Entradas

Regalos de los Reyes Magos: para los niños lo importante no es la cantidad, sino la calidad. Colaboración con InfoSalus de EuropaPress

Expertos en psicología infantil apuestan por ser «razonables» con la cantidad de regalos que los Reyes Magos traigan este 6 de enero a los niños, para evitar «sobreestimularles y sobreregalarles». Recuerdan, asimismo, que los niños «no valoran cuánto cuesta el juguete, sino si les gusta o no».

La psicóloga Silvia Álava, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, aboga por que el mejor regalo para un niño es «que sus padres jueguen con ellos«. «Muchas veces se tiende a compensar. Los padres piensan ‘como tengo poco tiempo libre para él, hay que regalar mucho’. Eso es un grave error, lo que hay que intentar es pasar más tiempo con ellos, y que sea de calidad, sin elementos distractores como móviles y otras pantallas», explica.

Por eso, recomienda a sus Majestades de Oriente que regalen los clásicos juegos de mesa, como la oca o el parchís. «Permiten jugar en familia, que es algo que une mucho y proporciona momentos divertidos. Además, los niños van aprendiendo el juego de reglas, algo que a partir de los seis años tienen interiorizado, a respetar los turnos o a no hacer trampas», expone.

En cualquier caso, indica que lo mejor es ser «razonable» con la cantidad de regalos que los Reyes Magos dejen esta noche en casa, con un máximo recomendable de cuatro. Todo ello, puntualiza, teniendo en cuenta que sus Majestades también dejan presentes en casa de los abuelos, tíos o primos.
Regalos de los Reyes Magos: para los niños lo importante no es la cantidad, sino la calidad

A la hora de elegir el tipo de regalo, recuerda que es necesario vigilar sobre todo dos factores: la edad del niño y su personalidad. «Lo ideal es que sean cosas que les van a gustar seguro. Por ejemplo, si son especialmente creativos, los juegos de manualidades les pueden venir especialmente bien. Si, en cambio, son impulsivos, puede ser útil uno para trabajar la paciencia o juegos por turnos», argumenta.

EDUCAR EN EL AGRADECIMIENTO

En esta línea, advierte de que «hay que respetar» su edad. «Muchas veces los niños pequeños juegan a videojuegos con un alto contenido violento, que no están indicados para ellos. Estamos siendo demasiado permisivos en ese sentido. A los niños hay que explicarles que los Reyes Magos no les van a traer esos regalos si no son adecuados para su edad», añade.

Si pese a todo sus Majestades no aciertan, la psicóloga reivindica la importancia de educar a los niños en el agradecimiento, algo que hay que hacer «día a día». «Uno de los mayores predictores de la felicidad es ser agradecido. El inconveniente cuando reciben demasiados regalos es que no valoran lo que tienen e incluso se enfadan cuando no les regalan lo que estaban esperando. ‘Fíjate en lo que sí tienes, en lugar de lo que no'», aconseja.

«Si lo hacemos al revés, compramos todas las papeletas para ser infelices. Hay que trabajar la tolerancia a la frustración. Se trata de aprender a valorar las cosas en cada día de nuestra vida, como el tiempo que pasan con los padres, e ir más allá de quedarse solamente en el regalo material», resume.

FUENTE: infosalus.es

¿Cuántos regalos le deben traer los Reyes a un niño en Navidad? Colaboración con la Cadena Cope

Apunta esta regla de tres; a más juguetes, menos ilusión. Pero ¿cuántos? Te lo contamos.

Por María Bandera Redactora COPE

Cualquier ocasión es buena para hacer un regalo a un niño. Pero al final son tantas que corremos el riesgo de convertir algo ilusionante en una rutina nada educativa. El exceso de regalos tiene precisamente uno de sus picos esta Navidad con la llegada de los Reyes Magos ¿El problema? Que al final «están tan inundados de regalos que no los valoran y solo quieren abrir paquetes sin saber bien lo que reciben”, explica a cope.es la psicóloga Silvia Álava Sordo.

