Entradas

#Podcast: Gestionar las emociones de los más pequeños el día de los Reyes Magos

Os adjunto el podcast de la colaboración de ayer en el programa Mediodía COPE en el que hablamos sobre cómo ayudar a los más pequeños a gestionar las emociones durante este día tan especial para ellos.

Las Navidades como oportunidad de aprendizaje. Colaboración con Padres y Colegios

Estamos en Navidades con todo lo que ello implica: decoración extrema con luces, árboles, belenes… tanto en las calles como en las casas. Es época de regalar y recibir regalos, de compartir tiempo en familia y con amigos… pero las Navidades también puede ser un tiempo estupendo para aprender y enseñar tanto a los niños como a los adolescentes, valores básicos, como la gratitud, el esfuerzo, la generosidad, la compasión…, y entrenar fortalezas del carácter que serán necesarias, como la perseverancia, o el compromiso.

En la Navidad tanto los niños como los adultos se muestran expectantes. Son días de ajetreo y movimiento. Para muchos niños y niñas, Navidad se asocia a la llegada de los Reyes Magos y Papá Noel. Los adultos debemos de pensar ¿es ese el mensaje principal de la Navidad que queremos trasmitir a nuestros hijos? Cada padre, madre y maestro debe de pensar cuál es el valor fundamental que quiere trasmitir en su familia y a sus alumnos y alumnas.

Así, en Navidades es habitual que la familia se reúna. Podemos aprovechar para:

-Trabajar los vínculos con los familiares que no están tan presentes en el día a día, como los abuelos, los tíos, primos… O para conocer más sobre su vida. Que no todo se centre en el niño o en la niña, que se sientan parte de un sistema mayor como es la familia, donde cada uno tiene su lugar y su función.

-Fomentar el trabajo en equipo. Las comidas familiares de muchos miembros suponen una importante carga de trabajo. Es el momento ideal para establecer equipos de trabajo en el que cada uno es responsable de una parte, como por ejemplo cocinar, poner la mesa, decorar la casa, recoger… .

-Trabajar la autonomía. Pidiendo que cada uno contribuya con lo que puede hacer en función de la edad o de sus posibilidades, adecuando la tarea a los más pequeños. De esa forma todos se sentirán parte del equipo y también aumentará su seguridad y autoestima. Los niños y niñas que participan de la tareas familiares se sienten más considerados en la familia.

-Podemos aprovechar las sobremesas para introducir juegos grupales en las que todos participen. Que no se queden siempre los adultos a conversar y los pequeños corran hacia las consolas. Juegos de mesa donde además de pasar un buen rato, se sigan las normas, se aprenda a tolerar la frustración… porque unas veces se gana y otras se pierde.

Además, la Navidad es época de regalos, vienen los Reyes Magos, Papá Noel… podemos aprovechar esta circunstancia para continuar trabajando los siguientes aspectos:

-Aprender a decidir. Si fuera por los niños, pedirían una infinidad de juguetes y no pondrían límite en la carta de regalos. Los Reyes Magos o Papá Noel, no pueden traer todos los juguetes que se piden. Por eso podemos utilizar esta circunstancia para que elijan aquello que más les gusta y aprendan a tomar decisiones. Que cada padre y cada madre decida el número máximo de regalos a pedir en la carta, teniendo en cuenta que muchas veces también se reciben presentes en casa de los tíos y de los abuelos. La evidencia científica nos dice que los niños no van a ser más felices por tener más juguetes. Debemos enseñarles en todo momento a valorar lo que tienen.

-Compartir. Seguro que hay muchos juguetes que han quedado relegados por otros que se utilizan más, o que están aparcados en la estantería o en el trastero. Esta fecha es estupenda para hacer una selección y donar a ONGs o parroquias todos aquellos juguetes o ropa que está en buen estado y ya no se utilizan.

-La generosidad. Se trata de compartir no solo aquellos juguetes que no se utilicen, sino nuestro tiempo, que puedan participar en actividades sociales organizadas en el barrio o en la comunidad, como visitar residencias de mayores, participar en recogidas de alimentos… que aprendan la importancia del compromiso y les permitamos sentirse bien haciendo cosas por los demás.

-Tolerar la frustración. Las cosas no siempre son y ocurren como a nosotros nos gustaría. Se trata de aprender a gestionar las emociones desagradables que manifestamos cuando algo no sale como uno espera y no quedarse secuestrado por las mismas, aprendiendo a ser flexible y siendo capaz de cambiar de plan o de opinión. La Navidad es un buen periodo para trabajarlo.

-Saber esperar. Esta época del año es especialmente propicia para trabajar la paciencia. Los niños saben que van a recibir regalos, que se van a juntar con los familiares, podemos aprovechar para trabajar con ellos la paciencia y que aprendan a esperar.

Y no nos olvidemos de mantener la ilusión y valorar tanto lo recibido a nivel material (los regalos), pero sobre todo las experiencias, el compartir los buenos ratos con la familia y amigos. Es algo que podemos y debemos hacer todo el año.

FUENTE: padresycolegios,com

Mindfulness: Controlar el estrés en Navidad. En Saber Vivir de La2 de TVE

Hoy en día vamos con prisa a todas partes, especialmente en Navidad.

A nuestra carga de trabajo habitual le sumamos que tenemos que hacer compras, organizar comidas y quedadas con amigos y familia… Lo que nos puede llevar a un serio agotamiento mental. Por eso en esta ocasión os vamos a enseñar herramientas muy útiles para lidiar con el estrés de estas fiestas.

Puedes ver el programa completo en RTVE.es/alacarta

#Vídeo Los mejores regalos para niños según su personalidad. Colaboración con Guiainfantil.com

Consejos para acertar con el regalo de cumpleaños, de Papá Noel o Reyes Magos de tu hijo

¿Qué debemos considerar a la hora de comprar un juguete a un niño? ¿Que sea para sociabilizar, para compartir, para aumentar su creatividad, para que eduquen? Cada padre y madre debe elegir regalos y juguetes que vayan acorde con los valores que quieren inculcarles a sus hijos, pero por si tienes dudas, ¡a continuación encontrarás los mejores regalos clasificados según la personalidad y la edad del niño! 

Consejos para dar con el mejor regalo infantil 

1. Los niños no van a valorar más un regalo por su precio, no hay que quedar bien gastándose una determinada cantidad de dinero, por eso el primer consejo que te doy es que no te dejes llevar por las modas ni por lo que la sociedad impone. ¡Busca lo que creas que a tu hijo le va a gustar más! 

2. No nos dejemos, tampoco, llevar por temas machistas a la hora de elegir los juguetes. Hoy en día todo está diferenciado por sexo, muñecas para niñas, coches para niño, incluso los tradicionales puzles y mecanos están segmentados, y los hay para niños y para niñas. Respetemos los gustos de cada niño, y procuremos que por lo menos algunos juguetes sean unisex. 

3. Vivimos en un mundo tecnológico, y es verdad que los niños de hoy en día son nativos digitales, pero no podemos olvidarnos de las bondades de los juguetes tradicionales, procura que no todas sus peticiones (tanto en su cumpleaños como en épocas como Navidad) se reduzca a ‘juguetes con pantallas’. Es bueno que los niños jueguen a otras cosas donde ellos sean los que tienen que inventar el juego, los que favorecen su creatividad, o a los que hay que prestar una mayor atención. 

4. No olvides incluir libros. Que los niños vean los libros como algo habitual en sus vidas fomentará su interés por la lectura. 

5. Por mucha ilusión que le haga al niño o a la niña, los psicólogos no recomendamos juguetes que no sean adecuados para su edad, porque lo que puede ocurrir es que el niño se aburra si es un juego para más pequeños, ya que lo percibe como ‘de bebés’; pero es más peligroso cuando se les regalan cosas para más mayores, pues puede ocurrir que se aburran porque no entienden el juego, o se frustren porque su propio desarrollo cognitivo les impide seguir las normas.

6. Con los juguetes y videojuegos, solemos ser más permisivos, y seguro que todos conocemos a niños que tienen juegos de mayores (sobre todo en las consolas y ordenadores). Dichos juegos muchas veces tiene una gran carga de contenido violento, o son muy agresivos y pueden afectar al comportamiento del niño. Además la moral es algo que se tiene que formar en los niños. Hasta los 12 años los niños no tienen la moral desarrollada, hay que enseñarles lo que está bien y lo que está mal, y muchas veces los juegos con un alto contenido violento pueden interferir en su correcto desarrollo.

Los mejores regalos para niños según su personalidad

Hay que pensar en los niños y no en nosotros a la hora de elegir un juguete. Si sabemos que es aventurero, deportista, creativo… Y es que el juguete debe estar cercano al mundo inmediato del niño, que le permita disfrutar de esa afición es una apuesta segura.

Pero también hemos de pensar que, gracias a los juguetes, se desarrollan importantes aspectos de la personalidad como la capacidad de sociabilizar, la capacidad de crear e innovar, la demostración de afecto, la inteligencia y la motricidad.

– Si es un niño muy activo, le vendrán bien juegos que le ayuden a centrar su atención.

– Si es un niño deportista, podemos buscar juguetes que estimulen la coordinación general como, bicicletas, patinetes o balones, pelotas… 

– Para niños más impacientes, les puede ayudar los juegos de construcciones, con lo que trabajaremos la importancia de seguir instrucciones. Hay mucha variedad, elijámosles en función de los gustos del niño. 

– A los más tranquilos, los puzles es otro juego con los que acertaremos seguro. Los hay de muchas temáticas, piensa cual es la más adecuada para él o ella. Además, con los puzles se trabaja la lógica y la memoria de formas. 

– Para los creativos, les encantarán los juegos que favorezcan la creatividad, como las manualidades, los tornos de alfareros, los de hacer pegatinas, pulseras, collares…

– A los niños imaginativos, los disfraces les abrirán un mudo mágico a la fantasía donde imaginar que son piratas, princesas o cualquier de sus personajes de series favoritos. 

– Si tu niño es impulsivo, le viene bien los juegos de turnos, como los tradicionales juegos de mesa como el parchís, la oca…  

– A los niños a los que les guste la cocina, tenemos una gran variedad de juegos de hacer galletas, dulces, bombones… 

FUENTE: Guiainfantil.com

Regalos de los Reyes Magos: para los niños lo importante no es la cantidad, sino la calidad. Colaboración con InfoSalus de EuropaPress

Expertos en psicología infantil apuestan por ser «razonables» con la cantidad de regalos que los Reyes Magos traigan este 6 de enero a los niños, para evitar «sobreestimularles y sobreregalarles». Recuerdan, asimismo, que los niños «no valoran cuánto cuesta el juguete, sino si les gusta o no».

La psicóloga Silvia Álava, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, aboga por que el mejor regalo para un niño es «que sus padres jueguen con ellos«. «Muchas veces se tiende a compensar. Los padres piensan ‘como tengo poco tiempo libre para él, hay que regalar mucho’. Eso es un grave error, lo que hay que intentar es pasar más tiempo con ellos, y que sea de calidad, sin elementos distractores como móviles y otras pantallas», explica.

Por eso, recomienda a sus Majestades de Oriente que regalen los clásicos juegos de mesa, como la oca o el parchís. «Permiten jugar en familia, que es algo que une mucho y proporciona momentos divertidos. Además, los niños van aprendiendo el juego de reglas, algo que a partir de los seis años tienen interiorizado, a respetar los turnos o a no hacer trampas», expone.

En cualquier caso, indica que lo mejor es ser «razonable» con la cantidad de regalos que los Reyes Magos dejen esta noche en casa, con un máximo recomendable de cuatro. Todo ello, puntualiza, teniendo en cuenta que sus Majestades también dejan presentes en casa de los abuelos, tíos o primos.
Regalos de los Reyes Magos: para los niños lo importante no es la cantidad, sino la calidad

A la hora de elegir el tipo de regalo, recuerda que es necesario vigilar sobre todo dos factores: la edad del niño y su personalidad. «Lo ideal es que sean cosas que les van a gustar seguro. Por ejemplo, si son especialmente creativos, los juegos de manualidades les pueden venir especialmente bien. Si, en cambio, son impulsivos, puede ser útil uno para trabajar la paciencia o juegos por turnos», argumenta.

EDUCAR EN EL AGRADECIMIENTO

En esta línea, advierte de que «hay que respetar» su edad. «Muchas veces los niños pequeños juegan a videojuegos con un alto contenido violento, que no están indicados para ellos. Estamos siendo demasiado permisivos en ese sentido. A los niños hay que explicarles que los Reyes Magos no les van a traer esos regalos si no son adecuados para su edad», añade.

Si pese a todo sus Majestades no aciertan, la psicóloga reivindica la importancia de educar a los niños en el agradecimiento, algo que hay que hacer «día a día». «Uno de los mayores predictores de la felicidad es ser agradecido. El inconveniente cuando reciben demasiados regalos es que no valoran lo que tienen e incluso se enfadan cuando no les regalan lo que estaban esperando. ‘Fíjate en lo que sí tienes, en lugar de lo que no'», aconseja.

«Si lo hacemos al revés, compramos todas las papeletas para ser infelices. Hay que trabajar la tolerancia a la frustración. Se trata de aprender a valorar las cosas en cada día de nuestra vida, como el tiempo que pasan con los padres, e ir más allá de quedarse solamente en el regalo material», resume.

FUENTE: infosalus.es

¿Cuántos regalos le deben traer los Reyes a un niño en Navidad? Colaboración con la Cadena Cope

Apunta esta regla de tres; a más juguetes, menos ilusión. Pero ¿cuántos? Te lo contamos.

Por María Bandera Redactora COPE

Cualquier ocasión es buena para hacer un regalo a un niño. Pero al final son tantas que corremos el riesgo de convertir algo ilusionante en una rutina nada educativa. El exceso de regalos tiene precisamente uno de sus picos esta Navidad con la llegada de los Reyes Magos ¿El problema? Que al final «están tan inundados de regalos que no los valoran y solo quieren abrir paquetes sin saber bien lo que reciben”, explica a cope.es la psicóloga Silvia Álava Sordo.

Por eso hay que grabarse una máxima, evitar que los Reyes Magos y Papá Noel dejen más de cinco regalos, repartirdos entre ambos días. Por eso es bueno que los padres adviertan al resto de la familia y que sean ellos quienes centralicen los paquetes que los Magos dejan fuera de casa. 

ctv-wwb-barbie-1426039 960 720

Además es importante que los Reyes atiendan a lo que quiere el niño, es decir «que al menos alguno de los regalos sea algo que hayan pedido«, pero también hay que ser razonables, es decir «no todo tienen que ser juguetes, podemos aprovechar para que alguno de los presentes sea material escolar, libros o algo de ropa”. Si reciben algo que no han pedido y que no les convence demasiado «hay que animarles a que le den una oportunidad». 

ctv-f6n-painting-1673774 960 720

Cuando los niños escriban la carta es importante explicarles  que los Reyes «no pueden traer todo a todos los niños del mundo, por lo que tienen que elegir lo que más les gusta y tener claro que aquello que no sea apropiado para su edad no deben de molestarse en incluirlo». Es el caso por ejemplo de «los móviles que no deberían ser un regalo antes de 13 años».  La Tablet es diferente, «se trata de una herramienta de trabajo y pueden recibirlo antes». 

Eso sí como regla general antes de los dos años “fuera pantallas y fuera videojuegos y  mejor a partir de los 8/9 años, siempre estableciendo unas normas que limiten su uso».

ctv-yse-children-593313 960 720

En cualquier caso, «hoy en día los juegos estrella son electrónicos y no hay juego que les haga sombra  por lo que no podemos dejarlos fuera, pero tampoco dejar que todo lo que reciba el niño sean consolas. Estos juegos tienen que convivir con los tradicionales ya que son juegos que el niño tiene que trabajar, al contrario que los electrónicos en los que  apenas tienen que hacer un esfuerzo de atención”.

ctv-1ru-lego-1044891 960 720

En este sentido,  a la hora de elegir el tipo de regalo es bueno que los Reyes tengan en cuenta la personalidad del pequeño, «regalos que potencien lo que se les de bien o que ayuden a desarrollar cualidades que tienen más limitadas». De esta manera si es impulsivo, son recomendables los juguetes que trabajen la reflexión (como los juegos de mesa), si son creativos, son buenos los que implican manualidades, concluye Silvia Álava Sordo.

FUENTE: Cope.es

¿AÚN SIN REGALO DE REYES? CON ESTOS QUE TE PROPONEMOS EVITARÁS EL ESTRÉS EN FAMILIA. Colaboración con la revista HOLA

Un juego puede convertirse en uno de los mejores regalos que puedes hacer a tu familia en la noche de Reyes. Y es que jugar no es solo cosa de niños. Al menos, no debería serlo. El juego nos aporta, a grandes y pequeños, una forma segura (y divertida) de alimentar la imaginación, la creatividad, las habilidades para resolver problemas y emociones. Y, sobre todo, une, divierte y aleja el estrés. Pero hay más. 

Negociar límites y reglas

El objetivo de jugar solo es divertirse. De hecho, cuando somos niños nos relacionamos con los demás jugando, aprendemos a vivir en sociedad y a respetar a los otros mediante el juego. Hay más: también cambia el cerebro y ayuda a que este se desarrolle adecuadamente, fomentando las funciones ejecutivas, como la capacidad de regular las emociones y resolver problemas. Además, mediante el juego, se aprende a negociar los límites y reglas. Tal como explica la psicóloga Silvia Álava Sordo, autora del libro ‘Queremos que crezcan felices’ (ed. JDEJ editores), «jugar es un acto importante; es hacer ejercicio, compartir, competir, negociar, aprender a ganar y a perder. De esta forma los niños irán adquiriendo valores que les acompañarán y les ayudarán durante toda su vida». 

Jugar en familia 

Como decíamos, el juego no solo es esencial para los niños. Puede ser una fuente importante de relajación y estimulación también para los adultos. Y, si pensamos que puede haber roces en la próxima celebración con la familia, lo mejor es que busquemos elementos de distracción.

Podemos jugar a  ‘las películas’, a las cartas, o a los juegos de imitación pero, ya que se acerca la noche más mágica del año, ¿por qué no aprovechamos para pedir a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente un juego? Puede ser una buena alternativa para limar asperezas, evitar disputas y tener la fiesta en paz. Como afirma el psicólogo Jesús Matos, «los juegos de mesa pueden ayudar a compartir experiencias agradables con otras personas. El estado de ánimo tiene una correlación alta con el número de actividades agradables que hacemos cada día y con la calidad del apoyo social percibido. Por ello, pasar tiempo con nuestros seres queridos jugando a juegos de mesa nos puede ayudar a incrementar nuestro bienestar». 

Juegos de mesa 

Podemos apostar por los clásicos donde poner en práctica nuestras habilidades de estrategia o dotes para resolver enigmas, o por otros más atrevidos donde además de desarrollar todo el ingenio, podemos pasar un rato muy divertido exponiéndonos, de forma controlada, a hacer el ridículo. Aquí van algunas propuestas: 

Juegos de mesa para jugar en familia: no pierdas los nervios

Juego ‘No pierdas los nervios’

Inspirado en desafíos virales que han conseguido miles de millones de visitas en Internet, este juego pone a prueba la capacidad de mantener la calma bajo presión. Los jugadores se colocan un dispositivo de juego que lee las pulsaciones, y el equipo contrario tira el dado que determinará de qué manera deben intentar que el jugador se ponga nervioso. Un cambio en la frecuencia cardiaca afecta el dispositivo y cuando suben las luces del aparato, y se ponen rojas, la alarma sonará y el adversario ganará por haber logrado que el jugador pierda los nervios.

Edad recomendada: +12 años

juegos para jugar en familia: hearing things

Juego ‘Hearing things’ 

Se trata de un juego desternillante para disfrutar con la familia y los amigos. Inspirado en el viral ‘Whisper Challenge’, ha sido ideado para que todo el mundo pueda pasar un rato muy divertido en sus casas. Ideal para jugar en equipos, uno de los jugadores deberá ponerse los auriculares con cancelación de sonido e intentar adivinar lo que dice la tarjeta de su compañero, leyéndole los labios.

Edad recomendada: +12 años

Juegos de mesa para jugar en familia: monopoly tramposo

Juego ‘Monopoly tramposo’

¿Quién no ha hecho trampas alguna vez en  el Monopoly? Esta es tu oportunidad de disfrutar de esta versión tan divertida y proponer tus propias trampas. Y es que cerca de la mitad de los jugadores intenta hacer trampas jugando al Monopoly, por eso, en esta edición especial del mítico juego, ganará quien consiga hacer más trampas sin que nadie le pille.

Edad: +8 años

Juegos para jugar en familia: monopoly

Juego ‘Monopoly España’

Un clásico en nuestras casas y un divertido juego para aliviar las tensiones en familia en torno a un tablero donde se compra, vende y negocia para ganar. Hazte con todas las propiedades que puedas y haz trato para obtener calles de color. Construye tus casas y hoteles para dejar a tus contrincantes en bancarrota. Disfruta jugando al emocionante juego de las propiedades inmobiliarias.  

Edad recomendada +8 años 

party

Juego ‘Party & Co Extreme 3.0’

Un juego para hacer múltiples pruebas que sacarán de vosotros esa creatividad que creíais perdida. Ha sido diseñado para que juegen cuatro o más y, a diferencia del Party original, este cuenta con Partygafas, además de la prueba ‘Se te va la piza!’, con la que no pararéis de reír. 

Edad recomendada: +14 años. 

juegos de mesa para jugar en familia

Trivial Pursuit edición The Big Bang Theory 

Los verdaderos fans de esta serie de televisión pueden poner en práctica todos los conocimientos adquiridos a lo largo de las doce temporadas en esta versión del conocido Trivial Pursuit. (Edición en inglés). 

Edad:+8 años

Juegos para jugar en familia: cluedo

Juego ‘Cluedo. Edición Juego de Tronos’

El clásico Cluedo, con sus misterios, asesinatos, acertijos y diversión garantizada, esta vez para amantes de la serie de ficción Juego de Tronos. En este juego tendréis la misión de averiguar crímenes, cuál fue el arma homicida, dónde tuvo lugar el asesinato… ¡Todo un reto!

Edad: +18 años 

Juegos de mesa para jugar en familia: risk

Risk

Si lo que os va son los juegos de estrategia, este es sin duda uno de vuestros mejores planes para las celebraciones en familia. En su nueva versión, el Risk de siempre viene ahora con figuras más detalladas, nuevas formas de juego y nuevo tablero. 

Edad: + 8 años

Juegos de mesa para jugar en familia: simon

Simon

Simon es un emocionante juego electrónico de luces y sonidos en el que los jugadores tienen que repetir secuencias aleatorias de luces presionando las lentes de color en el orden correcto. Es un juego de acción rápida, con luces y sonidos, que se convierte en un auténtico desafío para los jugadores. 

Edad: +8 años

Juegos para jugar en familia: twister

Juego ‘Twister’

¿Quieres desternillarte de risa con tus padres, hijos, cuñados, etc? Pon a prueba tu equilibrio con el original Twister. Mano derecha azul, pie izquierdo rojo. Este juego es ideal para bajar las comilonas de estas fechas y pasar un rato muy divertido en familia. Incluso los más pequeños no querrán perdérselo. 

Edad: +6 años

FUENTE: Revista Hola

¿En vacaciones de Navidad te comportas como una madre o un padre estilo ‘helicóptero’? Colaboración con la Agencia EFE

Hay padres que en lugar de preparar a sus hijos para el camino preparan el camino para sus hijos.

Así sintetiza la psicóloga Silvia Álava, directora del área infantil en el Centro de Psicología Álava Reyes, en España, el error más común que se comete en la educación de los hijos de 6 a 12 años de edad: la sobreprotección.

“Es una equivocación porque los niños se sienten más inseguros cuando los padres se lo dan todo hecho, y es importante que los pequeños experimenten el fracaso para que aprendan a esforzarse más”, señala esta experta.

Álava indica que los chicos necesitan aprender a resolver las situaciones por sí mismos y conseguir tolerar la frustración. “Unos buenos padres tratan de levantar a su hijo cuando se cae, le consuelan, le secan las lágrimas y le apoyan para que siga adelante, ya que si no le dejamos caer, nunca aprenderá a levantarse”.

Está psicóloga infantil denomina ‘padres helicóptero’ a aquellos que “tienen un estilo de educación que se basa en la sobreprotección de los hijos y que están continuamente ‘sobrevolando’ encima de ellos para resolver cualquier problema que pueda tener el niño o apartarle las piedras del camino”.

Uno de los principales objetivos que se deben perseguir en la educación de los hijos es conseguir que sean personas autónomas, seguras e independientes, y esto es algo que hay que inculcar desde la más tierna infancia. Pero, según Álava, “nos encontramos con muchos padres que cometen el error de sobreproteger a sus hijos, entienden de forma errónea el amor y el cariño y están demasiado encima de ellos”.

Estos ‘padres helicóptero’ impiden a los críos desarrollar recursos y estrategias que les serán necesarios en el futuro, “porque satisfacen sus necesidades en exceso. Hay que dejarles que se frustren, que se queden sin algo que les guste, que luchen por sus objetivos. Concederles todo será más perjudicial que beneficioso”, enfatiza.

¿Cómo pueden una madre, un padre o ambos descubrir si se han convertido en ‘helicópteros’ o están en vías de serlo? Álava describe cinco comportamientos:

1. No dejar que los pequeños se vistan solos.
2. Evitar decirles ¡NO!
3. Reponer de forma inmediata lo que perdieron.
4. Recogerles los juguetes o llevarles la ropa sucia al cesto de lavar.
5. Ser la agenda de nuestro hijo y no permitir que el niño se responsabilice de sus deberes o de lo que tiene que llevar al colegio. 

Fuente: EFE

Hacemos un repaso con la historiadora Patricia Lasca por las costumbre más importantes de la época navideña

Curiosidades sobre la historia del árbol de Navidad o la tradición de los regalos…

Diciembre ya llegó, y el espíritu navideño se respira en el aire, en estos días ronda un clima emocional que nos hace más generosos, más dispuestos al bienestar común. Es usual que comencemos a pensar en la decoración de la casa y en cómo y dónde se darán los festejos. 

“El espíritu de ayuda a los demás ha trascendido al aspecto religioso”, opina la psicóloga Silvia Álava. Este sentimiento es mucho más que una sensación, ha quedado registrado en episodios históricos como en aquel 25 de diciembre de 1914, durante la Primera Guerra Mundial, cuando los soldados salieron espontáneamente de las trincheras, decididos a no combatir ese día. En tiempos de guerra, auguraron paz y festejaron con sus enemigos la Navidad. Newsletters Clarín

Ancladas en estos sentimientos de amor, paz y bienestar, las tradiciones que componen estas fechas nos abren a muchas culturas. La costumbre hace que se repitan año a año, se arma el arbolito de Navidad el 8 de diciembre, se entregan los regalos el 25, y se comparten determinados alimentos en una mesa común. 

Del roble pagano al pino de Navidad

Los pueblos de Europa del Norte aún en la Edad Media seguían practicando el culto de tradición pagana a los árboles, muy especialmente al roble. Una vez al año, durante el solsticio de invierno, aquellos hombres se reunían, pidiendo protección para ellos, sus familias, ganados y cosechas. En el siglo VIII el sacerdote Bonifacio recibió la orden de el Papa Gregorio II de evangelizar a los nórdicos. Cuenta la tradición que el misionero, al llegar con los suyos a una aldea, derribó un roble donde se celebraría el ritual con un sacrificio como ofrenda. Al mismo tiempo señaló un pequeño abeto, como símbolo de la vida eterna porque sus hojas son siempre verdes. Cuenta la historia que así comenzó la tradición cristiana de usar un pino como árbol de Navidad.

Al principio se ponían velas y manzanas que representan, respectivamente, la luz de Cristo y la tentación. Con el tiempo las velas se reemplazaron por luces y las manzanas por esferas que son símbolos de los dones que Dios ofreció a los hombres: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, piedad.

Las esferas plateadas se colocan en representación de agradecimiento, las azules son signo de reconciliación, las doradas son símbolo de alabanzas, las rojas corresponden a las peticiones o deseos.

Una mujer toma fotografías durante la ceremonia en la que se han encendido las decoraciones navideñas, incluido el árbol de Navidad de Swarovski, en Milán (Italia). Foto: EFE/ Daniel Dal Zennaro

Una mujer toma fotografías durante la ceremonia en la que se han encendido las decoraciones navideñas, incluido el árbol de Navidad de Swarovski, en Milán (Italia). Foto: EFE/ Daniel Dal Zennaro

¿Por qué regalamos en Navidad?

En la antigua Roma, desde el siglo III aC, se celebraban durante varios días en diciembre, las populares “saturnalias” en honor a Saturno, dios de la agricultura. Al banquete que se festejaba en el foro romano, estaban todos invitados y había un novedoso cambio de roles en donde los amos atendían a los esclavos. Los agricultores celebraban el final de la cosecha de otoño. A la luz de velas y antorchas, los primeros festejos sucedían entre el 17 y 23 de diciembre. En el hemisferio Norte, es el período más oscuro del año y el nacimiento de un nuevo período de luz, coincidiendo el 25 de diciembre con el solsticio de invierno.

Eran siete días de bullicio, diversión e intercambio de regalos por parte de familiares y amigos. Entre los obsequios predominaban las velas y estatuillas de terracota.

Más tarde, la Iglesia Católica, en un intento de reemplazar las saturnales paganas, hizo coincidir en esas fechas la Navidad cristiana.

Siglos más tarde la tradición de los regalos en Navidad se unió con el conocido religioso Nicolás de Bari (en la vida real) a Papá Noel (en la leyenda).

¡Felices Fiestas!

FUENTE: Clarin.com

¿Sexista y antiabortista?: las críticas al Ksi-Merito, el juguete estrella de la Navidad. Colaboración con la Cadena Ser

  • La Fundación Mujeres afirma que el muñeco vincula el cuidado al embarazo previo y al nacimiento
  • La empresa que lo ha desarrollado lo desvincula de temas de procreación, nacimiento o aborto
  • El éxito del juguete mexicano ha hecho que la empresa española Famosa haya ideado su propia versión: las Bellies

Escrito por  Maika Ávila

Mikromeritos, sigotos, prematuros o espumantis. Son los neonatos de la empresa mexicana Distroller, dispuestos a llegar a las casas de los niños españoles esta Navidad, si Papá Noel y los Reyes Magos no se despistan porque las existencias comienzan a escasear. Es uno de los juguetes estrella, tanto que tienen su propia versión española, las Bellies. Los Ksi-Meritos se crearon en 2012. Su estética y filosofía comenzaron a cosechar críticas de movimientos feministas que lamentaban la idealización de la maternidad y su imposición a las niñas como principal aspiración vital. En uno de los vídeos, que suma seis millones de reproducciones, las niñas aparecen como madres que solo se dedican a cuidar sus muñecos, cocinar e ir a la peluquería. La acusación de fomentar el antiabortismo también estuvo presente en México, donde la interrupción legal del embarazo no fue legal hasta 2007.

¿Cómo es posible que un muñeco de plástico, con más cabeza que cuerpo, ojos desproporcionadamente grandes, que mide poco más de un palmo y tiene nombres como Menudititita, Chivatita o Isabelonga coseche feroces críticas? La historia creada en torno a los personajes atrapa a los niños. Vienen del planeta imaginario Neonatitlán para ser adoptados. Deben de permanecer en su caja de cartón que hace las veces de incubadora, se alimentan en exclusiva de suero y tienen cordón umbilical.

“Perpetúan los roles de género”

“Claramente, el proceso de formación del Ksi-Merito podría simular un embarazo. Por un lado, hay un nonato que tú ayudas a desarrollarse, viene dentro de una pulsera que tienes que regar y cuando está a punto de explotar acudes al hospital de Ksi-Meritos y nace a través de la máquina con viscosidad. Hay otro neonato prematuro que metes en una incubadora. En nuestra opinión, si no es antiabortista, sí que vincula el cuidado al embarazo previo y al nacimiento del Ksi-Merito”, explican desde la Fundación Mujeres, el equipo de educación formado por la educadora social Raquel Gallego, la psicóloga Sandra Gómez y la jurista Teresa García.

La enfermera Tania, en uno de los vídeos promocionales.
La enfermera Tania, en uno de los vídeos promocionales. / YouTube

En su opinión, los Ksi-Meritos perpetúan roles y estereotipos de género. “Algunos ejemplos de cómo lo hace sería la asignación de colores en base al sexo, no aparezca ni un solo niño cuidador aunque sí que aparece el Dr. Chui, como figura de poder y conocimiento, que es quien realiza la investigación para ver de dónde vienen los Ksi-Meritos mostrando cómo la enfermera Tania solicita la ayuda al médico”, explican. A su juicio estos roles, los de Tania y el Dr. Chui, no están alejados de la realidad en las relaciones de poder y la representación de los oficios masculinizados y feminizados, doctor y enfermera.

“Una campaña como la de México no tendría cabida en España”

Denuncian que la sexualización de la enfermería es un fetiche utilizado por el patriarcado. “En vez de presentarla de una manera profesional, se da cosificación, algo que nos resulta especialmente grave porque está dirigido a niñas y niños de corta edad”, lamentan. En los vídeos que los publicitan en México, es muy significativa la estética años 50. “Todas las niñas parecen pequeñas Doris Day, no apelando al uso de los Ksi-Meritos por parte de los niños, es sólo cosa de ellas. Una de las frases que repiten constantemente en la canción es ‘tengo que cuidar de mi Ksi-Merito’, mientras cocinan, van a la peluquería y al supermercado. Educar en los cuidados nos parece necesario haciéndolo desde la corresponsabilidad, haciendo partícipe a niñas y niños de la importancia de compartir las tareas para el sostenimiento de la vida”, explican.

Una de las imágenes de un vídeo promocional.
Una de las imágenes de un vídeo promocional. / YouTube

La Fundación Mujeres considera que esta campaña que se desarrolla en México y que se puede ver en Youtube, “con tan alta y evidente sexualización y estereotipación de género”, no tendría lugar en España gracias a los observatorios y la sensibilidad. No obstante, afirman, es necesario estar alerta porque “desde un óptica menos agresiva o con formas mucho más sutiles, podemos hallar mensajes idénticos”. En cambio, la empresa creadora segura que los vídeos promocionales son para todos los países. Y lo justifica. «Al ser Distroller una marca inclusiva y universal comunica en su mismo lenguaje a todos los niños, lo único que puede cambiar en un momento dado es el idioma y algunos lanzamientos que llevan su tiempo para adaptar a las normativas de cada país.

La empresa niega que se relacione con el embarazo o el aborto

Los Ksi-Meritos han llegado a España de la mano de la empresa Cife y se venden en exclusiva en siete centros de ‘El Corte Inglés’ y a través de su web donde aparecen agotados. Su responsable de compras, Jacobo Fernández, explicaba la semana pasada que ya se habían convertido en el juguete estrella esas navidades. La empresa confirma que este primer año de lanzamiento en nuestro país esperan «superar todas las expectativas pendientes». 

Antes las críticas de ser un juguete sexista y antiabortista, la empresa explica a la Cadena SER que Distroller y los neonatos no se relacionan con «temas de procreación, nacimiento o aborto». Aclara también que no pretende dar lecciones ni crear conciencias. «No tiene nada que ver con posturas ideológicas, sexistas, religiosas o políticas». La marca insiste en que su intención en crear «un universo imaginario en donde las niñas y los niños son los protagonistas. Es una experiencia donde el objetivo principal es la diversión de adoptar y cuidar a un bebé proveniente de otro planeta». La empresa afirma que «el hecho de responsabilizarse por el bienestar de su pimpollo o bebé, promueve sin quererlo, la autoestima de las niñas y los niños». Llama la atención que se refiera en todo momento a niños y niñas cuando en su publicidad solo aparecen niñas .

“Parte del éxito del Ksi-Merito tiene que ver con que es un juego dirigido”

La psicóloga infantil Silvia Álava conoce a los Ksi-Meritos por lo que le cuentan las niñas en su consulta. Ni un niño habla de estos juguetes. “Me van diciendo que han pedido a los Reyes, que es un bebé que lo tienen que vacunar y darles suero porque si no, se muere”.

Así se convierte un juguete en la estrella de la Navidad

Sonia Gimeno, de la cooperativa de consumo Abacus, explica cómo se origina la tormenta perfecta para que un juguete sea el más pedido por los niños. “Este año se llevan las Bellies. La realidad es que no depende ni de la distribución ni de la marca. Todas hacen publicidad y marketing, pero luego está la difusión que alcance el canal de YouTube o los catálogos de juguetes. Tiene más que ver con lo que se transmita al usuario final, es el niño el que va creando la demanda. En los patios del colegio se crean en buena medida los juguetes estrella de la Navidad. Existe el efecto contagio porque entre ellos se lo explican. La demanda llega luego al comercio. Es una escalada que va de abajo a arriba”, explica.

Álava explica algo que los padres ven cada día: el triunfo de los vídeos de YouTube de adultos jugando con muñecos. “Los niños los consumen en lugar de jugar ellos mismos. Si además tienen un storytelling potente como en el caso de estos muñecos, es fácil de entender su éxito. Hay otro factor nada desdeñable. Los hijos están acostumbrados a tener su tiempo ocupado con actividades con lo cual se sienten cómodos en un juego dirigido de antemano como es el caso. Aquí te dicen con detalle cómo debes cuidarlo, deja poco margen a la improvisación”.

La psicóloga afirma que a los niños no les influyen las críticas al juguete. “Una niña de seis, siete u ocho años, porque a los nueve ya no les interesa, no llega a entender la historia o el mensaje que pueda haber detrás. Se quedan con que les gusta y ya está”. Álava insiste en la importancia del juego libre para el desarrollo. “Es lo que les falta a los niños hoy en día. Hay que fomentar que sean ellos mismos los que creen sus propias historias y divertimentos. Les tenemos en una sociedad en la que los llevamos de un lado a otro y luego el rato de juego también está dirigido. Hay que dejar que los niños desarrollen su propio juego simbólico”, recomienda.

Papá Noel y los Reyes Magos se afanan estos días por encontrar un regalo que ilusione. Quizá no sea lo que ponía la carta, pero hay que darles un margen de confianza. Seguro que dan con el juguete adecuado. Al fin y al cabo, tienen cientos de años de experiencia en su tarea.

Algunos de los Ksi-Meritos más populares.
Algunos de los Ksi-Meritos más populares. / Distroller

FUENTE: Cadena SER