para los condimentos, ideal para quienes no pueden comer la milanesa sin mayonesa por ejemplo!! o para agregarle el aceite de oliva a los cherries.

Si disponemos de botellas o vasos térmicos que cierren herméticos, podremos enviar jugos o licuados naturales de fruta o chocolatadas hechas en casa con cacao auténtico. Y si no tenemos vaso térmico, tenemos el truco de la botella de agua congelada para que se vaya descongelando durante el día y así tengan agua fresca siempre.

En resumen: planifica el menú y la compra, cuestiona las etiquetas, busca alternativas saludables fuera del super y anímate a lo casero organizándote en casa.

Los estudios indican que los niños son quienes en realidad digitan el 75% de las compras de alimentos del hogar, por lo que comenzar a preocuparse por la alimentación de nuestros hijos puede ser el punta pie inicial para revisar algunos de nuestros hábitos alimenticios y que todos salgan ganando.

Claudia Guimaré

Claudia GuimaréLa socióloga uruguaya y especialista en marketing y comunicación es la fundadora de Mamá estimula. En el grupo que administra desde Argentina, comparte materiales educativos y soluciones para padres.

FUENTE: ElPaís.com.uy

¿Qué es y qué no es la «ventilación emocional»?

¿Qué es y qué no es la ventilación emocional? Los psicólogos aconsejamos mucho ventilar las emociones, compartir nuestros sentimientos, verbalizarlos… sin embargo, es una técnica que suscita muchas dudas. En este video quiero contarte en qué consiste la ventilación emocional.

https://youtu.be/5vXKgqy5OTs

¿Conoces el poder de influencia que tienes sobre tus #hijos y #alumnos?

¿Conoces el poder de influencia que tienes sobre tus #hijos y #alumnos?

Colaboración con la revista @padresycolegios Nº 156 – marzo 2021

La Sociedad del Espejo. Participación en el Foro de encuentros interdisciplinares de la Fundación Pablo VI

La Sociedad del Espejo. Encuentros para una nueva era, hoy miércoles 3 de 18h a 19,15h

¿Cuáles son los riesgos de vivir permanentemente pendientes de nuestro yo virtual? ¿Nos hemos vuelto más narcisistas y solitarios? ¿Cómo educar a los niños y los jóvenes para no caer en la adicción a las redes? ¿Acabaremos mirando el mundo solo a través de una pantalla? Con el título “La Sociedad del Espejo” abordaremos este asunto desde la psicología, la pedagogía, los medios de comunicación, la filosofía y la economía, con Carmen Pellicer, pedagoga y presidenta de la Fundación Trilema; Silvia Álava, doctora en Psicología Clínica y de la Salud; y Antonio San José, periodista y socio de la consultora Kreab.
Participarán, además, expertos en comunicación y redes, como Isidro Catela, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria y escritor; y David García, director de Marketing y Comunicación de la agencia de creatividad BÁRBARO, así como influencers y creadores de tendencias. 

Para la inscripción gratuita debes dirigirte a la web de la Fundación Pablo VI

¿Cómo conseguir que la pandemia por Covid-19 no se convierta en un trauma ni para ti ni para tus hijos?

A fecha de hoy, ya tenemos estudios que nos confirman que el confinamiento y las restricciones provocadas por la pandemia por la Covid-19 afectan a la salud de mental de todos: niños, niñas, adolescentes y adultos.

Nosotros como adultos podemos haber desarrollado algunas estrategias para combatirlo y sobrellevarlo lo mejor posible. Sin embargo, los niños y las niñas todavía no han adquirido esas estrategias de regulación emocional y necesitan que seamos nosotros, sus personas de referencia, quienes les ayudemos en este proceso, y de esa forma, permitamos que puedan regular las emociones desagradables que aparecen.

¿Qué podemos hacer para conseguirlo?

  1. Evitar que la situación quede procesada como un trauma. Una situación traumática no tiene porque ser exclusivamente un accidente, una catástrofe natural… sino cualquier situación que nos haya provocado emociones tan potentes, que no hayamos sido capaces de digerir y de procesar. Cuando somos capaces de verbalizar lo que estamos sintiendo, por ejemplo, tengo miedo a contagiarme, estoy estresada ante esta situación porque siento que no llego a todo, estoy triste porque he perdido a un familiar… nuestro cerebro guarda esta información en nuestra «memoria episódica». Sin embargo, cuando la emoción no se expresa, se queda atrapada en el «sistema límbico» a modo de trauma. Por eso es tan importante que expresemos lo que estamos sintiendo, tanto nosotros, los adultos, como los niños, por eso es importante que invitemos a los pequeños a que lo hagan.
  • No se trata de autoengañarnos y decir que todo es fantástico y que no ocurre nada, sino de ser conscientes de cómo nos sentimos y poder verbalizarlo.
  • Siendo realista, estoy triste, enfado, frustrada, porque no me gusta no poder ver a mis familiares, no poder trabajar como antes… pero sin dramatizar con ideas catastróficas del tipo “es horrible” o “no puedo con esto”.
  • Ventilar las emociones no implica rumiar junto a otro, sino expresar cómo nos sentimos desde la consciencia
  • Ese el primer paso para la aceptación. No me gusta, no es lo que hubiese elegido, pero lo acepto, eso significa que no pierdo fuerza ni energía en luchar contra algo que no depende de mí, sino en hacer cosas que me ayuden a estar mejor.

No se trata de cambiar la situación, porque eso es algo que no está en nuestras manos, sino de contar con técnicas y herramientas que nos ayuden a sobrellevarlo de la mejor forma posible.

¿Cómo actuar si eres víctima de un atentado contra tu intimidad?

El caso María Alcántara en Cuéntame, más habitual de lo que pensamos en la actualidad

Ficción y realidad: Así debemos actuar si somos víctimas de un atentado a nuestra intimidad

Silvia Álava, psicóloga, y Enrique Serrano Aparicio, experto en seguridad, hablan sobre el caso María Alcántara

En los últimos minutos del capítulo 377, «Pasión«, de Cuéntame cómo pasóSegis y sus amigos violaban la intimidad de María Alcántaraempapelando el barrio con sus fotos más íntimas. El reportaje que hizo Álex a la joven ha llegado a manos de Merchequien revela las fotos, y después a manos de los malotes de San Genaro; quiénes se han tomado la libertad de mostrárselas al resto de vecinos, imprimiéndolas y pegándolas por las paredes.

Aunque se trata de una ficción, es un hecho que a nadie le pilla por sorpresa. Y es que, ha ocurrido en la vida real en más ocasiones de las que nos gustaría. Esto hace que nos planteemos, si seguimos incurriendo en los mismos errores que hace casi 30 años. Para ello, hablamos con Silvia Álava, Doctora y licenciada en Psicología, y especialista en Psicología General Sanitaria y en Psicología Educativa; y Enrique Serrano Aparicio, fundador y CEO de hackrocks y experto en ciberseguridad. Nos cuentan la repercusión que tiene este tipo de atentados contra la intimidad tanto en la víctima como en la familia alrededor.

¿Cómo afectará a María Alcántara lo ocurrido? ¿Cómo deben actuar los padres? ¿Qué efectos tendrá sobre la pareja? ¿Qué hubieran hecho Segis y sus amigos en el 2020? ¿Son las tecnologías los nuevos enemigos de la intimidad? A todas estas preguntas han dado respuesta nuestros expertos.

Las fotos íntimas de María Alcántara

En el capítulo 376, “Temeramarvivir«, Álex hizo un reportaje a María Alcántara desnuda. Y aunque pensaron que aquello quedaría en una anécdota entre la pareja, lo cierto es que no ha sido así. En este último capítulo, los fans han sido testigos de cómo Segis y sus colegas, a modo de represalia por el despido, empapelaban el barrio con este reportaje.

“¡Boom! La que se va a liar en el barrio va a ser gorda, ya os adelanto…#CuéntamePasión pic.twitter.com/GUcPbMgQ2x“— Cuéntame cómo pasó (@cuentametve) February 25, 2021

¿Supondrá esto un antes y un después para la vida de María Alcántara? La psicóloga Silvia Álava explica que María Alcántara es una víctima y puede pensar: «Han violado mi intimidad. He perdido el control de mi imagen y lo ha visto todo el barrio«. Las víctimas como María Alcántara «se sienten muy vulnerables«. Ven cómo «su intimidad se ha hace pedazos«. 

Lo que ha ocurrido va a tener repercusión en la vida de la joven. Y ahora que se acerca el 8M, Álava aprovecha para recordar que «seguimos viviendo en una sociedad machista«. Y que, «no es lo mismo que sea la foto del hombre que la de una mujer«.

La importancia de la familia

La psicóloga cuenta que, en este tipo de casos, es «fundamental cómo responden las familias«. Y explica contundente que, «lo último que tienen que hacer las familias es regañarLa hija es la víctima porque no es María Alcántara la que se pone a imprimir su foto y empapelar todo el barrio».

¿Qué consejo le daría a Merche y Antonio? La experta en Psicología Educativa explica que los padres deben tomar «medidas legales«, pero también mostrar «apoyo emocional«. E insiste en que «lo último que hay que hacer es acusarle«.

Si ocurriera en el 2020, se «empapelarían las redes sociales«, comentaba antes de la entrevista, Álava. Antes este hecho, el experto Enrique Serrano Aparicio recomienda, «mantener la calma, recopilar todas las pruebas posibles y denunciar a las autoridades. Es muy común ver cómo se intenta eliminar todo el contenido de manera descontrolada y sin organización, y esto en ocasiones dificulta investigaciones posteriores», nos cuenta. 

La pareja, ¿víctima, pero responsable?

No sabemos qué va a ocurrir entre Álex y María Alcántara cuando se sepan toda la verdad. Pero la psicóloga adelanta que, «la pareja queda afectada«. Es posible que la víctima -María Alcántara- experimente una «falta de confianza”. Porque, aunque no haya sido el novio -Álex- quien ha distribuido la imagen, ella puede pensar: «¿si era algo tan delicado por qué olvidaste el carrete?«. «La pareja queda completamente expuesta«, especifica.

A la pregunta, ¿hemos cambiado a lo largo de estos casi 30 años? La experta cree que «no es que hayamos cambiado; vamos a peor, incluso». Y señala: «Antes, si tú querías hacerte una foto íntima, tenías que ir a revelar las fotos y las veía quien las revelaba…Te lo pensabas dos veces«. Aún así, defiende la creación de Internet y el uso de las nuevas tecnologías. «Tienen cosas muy positivas«. Y por eso, anima a padres y profesores a «educar en el buen uso de las tecnologías«.

A esta pregunta, también ha respondido el experto en ciberseguridad, Enrique Serrano Aparicio. «Con la velocidad de la tecnología en estos días, estamos expuestos a peligros que ni imaginábamos hace 30 años. Eso sí, otros muchos siguen siendo muy parecidos, como ocurre con el caso de compartir fotos íntimas sin consentimiento. Y, de hecho, en este último caso, la tecnología ha potenciado y facilitado que esto pueda ocurrir».

¿Somos entonces víctimas, pero responsablesSerrano Aparicio, explica que «los avances tecnológicos han proporcionado grandes beneficiospero también nuevos peligros. Por ello, al utilizar la tecnología, hagámoslo de manera correcta y con sentido común. Desde la perspectiva de la privacidad, entra en juego lo que voluntariamente compartimos y lo que otros comparten de nosotros sin que lo deseemos. De hecho, aunque hayamos compartido algo por voluntad propiaquizá podría volverse en nuestra contra sacada de contexto. Nunca está de más ponerse en lo peor y pensar dos veces antes de compartir contenido», concluye. 

FUENTE: rtve.es

#Vídeo Emociones en tiempos de Covid 19. Redes sociales y autoestima.

¿Creéis que las redes sociales afectan a la autoestima? Cuando ves un buen número de “likes” en tus publicaciones, ¿no te da un pequeño subidón? Y por el contrario, cuando ves que una foto, una frase, no tiene apenas “me gusta”, ¿te pones un poco triste?

Si te ocurre, esto, no es nada malo, significa que tienes emociones, y que te importa lo que los demás piensen de ti. El problema surge cuando nos importa en exceso, queremos gustar a los demás y nuestras emociones dependen de cuántos “corazones” llegan a conseguir nuestras publicaciones.

¿Cómo podemos conseguir que no nos afecte? Teniendo una buena autoestima.

De todo ello nos hablamos conservando con Guillermo Gámez, un joven madrileño en este evento organizado por la Comunidad de Madrid y el Colegio de Psicólogos de Madrid.

https://youtu.be/uLCDTMHb2Qs

Ventajas e inconvenientes del homeschooling

Ventajas e inconvenientes del homeschooling. Con la pandemia el número de familias que ha optado por que sus hijos no vayan al colegio y educarlos desde casa ha incrementado. Desde marzo de este año han incrementado las consultas en Google sobre el homeschooling, y este septiembre también han vuelto a crecer respecto a los años anteriores. En este podcast te contamos las ventajas e inconvenientes de esta opción.

Puntos destacados:

  • ¿Ha incrementado el interés por la educación desde casa?
  • ¿Qué ventajas ofrece el homeschooling?
  • ¿Por qué los padres eligen esta opción?
  • ¿Qué inconvenientes tiene?
  • ¿Cómo adaptarse a las medidas de prevención de la Covid-19?

Pincha en la imagen para escuchar al podcast:

Ventajas e inconvenientes del homeschooling - jessica-lewis--fP2-cL-6_U-unsplash

Fuente: Internet Seguro

¿Cómo funciona el cerebro ante la fatiga pandémica? en el Telediario de TVE

La fatiga pandémica, las medidas cambiantes y el buen tiempo hacen que los ciudadanos se relajen frente al riesgo de contagio. Hablamos sobre cómo funciona el cerebro ante esta situación en el Telediario de TVE:

Vídeo: ¿Cómo favorecer el aprendizaje desde casa?

En el vídeo de hoy, os hablamos de ¿Cómo favorecer el aprendizaje desde casa? Os damos unos sencillos consejos para favorecer desde casa el aprendizaje de los más pequeños:

  • ¿Dónde es el mejor lugar para estudiar?
  • ¿Cómo prepararnos para hacer las tareas? ¿
  • Cuándo es el mejor momento?