Por eso hay que grabarse una máxima, evitar que los Reyes Magos y Papá Noel dejen más de cinco regalos, repartirdos entre ambos días. Por eso es bueno que los padres adviertan al resto de la familia y que sean ellos quienes centralicen los paquetes que los Magos dejan fuera de casa. 

ctv-wwb-barbie-1426039 960 720

Además es importante que los Reyes atiendan a lo que quiere el niño, es decir «que al menos alguno de los regalos sea algo que hayan pedido«, pero también hay que ser razonables, es decir «no todo tienen que ser juguetes, podemos aprovechar para que alguno de los presentes sea material escolar, libros o algo de ropa”. Si reciben algo que no han pedido y que no les convence demasiado «hay que animarles a que le den una oportunidad». 

ctv-f6n-painting-1673774 960 720

Cuando los niños escriban la carta es importante explicarles  que los Reyes «no pueden traer todo a todos los niños del mundo, por lo que tienen que elegir lo que más les gusta y tener claro que aquello que no sea apropiado para su edad no deben de molestarse en incluirlo». Es el caso por ejemplo de «los móviles que no deberían ser un regalo antes de 13 años».  La Tablet es diferente, «se trata de una herramienta de trabajo y pueden recibirlo antes». 

Eso sí como regla general antes de los dos años “fuera pantallas y fuera videojuegos y  mejor a partir de los 8/9 años, siempre estableciendo unas normas que limiten su uso».

ctv-yse-children-593313 960 720

En cualquier caso, «hoy en día los juegos estrella son electrónicos y no hay juego que les haga sombra  por lo que no podemos dejarlos fuera, pero tampoco dejar que todo lo que reciba el niño sean consolas. Estos juegos tienen que convivir con los tradicionales ya que son juegos que el niño tiene que trabajar, al contrario que los electrónicos en los que  apenas tienen que hacer un esfuerzo de atención”.

ctv-1ru-lego-1044891 960 720

En este sentido,  a la hora de elegir el tipo de regalo es bueno que los Reyes tengan en cuenta la personalidad del pequeño, «regalos que potencien lo que se les de bien o que ayuden a desarrollar cualidades que tienen más limitadas». De esta manera si es impulsivo, son recomendables los juguetes que trabajen la reflexión (como los juegos de mesa), si son creativos, son buenos los que implican manualidades, concluye Silvia Álava Sordo.

FUENTE: Cope.es

Hacemos un repaso con la historiadora Patricia Lasca por las costumbre más importantes de la época navideña

Curiosidades sobre la historia del árbol de Navidad o la tradición de los regalos…

Diciembre ya llegó, y el espíritu navideño se respira en el aire, en estos días ronda un clima emocional que nos hace más generosos, más dispuestos al bienestar común. Es usual que comencemos a pensar en la decoración de la casa y en cómo y dónde se darán los festejos. 

“El espíritu de ayuda a los demás ha trascendido al aspecto religioso”, opina la psicóloga Silvia Álava. Este sentimiento es mucho más que una sensación, ha quedado registrado en episodios históricos como en aquel 25 de diciembre de 1914, durante la Primera Guerra Mundial, cuando los soldados salieron espontáneamente de las trincheras, decididos a no combatir ese día. En tiempos de guerra, auguraron paz y festejaron con sus enemigos la Navidad. Newsletters Clarín

Ancladas en estos sentimientos de amor, paz y bienestar, las tradiciones que componen estas fechas nos abren a muchas culturas. La costumbre hace que se repitan año a año, se arma el arbolito de Navidad el 8 de diciembre, se entregan los regalos el 25, y se comparten determinados alimentos en una mesa común. 

Del roble pagano al pino de Navidad

Los pueblos de Europa del Norte aún en la Edad Media seguían practicando el culto de tradición pagana a los árboles, muy especialmente al roble. Una vez al año, durante el solsticio de invierno, aquellos hombres se reunían, pidiendo protección para ellos, sus familias, ganados y cosechas. En el siglo VIII el sacerdote Bonifacio recibió la orden de el Papa Gregorio II de evangelizar a los nórdicos. Cuenta la tradición que el misionero, al llegar con los suyos a una aldea, derribó un roble donde se celebraría el ritual con un sacrificio como ofrenda. Al mismo tiempo señaló un pequeño abeto, como símbolo de la vida eterna porque sus hojas son siempre verdes. Cuenta la historia que así comenzó la tradición cristiana de usar un pino como árbol de Navidad.

Al principio se ponían velas y manzanas que representan, respectivamente, la luz de Cristo y la tentación. Con el tiempo las velas se reemplazaron por luces y las manzanas por esferas que son símbolos de los dones que Dios ofreció a los hombres: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, piedad.

Las esferas plateadas se colocan en representación de agradecimiento, las azules son signo de reconciliación, las doradas son símbolo de alabanzas, las rojas corresponden a las peticiones o deseos.

Una mujer toma fotografías durante la ceremonia en la que se han encendido las decoraciones navideñas, incluido el árbol de Navidad de Swarovski, en Milán (Italia). Foto: EFE/ Daniel Dal Zennaro

Una mujer toma fotografías durante la ceremonia en la que se han encendido las decoraciones navideñas, incluido el árbol de Navidad de Swarovski, en Milán (Italia). Foto: EFE/ Daniel Dal Zennaro

¿Por qué regalamos en Navidad?

En la antigua Roma, desde el siglo III aC, se celebraban durante varios días en diciembre, las populares “saturnalias” en honor a Saturno, dios de la agricultura. Al banquete que se festejaba en el foro romano, estaban todos invitados y había un novedoso cambio de roles en donde los amos atendían a los esclavos. Los agricultores celebraban el final de la cosecha de otoño. A la luz de velas y antorchas, los primeros festejos sucedían entre el 17 y 23 de diciembre. En el hemisferio Norte, es el período más oscuro del año y el nacimiento de un nuevo período de luz, coincidiendo el 25 de diciembre con el solsticio de invierno.

Eran siete días de bullicio, diversión e intercambio de regalos por parte de familiares y amigos. Entre los obsequios predominaban las velas y estatuillas de terracota.

Más tarde, la Iglesia Católica, en un intento de reemplazar las saturnales paganas, hizo coincidir en esas fechas la Navidad cristiana.

Siglos más tarde la tradición de los regalos en Navidad se unió con el conocido religioso Nicolás de Bari (en la vida real) a Papá Noel (en la leyenda).

¡Felices Fiestas!

FUENTE: Clarin.com

Los expertos recomiendan que los Reyes Magos hagan un máximo de 4 regalos para que los niños aprendan el valor de las cosas. Colaboración con Infosalus.com

¿Cuántos regalos deben recibir los niños? Colaboración con el diario El Correo

  • «No más de tres o cuatro juguetes». Dos psicólogos orientan a los Reyes Magos sobre las edades más indicadas para regalar puzzles, el Monopoly, el primer móvil…

A partir del cuarto paquete da igual lo que haya dentro, porque el niño no le va a hacer ni caso. Y los aitites, que han visitado con los Reyes Magos cinco jugueterías porque ‘La patrulla canina’ estaba agotada, se llevan un chasco tremendo: «¡Pero si ni siquiera lo ha mirado!». Sí lo ha mirado, pero no lo ha visto. Porque está saturado.

Este viernes de madrugada llegan Melchor, Gaspar y Baltasar (a Bilbao se acercarán antes, este mismo jueves por la tarde), la despedida de las Navidades y el segundo atracón de regalos. Porque aquí nos ha visitado antes el Olentzero y a otros sitios se acerca Papa Noel. Si los chavales juntaran los paquetes que han recibido ya y los que caerán esa noche no cabrían en el árbol. Pero el problema no es tanto de espacio, sino educacional. Lo advierten los psicólogos, que alertan sobre el efecto pernicioso de atiborrar a los pequeños de envoltorios de celofán.

¿Cuántos regalos debería recibir un chaval en Navidad?

Es la pregunta del millón, pero nunca más de tres o cuatro juguetes. Si hay más, que sea ropa, un estuche, un libro, una pizarra para que jueguen a profesores y más adelante les sirva como herramienta de estudio…

La recomendación la hace Silvia Álava, autora del libro ‘Queremos hijos felices’. Y no lo van a ser más (felices) por recibir más regalos. «Si a una casa llegan el Olentzero y los Reyes no tiene que traducirse en el doble de paquetes. No hay que inundarles. Y la limitación debe empezar cuando escriben la carta. Hay que decirles que pidan poquito, que hay muchos niños a los que repartir».

No tanto por la economía familiar, que también, sino por su propio desarrollo. «A partir del cuarto regalo el niño los abre de forma compulsiva». Y el efecto ya no es ni la ilusión ni la sorpresa. «Cuando hay tantas cosas el crío acaba despreciándolas, como están colapsados ya no hacen ni caso, no les emociona nada», advierte Guillermo Fouce, de Psicólogos sin Fronteras y profesor en la Universidad Complutense de Madrid.

Pero los Reyes suelen ser muy generosos y dejan algo también en casa de los abuelos, de los tíos, de los padrinos…

Controlar eso es sumamente difícil. Una opción puede ser dejar que el niño abra todos y después negociar cuáles se usan y cuáles se guardan. Si a una niña le regalan tres muñecas se puede quedar con dos para jugar y reservar la tercera en el armario para cuando se estropee alguna de las otras dos -sugiere Fouce-.

La otra alternativa es no darles todos los regalos y guardar alguno para el cumpleaños o para otra fecha del año. «Y sobre todo hay que insistir a los familiares en que hablen con los Magos para que no les traigan juguetes. Lo ideal es que en casa de los padres dejen un par de los juguetes que hayan pedido, en casa de los aitites otro juguete, pero en las de los demás parientes es mejor que los ‘Reyes’ traigan cosas útiles».

Por si Melchor, Gaspar y Baltasar andan faltos de ideas, Guillermo Fouce hace unas recomendaciones por edades. «A un niño de 6 años es una burrada regalarle un móvil o una tablet, porque es una tecnología que no sabe manejar. Puede haber una tablet en casa, eso sí, y dejar que el crío la use si se porta bien y estudia, pero no regalársela para que haga lo que él quiera. Igual que esos coches de niños que son casi como para adultos. Es un regalo excesivo y, además, se les está lanzando un mensaje peligroso: que las cosas son gratis y que no hay que esforzarse para conseguirlas. A esa edad son regalos muy apropiados los puzzles y los juegos de construcciones porque fomentan la imaginación y la creatividad. También se recomiendan los juegos de cartas, las muñecas para que interactúen, los patines para que hagan deporte al aire libre…».

¿Y a los 10 años?

Hay padres que se vuelven locos y les regalan un móvil de última generación. Pero no se dan cuenta de que un chaval de 10 años no puede controlar esa tecnología y, además, va a acabar dependiendo del móvil. Para esa edad son ideales los juegos de mesa, el tradicional Monopoly por ejemplo, los juegos de mímica, los de preguntas y respuestas… Es una fase en la que los menores deben socializar porque se está configurando parte de su personalidad. Por eso no son recomendables los juegos individuales. Si les regalas un móvil para que hablen con sus amigos por WhatsApp van a perder la costumbre del contacto físico, de ver a la gente en carne y hueso.

Con 13 o 14 años, señala el experto, ya se puede regalar el ansiado móvil «pero es conveniente decirles lo que ha costado, incluso cuánto ganan sus padres, para que se hagan una idea del esfuerzo económico que supone en casa comprarle un teléfono. Es más, cuando se les regala algo caro, no está de más que su uso se condicione a que tengan buena conducta, aprueben todas las asignaturas…».

Porque los regalos, insisten los psicólogos, «son una herramienta de educación». De ahí la importancia de que el Olentzero y los Reyes «regalen con moderación, sin gastarse mucho, nunca por encima de las posibilidades familiares porque los regalos son una manifestación de nuestro modo de vida y también sirven para no generar la falsa realidad de que las cosas son gratis. Los niños creen que basta con decir ‘quiero esto y esto y esto’ para conseguirlo, y no es así».

¿Los niños siempre reciben regalos, pero ellos deben regalar también?

Sí, claro. Hay que fomentar entre los menores la importancia de hacerse regalos. Es educativo porque más allá de lo que haya dentro del paquete, regalar significa que alguien te importa. Por eso se hace hincapié en el colegio en que el día de la madre y del padre los chavales preparen alguna manualidad para ellos. Y también está bien que compren alguna cosa con su dinero, les sirve para aprender a administrarse cuando ya reciben paga. Así se darán cuenta de que cuando uno quiere cinco cosas no siempre puede comprarlas. Aprenden que hay que priorizar, que hay que elegir -advierte Fouce-.

20 regalos urgentes por menos de 20€. En el Diario El Mundo

Os adjunto el enlace (pinchando en la imagen) a la guía publicada en la sección Sapos y Princesas de el diario El Mundo con 20 regalos relacionados con los niños en la que también se incluye mi último libro Queremos que Crezcan Felices:

20 regalos

 

Consejos para sobrevivir a los regalos de los niños en Navidad

Juguetes2Con la llegada de la Navidad, una de las cuestiones más frecuentes entre los padres, tíos o abuelos, suele ser la tradicional pregunta: ¿qué tipo de juguete es el más adecuado para nuestros pequeños? la psicóloga infantil Silvia Álava da respuesta a esta cuestión en su libro “Queremos hijos felices. lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años)”.

Y es que, según la experta, los juguetes, además de ser un medio de distracción y de entretenimiento para los niños, deben estar bien utilizados para estimularlos en mayor medida y favorecer así los procesos de aprendizaje. La importancia de los primeros años: apilables, encajables, etc. Los primeros seis años del desarrollo infantil son fundamentales.

En esta etapa cuando más atención se tiene que poner en los regalos que hacemos a los menores. la elección de los juguetes ha de ir acorde a la edad del niño. Según va creciendo no solo cambian sus gustos, sino que se adquieren toda una serie de habilidades y destrezas.

Desde su experiencia, Silvia Álava aconseja juegos para estimular la percepción sensorial, la manipulación o la coordinación de movimientos de los más pequeños: los apilables trabajan la coordinación oculomanual, la pinza bidigital y la fuerza muscular; los encajables de formas geométricas o animales aportan coordinación visomanual y destrezas finas.

Se trabaja la memoria de formas y los niños aprenden la dinámica del puzle, juego importantísimo en la actividad lúdica infantil junto con las construcciones. las mantas de actividades favorecen la motricidad de los bebés las marionetas –explica también la psicóloga infantil Silvia Álava –sirven para estimular de forma divertida a los bebés, involucrando los sentidos de la vista y el tacto. Leer más

Queremos que Crezcan Felices regalo recomendado para Navidades por ZurdaMagazine.com

Os adjunto el enlace al artículo Gift Guide 2015. Regalos Top para quedar bien en Navidad realizado por ZurdaMagazine.com dentro del cual han considerado al libro Queremos que Crezcan Felices como uno de los must!

Regalos Navidad

­

 

­

Gift Guide 2015 | Zurda Magazine

Educativos

Los libros siempre serán una opción especial y muy oportuna para regalar, pero si quieres hacer un regalo a un familiar muy cercano con hijos a partir de los 6 años de edad, el libro de la psicóloca Silvia Álava: Queremos que crezcan felices, será una guía de mucha ayuda, especialmente para quienes tengan hijos en la etapa de niñez y/o adolescencia, con consejos útiles para la vida diaria, y de cómo abordar temas tabú de forma natural con ellos.

25152_CUB_QueremosQueCrezcanFelices.indd