Entradas

¿Se debe alterar el horario de los niños en Navidad? Colaboración con CuidatePlus

Un brindis por toda esa gente que hace posible la Navidad. Colaboración con CocaCola España

Quizás sean las luces, las reuniones con familiares y amigos, los anuncios emotivos, unos días de vacaciones, los villancicos… o todo junto. Pero lo cierto es que, en cuanto llega la Navidad, a la mayoría nos invade un «je ne sais quoi» que nos hace estar más alegres, tiernos, empáticos y generosos.

Navidades

“La Navidad es un ritual de unión familiar. El ser humano es grupal, necesitamos la pertenencia a un grupo, a una familia. Es una forma de decirnos que somos los Rodríguez, los Fernández”, señala Esteban Cañamares, psicólogo clínico experto en temas de familia. “Aunque no se puede hablar de espíritu navideño como tal, pues no está demostrado científicamente, es un hecho que estas fechas son un momento muy intenso a nivel social en el que priman una serie de valores como los de solidaridad, compasión, amistad, gratitud”, afirma la psicóloga Silvia Álava, autora de los libros Queremos hijos felices y Queremos que crezcan felices.

A muchos, la magia que invade esta época del año les lleva a parecer los mismísimos ayudantes de Papá Noel y los Reyes Magos, tratando de repartir felicidad entre los demás. Ahí está, por ejemplo, el abuelo que lleva a su nieto a la cabalgata horas antes de que empiece para coger sitio; la madre que se pasa el día en la cocina preparando comida para un regimiento; o el padre que se recorre todas las tiendas buscando un juguete de moda que está agotado.

Son los que ponen el árbol, salen a ver las luces, van de mercadillos, escriben la carta a Sus Majestades de Oriente, compran turrón, comen polvorones, cantan villancicos, tocan la pandereta… Aman la Navidad y empiezan a prepararla mucho antes del 25 de diciembre.

Sin embargo, al otro lado, aunque menos numerosos, están los que se resignan a estas fiestas o, sencillamente, las detestan. “El problema es que, en ocasiones, las Navidades se convierten en un ritual de estratificación familiar, en el que se comprueba, una vez más, que el hijo mayor es el preferido o que la cuñada es dada un poco de lado porque ‘no es del todo Rodríguez’. Y hay mucha gente que acaba molesta por estas actitudes que se repiten año tras año”, apunta Cañamares.

Para Álava, “todo depende de cómo nos contemos las cosas a nosotros mismos, y esto también es extrapolable a la Navidad: hay gente que ve la parte positiva -me reúno con la gente a la que quiero, escribo cartas de agradecimiento, participo en iniciativas solidarias…- y se lo pasa realmente bien. Otros, sin embargo, tienen un discurso interno más negativo y ponen el acento en lo que les falta y no en lo bueno que, objetivamente, tienen”.

Transformar nuestro relato interno

Precisamente, al estimar que “millones de personas son propensas a mostrar deficiencias en el espíritu de la Navidad”, científicos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) se pusieron a investigar…¡y lo encontraron! Pero lo hallaron no en el corazón, sino en el cerebro, al localizar áreas del mismo que se activaban al ver imágenes navideñas, según un estudio publicado en diciembre de 2015 en la revista British Medical Journal.

A la espera de más estudios empíricos, Cañamares recomienda “afrontar las celebraciones sin esperar demasiado, estando en el aquí y ahora. Si hay risas, nos reímos; si hay juegos con los sobrinos, los disfrutamos. Y si no los hay, pues tampoco pasa nada. Participemos en el ritual”.

Álava subraya que siempre se puede aprender a interpretar lo que nos pasa de forma diferente, también la Navidad, y ser más felices. “Lo primero es tomar conciencia de cómo es nuestro discurso interno (si es positivo o negativo) y, si es lo segundo, tratar de transformarlo. No se trata de decirnos que todo es fantástico, pero seguro que no es tan terrible”. El segundo paso es actuar. “Decirle a esa persona que la quieres, pasar tiempo con ella, agradecer lo que tienes, etc. Son acciones que nos harán cambiar la percepción y sentirnos mejor”.

Los que ya lo hacen, por saber sacar el lado más mágico de estas fechas y contagiarlo, son los #AyudantesDeLaNavidad, a los que Coca-Cola ha querido dar este año especialmente las gracias.

 

FUENTE: CocaCola Journey

El peligro de matar la fantasía. En el diario Las Provincias

  • Los especialistas defienden que cambiar tradiciones debe estar sometido a «estudios científicos» que analicen si son perjudiciales
  • Psicólogos apuestan por celebraciones lúdicas que respondan a la lógica infantil

Diario Las ProvinciasLos Reyes Magos llegaron ayer a Valencia. Lo hicieron precedidos por la polémica que ha originado en algunas ciudades de España la introducción de novedades y cambios en la forma de celebrar las tradicionales cabalgatas del 5 de enero, cuyos protagonistas son los niños. En Valencia, además, la celebración llegó tras el debate generado en torno a la presencia el domingo en el balcón del Consistorio de tres ‘reinas magas’ (les magues de gener) avaladas por Joan Ribó.

No son los primeros cambios de los que se ha hablado en el universo de la fantasía infantil. Hace unos años el Ministerio de Igualdad que dirigía Bibiana Aído propuso la desaparición de la lectura en los colegios de algunos cuentos tradicionales porque se consideraba que eran de contenido sexista.

¿Está en riesgo la fantasía infantil? ¿Son necesarios los cambios? Expertos en psicología y educación consultados por LAS PROVINCIAS ofrecen su criterio, analizan las circunstancias que en los últimos tiempos rodean a las celebraciones y relatos infantiles. La opinión de varios coincide en destacar la necesidad de que los eventos que tengan por destinatario al público infantil se inspiren en los niños, que respondan a su «lógica». Apuestan por programar en base a «necesidades de los pequeños» y si hay que cambiar que sea tras estudiar si las tradiciones y los relatos «son perjudiciales».

Óscar González Maestro y escritor

«Los eventos infantiles no se adaptan a los niños»

El análisis que ofrece Óscar González fija la atención en las pautas que se siguen a la hora de programar acontecimientos infantiles. Asegura este maestro autor de varios libros sobre temas del ámbito de la educación, que «los criterios que se siguen para organizar eventos dirigidos a niños no se adaptan a ellos».

En su opinión con los programas de actividades que se ofrecen «no atendemos a las necesidades de los pequeños, sino a las de los adultos», mientras que «si los organizaran los niños, les saldría mejor».

González califica de «importante» mantener referentes como los Reyes Magos «porque son una tradición», si bien no se opone a la introducción de «cambios siempre que no rompan los esquemas» de los niños. Y para ello entiende que el camino pasa por no perder de vista que el protagonismo debe residir en el menor. El maestro puntualiza que sobre relatos o los Magos de Oriente «no existe un estudio que diga si hay algún elemento perjudicial o si es bueno» en los relatos o las costumbres. Entiende que cuando se disponga de esa información si se considera conveniente «se cambia, pero primero hay que pensar».

Defiende la importancia que tienen los mensajes de cuentos y del mundo de la ilusión, como la que cada año acompaña a la noche de ayer, sin despreciar que los relatos se pueden ir adaptando a la actualidad, pero el adulto no puede olvidar que «hay que adaptarse a la edad de los niños».

 

Silvia Álava Psicóloga y escritora

«En los Reyes los niños no ven hombres o mujeres»

La psicóloga y escritora Silvia Álava habla muy bien de los cuentos, del papel que los relatos fantásticos pueden jugar en el desarrollo del niño y advierte de que hay que tener cuidado cuando se deciden modificaciones en torno a las historias infantiles o las tradiciones ligadas al mundo de los pequeños. Entiende que se corre el riesgo de que ante algunas modificaciones «el niño se pierde; un cambio de repente no va a ser capaz de entenderlo».

En sus declaraciones Silvia Álava hace referencia a la lucha por acabar con conductas sexistas a través del contenido de relatos, planteamiento surgido años atrás cuando el Ministerio de Igualdad propuso acabar con la lectura en colegios de cuentos clásicos al considerarlos sexistas. La psicóloga apuesta por «una educación no sexista», si bien aclara que «por una vez al año no lo vamos a cambiar», sino que hay que actuar «día a día sobre la realidad y no sobre el mundo de la fantasía de los niños».

La psicóloga insiste en que cualquier decisión que afecte al universo de los menores tiene que responder a su «lógica», posición que recuerda el criterio de Óscar González, en tanto que ambos hablan de atender al punto de vista de los pequeños.

También ofrece su opinión ante las novedades en las tradiciones y apunta que primero hay que ·decidir las que son contraproducentes» y en referencia a los Reyes asegura que en ellos los pequeños «no ven si son hombres o mujeres, sino unos personajes que les traen regalos» y ante ello habla de la conveniencia de atender a su «lógica».

 

Carmen Martorell Profesora jubilada

«Sirven como anclaje cultural a la sociedad»

Carmen Martorell, profesora jubilada de la Facultad de Psicología de la Universitat de València, habla de dos vertientes a la hora de considerar los relatos y las tradiciones del universo infantil. Por una parte apunta el papel que juegan en el «desarrollo del sistema nervioso del niño» y, por otra, defiende la función socializadora de tradiciones como la que va unida al 6 de enero en tanto que «sirven como anclaje cultural a la sociedad a la que pertenecen».

Considera que decidir novedades debe quedar limitado a que «científicamente se demuestre que hay algún elemento que es dañino» y en ese caso quitarlo. Reivindica mayor reflexión sobre todo ello, pues echa de menos que «análisis sobre si es adecuado».

 

Carmen Pellicer Pedagoga

«Las historias tradicionales forman parte de las raíces»

El análisis que ofrece la pedagoga y escritora Carmen Pellicer al hablar de los Reyes Magos destaca que lo más importante es «el contexto afectivo» y que las historias tradicionales «forman parte de las raíces».

La experta en cuestiones de educación infantil no se opone a que los relatos y costumbres como la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar se adapten a los tiempos. Pero si ello sucede hay que abordar la cuestión desde la óptica de que «el problema no es quitar, sino cómo crear recuerdos» que conformarán ese «contexto afectivo» que recoge «la ilusión, la emoción y el cariño» que arrastrarán los niños hacia la edad adulta. No es partidaria de «destruir en base a prejuicios sin otras tradiciones que sustituyan».

FUENTE: Diario Las Provincias

Consejos para sobrevivir a los regalos de los niños en Navidad

Juguetes2Con la llegada de la Navidad, una de las cuestiones más frecuentes entre los padres, tíos o abuelos, suele ser la tradicional pregunta: ¿qué tipo de juguete es el más adecuado para nuestros pequeños? la psicóloga infantil Silvia Álava da respuesta a esta cuestión en su libro “Queremos hijos felices. lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años)”.

Y es que, según la experta, los juguetes, además de ser un medio de distracción y de entretenimiento para los niños, deben estar bien utilizados para estimularlos en mayor medida y favorecer así los procesos de aprendizaje. La importancia de los primeros años: apilables, encajables, etc. Los primeros seis años del desarrollo infantil son fundamentales.

En esta etapa cuando más atención se tiene que poner en los regalos que hacemos a los menores. la elección de los juguetes ha de ir acorde a la edad del niño. Según va creciendo no solo cambian sus gustos, sino que se adquieren toda una serie de habilidades y destrezas.

Desde su experiencia, Silvia Álava aconseja juegos para estimular la percepción sensorial, la manipulación o la coordinación de movimientos de los más pequeños: los apilables trabajan la coordinación oculomanual, la pinza bidigital y la fuerza muscular; los encajables de formas geométricas o animales aportan coordinación visomanual y destrezas finas.

Se trabaja la memoria de formas y los niños aprenden la dinámica del puzle, juego importantísimo en la actividad lúdica infantil junto con las construcciones. las mantas de actividades favorecen la motricidad de los bebés las marionetas –explica también la psicóloga infantil Silvia Álava –sirven para estimular de forma divertida a los bebés, involucrando los sentidos de la vista y el tacto. Leer más

Queremos que Crezcan Felices regalo recomendado para Navidades por ZurdaMagazine.com

Os adjunto el enlace al artículo Gift Guide 2015. Regalos Top para quedar bien en Navidad realizado por ZurdaMagazine.com dentro del cual han considerado al libro Queremos que Crezcan Felices como uno de los must!

Regalos Navidad

­

 

­

Gift Guide 2015 | Zurda Magazine

Educativos

Los libros siempre serán una opción especial y muy oportuna para regalar, pero si quieres hacer un regalo a un familiar muy cercano con hijos a partir de los 6 años de edad, el libro de la psicóloca Silvia Álava: Queremos que crezcan felices, será una guía de mucha ayuda, especialmente para quienes tengan hijos en la etapa de niñez y/o adolescencia, con consejos útiles para la vida diaria, y de cómo abordar temas tabú de forma natural con ellos.

25152_CUB_QueremosQueCrezcanFelices.indd