Entradas

¿Cómo elegir el mejor colegio para tus hijos?

Llega el momento de elegir colegio y muchas familias tienen dudas sobre cómo podemos acertar a la hora de elegir colegio.

¿Cuándo y cómo elegir colegio?

Muchos padres se agobian a la hora de elegir el colegio de sus hijos. El tiempo pasa volando y los niños con tres años ya están edad escolar. Por eso hay que empezar pronto la elección, pero tampoco es necesario hacerlo desde que es un bebé. En el caso del colegio, conviene empezar a mirarlo cuando el niño tiene dos años de edad, pues además de que existen centros donde les admiten con esa edad, hay que tener tiempo para informarse de la línea educativa del colegio, del lugar donde se ubica, de los horarios, de las combinaciones para poder llevar y recoger al niño, las actividades extraescolares que ofrecen… y todo eso sin saltarse los plazos que marca la administración. Plantearse tener el colegio decidido el enero antes de que el niño comience, puede ser un plazo razonable, para poder realizar todos los trámites necesarios sin agobios ni prisas.

Será fundamental poner especial cuidado en la elección de este, pues la etapa escolar es fundamental de la vida del niño, abarca un periodo muy largo de tiempo y conviene que el niño esté feliz, a gusto y con ganas tanto de aprender como de disfrutar de su colegio.

¿Cuál es la clave para acertar?

La clave es saber que: no hay colegios buenos ni malos. Los colegios son buenos o malos, en función de si se adaptan o no a las necesidades específicas de cada niño. No te pierdas todos los consejos en este nuevo vídeo del espacio Paz Mental.

#colegio #elegir #consejos #elmejorcolegio #niños #padres #madres #emociones #elegir #elección #prosycontras #educación #educacióninfantil #psicología #radio #podcast #pazmental #silviaalava #momentos #familia #dudas #consejos #acertar #cuándoycómo #claves #necesidades #niñas #hijos #hijas

¿Cómo superar los golpes de la vida?

La resiliencia es un término que viene de la física de los materiales: es la capacidad de un material mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido. Cuando nos referimos a los humanos, la resiliencia es la capacidad de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado de situación adversos.

Sabemos que hay personas que, ante situaciones adversas, ante los golpes de la vida, adoptan una actitud de víctimas, buscan los culpables y no hacen por salir de la situación. Sin embargo, otras optan por una postura más resiliente, es decir, buscan la forma de crecer ante la adversidad e incluso sacan lo mejor de sí mismas. Lo interesante es que se han estudiado los mecanismos de resiliencia y podemos a enseñar a las personas a crecer y a superarse ante la adversidad. Y sabemos que el victimismo es enemigo de la resiliencia.

No te pierdas este podcast del espacio Paz Mental para saber cómo hacernos más resilientes.

#resiliencia #Emociones #vida #superacion #personas #psicología #radio #podcast #resistencia #vivir #situacionesadversas #fortalecer #culpables #crecer #crecimientopersonal #desarrollopersonal #recuperación #duelo #amigos #apoyo #social #relacionespersonales #seguridad #reconocimiento #ansiedad #estrés #síntomas #comprensión #trauma #positivo

¿Cómo desconectar en vacaciones? Podcast del espacio Paz Mental

¿Cómo hacer para que estos días de vacaciones no sean simplemente días libres y realmente nos sirvan para desconectar?

No dejando que las cosas sucedan sin más, sino trabajando para conseguir incrementar nuestro bienestar emocional en las vacaciones, haciendo todas aquellas cosas que la evidencia científica nos dice que son útiles para incrementar nuestro bienestar emocional.

Se trata de aprender a ser proactivos es decir, de qué forma podemos tomar decisiones que afecten positivamente en nuestra vida, en qué cosas tenemos control para dirigir nuestra vida.

Las vacaciones ayudan y mucho, dado que: los horarios se relajan, ya no somos esclavos del reloj, no hay que poner el despertador… las responsabilidades laborales se relajan… todo eso hace que sea más fácil sentir emociones agradables en vacaciones, sin embargo, si realmente queremos conseguir que esta semana santa nos sirva para desconectar hay que ser proactivos en el cambio y hacer cosas para cada día sentirnos mejor.

Acuérdate que las vacaciones te ofrecen «Un tiempo para cuidarte»

  • No olvides cuidar de tu alimentación pero también puedes darte algún placer con la comida, disfruta de la gastronomía de los sitios que visites.
  • Aprovecha para dormir el tiempo que necesites, también puedes disfrutar de la siesta, intenta descansar sin preocupaciones.
  • Practica algo de ejercicio físico al día, nadar, montar en bici, pasear al aire libre. El ejercicio te reportará salud, energía y vitalidad.

#vacaciones #desconectar #descanso #dormir #consejos #pazmental #emociones #recargarenergía #desconectar #vacaciones #psicología #podcast #radio #sueño #saludemocional #ejerciciofísico #ilusión #ilusionarse #descubrir #visitar #turismo

Aprende a decir No. Nuevo vídeo

Ya hemos hablado en otros programas en esta sección de Paz Mental, de la importancia de ser asertivos, de saber decir que no, pero no siempre es fácil y nos surgen muchas dudas de cómo hacerlo. ¿Es fácil decir que no? ¿Cuál es el o que más nos duele?

“El NO que más nos duele es el que no llegamos a pronunciar”, por eso es importante aprender a decir que NO. En la vida es importante aprender a poner límites a los demás. Cuando decimos que Sí a todo lo que nos piden los demás, sin querer hacerlo, nos estamos diciendo NO a nosotros mismos.

¿Por qué nos cuesta tanto decir NO?         

¿Por qué hay personas que discuten más que otras?

A todos nos ha pasado que, en ocasiones nos enfadamos de forma desproporcionada y eso nos hace hacer y decir cosas de las que luego nos arrepentimos. ¿Por qué nos ocurre esto?

En esa situación se ha producido lo que se llama “secuestro emocional” o “secuestro de la amígdala” es decir, la zona del cerebro responsable de las emociones, que es el sistema límbico, y dentro de éste, la amígdala, está tan activada que no permite que nuestro cerebro racional, situado en la corteza cerebral, pueda funcionar correctamente y por eso no actuamos de una forma racional.

El enfado o la ira es una emoción básica que todos los humanos experimentamos. Ocurre cuando vivimos una situación que valoramos como injusta y sentimos que nuestros derechos están siendo vulnerados, o que nuestra persona no es tan tenida en cuenta o no está siendo tratada como a nosotros nos gustaría. Se trata de una emoción en la que nuestro cuerpo se activa, sube el nivel de energía, puede producir un aumento de la tasa cardiaca, apretamos los puños, se tensa la zona de la mandíbula… es decir nos preparamos para el combate o la lucha, para poder defender nuestros derechos e intereses.

La emoción del enfado, al igual que todas las emociones, es lícita, es decir, tenemos pleno derecho a sentirla y además nadie nos puede decir que no debemos sentirla.

Sin embargo, en ocasiones, hay personas que pierden tanto los papeles que pueden tener un comportamiento muy agresivo. ¿Cuándo el enfado se convierte en un problema?

  • Cuando el enfado se prolonga a lo largo del tiempo y nos está impidiendo experimentar emociones agradables.
  • Cuando debido al enfado sólo ponemos el foco en lo negativo, y no nos permite ver con claridad o valorar las cosas de forma objetiva.
  • Cuando confundimos la emoción con la conducta, es decir, la emoción es lo que siento, enfado, la conducta es lo que hago: grito, falto al respecto, agredo…
  • Cuando la emoción se mantiene en el tiempo y nos quedamos enredados de tal forma que no somos capaz de dejar de discutir y dar nuestro brazo a torcer.

¿Por qué hay personas que discuten más que otras?

Esto se puede deber a diversos factores:

  1. Hay gente que tiene un exacerbado sentido de la justicia, y eso los lleva a que cuando piensan que una situación es injusta, la luchan hasta límites insospechados.
  2. Hay otras personas que regulan peor sus emociones y eso les hace discutir cuando no se encuentran bien.
  3. Otros discuten porque tienen un “locus de control externo” y creen que la culpa de su malestar la tienen los otros.
  4. Hay gente que le gusta discutir y provocar mal ambiente, son las que llamamos “personas tóxicas”, que hay que aprender a identificar.
  5. O que quieren ganar a toda costa.

¿Qué pasa cuando no damos el brazo a torcer?:

En ocasiones lo que nos ocurre en una discusión es que en ninguna circunstancia queremos sentirnos “los perdedores”, es algo muy relacionado con el orgullo y con el ego. Incluso puede producirse una disonancia, es decir, sabemos que la otra persona tiene su parte de razón, pero no queremos reconocérsela, porque nuestro ego y nuestro orgullo no nos lo permite, nos sentimos heridos, de hecho ¿Cuántas veces por no gestionar bien estos sentimientos se han prolongado discusiones y situaciones muy incomodas?

Se trata por tanto de aprender a ceder, ¿qué podemos hacer para aprender a ceder?

  1. Reconoce tu emoción, saber que está enfadado o molesto es el primer paso.
  2. Analiza porqué ha ocurrido esa emoción, céntrate en el hecho.
  3. Cuidado con los mensajes de “es que tu eres…. Siempre haces…” remítete al hecho en concreto, lo que ha iniciado la discusión, no a la persona…
  4. Plantea como te has sentido y porque, pero desde el yo, no desde el tú. “Cuando tu has hecho… yo me he sentido…”
  5. Entiende el punto de vista de la otra persona, no es necesario que lo compartas, pero sí que lo entiendas y lo respetes.
  6. Ten claro tu objetivo, ¿qué es lo que quieres conseguir? ¿quieres solventar la situación, o quedarte en el “yo tengo razón, tengo que ganar”
  7. Platea un enfoque “win to win” todos ganamos.
  8. Busca alternativas que puedan satisfacer a ambos.
  9. Ten en cuenta tus emociones, pero también las emociones de tu interlocutor.
  10. No intentes tener siempre razón.
  • Pero, tan malo puede ser no ser capaz de ceder y no dar el brazo a torcer como ceder siempre y no decir lo que uno quiere, ¿no es así?

Así es. Hay personas que les pasa todo lo contrario, no pueden ver que su interlocutor se enoja, y con tal de evitar la confrontación y la pelea no son capaz de defender sus ideas, de decir cómo se sienten o de pedir lo que necesitan. Es decir están teniendo un comportamiento inhibido, e lugar de ser asertivos.

¿Cómo gestionar los valores en el deporte infantil?

A todos los padres nos puede parecer una buena idea que nuestros hijos practiquen deporte, pero en ocasiones cuando vemos determinados comportamientos desde las gradas donde hay padres que les cuesta seguir las normas sociales, quizás nos lo planteamos dos veces.

El deporte es vida y como vida hay emoción. Y además en el deporte las emociones son muy intensas y se da el culto de cultivo propicio para trabajar con dichas emociones, pero no siempre lo hacemos, no siempre lo aterrizamos con estrategias específicas. En el comportamiento de muchos padres podemos ver cómo gestionan y manejan las emociones en su día a día. Por ejemplo, su rabia y su frustración porque el equipo de su hijo va perdiendo, y llegan a increpara al árbitro y a otros niños.

No se nos puede olvidar que los niños aprenden por modelado, y que copian a sus figuras de referencia, que principalmente son su madre y su padre. ¿Qué modelo queremos darles?

El deporte desarrolla unos valores magníficos de esfuerzo, constancia, disciplina, trabajo en esquipo… pero también hay una serie de contravalores como lo importante es ganar, no pasa nada por tener un comportamiento incívico en la grada…

Si queremos hacerlo bien, ¿Cuál deben ser los objetivos de la educación deportiva de los niños?

