Entradas

Si quieres darle la paga a tus hijos, esta es la forma correcta de hacerlo. Colaboración con TELVA

No le premies con dinero por cumplir con sus obligaciones

Por Miriam Mascareñas

Hace unos días, se desvelaba que la Princesa de Asturias y su hermana, la infanta Sofia, reciben una paga mensual de 30 euros que, entre otras cosas, emplean en comprar los regalos de cumpleaños de sus sus amigas. Además, supimos que las hermanas habían utilizado parte de este dinero en regalar un anillo de Karen Muller a su madre, la reina Letizia. Y tú, ¿le das la paga a tus hijos? ¿Tienes claro cómo hacerlo para enseñarle a administrar lo que tiene? La experta nos da las claves.

¿DEBO DARLE LA PAGA A MIS HIJOS?

Este es, sin lugar a dudas, uno de los grandes dilemas de los padres: ¿debo darle la paga a mis hijos?, ¿cuánto dinero les asigno?, ¿le doy a demanda? La psicóloga infantil Silvia Álava Sordo, autora del libro Queremos que crezcan felices. De la infancia a la adolescencia (de 6 a 12 años) (JdeJ Editores) está a favor de hacerlo, pero en su opinión hay que cumplir una serie de «requisitos» sino queremos equivocarnos porque, en palabras de la experta: «Un niño con demasiado dinero es más propenso a meterse en problemas«.

En primer lugar, hay que pensar en la la cantidad de dinero que le daremos a nuestros hijos y para ello debemos fijarnos en en las necesidades del niño. Es importante no darle más dinero del que necesite para el plan que van a realizar o de la necesidad puntual que puedan tener, por ejemplo, comprar el regalo de cumpleaños de un amigo.

En cambio, cuando son más mayores y comienzan a salir con sus amigos, Silvia Álava Sordo explica que podemos establecer una cuantía semanal o mensual fija de forma que los niños aprenderán a administrar su dinero. «Si les damos la paga según el dinero que demanden, no aprenderán a distribuir los gastos. No es positivo enseñarles a vivir por encima de sus posibilidades», añade la psicóloga.

EL DINERO NO ES UNA RECOMPENSA

Aunque la paga debemos darla cuando los niños han cumplido con todas sus obligaciones, el dinero no debe ser una recompensa o refuerzo positivo por las buenas prácticas, es decir, no debemos premiarles con dinero cuando hacen su cama, recogen sus juguetes o terminan los deberes. Como explica Silvia Álava Sordo, los niños deben comprender que por estos buenos comportamientos recibirán aprobación y atención, por ejemplo, jugando con ellos o haciendo actividades de ocio en familia.

FUENTE: Telva.com

Los ocho años es una buena edad para dar la paga a los niños. Colaboración con el diario ABC

¿Hay que dar la paga a los niños? Colaboración con el diario El Correo

La paga empieza a estar en desuso. Pero los psicólogos insisten en que es una herramienta magnífica para empezar a trabajar la responsabilidad, la frustración… y para que los chavales sepan que el dinero no cae del cielo ni se estira como un chicle. Tres psicólogos orientan a los padres sobre la asignación a dar a los niños: desde un 1 euro, como defienden algunos profesionales, a una paga un poco más generosa como apuntan otros, pero en todo caso, una suma modesta. Paga con condiciones claro. ¿A quién le toca ahora comprar las chuches?

«Es un intrumento educativo»

Guillermo Fouce. Psicólogos sin Fronteras

«Con 8 años no deberíamos darles más de un euro a la semana»

Silvia Álava. Psicóloga

«6 años es una buena edad para que empiecen a recibir dinero»

Mariola Bonillo. Psicóloga

¿Es positivo dar una paga semanal a nuestros hijos? Colaboración con el diario ABC

Es bueno dar paga a los niños?Muchos padres se encuentran en el dilema de decidir cuándo empezar a dar la paga a sus hijos y cuánta cantidad asignarles. Por ello, la psicóloga infantil Silvia Álava nos da algunos consejos para establecer correctamente una paga a los hijos en su libro «Queremos que crezcan felices. De la infancia a la adolescencia (de 6 a 12 años)».

¿Debemos permiarles con dinero?

Algunos padres se preguntan si es bueno dar dinero a los niños por haber hecho ciertas tareas de la casa o haber realizado los deberes, pero Silvia Álava apunta que no debemos pagarles por cada acción, ya que los niños tienen que aprender a que son cosas que se encuentran dentro de su obligación. Deben asumir que por dichas tareas lo que recibirán es nuestra aprobación y atención.

La autora nos da algunas claves sobre las tareas diarias:

—Es importante conocer que el refuerzo social es más efectivo que el económico.

—Debemos transmitir a nuestros hijos que la casa es de toda la familia y, por ello, debemos colaborar en todas las tareas como un buen equipo. Por esa razón no tenemos que pagar a los niños.

—La clave es inculcar el espíritu de equipo entre los miembros de la familia por el cuidado del hogar.

¿Cuál es la mejor recompensa?

A pesar de que el dinero les pueda motivar para realizar las tareas, es algo pasajero, y, además, es inútil con aquellos niños rebeldes, pues ellos no realizarán las tareas domésticas por dinero.

Existen refuerzos más positivos, duraderos e influyentes como la alabanza ante el esfuerzo, hacer actividades con ellos, jugar, ir al cine, hacer deportes, etc.

¿Y qué pasa con la paga?

Ante los esfuerzos extras no debemos darles más dinero. Hay que fijarse en las necesidades del niño según la edad que tenga e intentar otorgarle la cantidad en función de ello, dando siempre lo justo para el plan que quiera realizar. Un niño con demasiado dinero es más propenso a meterse en problemas.

Silvia Álava nos aconseja que debemos establecer una cuantía fija cuando ya son algo mayores, para salir con los amigos o comprar chuches, de esta manera les enseñaremos a administrar el dinero. Esta paga semanal se dará siempre y cuando el niño haya cumplido sus obligaciones diarias.

Si les damos la paga según el dinero que demanden, no aprenderán a distribuir los gastos, y este aprendizaje es fundamental para su día a día, no es positivo enseñarles a vivir por encima de sus posibilidades.