Entradas

#Vídeo 3 consejos para conseguir los objetivos del año

3 consejos para conseguir los objetivos del año.

Tanto a estas alturas de año, como en septiembre, solemos marcarnos objetivos y metas que nos motivan y llenan de ilusión. Sin embargo, pasadas unas semanas, algunos de ellos se van quedando difuminados haciéndonos sentir cierto malestar por el hecho de no haber sido capaces de ponerlos en práctica…

En este vídeo os doy 3 consejos para ayudaros a conseguir que esos objetivos no se queden en el cajón de los recuerdos!

¿Qué hacer para abandonar la sensación de cansancio cuando la pandemia continúa? #Vídeo

Llevamos muchos meses de pandemia y esto nos hace sentirnos muy cansados. El verano no ha sido suficiente para «recargar las pilas», el estrés se va acumulando y las ilusiones empiezan a difuminarse, pero dentro de cada día podemos sacar la parte positiva que nos ayude a dejar atrás esta situación de cansancio. Así que ¿Qué hacer para abandonar la sensación de cansancio cuando la pandemia continúa?

No te pierdas los consejos que os damos en este vídeo

¿Cómo controlar la ansiedad en momentos difíciles? Colaboración con Funespaña

Ante las situaciones que no podemos controlar nace el sentimiento de frustración e impotencia. El hecho de no tener control sobre las cosas o que nuestras expectativas no se hayan cumplido, nos dificulta controlar ansiedad que esto nos genera.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo ante una situación de peligro.

Cuando nuestro cuerpo o nuestra mente identifica que una situación es potencialmente peligrosa, se activa, con la finalidad de facilitar la huida.

Signos y síntomas de ansiedad

Para ello el corazón bombea más sangre, lo que se traduce en taquicardia, se hacen intercambios más rápidos de oxigeno y dióxido de carbono, por lo que se hiperventila, se tensan los músculos… en definitiva, nuestro cuerpo se preparara para poder salir corriendo de esa situación peligrosa.

Tipos de ansiedad

La ansiedad positiva o “eustrés”

Se origina cuando nos activamos ante una situación de peligro real.

Por ejemplo, si estamos en casa y empieza a oler a quemado y vemos salir mucho humo de la cocina, el eustrés nos activaría para poder salir corriendo y llamar a los bomberos.

Esta activación es la que nos permite seguir con vida, porque nos protege del peligro.

También ocurre cuando ante un pico de trabajo o una situación especialmente complicada, como la que vivimos hoy en día, nos permite seguir en pie, muchas veces sacando fuerzas de donde ya no las hay.

La ansiedad negativa o “distrés”

Ocurre cuando nuestro organismo se activa de la misma forma que si estuviésemos viviendo una situación potencialmente peligrosa, pero en realidad, ésta no lo es.

Es lo que normalmente se conoce como ansiedad.

Los síntomas son, taquicardia, hiperventilación, tensión muscular, nudo en el estómago, entre otros. En estos casos lo habitual es que nuestros pensamientos estén magnificando una situación.

Pensamos que algo es horrible, catastrófico, que va a salir mal… ¿Cuántas veces hemos sentido ansiedad al hablar en público, en un examen o en una reunión importante? La causa está en nuestros pensamientos.

Ideas irracionales, de tipo negativo que nos hacen ponernos en lo peor, cuando muchas veces ni siquiera se asemejan a lo ocurrido.

Consejos para controlar la ansiedad

Identifica las emociones

Es normal sentir ansiedad, todos lo experimentamos. Ser conscientes de ello es el primer paso para poder gestionarlo.

Ventila las emociones

Es importante poder expresar lo que sentimos. Hablar con personas de confianza, pedir ayuda psicológica o hacer un diario emocional en el que escribas cómo te sientes y lo que piensas, te ayudará a asimilar la situación.

Pon tu foco de atención en lo que puedes hacer

Pon tu foco de atención en lo que depende directamente de tien lo que tú puedes hacer, no en los demás, o en las situaciones externas.

Cuida tus pensamientos

Cuidado con lo que piensas. En ocasiones detrás de la ansiedad están pensamiento de tipo irracional, como pueden ser ideas catastrofistas, pensar que todo va a ir mal…

Interpreta la realidad de forma objetiva

Los pensamientos son tu forma de interpretar la realidad, pero no la única. Ser capaces de hacer una interpretación más objetiva nos puede ayudar a reducir la ansiedad.

Practica deporte

Aunque sea unos minutos, haz una tabla de ejercicios.

El deporte genera endorfinas que nos hacen sentir emociones agradables, además de mantenernos activos y de ser una herramienta útil para reducir nuestro nivel de ansiedad.

Realiza alguna técnica de relajación

La que sepas o más te guste, yoga, meditación, respiración abdominal o diafragmática, relajación abdominal… o simplemente puedes escuchar música relajante y trasportarte mentalmente a un lugar relajante.

Busca espacios para ti

Encuentra un lugar para cuidarte y mimarte. Por ejemplo, disfrutar de una ducha o un baño relajante, nos puede ayudar a bajar el nivel de ansiedad.

Párate y se consciente de cómo el agua cae por tu espalda y de la sensación agradable de la espuma en tu piel.

Utiliza el sentido del humor

Cuando somos capaces de reírnos de nuestra situación, implica que somos capaces de relativizar, de ampliar el foco y verlo desde otro punto de vista.

Además de generar emociones agradables, la activación fisiológica que produce la risa ayuda a contrarrestar la activación negativa de la respuesta de “distrés” o ansiedad negativa.

Aprende a tomarte las cosas con humor, no dejes de sonreír a la vida, pero no te confundas, utilizar el sentido del humor nunca implicará reírse de los demás.

Cuida tu sueño

No alterar el ritmo de sueño y vigilia y dormir al menos durante 8 horas al día.

Sabemos que una de las funciones principales del sueño es reducir el nivel de ansiedad.

¿Cómo gestionar la ansiedad por el coronavirus?

Estamos viviendo una pandemia. Una lucha mundial contra un virus, donde, de momento, no se ha encontrado la cura.

La única forma de frenarlo es quedarnos en casa. No salir para evitar contagios y que el número de casos siga aumentando.

Es una situación real, escalofriante y muy peligrosa. Quizás es la situación más peligrosa que hemos vivido en los últimos años a nivel global. Por eso, es normal sentir ansiedad.

Nuestro cuerpo, está en tensión y lo interpreta preparándose para poder huir. Sin embargo, lo que necesitamos en este momento no es salir corriendo, sino todo lo contrario, quedarnos en casa, porque es lo único que podemos hacer para frenar la pandemia.

Céntrate en lo que puedes hacer

Pon el foco en lo que está en tu área de acción. Por ejemplo, saber que quedándote en casa contribuyes a frenar la curva de infección y que haces algo útil, te ayudará a vivir mejor la situación que si lo interpretas como un fastidio, como algo impuesto desde fuera y que ha arruinado tus planes.

Evita la sobreinformación

Estamos en una situación de crisis mundial, hay que saber lo que ocurre. Pero basta con elegir un momento al día para informarse. Estar pegado a las pantallas viendo cómo suben o bajan el número de casos y el número de fallecidos, no es una buena opción. 

No hables solo del tema “coronavirus”

Es importante que hables de otras cosas, la vida sigue y continua. Habla de otros temas, de cosas que te motiven, de vivencias pasadas y de proyectos futuros.

Mantén el pensamiento positivo

Va a ser una situación difícil, y muy complicada, pero pasará, entre todos venceremos al Covid-19 y volvernos a salir a la calle, a recuperar nuestra vida, a celebrar, tanto la vida como el fin de ella.

Consejos para «teletrabajar» desde casa

Mantener la #concentración en el #teletrabajo es todo un reto! ¿Cómo hacerlo?

En este vídeo te doy algunos consejos que te resultarán útiles para aprovechar mejor estos momentos:

  • Prepara un espacio y mantelo limpio y ordenado
  • Crea rituales
  • La #comunicacion es clave
  • Confía en tus compañeros, todos vamos a dar lo mejor
  • Haz descansos

Decálogo para conseguir que los niños estudien solos desde pequeños. Colaboración con Nosotras.com

Hoy en día un error muy común en los padres es cargarse con la responsabilidad de los deberes de los niños. En el Centro de Psicología Álava Reyes, a menudo vemos a padres que están demasiado preocupados por los deberes de sus hijos, hasta el punto que les afectan más a ellos las notas y los suspensos que a sus hijos. Esto no ayuda a los niños, porque ¿Para qué voy a asumir una responsabilidad, si se que ya la ha asumido mi mamá o mi papá?

Os dejo estos consejos para no permitir que la situación nos supere:

  1. Desde pequeños deben responsabilizarse de sus cosas: que no vean que no es necesario recoger sus juguetes o estar pendientes de ellos porque otros adultos los van recoger o guardar. Gracias a esto, cuando llegue la hora de estudiar o de hacer deberes, entenderán mejor que se trata de su responsabilidad.
  2. Cada cosa tiene un sitio. Establezcamos con el niño dónde vamos a poner cada cosa, y mantengamos su sitio. Mantener el orden exterior, ayuda a la concentración, y amuebla el cerebro.
  3. Trabajemos los hábitos desde bien pequeños, no esperemos a que sean ‘mayores’. Todos los días nos podemos sentar un ratito a trabajar en la mesa de estudio, en el mismo sitio a la misma hora a leer, hacer letras…
  4. Establezcamos tiempos cortos de trabajo y poco a poco vayamos alargándolos según la edad y sus obligaciones. No pretendamos que los niños estén horas trabajando ellos solos. Se pueden fijar periodos de trabajo de 20-25 minutos, y después establecer un descanso de 5 minutos.
  5. Utilicemos un sitio fijo de estudio. No vale hacer cada día los deberes en un lugar diferente. Lo ideal sería poner una mesa en su habitación, que tenga una buena iluminación, con la superficie lisa.
  6. Sobre la mesa de estudio solo  debe de estar el libro a estudiar y el estuche. No debe de haber ningún elemento distractor, como otros libros, ordenador, móvil, juguetes, figuritas…Se trata de evitar distracciones y fomentar la atención plena, tan de moda en estos últimos tiempos.
  7. La televisión siempre debe de estar fuera del cuarto de estudio. Y los móviles, ordenadores, reproductores de música, deben de estar fuera y apagados.
  8. Hay que sentarse todos los días en la mesa de estudio a la hora pactada. -Mismo sitio, misma hora-, siendo puntual a la hora de empezar y terminar de estudiar.
  9. Mantener la postura correcta, sentado en la silla, pies en el suelo y espalda recta. Nada de tumbado sobre la mesa, mal sentado o estudiar en la cama.
  10.  Trabajar la autonomía del niño. Los padres no tienen que estar con los niños haciendo los deberes. Tienen que aprender desde pequeños que los deberes son su responsabilidad, que los tienen que hacer ellos solos. Papá y mamá resuelven las dudas, pero no están sentados a tu lado.
Sílvia-Alava

 Silvia Álava Sordo es directora del Área Infantil Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro “Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron” de la Editorial JdJ editores y Actitud de Comunicación.

Consejos básicos para sobrevivir a largos viajes con los más pequeños

DE LA REQUENA

El verano ya está aquí. Para muchos españoles la llegada de esta época es el momento de disfrutar de unos días de escapada. No obstante, las propias vacaciones les suponen a muchas familias un reto cuando la distancia es larga y no quieren dejarse a los más pequeños en casa. 

La marca de alimentación y cuidado infantil de Lidl, Lupilu, junto con Silvia Álava, especialista en Psicología Familiar han recogido cinco claves para que madres y padres puedan disfrutar de estas vacaciones de verano junto al bienestar de sus hijos. La guía de consejos recoge 5 claves básicas para que toda la familia pueda disfrutar de las vacaciones sin importar cómo de larga sea la distancia de la escapada. 

Sobrevivir a largos viajes con niños 

«Antes de iniciar un viaje, es importante explicar a los niños qué vamos a hacer y qué esperamos de ellos» dice Silvia Álava. 

Alimentación sana y fuera de casa 

La experta asegura que es fundamental planificar el viaje con antelación, calcular la duración, tener bien pensadas las paradas que se vayan a realizar, los lugares y su frecuencia. Es importante contar con tentempiés sanos para el camino. Una buena opción son las bolsitas de frutas ecológicas. 

Los padres españoles tienen cada vez más interés en conocer opciones saludables relacionadas con la alimentación de sus hijos fuera de casa. El 86% de españoles elabora comidas para sus hijos menores de dos años al menos una vez a la semana, pero la situación se dificulta en verano, cuando el tiempo fuera de casa es mayor. 

«No te obsesiones si no has tenido tiempo para preparar la comida» dice Silvia Álava. «Es preferible optar por un tarrito que nos garantice calidad tanto en los alimentos utilizados como en la preparación de los mismos, a sentir angustia o ansiedad por no llegar a todo», concluye la especialista. Así reconoce la especialista que los tarritos son también una alternativa saludable y equilibrada que puede utilizarse en largos viajes para la alimentación de los más pequeños. 

Hábitos de higiene infantil sin agobios

Las toallas, las palas, las cremas solares… son alguna de las cosas que no pueden faltar en los bolsos de verano de las familias estas vacaciones. «Las necesidades de higiene de los niños son las mismas en verano, pese a que estemos de vacaciones y pasemos más horas fuera de casa, por eso es recomendable ser previsores y llevar en el bolso un cargamento de socorridas toallitas, pañales o ropa de recambio» comenta Silvia Álava. 

Prevenir todos los productos de higiene infantil es otra de las reglas fundamentales para la supervivencia a largos viajes con niños este verano. 

Misma rutina fuera de casa

«Aunque sea verano y los niños se relajen, hay que tener en cuenta que tienen que seguir llevando una rutina». Así señala Silvia Álava que es aconsejable que los niños sigan teniendo una rutina establecida, normas y límites muy claros. En vacaciones puede ser de utilidad hacer una reunión con ellos al llegar al destino, para recordar las normas de casa y especificar que allí también deben respetarse las mismas. 

Ambiente idóneo para conciliar el sueño

La experta Silvia Álava explica que «conseguir establecer hábitos nocturnos y una rutina de sueño es un reto para cualquier padre, más aún cuando estamos fuera del hogar». Para ello se aconseja a los padres  realizar las mismas actividades de siempre, en el mismo orden y a la misma hora cada día

Un baño con espuma o un masaje relajante pueden ayudar a crear ese ambiente que incita al sueño de los más pequeños y ayuda a poder seguir disfrutando de las vacaciones de verano a toda la familia. 

FUENTE: Diario de Sevilla

¿Tu hijo está preparando la PAU2016 o tiene exámenes importantes? explicamos la importancia de estar hidratado