La educación deportiva para niños debe tener una variedad de objetivos que vayan más allá del rendimiento físico y la competencia. Aquí hay algunos objetivos importantes:

  1. Desarrollo físico: La educación deportiva debe promover el desarrollo de habilidades motoras fundamentales, como correr, saltar, lanzar y atrapar, así como mejorar la condición física general y la coordinación.
  2. Desarrollo emocional: Los niños deben aprender a manejar la presión, la competencia y la derrota de manera saludable. Esto implica fomentar la resiliencia, la autoconfianza y el control emocional.
  3. Valores y ética deportiva: Los niños deben aprender sobre el juego limpio, la honestidad, el respeto hacia los compañeros de equipo, entrenadores, árbitros y oponentes, así como la importancia del trabajo en equipo y la colaboración.
  4. Hábitos saludables: La educación deportiva debe fomentar la importancia de una dieta equilibrada, el descanso adecuado y la actividad física regular como parte de un estilo de vida saludable.
  5. Aprendizaje social: Los niños deben aprender habilidades sociales importantes, como la comunicación efectiva, la cooperación, el liderazgo y la resolución de conflictos a través del deporte y el trabajo en equipo.
  6. Desarrollo cognitivo: La participación en deportes puede mejorar la capacidad cognitiva de los niños, incluida la atención, la concentración, la toma de decisiones rápida y el pensamiento estratégico.
  7. Placer y disfrute: Es fundamental que los niños disfruten del deporte y encuentren alegría en la actividad física. La educación deportiva debe cultivar el amor por el movimiento y la diversión en el juego.
  8. Inclusión y diversidad: Los programas deportivos deben ser inclusivos y accesibles para todos los niños, independientemente de su habilidad, género, origen étnico o nivel socioeconómico.

En resumen, la educación deportiva para niños debe tener como objetivo no solo desarrollar habilidades físicas, sino también promover el desarrollo integral de los niños, incluido su bienestar emocional, social y cognitivo, así como inculcar valores positivos y hábitos saludables que los acompañarán a lo largo de sus vidas.

¿Por qué nos cuesta tanto tomar decisiones?

Detrás de la parálisis para tomar decisiones suele estar esta idea: solo hay una solución buena, así que ¡debo acertar!

Esta es quizás una de las ideas que están detrás del miedo que muchas personas tienen a tomar decisiones. Como sólo hay una buena, es demasiado riesgo el que corro, mejor no decido y ya veremos lo que pasa. Sin embargo, se trata de un mito. En muy pocas ocasiones existe la situación en la situación en la que hay una sola solución correcta y el resto son incorrectas.

No hay decisiones buenas y malas. Las decisiones se toman en un momento vital determinado, condicionadas por las variables que estamos viviendo, por eso, es un error pensar que nos equivocamos de elección cuando han cambiado nuestras circunstancias vitales, o cuando disponemos de una información, que a priori, desconocíamos.

Pasos concretos para tomar decisiones

Si no queremos tomar decisiones a la ligera, es importante hacerlo desde la consciencia. Así que, lo primero que podemos hacer es concedernos tiempo para poder pararnos a pensar y analizar todas las opciones. Y para ello os aconsejo que lo hagamos provistos de lápiz y papel para poder escribirlo, o en su defecto, un ordenador, si es que somos más tecnológicos.

  1. Percibe correctamente las emociones que estás sintiendo, y exprésalas verbalizándolas, escríbelas para ser realmente consciente de ellas. Este primer paso nos servirá para darnos cuenta del efecto que podrían llegar a tener sobre nuestra decisión.
  2. Toma nota de las intuiciones, de esas corazonadas que hemos comentado. ¿Qué te dice tu intuición? ¿Qué te manda hacer? ¿o dónde crees que deberías estar? Anótalo, y déjalo reposar durante unos días pensándolo con detalle, pero sin llegar a decidir todavía nada.
  3. Busca otra perspectiva. Una más objetiva, que obvie los detalles nimios a los que a veces nos quedamos enganchados. Si te cuesta verlo de forma objetiva, quizás te ayude hablarlo con un amigo imparcial. No te pierdas este vídeo para conocerlas todas!
    No te pierdas este vídeo para conocerlas todas!


