¿Y si no les da tiempo a comer en el tiempo establecido?

Tiempo para la comidaOtra queja habitual es el tiempo, hay niños que son muy lentos y que tardan mucho en comer. En los colegios se establece un tiempo para comer, y es una práctica muy habitual, que se pueda ir a jugar hasta que se termine la comida. Favorezcamos desde casa la rapidez en el niño, no se tratan de que “engullan” y coman súper rápido, pero si que vean que disponen de un tiempo para comer y que son capaces de hacerlo en ese tiempo. De esta forma evitaremos complicaciones en el colegio y que se queden sin recreo por no haber terminado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario