Entradas

«Ni el profesor ni los padres son amiguetes y el niño ha de saberlo»

 Así es como titula Blanca Torquemada, nuestra entrevista del sábado que sale publicada hoy en la contra del ABC, os dejo el enlace para que podáis leerla:

Imagen La Última de ABC

Claves del Síndrome Post-vacacional (I)

Durante la pasada semana he tenido el placer de acudir a varios medios de comunicación, para hablar del Síndrome Post-vacacional, dado el interés suscitado, recopilaremos durante esta semana 5 post con las principales reflexiones. Me gustaría agradecer a Silvia Movellán de la agencia Edelman el interés y apoyo recibido.

¿Realmente existe el síndrome de estrés Post-vacacional?

RMJCALTHM5ECAFHTC90CAL19UY1CA16918ZCAXQDXIKCAWM314RCANOB2YRCALC3KKWCAUS5HIRCAFH68B5CAUFL3V8CA3841X0CAF6FXA0CAZL0SASCAJ31EGSCAZGPA64Sí existe, y habitualmente lo llamamos Síndrome Post-vacacional. En las consultas de los psicólogos cada vez tratamos a más pacientes que sufren este síndrome. La frecuencia aumenta, a la par que las condiciones de vida, especialmente en las grandes ciudades, se hacen cada vez más difíciles. Es normal que al volver de las vacaciones la gente se sienta triste y apática; las personas no somos máquinas y notamos el cambio al incorporarnos a nuestra actividad cotidiana; nos espera mucho trabajo, tensiones, problemas, rutinas…; es decir, una agenda llena de obligaciones. El choque es demasiado brutal y nuestro organismo lo acusa, cambian los horarios, costumbres y actividades, y lo peor es que lo hacen para dejar paso a un montón de obligaciones, no siempre placenteras.

¿Cuáles son los síntomas?

Entre otros podemos destacar: debilidad generalizada, desmotivación, angustia, irritabilidad , pérdida de apetito, disminución de la capacidad de concentración, cambios de humor…; incluso se puede somatizar con molestias intestinales o gástricas, dolor de cabeza, insomnio…, pero lo más preocupante sin lugar a dudas es una profunda sensación de tristeza, apatía y falta de fuerzas.