Hablamos del sentido del olfato y sus aplicaciones para el marketing: Marketing olfativo en Bungalow103 de Capital Radio

Carlos Navarro, representante de Ambiseint; Silvia Álava, psicóloga; y José Ruiz, experto en neuromarketing, hablaron de marketing olfativo en Bungalow103

Cuando se hace un viaje a cualquier destino, se viaja con los cinco sentidos, pero hay algunos que adquieren más protagonismo que otros.

Durante las vacaciones se nota la arena a través del tacto al pasear por la orilla de la playa; se ven paisajes impresionantes que quedan grabados en las retinas; se descubre la cultura gastronómica del lugar a través de las papilas gustativas; se afina el oído escuchando cómo hablan los habitantes del lugar, pero ¿qué sucede con el olfato?

A pesar de que pueda parecer el sentido más discreto de todos, no es por ello el menos importante. De la importancia del olfato en el contexto de la experiencia turística se han dado cuenta muchos empresarios y expertos en marketing que están desarrollando nuevas herramientas para fidelizar a los turistas y convertir sus viajes y estancias también en aromas imborrables.

En Bungalow103, espacio radiofónico especializado en turismo de la emisora económica Capital Radio, han querido desentrañar los misterios sobre el negocio de los olores,  un mundo muy desconocido para el público genera. Para ello, han invitado a sus estudios a Carlos Navarro, representante de la consultoría de marketing olfativo Ambiseint; Silvia Álava Sordo, psicóloga, profesora y escritora; y José Ruiz Pardo, experto en neuromarketing y CEO de Guli Neuromarketing.

Puede escuchar el programa completo en el siguiente enlace.

Las claves para ser feliz. En el programa Saber Vivir, de La2 de RTVE

Todos queremos ser felices, pero a veces conseguirlo puede no ser tarea fácil. En el programa Saber Vivir, sabemos que hacer cosas por los demás es uno de los mayores proyectores de la felicidad y por eso hemos ido a conocer la fundación Aladina y la labor que hacen con niños con cáncer.

Hablamos sobre la depresión infantil en Telenoticias de TeleMadrid

La sufren 2 de cada 100 niños, y si no se trata a tiempo, puede complicarse en la edad adulta. saber detectar los síntomas y pedir ayuda especializada es fundamental.

Silvia Álava - Telemadrid - Depresión Infantil
Haz click en la imagen para ir al vídeo del programa

Ir al psicólogo ya no es un tabú. Colaboración con Telva

Ha cambiado la percepción de la sociedad sobre los psicólogos y cómo pueden ayudarte en tu crecimiento personal.

  • Por Miriam Mascareñas

De la misma forma que acudes al médico cuando algo no marcha bien físicamente, si hay emociones que no sabes identificar y/o gestionar puedes acudir al psicólogo. Ellos son los profesionales capacitados para ayudarte a entender qué te está ocurriendo. Pero, «¿qué van a decir en mi entorno si se enteran de que voy al psicólogo?«, pensarás. Poco a poco, su figura se ha desestigmatizado y normalizado. Ya no es un tabú o algo a ocultar, ¡incluso hay quien lo puede considerar cool. Hablamos con Silvia Álava Sordo (@silviaalavasordo) y Patricia Ramírez (@patri_psicologa) para saber cómo pueden ayudarte incluso aunque creas que no lo necesitas.

Hace unas semanas, en una conversación informal con unos conocidos, ni siquiera amigos, uno de ellos comentó, sin tapujos y como quien habla del tiempo, como había comenzado a poner en práctica uno de los últimos consejos que le había dado su psicólogo. Nadie cambio el gesto, ni siquiera hubo preguntas. La charla continuó. Fue entonces cuando caí en la cuenta: acudir al psicólogo se ha vuelto una práctica más habitual de lo que pensamos y hablar de ello algo normalizado. No existen tabúes, atrás quedó la concepción de que quienes iban al psicólogo es porque estaban «locos» o tenían problemas graves, la normalidad ha llegado a esta práctica y eso es una gran noticia.

Para entender por qué hasta hace unos años hablar del psicólogo estaba tan estigmatizado recurrimos a la opinión de los profesionales. En este sentido, Silvia Álava Sordo, de Centro de Psicología Álava Reyes afirma: «Explicar que acudíamos al psicólogo era reconocer que teníamos un problema, y no solo eso, teníamos tengo un problema y no sabíamos gestionarlo por nosotros mismos, como si fuéramos tontos, pero nada más lejos de la realidad». De la misma forma que acudimos al médico cuando nos duele algo a nivel físico porque no sabemos diagnosticarlo, podemos recurrir al psicólogo cuando se trata de algo emocional.

.
.Jonathan Segade

CRECIMIENTO PERSONAL

Hoy en día, ir al psicólogo ya no solo se reserva para gente que ha sido diagnosticado de un problema de salud mental y que, por lo tanto, necesita tratarse. Entonces, ¿cuál es el perfil de este nuevo paciente que asiste a la consulta? «Hay personas que acuden porque sienten que tienen un problema, que están atascadas en un determinado momento de su vida, saben que lo que les ocurre no es un tema de salud mental, pero tienen la confianza de que el psicólogo les puede ayudar a gestionarlo, a entender mejor cuáles son sus emociones y sentimientos, o incluso a valorar todos los factores para una mejor toma de decisiones«, reflexiona la doctora Álava.

Y no sólo las emociones pueden llevarnos a la consulta de un psicólogo. «Los cambio de hábitos: aprender a comer de forma serena, tener una vida activa, organizar mejor el tiempo, ser más perseverantes con los proyectos que iniciamos…«, son algunas de las consultas que trata Patricia Ramírez Loeffler (su cuenta de Instagram la siguen más de 170 mil personas) quien además explica que hay incluso pacientes que «buscan una técnica para dejar de fumar, para aprender a organizarse, a manejar el estrés…«

La clave esta en el crecimiento personal y en el objetivo de mejorar tanto a nivel personal, familiar o profesional. «Regular mejor las emociones, mejorar en la forma de educar a los hijos, en la gestión del tiempo, la atención, la concentración…» son, en palabras de la doctora Álava las principales causas de consulta de personas que no acuden con diagnósticos clínicos.

.
.Jonathan Segade

Y TÚ, ¿SABES CÓMO GESTIONAR TUS EMOCIONES O CONTROLAR EL ESTRÉS?

«Nadie nos ha enseñado a regular nuestras emociones, tampoco a controlar la ansiedad y el estrés (situaciones a las que hoy en día estamos constantemente sometidos). Por eso es importante que un profesional nos enseñe a entender qué nos está pasando cuando sentimos ansiedad o estrés y nos facilite estrategias para gestionarlo antes de que desemboque en problemas más graves«, comenta Silvia Álava.

Cada caso es único y no se puede generalizar, de ahí que en consulta, los psicólogos ayuden a identificar y provean de herramientas y estrategias adaptadas a cada persona y sus necesidades. Como explica la doctora Silvia Álava: «Trabajamos el desarrollo personal desde la aceptación, valorando cuáles son las fortalezas y aquellas aptitudes a trabajar. Siempre siendo realista en todo momento».

QUIZÁS NECESITES ACUDIR AL PSICÓLOGO SI…

Algunos signos o síntomas que pueden ponerte en alerta para acudir al psicólogo antes de tener un problema clínico son inquietud, irritabilidad, tristeza, no estar a gusto con uno mismo, enfrentarse a un problema que no se sabe afrontar… Pero hay más, también puedes recurrir a estos profesionales si necesitas sabes por qué sientes lo que sientes, cuáles son tus emociones o cómo se regulan.

No podemos no hablar de las nuevas tecnologías que, en ocasiones, actúan de chupete emocional. Y es que cuando existe miedo a regular las emociones o enfrentarse a ellas, el móvil, por ejemplo, es un instrumento de distracción para olvidar (o al menos dejar temporalmente de lado) las emociones.

Patricia Ramirez lo tiene claro: «Cuando tienes un problema de sufrimiento emocional tienes que acudir a un profesional que te ayude a verlo desde otro punto de vista más positivo«.

.
.Jonathan Segade

ACUDIR AL PSICÓLOGO EN FAMILIA

La doctora Silvia Álava Sordo, especialista en Psicología Educativa y directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes, explica además que este reconocimiento de la figura del psicólogo como apoyo previo a que exista un diagnóstico clínico se da también en el ámbito familiar y educativo: «Muchos padres no esperan a detectar un problema, sino que se dan cuenta de que hay una forma diferente de educar (que no es a través de la amenaza, el grito o el castigo) y junto al profesional aprenden herramientas para ello«, y añade: «Buscan fórmulas para que el niño se responsabilice, sea más autónomo y seguro, incluso trabajan la parte de inteligencia emocional en casa«.

Coincide con esta opinión Patricia Ramírez: «Hay más interés en educar desde la paciencia, sin castigo, ni gritos. Desde hace unos años, hay más interés por respetar a los niños«.

PSICÓLOGOS EN LAS EMPRESAS

Cada vez más, las empresas están más involucrados en el bienestar emocional de sus empleados, así lo afirma Silvia Álava Sordo quien ha detectado que «solicitan cursos de bienestar emocional a medida para los trabajadores o incluso les ofrecen sesiones, pero esta tendencia es algo que está empezando«.

PERO, ¿TENGO QUE CONTAR QUE VOY AL PSICÓLOGO?

Que la figura del psicólogo se haya normalizado y acudir a ellos en momentos de necesidad ya no sea un tabú, tampoco es necesario gritarlo a los cuatro vientos. Tanto Silvia Álava Sordo como Patricia Ramírez coinciden: cada persona es dueña de su información y, como tal, decide que quiere y que no quiere compartir con su entorno.

FUENTE: Telva.com

Educación en Igualdad: ¿Deben las niñas y adolescentes estudiar carreras STEM? Colaboración con PadresyColegios.com

Vivimos en una sociedad donde las mujeres están demostrando que pueden hacer todo lo que se propongan y donde se ha mejorado mucho su visibilidad, su incorporación al mercado laboral y las medidas de igualdad. De hecho, sólo hace un siglo que las mujeres podemos estudiar en la universidad, hasta los años 70 no había mujeres juezas, hasta 1981 no hubo una mujer ministra y las mujeres nos incorporamos al cuerpo militar en los años 80. Pero todavía nos queda mucho por hacer. A nivel laboral nosotras cobramos menos que los hombres, y nuestra presencia va disminuyendo en porcentaje según sube el escalafón laboral, así:

  • A nivel operario el 40% somos mujeres.
  • A nivel técnico disminuye al 24%.
  • Tan solo el 20% de los puestos de mandos intermedios son ocupados por mujeres.
  • Si hablamos de directivos somos el 11% y n Sólo hay una mujer CEO de una compañía del IBEX.

A las mujeres les cuesta mucho más acceder a los puestos directivos de las empresas pese a tener la misma o incluso mejor preparación que sus compañeros varones. La pregunta es, ¿qué podemos hacer para revertir esta situación?

Educar en Igualdad

Si analizamos las causas de por qué las mujeres estudian menos carreras STEM (acrónimo de las palabras en inglés Ciencia- Science, Tecnología-Technology, Ingeniería- Engineering y Matemáticas-Mathematics) y de por qué acceden a menos puestos directivos, encontramos que, en un gran porcentaje, está en los estereotipos de genero que seguimos manteniendo e inculcando a los niños y niñas desde que son pequeños, y seguro que de muchos de ellos ni siquiera somos conscientes.

Las diferencias en la primera infancia empiezan vistiendo a los niños de azul y a las niñas de rosa. Quedarnos solo con los colores es anecdótico, lo importante es lo que hay detrás.

Así, por ejemplo, el tipo de juguetes con los que en ocasiones juegan niños y niñas es diferente, así los niños juegan más con coches, motos, juegos de construcción…, que fomentan las destrezas y las habilidades visoespaciales y las niñas con muñecas, cocinitas…, donde juegan a reproducir el modelo del cuidado del bebé, del cuidado del hogar… incluso cuando juegan con muñecas, a vestirlas, desvestirlas, inventar historias… hay una parte implícita que es el aprender a gustar a los demás.

Pero no solo son juguetes, el niño o a la niña llega a la escuela infantil y ¿qué ve? Casi todas las educadoras infantiles son mujeres, al igual que en la etapa infantil del colegio, incluso cuando pasa a primaria la mayor parte de los docentes son mujeres. El porcentaje se empieza a igualar en la Educación secundaria, y cuando hablamos de docencia universitaria hay más hombres que mujeres. En la cúspide de la pirámide formativa, solo el 20% de los catedráticos de universidad son mujeres. Es decir, cuando los niños son pequeños, parece que se asume que el cuidado lo lleva a cabo la mujer, pero según va incrementado la edad, las mujeres van “desapareciendo del mapa”.

¿Y qué pasa cuando vamos al pediatra? Si bien es verdad que el número de médicos y médicas está muy equiparado, cuando hablamos de los profesionales de la enfermería, el mayor porcentaje son mujeres. Es por eso que, los menores desde que son pequeños están viendo que el lugar “habitual” de la mujer es el de profesiones donde se fomenta el cuidado de los demás. Personalmente creo que la labor de un docente, o de los profesionales de la salud, donde hay más mujeres que hombres es igual o incluso más importante que las ya mencionadas carreras STEM. Es cierto que se debe impulsar a que las mujeres, cada vez más, opten por estas carreras, pero no debemos de olvidar fomentar que los hombres también estudien carreras tradicionalmente consideradas femeninas, como Educación, ciencias de la salud, humanidades… porque la Educación en igualdad debe de ir en esa doble dirección. Además, si no lo hacemos parece que el mensaje implícito puede ser: los hombres eligen mejor porque estas carreras son “mejores”, y no tiene por qué ser así. Son diferentes, ni mejores ni peores, dan acceso a diferentes puestos en el mercado laboral.

Por tanto, las diferencias pueden estar en el modelo que se le ofrecen a los niños y niñas desde que son pequeños, donde sigue prevaleciendo que las mujeres se dedican al cuidado. La Educación en igualdad debe de ir en las dos direcciones, tanto que las niñas puedan elegir carreras STEM, desmontando ese estereotipo sobre su supuesta menor competencia para las ciencias, como que los niños estudien magisterio, enfermería, … carreras donde hay más mujeres.

FUENTE: PadresyColegios.com

Hablamos de videojuegos y actividad física en niños en Telenoticias de Telemadrid

Silvia Álava - Videojuegos y actividad física en Telenoticias de Telemadrid
Pincha en la imagen para ir al vídeo del programa: minuto 53.40

Un nuevo videojuego intenta luchar contra la nueva enfermedad del siglo XXI, «el sedentarismo de los más pequeños de la casa» que también puede afectar al rendimiento escolar…

¿Quieres ser más feliz? Podcast del programa Capital Emocional, en Capital Radio

Pon en marcha alguno de estos sencillos hábitos: 👉Práctica el #agradecimiento 👉Haz cosas por los demás sin esperar nada a cambio 👉y valora lo que tienes!

Funciona con #niños y #adultos.

¿Son los videojuegos de tu hijo adecuados para su edad? Colaboración con Consumer

La violencia y las estrategias para monetizar los juegos online pueden provocar una dependencia excesiva y transmitir valores inadecuados para su edad.

Por Nacho Meneses

Es gratuito, pero genera 3.000 millones de dólares en beneficios, y en solo dos años ha atraído la pasión y el fervor de 2.000 millones de usuarios repartidos por todo el mundo. Hablamos, claro, del videojuego online Fortnite, todo un fenómeno social en el que 100 jugadores pertrechados con los más variopintos accesorios combaten en cada partida hasta que solo queda un superviviente. Entre esos jugadores, hay muchos menores. Incluso niños que aún no tienen la edad mínima para la que está recomendado: 12 años. En las siguientes líneas profundizamos en este videojuego y analizamos cómo la violencia y las estrategias para monetizar los juegos online pueden provocar una dependencia excesiva en los niños.

{……}

¿Es un problema que niños más pequeños utilicen este tipo de juegos? Si se pone 12 años es “porque hasta esa edad la moral no está plenamente desarrollada; la estética del juego puede que esté concebida para niños pequeños, pero el contenido no… Cuanto más pequeños, más sensibles son, y hay que tener un cuidado especial en que nada interfiera con el correcto desarrollo de la moral”, explica Silvia Álava, psicóloga infantil.

{……}

¿Son los videojuegos perjudiciales?

Aunque no pueda decirse que haya una relación de causalidad entre este tipo de videojuegos y conductas violentas en la vida real, “lo que sí hay que plantearse es el tipo de valores que quieres fomentar en tu hijo. Somos demasiado benevolentes con el tema de los videojuegos… Hay niños de 8 a 11 años jugando al Fortnite y también niños de 12 jugando a juegos de 18”, añade Álava. Dependiendo de sus características, el código PEGI incluye diferentes clasificaciones para los videojuegos, que van desde los 3 a los 18 años.

Más que por jugar a videojuegos, el problema se presenta en el caso de que el menor, por hacerlo, deje de llevar un estilo de vida saludable y de atender otras actividades necesarias como los estudios, la lectura, las actividades al aire libre o la vida familiar. Aunque si el menor abusa del juego, este puede llegar a afectar al correcto desarrollo de la atención: “El esfuerzo de atención sostenida no lo tiene que hacer el niño, sino que lo hace el juego, porque cambia rápidamente de estímulos visuales y auditivos”, afirma Álava. “Te lo guía todo el juego… Por eso ocurre que los niños se aburren tan rápido en la vida real. Si en los videojuegos te lo dan todo hecho, en la vida real lo tienes que hacer tú. Hay que alternar los dos tipos de juegos”.

Gratis, hasta cierto punto

En el estudio mencionado, el miedo a sentirse desplazado era un motivador importante a la hora de jugar: si todo el mundo lo hace, ¿me voy yo a quedar fuera? Hoy en día, el videojuego se ha convertido en una herramienta básica de socialización, y muchas veces incluyen chats de voz para quedar con los amigos del colegio y conversar con los nuevos contactos que se hacen dentro del juego.

{…..}

El verdadero peligro puede que no venga de la violencia, sino de un elemento de presión social que lleva a “glorificar las cuestiones de estatus a través de las compras de skins y accesorios, y por el hecho de que tengas que pagar para obtener aquellos que te hagan destacar dentro del grupo social al que pertenece el menor”, añade Arnedo. Algo que puede hasta llegar a ocasionar problemas de autoestima. Y como hay cosas que solo puedes conseguir aleatoriamente, se empuja al usuario a estar más horas jugando y a gastar más dinero. A fin de cuentas, como apunta Álava, “el juego está hecho para que el niño se enganche”.

Lee el artículo completo en FUENTE: Consumer

«Hay chicas que malinterpretan la igualdad y copian las conductas masculinas» Colaboración con el diario ABC

La grabación de las agresiones da a sus protagonistas «visibilidad y sentido de la pertenencia»

Por Érika Montañés @emontanes

Violencia llama a más violencia es un aforismo que no siempre se cumple. Entre los jóvenes, lo único que desmantela ese axioma es una educación positiva en valores y en resolución de conflictos por la vía pacífica porque «no tienen la madurez emocional necesaria» para no caer en arranques de agresivididad, insiste el especialista en Psicología de Adolescentes, Ángel Peralbo.

Tras conocer la agresión que se produjo ayer en el Instituto Francisco de Quevedo de Madrid, ninguno de los psicólogos infanto-juveniles consultados por este periódico ocultan que los muchachos están más expuestos que nunca a imágenes de rudeza y eso es jugar con fuego. No obstante, la doctora en Psicología Silvia Álava niega la mayor: las conductas violentas entre jóvenes siempre han existido, pero el elemento diferenciador es que en la actualidad muchos de ellos encuentran un estímulo inmediato en el hecho de que se les vea. «Se mueven por “el aquí y ahora”, en ningún momento empatizan con la víctima» ni muestran la menor solidaridad con su sufrimiento, apuntilla Álava.

Acoso en torno al aula

La del instituto de San Blas no es la única agresión dura que se ha conocido en los últimos años a las puertas de un centro educativo. En la Fundación ANAR reciben con frustración este tipo de grabaciones y comentarios con demasiada frecuencia. Gestionan también el Teléfono del Acoso Escolar (900 018 018) puesto en marcha por el Ministerio de Educación, y que registró casi 26.000 llamadas el año pasado. De ellas, más de 8.000 fueron casos reales de «bullying» en las aulas que merecieron ser investigados.

Además, los psicólogos tanteados por ABC exponen otra regla de oro: los jóvenes reciben un aluvión de entradas de información violentas, cada vez mayor a través de internet y los videojuegos, lo que, de manera inconsciente, va elevando su patrón de tolerancia hacia otros comportamientos igualmente severos. Ocurre como en el sexo, explican estos expertos en la mente del niño; si acostumbras a visionar imágenes de porno duro, en tus relaciones sexuales consentirás escenas de gran salvajismo y las concebirás naturales, explica Peralbo.

Normalizan la violencia

«Esa normalización de la violencia» es lo que está detrás, para el psicólogo juvenil Abel Domínguez, del proceder cada vez más virulento e incluso un tanto enfermizo desplegados por jóvenes de nuestra sociedad.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 90% de los jóvenes de 13 a 15 años tienen un «smartphone» en la mano en estos momentos en España. Su consumo no es corto: entre dos y cuatro horas al día. La doctora Álava no culpa a la telefonía ni a los videojuegos. «No se ha podido demostrar en un estudio la correlación significativa entre internet y su consumo y una mayor agresividad conductual entre los jóvenes. Lo que ocurre es que no son conscientes del daño que ocasionan, les reporta satisfacción personal difundirlos y un sentido de pertenencia» dentro del grupo afectivo en el que se mueven. A la postre, adquieren mayor visibilidad gracias al efecto multiplicador de la redes.Sucede como en el sexo: con el consumo de porno duro, los jóvenes naturalizan también la violencia sexual

¿Y el género, también influye? ¿Son las chicas cada vez más agresivas? Este punto sí despierta consenso entre los especialistas: las mujeres siempre han desarrollado cierta agresividad, no tan física como los hombres. Es más manipulativa, es violencia verbal. Lo que sucede, incide Álava, es que ellas han malinterpretado la igualdad y copian comportamientos netamente masculinos.

Peralbo, autor de «De niñas a malotas» (Esfera de los Libros), reseña que hombres y mujeres se han equiparado en conductas de riesgo, pero sin que se correspondan con perfiles a priori agresivos. Muchas veces, afirma, peleas lamentables como la última en Madrid las protagonizan niñas que no suelen presentar actitudes tan abruptas.

FUENTE: Diario ABC