Verano en pareja (y II)

¿Cómo evitar que los problemas lleguen?

  1.  Fomentar la comunicación, dejar siempre la puerta abierta al diálogo. Las pequeños roces y manías en mejor que los comentemos y que se trate de limara asperezas.
  2. Comunica lo que te pasa, como te sientes… la pareja no tiene una bola de cristal para adivinar lo que te pasa, si no lo dices no lo va a saber, y en ocasiones dejamos pasar demasiado tiempo, y la situación “explota”.
  3. Cuidado con los pensamientos, “¿realmente es insoportable?” o no te gusta y preferirías que no lo hiciera. Este pequeño matiz es fundamental, pues nos dará la opción de no desesperarnos.
  4. Se trata de que ganemos todos, de pasar un buen rato, de disfrutar, aunque en ocasiones tenga que ceder uno de los dos.  Aprender a negociar con la pareja es muy importante, pero no vale partir del enfoque yo gano tu pierdes. No hay perdedores, un día ganará uno al día siguiente otro.
  5. Cuidado con las expectativas de las vacaciones, en ocasiones las idealizamos  y esto conlleva frustración.
  6. Repartir las tareas durante las vacaciones.
  7. Planifica de antemano lo que vais a hacer.
  8. Incluir momentos para estar con los niños, momentos para estar en pareja, y momento para estar solos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario