Entradas

Proyecto “Emociones y Salud”: Dolor crónico, aspectos psicológicos

¿Cómo afecta el dolor crónico a nuestra calidad de vida? ¿El tratamiento psicológico puede ayudarme? las respuestas a estas y otras preguntas en el dossier resultado de la colaboración entre el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Sociedad para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS):

Pinchar aquí para leer el dossier

Emociones y salud: dolor crónico

Proyecto “Emociones y Salud”: El tabaco

¿Cuál es el tratamiento para dejar de fumar?

  • Intervención psicológica: la terapia psicológica te ayudará a aumentar tu «voluntad», a cambiar los hábitos, a conseguir que dejes de fumar aplicando técnicas eficaces para que lo logres (control estimular, refuerzo, relajación, etc) y te preparan para no recaer.
  • Tratamiento farmacológico: los parches, pastillas, chicles de nicotina, o ansiolíticos, te ayudarán a reducir la ansiedad.

Sigue leyendo el dossier realizado por el Colegio de Psicólogos de Madrid y la SEAS

Imagen

Proyecto “Emociones y Salud”: Trastornos cardiovasculares

Según la Organización Mundial de la Salud, el 80% de las muertes se pueden evitar controlando los factores de riesgo cardiovascular ¿Cuáles son los factores de riesgo? ¿Afectan las emociones negativas a las enfermedades cardiovasculares? todas las respuestas en el tríptico realizado mediante la colaboración entre el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Sociedad para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), pincha en el gráfico para acceder al tríptico completo:

Colaboración COP - SEAS

Colaboración con el Diario Digital «El Confidencial»: Beneficios del sentido del humor en la salud

Diario El ConfidencialEl sentido del humor es una forma de enfrentarse a la vida, de verla de forma positiva y enfrentarse a ella con fuerzas, ganas y energía. Numerosos estudios avalan los beneficios del sentido del humor. En la revista Medicina Clínica, el Dr. Jaime Sanz Ortiz, jefe del servicio de Oncología Médica y Cuidados Paliativos del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, publicaba un artículo en el que se constataba la fuerza del sentido del humor como valor terapéutico en pacientes oncológicos.

El humor ayuda a pensar de forma racional, proporciona sentimientos positivos de alegría y gozo, así como nuevas herramientas para afrontar los problemas. En la revisión realizada de los diferentes estudios sobre emociones positivas y su efecto en la salud (revisión realizada por el profesor Enrique García Fernández-Abascal), se establece como conclusión que las emociones positivas acortan la duración de la activación cardiovascular producida por las emociones negativas. Las personas con afecto positivo informan de menos síntomas cuando están enfermos, atribuyen menor severidad a los síntomas y tienen una mayor tolerancia al dolor. Las emociones positivas desplazan a las negativas, y hay una alta relación entre afecto positivo y salud.

Aprender a utilizar el sentido del humor es fundamental, es un recurso fácil y barato, que bien usado nos ayuda a relativizar los problemas, darnos cuenta de que quizás estamos realizando una interpretación exagerada de la realidad, y nos ayuda a desconectar. Si conseguimos reírnos en una situación difícil, la desdramatizaremos y nos dará fuerza para enfrentarnos con éxito a la misma. Y esto es algo que ya se puede utilizarse desde niños, no hay que esperar a ser adultos ni para potenciar el sentido del humor ni para beneficiarse de él. Seguir leyendo el resto del artículo

Proyecto “Emociones y Salud”: Cáncer

Emociones y Salud, colaboración COP - SEASOs adjunto el segundo de los trípticos de la colaboración realizada entre el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Sociedad para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS)dedicado, en este caso, al “cáncer“. ¿Qué nos sucede ante esta enfermedad? ¿qué puedo hacer por mí? o un interesante decálogo de importantes recomendaciones (pinchar en el decálogo para ir al artículo completo).

¿Cómo deben tratar los padres a los hijos para desarrollar de la mejor manera su felicidad?

felicidadSiguiendo con los últimos post sobre felicidad, podemos resumir en estos 10 consejos las pautas con las que fomentar la felicidad tanto de los niños, como de los adultos:

  • Centrándonos en lo positivo: Aunque es necesario corregir los errores de los hijos, eso no implica machacar innecesariamente la autoestima. No nos olvidemos de decir lo que se realizó bien. No dar por sentado que “tu obligación es hacerlo bien”.
  •  No “etiquetar”. Ej: Ser malo no es algo inherente en el niño y que no se puede cambiar, de esta forma sólo conseguiremos que el niño se habitúe al adjetivo y que lo viva como “yo soy así, y por tanto no lo voy a cambiar”.
  • No confundir el verbo ser con el estar. Hoy estoy triste, pero eso no significa que “sea triste”, o hoy te estás portando mal, no significa que “seas malo”.
  • No externalizar la propia valía, minimizando su papel en aquellas cosas que les confieren valor.
  • No descalificar lo positivo, descartando experiencias positivas con razones de poco peso o dando por sentado que lo tenían que hacer bien.
  • No suponer que las emociones negativas que sentimos reflejan, necesariamente, la realidad. Aprendamos a distinguir entre la realidad (hecho objetivo) y la interpretación.
  • No les dejemos caer en pensamiento absolutistas dicotómicos. O todo blanco o todo negro. La vida tiene toda la gama de grises.
  • No dar importancia a las cosas que no la tienen.
  • No anticipar, sin evidencia objetiva, que las cosas van a ir mal, dándose ya como inalterable esa predicción del futuro.
  • Utilicemos el sentido del humor.

La felicidad es un hecho subjetivo

Captura de pantalla 2012-12-02 a la(s) 22.34.52Según los estudios de la Dra. Sonja Lyubomirsky, autora de “La Ciencia de la Felicidad”, el 50% de la felicidad se debe a factores genéticos, un 10% a las circunstancias vividas, y el 40% a la actividad emocional. Partiendo de estos datos, podemos plantear la hipótesis de cómo, pese a unas circunstancias difíciles, y de la carga genética, todavía nos queda un 40% de margen, el correspondiente a la actividad emocional, que podemos aprender a controlar. No se han encontrado diferencias significativas entre sexos, siendo igual de felices las niñas que los niños.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=D5VHD-HvJQQ]

Sólo un 10% de la felicidad depende de las circunstancias externas, y aunque la capacidad para ser feliz es algo innato, está en nuestra mano incrementarla. Poseemos un increíble potencial de mejora de la dicha y el bienestar, que depende exclusivamente de nuestros actos y pensamientos, y podemos trabajar con los niños para que aprendan a ser más felices desde pequeños. Se puede aprender a ser felices.

La felicidad es algo subjetivo, que tiene dos componentes:

  •  El afectivo, (la experiencia de experimentar emociones positivas),
  • El cognitivo, (sentirse satisfecho uno mismo con su propia vida).

En este segundo componente, es donde muchas veces se centra el trabajo de los psicólogos, pues a menudo nos encontramos a gente que tiene una vida, lo que podríamos definir como “completa”, con amigos, familiares que les quieren, un buen trabajo, buen sueldo… y no se sienten felices. Con estas personas hay que trabajar para que sean capaces de disfrutar de todos estos aspectos de su vida e incrementar la felicidad.

Colaboración con YoDona: cuentos para niños

Os adjunto la colaboración realizada con la revista YoDona hace unas semanas sobre los cuentos tradicionales: «Monstruos que devoran niños, gigantes sanguinarios, chicos abandonados en bosques oscuros… Los relatos tradicionales están plagados de imágenes tenebrosas. ¿Son realmente adecuados para los pequeños? ¿Qué aprenden de ellos?» Pincha aquí para seguir leyendo el artículo

Terapia de pareja: Colaboración del Centro de Psicología Álava Reyes con el Diario ABC

Os dejo hoy la colaboración realizada por Mª Jesús Álava y Mila Cahue para el Diario ABC sobre «la terapia de pareja» en formato vídeo:

Terapia de pareja – Centro de Psicología Álava Reyes para ABC

¿De qué forma se puede impedir que los “desencuentros” con los hijos no afecten en exceso a la relación de la pareja?

Finalizamos la serie de los niños de parejas anteriores aconsejandoos una regla de oro:

Los temas de pareja, son de la pareja, no de los niños, por lo que siempre deben de permanecer fuera de éste ámbito.

Entender que la relación es con mi pareja, no con su hijo, y que por tanto, esto se tiene que quedar al margen. Establecer un área de familia, en la que haremos cosas juntos, y otra área de pareja, en la que hacer actividades los dos solos, sin los hijos.

Y por supuesto, en el caso de que ocurra, no entrar en la provocación del niño, o de la niña, de esa forma solo entraremos en “su juego” y reforzaremos esa actitud que nada conviene. Que no vea que a la nueva pareja le afectan sus provocaciones, y tener muy claro, que no es nada personal en contra de él, sino que en muchas ocasiones es su forma de rebelarse contra la situación, y necesita espacio y tiempo a hacerse a la ida de que sus padres nunca volverán a estar juntos; pues, aunque lo sepan de antes, en muchos casos albergan la esperanza de que sus padres vuelvan, y esta esperanza se termina en el momento en que le aparece una nueva pareja.