#tomadedecisiones
#decisiones #radio #pazmental #radio #psicología #emociones #análisis #consejos #decidir #pareja #puntosfuertes #silviaalava

¿Quien tiene un amigo tiene un tesoro?

Se cuele decir que «quien tiene un amigo tiene un tesoro» y es una gran verdad, pero como tal hay que cuidarlos para que esa amistad se mantenga, ya que la amistad, es uno de los predictores de nuestra felicidad…

El concepto de amistad va evolucionando con la edad, por eso en ciertos momentos, como la adolescencia, la amistad influye incluso en la personalidad que se está construyendo… y no siempre está claro que nuestros amigos nos puedan ayudar o perjudicar… a construir nuestra mejor versión…

  • ¿Qué pasa cuando somos padres y no nos gusta del todo las amistades de nuestros hijos?
  • ¿Y si nuestro hijo no tiene amigos o amigas? ¿
  • Y que pasa con los comportamientos tóxicos en las amistades?

#amistad #pazmental #amigos #felicidad #adolescencia #amistad #buenasprácticas #consejos #destino #padres #madres #hijas #hijos #educacióninfantil #radio #crianza

¿Tienen que llevarse bien por el hecho de ser hermanos?

Hoy queremos hablar de las relaciones entre hermanos, que pueden ser muy intensas tanto para lo bueno como para lo malo. Por el hecho de ser hermanos, ¿hay que llevarse bien?

El vínculo que se establece con un hermano se hace desde una edad muy temprana y genera emociones muy fuertes y muy intensas, por lo que es importante procurar que sean emociones agradables en lugar de desagradables.

Un hermano es una persona con el que compartes un porcentaje importante de genes, pero eso no implica que tengáis que ser personas compatibles, los hermanos y hermanas no se eligen, los amigos sí. Hay personas que se llevan muy bien con sus hermanos y esa relación perdura cuando son adultos y otros no.

La relación entre hermanos, al crecer, puede cambiar radicalmente por muchos motivos: puede tratarse de formas de entender ciertos aspectos de la vida que no se comparten o de elecciones personales que, en determinadas circunstancias, pueden desembocar en relaciones difíciles entre hermanos.

El enfado y la envidia entre hermanos pueden surgir por diversos motivos y, cuando no se pueden superar, pueden llevar a tal indiferencia entre hermanos que se pueden pronunciar frases como «ya no quiero tratar con mi hermano», «ya no hablo con mi hermana», «tengo una hermana tóxica, no quiero que forme parte de mi vida». ¿Qué hay detrás de estas frases sobre «hermanos que te decepcionan»?

¿De qué depende que se lleven bien o mal? ¿Y qué pasa con los celos entre hermanos? ¿Cuáles son las causas de esos celos?

#hermanos #radio #pazmental #emociones #psicología #celos #hermanas #educacióninfantil #crianza #comunicación #relaciones #llevarsebien #consejos #gestiondeemociones #bienestaremocional #errorescomunes #consecuencias #radio #pazmental

¿Qué está pasando con los docentes en España?

Cuando escuchamos a los docentes nos cuentan que cada vez les pedimos más cosas, pero que no les damos las herramientas necesarias para poder solventarlas con éxito. Las situaciones del día a día cada vez se hacen más complejas, con una parte administrativa que dificulta aún más la situación.

Llega el momento del autocuidado y el reconocimiento social a su labor.

#formación #autocuidado #niños #adolescentes #necesidades #necesidadesespeciales #confianza #escuchar #autoestima #herramientas #educacióninfantil #profesores #padres #niñas #entrevista #radio #podcast