Entradas

¿Estas respirando correctamente? Saber respirar nos ayuda a ganar salud física y mental

Sin aire no podemos vivir, pero no todos sabemos respirar correctamente y es importante, porque es una acción que hacemos automáticamente miles de veces al día. Saber respirar nos ayudará a ganar salud tanto física como mental y emocional.

No te pierdas este vídeo si quieres saber lo que es la «respiración consciente» y cómo puede ayudarte a reducir el estrés.

#saludemocional #saludemocionalymental #bienestaremocional #respirar #respiracionconsciente #estres

¿Cómo nos está afectando la cuesta de enero? Entrevista en France24

El inicio de año siempre trae consigo una serie de cambios que pueden afectar o no a nuestro estado de ánimo, lo que unido a los efectos en nuestra economía podríamos llamar «la cuesta de enero».

En esta entrevista para el informativo de France24 TV hablamos sobre ello y damos algunas algunas herramientas para hacerle frente.

#cuestadeenero #depresión #entrevistas #emociones #cambios #psicología #silviaalava #propósitos

La mitad de la población opina que su bienestar emocional ha de mejorar

Comparto un extracto del artículo escrito por Enric Freire para la Vanguardia con motivo de mi participación en la jornada organizada por BBVA sobre salud y bienestar emocional.

Una de las consecuencias más reveladoras de la pandemia es que ha servido para aflorar problemas de bienestar emocional, psicológico y social que ya existían en nuestra sociedad. sin duda, el impacto del aislamiento social y la incertidumbre que acompañó a la epidemia contribuyeron también a aumentar las tensiones sobre la población. El aspecto positivo es que la experiencia vivida sirvió para normalizar la situación y visibilizar unos trastornos que cada vez más se identifican como una cuestión de salud pública prioritaria.

Estudio reciente

Un reciente estudio de Sanitas concluye que el 8,3%
de los españoles indica que su salud mental no es buena
y el 40,7% reconoce que debería ser mejor. En definitiva,
la mitad de la población opina que su bienestar emocional
ha de mejorar.

¿Qué síntomas revelan que podemos tener un problema emocional? ¿Cómo podemos prevenir estas situaciones?

Estas son algunas de las preguntas que Susana Quadrado, redactora jefe de sociedad en La

Vanguardia, planteó a los expertos que participaron en la sesión “salud y bienestar emocional en el punto de mira”, organizada por La Vanguardia y BBVA, y que se emitió en streaming en la web de este diario.

Silvia Álava, doctora en Psicología clínica y de la salud, y Francisco Rey, director de Desarrollo de Negocio en BBVA seguros, aportaron sus conocimientos para ofrecer una visión amplia sobre el abordaje de una cuestión muy relevante para la vida de muchas personas. Ya antes de la pandemia, la Organización Mundial de la salud advertía que “un 25% de la población tenía un problema de salud emocional”, según recordó Álava.

La pandemia abrió la veda para hablar de salud emocional

En cualquier caso, el aislamiento social impuesto para combatir la expansión del coronavirus provocó un cambio trascendental. “Parece que la pandemia abrió la veda para hablar de salud emocional”, aseguró la psicóloga.

“Antes era algo que nos lo guardábamos dentro y nos daba vergüenza decir: tengo un problema de ansiedad o de estrés. Ahora, en cambio, nos atrevemos a hablar de ello mucho más”.

Silvia Álava

Para Álava es lógico el impacto que la pandemia ha tenido en la gestión de las emociones. “Pasamos tres meses encerrados en casa y cuando salimos no recuperamos nuestra vida tal y como era antes del aislamiento”. Durante mucho tiempo vivimos con una serie de restricciones que hicieron saltar por los aires “las estrategias de regulación emocional que todos utilizamos de forma casi innata”, aclaró la psicóloga. No podíamos ir a tomar algo después de una jornada estresante o disfrutar de una escapada de fin de semana, por ejemplo, la falta de contacto social ha sido especialmente complicada para los adolescentes, ya que “a su edad construyen la personalidad a través del grupo de iguales y haber tenido limitado el acceso durante tanto tiempo les ha perjudicado”, dijo la doctora en Psicología. Los padres, los profesores y el resto de adultos que forman parte de su entorno más próximo “tenemos la responsabilidad de ayudarles”.

Actualmente una de cada ocho personas tiene un problema de ansiedad o de depresión

Los datos corroboran la relación entre la experiencia vivida y la evolución de los problemas de salud emocional. La experta reveló que “en el primer año de pandemia, los trastornos a nivel emocional y la ansiedad o la depresión se incrementaron en un 25%. Actualmente, una de cada ocho personas tiene un problema de ansiedad o de depresión”.

Pero no todo lo que nos sucede en el plano de la salud emocional, psicológica y social es atribuible a la pandemia.

Hay más factores que están interviniendo. En este sentido, Francisco Rey destacó que “a la pandemia se ha sumado la situación económica, la crisis de Ucrania y las fuertes alzas de los precios, entre otras cuestiones” que no contribuyen a favorecer nuestro bienestar emocional.

El responsable de BBVA Seguros citó un reciente estudio de Sanitas “en el que un 8,3% de los españoles indican que su salud mental no es buena y un 40,7% reconocen que debería ser mejor”. En definitiva, la mitad de la población opina que su bienestar emocional ha de mejorar.

En paralelo a esta tormenta perfecta emocional, “no hemos incrementado las herramientas y capacidades que nos ayuden a superar esta situación”, explicó Álava. Nadie nos ha dicho que “cuando tenemos ansiedad es porque nuestro cerebro está interpretando una situación peligrosa, aunque ese peligro no sea real”. La razón es que

“Anticipamos lo que puede suceder y nos ponemos en el peor escenario posible”.

Silvia Álava

Es necesario “aprender a parar y a reevaluar la situación”.

Al margen de la coyuntura actual de dificultad, Álava destacó que la pandemia nos puso ante un espejo.

“Todos íbamos en piloto automático, centrados en resolver el día a día de una vida complicada”. De un día para otro “nos quedamos en casa en una situación atípica que hizo que muchas personas se plantearan hacia dónde iban sus vidas”. Según la psicóloga, algunos salieron satisfechos de este proceso y, en cambio, otros “pensaron que tenía que haber una forma diferente de gestionar esto”.

Acceder a una atención médica especializada es una inquietud que surge cuando asumimos que tenemos un problema de bienestar emocional. Esta es una de las razones por las que los seguros de salud están creciendo mucho. Según datos de ICEA, el Centro de Estudios de la Patronal Aseguradora, Francisco Rey destacó que “la salud es el ramo que está creciendo con más fuerza.

Silvia Álava recordó que “a veces somos injustos y le echamos la culpa a la tecnología de muchas cosas que nos pasan, especialmente a los más jóvenes, pero el problema surge del mal uso y no de la tecnología en sí”. Como ejemplo de buenas prácticas, la experta aseguró que “nos permite proporcionar asistencia personal cuando por razones de distancia geográfica o incluso de tiempo no podemos hacerla presencialmente”.

¿Cómo saber si el origen de un problema de salud es emocional?

Silvia Álava aseguró que estas situaciones siempre se trabajan en equipo con la participación de un médico para determinar si hay una causa orgánica. En cualquier caso, la psicóloga afirmó que “las emociones afectan a nuestra salud”. Destacó que “no todas las emociones que experimentamos son agradables, pero todas son buenas porque nos dan información sobre lo que nos está pasando”.

Una tendencia muy habitual es “como lo que estoy sintiendo no me gusta voy a taparlo. Pero la emoción no desaparece y llega un momento que interfiere en la labor que tengo que hacer”. En resumen, “no puedo dejar de pensar en ello”. Al final, “el cuerpo, que nos ha estado enviando señales de alarma, enferma”. Esta reacción psicosomática puede ser muy diversa. “Hay personas que tienen de repente crisis de migrañas, otras problemas gastrointestinales o erupciones en la piel”, aseguró Álava. La experta reclamó que no hay que esperar a tener un problema clínico para actuar. “En el momento que detectamos una serie de situaciones que no sabemos cómo gestionar es cuando hay que pedir ayuda”.

No podemos tener una buena salud emocional cuando físicamente no estamos bien

La psicóloga afirmó que “no podemos tener una buena salud emocional cuando físicamente no estamos bien”. La alimentación y el ejercicio son fundamentales, como también lo es dormir ocho horas diarias. Durante el sueño, el cerebro realiza un proceso de reparación “que si no se completa puede acabar desarrollando varias enfermedades a medio y a largo plazo”. Álava explicó que “sabemos que mientras dormimos nuestra ansiedad se equilibra”, pero si faltan horas de sueño “nuestra ventana de tolerancia disminuye y ante cualquier contratiempo del día a día nos desbordamos”.

FUENTE: LaVanguardia

El uso de la tecnología para identificar problemas de salud mental

Artículo en blogthinkbig.com

Los jóvenes pasan una gran cantidad de tiempo utilizando la tecnología, por lo que cada vez hay más investigaciones para detectar trastornos del estado del ánimo, problemas de la conducta alimentaria, crisis existenciales… a través del uso que realizan de ellas. Los datos son prometedores, sin embargo, es muy importante insistir en el hecho de que a través de las tecnologías podemos detectar ciertos patrones de comportamiento que pueden indicar tendencias de trastornos de estado de ánimo, depresión… para brindar ayuda a los jóvenes, pero nunca realizar un diagnóstico. El diagnóstico siempre debe realizarlo un profesional de la salud mental a través de una evaluación clínica.

Algoritmos en la detección de problemas de salud mental

El equipo de Ana Freire, de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, ha desarrollado el proyecto STOP, que ha permitido detectar patrones de comportamiento de los usuarios con tendencias suicidas, depresión o trastornos alimentarios. En el proyecto han construido un algoritmo que de manera automática puede extraer patrones de comportamiento en personas con tendencias suicidas, depresión y trastornos de la conducta alimentaria.

Muchas personas con problemas de salud mental cuelgan mensajes en las redes que permitirían relacionar problemas de autoestima, inseguridad, no aceptación de su cuerpo, depresión… El algoritmo busca palabras y frases, patrones de comportamiento, con quién se relaciona y las horas de publicación, para valorar si puede haber asociado un trastorno de sueño (si por ejemplo transcurren menos de seis horas entre publicaciones), el número de “likes” y “retuits”, para valorar el apoyo social con el que cuenta, y revela los intereses de los usuarios en función de las búsquedas. El objetivo es detectar casos de alerta y remitirlos para que puedan recibir ayuda. Este proyecto colabora, por ejemplo con el Teléfono de Esperanza y el Teléfono de Prevención del Suicidio.

De esta manera, se ha encontrado una correlación entre la salud mental del usuario y las imágenes que comparte en redes sociales. Por ejemplo, las mujeres con alto riesgo de padecer anorexia nerviosa son mujeres de menos de 19 años, con intereses en dietas veganas, vegetarianas, ejercicio extremo y pérdida de calorías muy rápida. En el caso de los usuarios con alto riesgo suicida, han encontrado que hablan en primera persona, utilizan negaciones, hablan de la ansiedad que experimentan, suelen seguir a pocas cuentas, escriben textos más cortos y tienen una mayor actividad durante el fin se semana y por la noche.

Redes sociales y trastornos de la conducta alimentaria

La adolescencia es una etapa vital clave en el desarrollo del individuo, no solo por los cambios que se producen a nivel fisiológico, sino a nivel cerebral y psicológico. Durante esta edad se desarrolla la personalidad, y para hacerlo, es necesario el grupo de iguales. Los adolescentes ya no solo se miran en sus amigos y amigas, sino que también lo hacen en las redes sociales, se comparan con las imágenes de “perfección irreal” que en ellas se proyectan, y esto puede tener un impacto en su seguridad y en su autoestima, dado que influye a la hora de desarrollar su autoconcepto e imagen corporal. Se comparan con un ideal de belleza prácticamente imposible de conseguir que puede favorecer que se generen múltiples distorsiones respecto a su imagen, y que puede llevar a la no aceptación de su cuerpo.

Además, muchos de ellos utilizan las redes sociales para sentirse “incluidos en el grupo” y lograr la aprobación social, el objetivo es conseguir seguidores y “likes”, que suponen un “chute” para su autoestima, muchas veces a costa de subir fotos con filtros y retoques, muy alejadas de la belleza real, pero que suponen una forma de conseguir esa aprobación tan necesaria en estas edades.

Las redes sociales pueden ejercer un papel clave tanto en el desarrollo como en el mantenimiento de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA)

Así el fomento de la preocupan excesiva por el cuerpo y la alimentación puede favorecer la aparición de estos trastornos en personas con vulnerabilidad a los mismos. En las personas con TCA, el uso y abuso de estas redes pueden dificultar la toma de conciencia de la enfermedad, dado que normalizan las conductas poso saludables y mantienen el patrón de creencias negativas respeto a ellos mismos y la relación con su cuerpo.

La sobreinformación nutricional y las cuentas que fomentan patrones muy rígidos de alimentación o que prometen rápidas pérdidas de peso, pueden favorecer la aparición de un problema de la conducta alimentaria. Desde la llegada de internet existen páginas, que ahora se han trasformado en redes sociales, donde con las etiquetas #Ana (para la anorexia) y #Mia (para la bulimia), se comparten trucos o experiencias para adelgazar, conductas purgativas… e incluso cómo disimular para que los padres u otros familiares no sospechen del problema…

El efecto de las redes sociales también debe de tenerse en cuenta a la hora de recuperarse de un TCA; dado que el exceso de información que muestran redes como Instagram , YouTube o Tik Tok, pueden interferir con la correcta recuperación. Para evitar estas situaciones es necesario trabajar en la prevención. Formando a los menores en el correcto uso de las tecnologías, supervisando tanto el tiempo de utilización, que debe de ajustarse según la edad, como las páginas que visitan y las cuentas que siguen.

FUENTE: blogthinkbig.com

Jueves 2 de marzo a las 19h hablamos en directo sobre Salud Mental y Neurociencia en MenteSopia

Nos vemos en el directo sobre SaludMental y Neurociencia de MenteScopia

Con #SoyComoElAire y Benedicto Crespo-Facorro Hospital Universitario Virgen del Rocío IBiS Instituto de Biomedicina de Sevilla Universidad de Sevilla presentado por Filosofers

¡Envía tus preguntas!

Jueves 2 de marzo 19:00

http://twitch.tv/scenio

Scenio tv - Silvia Álava

SoyComoElAire1 Benedicto Crespo HospitalUVRocio CIBER_SAM ibis_sevilla unisevilla presentado por Filosofers

Conferencias y debates sobre BIENESTAR Y SALUD MENTAL EN UNA SOCIEDAD DIGITALIZADA

DEL 1 DE MARZO AL 26 DE ABRIL DEL 2023 en

CaixaForum Macaya

Analizaremos los riesgos para la salud mental (ciberacoso, alteración de la imagen corporal, ansiedad, etc.) y las oportunidades (hacer, mantener y construir relaciones, crear una expresión positiva de sí mismos/as) del uso de pantallas en adolescentes y jóvenes. Se pretende entender modalidades de uso y expectativas en torno a los dispositivos y el espacio virtual; así como fomentar un adecuado aprovechamiento de las TIC.

Coorganizado con: El Observatorio Social y Fundación FAD Juventud

ACTIVIDADES DE ESTE CICLO

ADICCIÓN A LAS PANTALLAS EN LA ADOLESCENCIA Y LA JUVENTUD: ¿CÓMO AFECTA A SU SALUD Y BIENESTAR?

DISPOSITIVOS COMO VENTANAS AL MUNDO – MIÉRCOLES 1 DE MARZO DE 2023

Discusión sobre riesgos y oportunidades en el uso de las TIC entre adolescentes y jóvenes, centrando la mirada en el uso y acceso a dispositivos, el ocio digital, el mundo gamer o el consumo de porno.

Toda la info y reserva gratuita aquí

REDES SOCIALES Y SU IMPACTO EN LA AUTOIMAGEN JUVENIL

ESPACIOS QUE MUESTRAN ESTILOS DE VIDA Y MODELOS ESTÉTICOS – MIÉRCOLES 29 DE MARZO DE 2023

La sesión se centrará en analizar el papel de las redes sociales en la autoimagen de adolescentes y jóvenes, en cómo la conexión permanente, el postureo, las aplicaciones para retocar imágenes o el seguir a determinados influencers pautan las formas de estar online, condicionan la imagen que proyectan adolescentes y jóvenes en sus redes, afectan a su autoestima y aspiraciones sociales y personales, teniendo muchas veces una repercusión negativa en su salud mental.

A cargo de:

  • Cristina Gil, psicóloga, especializada en psicología infantojuvenil. Es autora de la guía Sin Filtros, un manual para luchar contra la irrealidad de las plataformas
  • Asiria Álvarez, fotógrafa contemporánea y diseñadora gráfica por la EASDGC. También es autora de la guía Sin Filtros
  • Santos Solano, doctor en Psicología e investigador del grupo ANOBAS de la Universidad Autónoma de Madrid. Sus proyectos y aportaciones se han centrado en temas como los TCA
  • Elena Devesa, periodista y CEO en WeLoverSize. Junto a Rebeca Gómez crearon el blog WeLoverSize, una comunidad del movimiento curvy. En 2016 lanzó el libro GORDI fucking BUENA
  • Moderado por: Silvia Álava, psicóloga sanitaria, experta en psicología educativa, escritora y conferenciante. Es directora del área infantil del Centro de Psicología Álava Reyes y directora de formación de Apertia Consultig

Horarios: Miércoles 29 de marzo, a las 18 h

Comentarios: Entrada gratuita, Duración aproximada de la actividad: 90 min, Aforo limitado

Toda la info y reserva gratuita aquí

METAVERSO, ¿UN FUTURO PROMETEDOR?

POTENCIAL Y APLICACIONES DEL MUNDO VIRTUAL INMERSIVO – MIÉRCOLES 26 DE ABRIL DE 2023

¿Cómo analizar las transformaciones que trae consigo el metaverso? ¿Qué retos y qué problemáticas a nivel psicológico puede implicar esa inmersión virtual en la adolescencia y juventud? ¿Cómo puede afectar a la salud mental y el bienestar?

Toda la info y reserva gratuita aquí

Hablamos de Salud Mental en Castilla y León Televisión

Comparto el vídeo de la entrevista realizada para Castilla y León Televisión en la que hablamos sobre la situación de salud mental en estos momentos: ¿Cómo nos encontramos y qué podemos hacer para mejorarla?

https://youtu.be/WovCtVll-4o

Podcast: Las redes sociales y la salud mental

¿Te has dado cuenta que las redes sociales pueden influir en nuestro ánimo tanto de forma positiva como negativa? ¿Eres consciente del tiempo que pasas viendo redes sociales?

No te pierdas esta entrevista en Cadena COPE radio para conocer todas estas respuestas

¿Cuáles son tus redes sociales favoritas?

Gestionar las emociones, la clave para el cuidado de la salud mental

El impacto del Covid-19 y la posterior inestabilidad global han elevado la preocupación social por la salud. Los buenos hábitos y la prevención son los pilares de un bienestar emocional correcto.

La pandemia marcó un antes y un después en el terreno de la salud mental. Las consecuencias emocionales del confinamiento provocaron que, en muchos casos, aflorasen episodios de estrés y depresión. Esta situación, unida a la visibilidad que algunos personajes públicos han dado en los últimos tiempos a este tipo de afecciones, ayuda a que esta problemática deje de ser tabú para entrar en el debate público como un asunto relevante para la sociedad.

No cabe duda de que el Covid-19 ha pasado factura a la población en términos de bienestar emocional. El número de personas con estados ansiosos y depresivos creció en más de un 25% sólo durante el primer año de la pandemia, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El estudio advierte que una de cada ocho personas en el mundo vive con ansiedad o depresión, y añade que los pensamientos suicidas han aumentado entre un 8% y un 10%, especialmente entre los adultos jóvenes.

Estas cuestiones se abordaron en el encuentro Salud y bienestar emocional: en el punto de mira, que organizaron EXPANSIÓN y El Mundo con la colaboración de BBVA.

Antecedentes

¿Por qué tuvo la pandemia un efecto tan devastador sobre la salud mental de la sociedad? «En nuestra vida todos tenemos una serie de estrategias de regulación emocional, que nos ayudan a compensar y gestionar las situaciones estresantes que vivimos», apuntó Silvia Álava, doctora en Psicología Clínica y de la Salud. El confinamiento y las posteriores restricciones impidieron a muchas personas disfrutar de esos momentos de ocio y socialización que necesitaban como válvula de escape. Como indicó Álava, «esto provocó que las situaciones estresantes siguieran acumulándose y nos viéramos sin recursos para afrontar nuestro día a día».

A estas consecuencias de la pandemia se han sumado diversas eventualidades en el último año -desde la guerra de Ucrania hasta la inflación- que han disparado la incertidumbre global y, fruto de ello, la inestabilidad emocional entre la población. El 8,3% de los españoles considera que su salud mental no es buena y el 40,7% reconoce que podría mejorar, según el último estudio de Sanitas sobre la salud mental en España. Es decir, «casi la mitad de la población cree que su salud mental podría ser mejor», subrayó Francisco Rey, director de Desarrollo de Negocio de BBVA Seguros.

Preocupación por el bienestar emocional

Este escenario ha destapado muchos problemas de salud mental que permanecían invisibilizados y ha elevado la preocupación por el bienestar emocional entre la población. En paralelo, Rey explicó que «hemos detectado un fuerte incremento en la contratación de seguros de salud desde 2020, que se ha mantenido en 2021 y en 2022». Asimismo, hizo hincapié en que está creciendo la utilización de las herramientas digitales para el cuidado de la salud. Como muestra de ello, los asegurados de BBVA Salud han realizado más de 110.000 videoconsultas en los últimos doce meses.

Como primer paso para cuidar la salud mental, Silvia Álava aconsejó que «debemos tener claro qué significan nuestras emociones. No hay emociones malas: todas ellas nos dan información de lo que nos ocurre y son pasajeras, así que es importante escucharlas y aprender a leerlas». Además de esto, la doctora en Psicología Clínica y de la Salud destacó que «hay algunos pilares que son básicos para alcanzar el bienestar emocional: moverse y hacer ejercicio, alimentarse de forma saludable y descansar las horas necesarias».

Prevención

Por su parte, Francisco Rey incidió en el papel de la prevención en el plano de la salud mental: «Mantener hábitos saludables, crear consciencia sobre cómo cuidarnos física y emocionalmente y, en definitiva, anticiparnos es muy importante». Sin embargo muchas personas llegan demasiado tarde a la consulta, una vez que la afección ya se encuentra en un estado más avanzado. De esta forma, el director de Desarrollo de Negocio de BBVA Seguros aseveró que «el bienestar emocional debe abordarse desde la prevención, y este es un concepto que precisamente está en la génesis de los seguros».

Entre las distintas soluciones que la entidad propone a sus asegurados, las más utilizadas tienen que ver con ámbitos como la nutrición, los entrenadores personales y sobre todo la salud mental. «Los seguros de salud ayudan a complementar la sanidad pública desde esa perspectiva de la prevención», dijo Rey. Silvia Álava coincidió en que «no debemos esperar a tener un trastorno para pedir ayuda, porque entonces nuestra salud mental y física ya estará afectada».

«Todos podemos cambiar la manera en que afrontamos la vida y cómo la interpretamos».

Silvia Álava

Del mismo modo que estos hábitos saludables, Francisco Rey se refirió a la accesibilidad de los seguros: «Invertir en seguros de salud es invertir en el bienestar emocional de la familia, y tiene un impacto muy positivo en la vida de las personas».

Soluciones

De forma adicional, la tecnología se ha convertido en un facilitador también en el terreno de la salud mental. «Las aplicaciones y herramientas digitales ayudan a mejorar nuestro bienestar emocional, pero es importante que detrás de ellas exista un profesional médico», advirtió Rey. Gracias a la inteligencia artificial, BBVA y Sanitas han lanzado una herramienta que permite que los usuarios realicen una rápida evaluación psicológica y llevar un registro diario de sus emociones. Como agregó Silvia Álava, «no sustituye a la terapia pero sí puede mejorarla gracias a los datos, mientras que la evaluación es muy útil para que una persona conozca mejor su situación en función de unos parámetros definidos por profesionales».

En línea con este tipo de soluciones, el responsable de BBVA Seguros concluyó que «hemos apostado por ofrecer productos personalizados y utilizar nuestras capacidades digitales para ayudar a las personas a asumir hábitos de vida más saludable que les permitan disfrutar de vidas más sanas, largas y felices».

FUENTE: espansion.com

Hablamos de Salud Mental en «Hablando Claro» de TVE

El bienestar emocional cobra cada vez más importancia en nuestro día. La salud mental preocupa ya más que otros problemas de salud, como podría ser el cáncer.

La pandemia y la situación económica ha afectado de forma muy acusada a incrementar estos casos.

La adolescencia es el grupo donde más han crecido los problemas de salud mental, una edad que se complica por otros factores evolutivos. Hablamos de la importancia de la prevención.