Vuelta a la rutina: estar bien con uno mismo

¿Cuál es la mejor actitud mental para llevar adelante los propósitos personales y no sentirse culpable por dedicarse tiempo a una mismo/a?

Lo primero de todo es apartar esos sentimientos de culpa, por dejar de estar con la familia para dedicarse un rato a uno misma.  Un sentimiento de culpa exacerbado genera malestar y nos quita fuerza para reaccionar en las distintas situaciones de nuestra vida. Cada persona vivirá las señales de ese exceso de culpa de forma diferente, no obstante las más comunes pueden ir desde la repetición de forma obsesiva de la idea de culpabilidad “debería estar en casa con los niños”, a connotaciones fisiológicas, como un nudo en el estómago, opresión en el pecho, ganas de llorar…

Hay que tener muy claro que para poder estar bien con los demás, con la familia, con los hijos, con la pareja, e incluso en el trabajo y con los amigos, lo primero de todo es estar bien con uno mismo. Si no te sientes bien contigo misma es muy difícil estar bien con los demás. Dedicarse un tiempo a una misma, será sin lugar a dudas una gran inversión, tanto en primera persona, como para toda la familia, pues cuando mejor y más satisfecha se sienta la madre, más fuerzas tendrá para estar con sus hijos, y mejor atendidos estarán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario