Tips para padres trabajadores ante la llegada del verano. Artículo en el Centro de Estudios John F. Kennedy de México

Los padres de hoy tienen menos tiempo para estar con sus niños y los pequeños sufren presiones que antes no existían. ¿cómo ser padre o madre que trabaja y no desesperarse?

Madre trabajadoraNumerosos estudios avalan que lo importante es la calidad del tiempo compartido con los hijos y no la cantidad.

La psicóloga Silvia Álava da algunas sugerencias para mejorar la convivencia entre padres e hijos

Es importante que los padres se paren a observar qué actividades realizan con sus hijos en casa y cuánto tiempo de calidad pasan con ellos, con un sencillo registro escrito del tiempo compartido durante, al menos, una semana, recomienda la especialista.

En este apartado de observaciones podrán apuntarse por ejemplo, “el niño tardó varias veces en obedecer”, “perdí la paciencia”, “tuve que regañarles”, “los niños se pusieron a jugar entre ellos” o “los hermanos se pelearon”, según esta profesional.

Para Álava, algo en lo que no se puede delegar es la educación, pues “los padres podrán recibir ayuda de educadores, profesores, cuidadoras, abuelos… pero la educación siempre dependerá de los papás.

Los padres de niños de cero a seis años de edad podrá delegar tareas como preparar las comidas o la ropa del niño, o incluso resolver sus dudas escolares, pero lo que nunca podrán delegar son las necesidades afectivas y trasmitirles que se les quiere, señala la psicóloga Silvia Álava.

La experta, autora del libro “Queremos Hijos Felices”, sugiere a los padres que lleguen a un acuerdo con los niños, para la tarde y noche, proponiéndoles: “vosotros obedecéis a la primera y, el tiempo que antes perdíamos en conseguir que os ducharías o cenaríais, ahora lo utilizaremos para jugar un ratito antes de ir a la cama, leer un cuento, o tener confidencias….

La nueva situación familiar no implica que hoy los pequeños estén peor atendidos, y además no se puede generalizar, ya que hay muchas variables individuales a tener en cuenta, refiere la experta.

Según Álava, en líneas generales nos encontramos hoy en día con que los trabajos son muy exigentes, con jornadas que se alargan y se extienden hasta pasada la media tarde, y además el nivel de exigencia hace que, en ocasiones, los padres tengan que terminar su trabajo desde casa”.

Con la incorporación de la mujer al mercado laboral se ha ganado mucho en igualdad de género, las mujeres son independientes, y se sienten más realizadas, lo que aporta un valor añadido a la educación de sus hijos”, resalta esta psicóloga.

“Sin embargo, los niños se encuentran que ambos progenitores están sometidos a un mayor estrés y ansiedad. En ocasiones mandan a alguien recogerles del colegio o no están con ellos por la tarde y, por eso, la aportación de los dos miembros de la pareja en este proceso es fundamental, sostiene la experta.

Los niños no necesitan que estemos todo el día con ellos. También tienen que aprender a jugar y a estar solos, pero sí que es importante dedicarles tiempo para jugar, para enseñarles, para pintar. Necesitan un adulto que les estimule, les guíe y comparta sus juegos. ¡No basta con estar al lado mirándole”, enfatiza la especialista.

FUENTE: Centro de Estudios John F. Kennedy

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario