Entradas

Papis y Pekes: ¿Qué aporta la televisión a los niños?

Niños y televisión

Os adjunto la colaboración realizada para Papis y Pekes sobre el controvertido tema de la televisión y los niños:

Es verdad que muchos padres nos confiesan que cuando la televisión está encendida sus hijos “no existen” y es la única forma de tenerles quietos. Quizás por eso en ocasiones se tiende a abusar de ella y utilizamos la televisión “como canguro”. Pero realmente, ¿es la televisión beneficiosa para los niños?

Los dibujos de los niños son estimulantes en sí mismos, tiene colores muy vivos, formas vistosas, se añaden canciones pegadizas, sonidos… Cómo son estímulos que cambian muy rápido tanto a nivel visual como auditivo, facilitan el proceso de atención sostenida en el niño, lo que hace que no necesite hacer un gran esfuerzo cognitivo para seguirlos; por eso “se quedan enganchados a ellos” tan rápidamente.

Los niños necesitan hacer más cosas durante el tiempo libre que ver la televisión, pues hay que aprender a interaccionar con los demás, jugar con juguetes tradicionales (puzles, juegos de mesa, construcciones…) que trabajan procesos neuropsicológicos básicos como la atención, la planificación, el seguir instrucciones… y todo esto la televisión no lo fomenta.

 

Pautas para el correcto uso de la televisión serian:

  • Lo ideal es que los padres controlen el uso de la televisión de sus hijos durante toda la infancia e incluso la adolescencia, tanto lo que ven como la cantidad de televisión “consumida”. Con un año los niños ya siguen los movimientos y las canciones de dibujos más simples, pero no conviene que abusemos de este medio. En esta edad, los dibujos es mejor verlos de forma esporádica, pues hay mucho mundo que descubrir además de la televisión.
  • Cuando el niño ya es más mayor, tres-cuatro años, podemos ir incrementando el tiempo de dibujos; los cuales se pueden utilizar como premio. “Si te has portado bien durante el día, puedes ver un ratito de dibujos”. Media hora al día sería suficiente los días de diario, y durante el fin de semana, que hay más tiempo de ocio, se puede incrementar ese tiempo para, por ejemplo, ver una película de dibujos.
  • Es recomendable que el adulto vea siempre primero aquel dibujo que piensa dejar ver a su hijo. Cada padre conoce mejor que nadie a sus hijos y podrá saber si le va a gustar, si le va alterar demasiado (hay niños muy inquietos que con dibujos muy movidos se sobreexcitan), si le va a dar miedo (escenas que para un niño pueden ser divertidas a otros les puede asustar…) y además, guiarnos por la edad, no dejemos que los niños pequeños vean dibujos de mayores, no tanto porque no los entiendan, sino porque no están preparados para ello.

FUENTE: PapisyPekes.com

Tras el divorcio llegan las nuevas parejas de mamá y papá. ¿Cómo actuar? entrevista en finanzas.com

La llegada de una nueva pareja tras el divorcio puede hacer tambalear la estabilidad y la seguridad que necesita un niño para crecer feliz. ¿Sabes cómo decirle a tu hijo que te has vuelto a enamorar? Te damos las claves.

Hijos tras el divorcioDe los seis millones largos de familias con hijos que hay en España, alrededor de medio millón son familias ‘reconstituidas’. Así es como se denominan esos hogares que nacen tras las nuevas uniones de padres o madres viudos o divorciados. Y todos, probablemente, se iniciaron con esta pregunta: ¿Cómo les digo a los niños que tengo una nueva pareja?

En los foros de Internet, padres y madres en esta situación comparten dudas y piden consejo para afrontar este momento: «Mi hija no acepta a mi nueva pareja. No quiere que venga a casa y mucho menos que se quede», cuenta una de ellas. Celos, rechazo, inseguridad o culpa son algunos de los sentimientos que experimentan los hijos cuando su padre o su madre viven una nueva oportunidad en el amor.

Las claves para que esta etapa se desarrolle de manera feliz para todos son tiempo, paciencia y comprensión. Con la ayuda de Silvia Álava, psicóloga del centro de psicología Álava Reyes y autora del libro ‘Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron’ (JdeJ Editores), te damos cinco pautas para afrontarla:

1.- Tiempo y estabilidad

Leer más

Campamentos para niños: 6 ideas para elegir el campamento de verano perfecto para tus hijos. Colaboración con la revista Telva

Foto: Tomás de la Fuente

Foto: Tomás de la Fuente

Practicar la escalada, diseñar un videojuego, ensayar coreografías o meterse en la piel de un arqueólogo, son algunas de las propuestas que ofrecen los mejores campamentos de verano, sin olvidar las excursiones, el deporte o los idiomas. Te contamos lo que llevan dentro sus programas y cómo elegir el más adecuado para tu hijo.

Noches de verano con guitarra y hoguera, gymkanas, excursiones en modo explorador…
Estas son algunas de las imágenes más típicas asociadas a las acampadas estivales. Pero el concepto ha evolucionado mucho y los programas adoptan distintas modalidades e incorporan actividades,  muchas de ellas rompedoras. La amplia oferta y sus distintas versiones  -urbanos, talleres, camp day
– ofrece una buena solución al dilema de ¿qué hacemos con los niños? al que se enfrentan muchos padres.

Además está demostrado que vivir esta experiencia tiene muchos beneficios para los niños: «Aprenden a relacionarse con otros de distintas edades, a desarrollar su autonomía, convivir y respetar a los demás«, explica la psicóloga Silvia Álava, directora del Área Infantil del Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro Queremos hijos felices. Pero, ¿sabes cómo elegir el mejor campamento para tus hijos?

1. ¿A partir de qué edad puedo enviarle a un campamento?

Para la psicóloga, depende del tipo de campamento: «Si es urbano, con horarios parecidos al colegio, pueden ir desde muy pequeños (muchos los admiten a partir de 3 años). En cambio, si se trata de dormir fuera de casa, el momento adecuado dependerá del nivel de madurez y autonomía… en general, a partir de los 8 años no supone ningún problema«.

Para salir fuera de España y reforzar un idioma, la psicóloga aconseja esperar un poco más: «Es mejor que sea algo mayor, más independiente y dependerá del dominio del idioma que tenga. Es en torno a los 12 años cuando sería más adecuado«. Otro factor a tener en cuenta es la duración: «quince días sería lo idóneo«.

2. ¿Se niega a ir de campamento? Leer más

5 pautas que debemos dar a los niños por si se pierden: colaboración con Guía Infantil

Consejos por si los niños se pierdenOs adjunto la última colaboración realizada con Guía Infantil Las playas abarrotadas de gente, los parques temáticos, los centros comerciales… Ver a tantas personas a su alrededor hace que padres e hijos tengan miedo de perderse.

¿Cómo debemos educar a nuestro hijo para que sea capaz de disfrutar de esas actividades en lugares aglomerados? ¿Qué medidas debemos tomar para que sepa actuar en caso de perderse? Pautas y consejos para transmitir al niño y que sepa actuar en caso de perderse.

¿Cómo evitar que los niños se pierdan en sitios muy concurridos?

Cuando las familias acuden a sitios muy concurridos, es bueno estar alerta para evitar que los niños se pierdan. Pero cuidado, hay que estar pendientes de los niños para que no se pierdan, pero a su vez, nunca debemos de trasmitirles sensación de angustia o inseguridad, pues recordemos que los niños aprenden por modelado, y con eso aprenderán a sentir esa angustia en estos espacios. Debemos de trasmitir firmeza y seguridad, nunca miedo ni angustia.

Es bueno que los niños sepan que en los lugares con mucha gente, hay que ir de la mano para que no se pierdan, y evitar el peligro que tiene el salir corriendo y no ver un coche, u otros peligros. En playas, parques… los niños pueden jugar cerca de sus papás pero siempre marcándoles el sitio por donde se pueden mover, que será el que los padres pueden dominar, y desde donde siempre puedan mantener el contacto visual.

Las pautas que tenemos que dar a los niños es si se pierden, dependerán de la edad del niño, pero en resumen podrían ser:

  1. Pregunta siempre a la gente que veas con uniforme (policías, guardias de seguridad, vigilantes de la playa, dependientes en los centros comerciales  o responsables de los parques…), ellos se encargarán de buscar a papá y a mamá.
  2. Cuando los niños son más mayores es bueno que se sepan el número de teléfono de papá o de mamá, pero hasta que puedan retener los dígitos, es importante que digan si se pierden siempre digan el nombre con su apellido. (Es importante que los niños se sepan su apellido, pues siempre será más fácil localizar al padre si se pierde).
  3. Si no nos ves, es mejor que te quedes quieto y no salgas corriendo (es más fácil que nosotros encontremos al niño que éste a nosotros, y sobre todo, cuanto menos se mueva mejor)
  4. Si la playa o el parque en el que estamos ofrece la posibilidad de poner pulseras identificadoras con el móvil de los padres a los niños, hagamos uso de ellas. Aunque el objetivo es no tener que utilizarlas, ayudará a que estemos más tranquilos.
  5. Mantener la calma, recordemos que el niño aprende por modelado, y tiene que ver que es importante mantenerse cerca de los padres, pero no es necesario que le trasmitamos nuestra angustia.

¿Cómo detectar si nuestros hijos son víctimas de acoso escolar? Colaboración con guiainfantil.com

acoso escolarLo primero que tenemos que saber es qué es el bullyng. Durante la niñez los niños se pelean, en muchas ocasiones se enfadan e incluso se llegan a insultar. No se trata de que esas conductas queden impunes o que no tengan consecuencias, pero tampoco se pueden confundir con el bullyng. Para hablar de bullyng, tiene que haber un acoso continuado en el tiempo de un niño hacía otro. No se trata de una pelea puntual, normalmente, el agresor tiene un comportamiento provocador y de intimidación permanente.

Detectar si el niño sufre bullying

El bullying puede ser sexual, cuando existe un asedio, inducción y abuso sexual; puede tratarse de una exclusión social cuando se ignora, se aísla y se excluye al otro; puede ser psicológico, cuando existe una persecución, intimidación, tiranía, chantaje, manipulación y amenazas al otro; y puede ser físico, cuando se golpea, empuja o se organiza una paliza al acosado.

El acoso escolar tiene como escenario los centros educativos. Como se trata, en su mayoría, de un acoso invisible para los adultos, los profesores difícilmente tendrán conocimiento de lo que está sucediendo a través de los padres. El agresor acosa a la víctima en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio, reservando sus acciones durante la ausencia de mayores. En algunos casos, el acoso sobrepasa las paredes del colegio, pasando a ser telefónico e incluso por correo electrónico.

Es importante que los padres mantengan siempre una comunicación abierta y positiva con sus hijos, y con el colegio, de esta forma, conseguiremos que los niños se sientan más seguros y puedan contar a sus adultos de referencia lo que les está pasando.

No obstante, conviene que estemos atentos si detectamos en el niño cambios en su comportamiento. Cambios de humor, tristeza o irritabilidad. Que les cuesta más dormir y tienen pesadillas, cambios en los hábitos alimentarios: comen compulsivamente, o les falta el apetito, frecuentemente tienen dolores de tipo somático como dolor de cabeza o de tripa sin una causa orgánica que lo justifique. Y sobre todo, vigilemos en el caso de que aparezca de forma frecuente con golpes, o rasguños y diga que se ha caído.

Cuando verbalice que no quiere ir al colegio, protestando mucho incluso acudir a las excursiones o visitas culturales, no quiere relacionarse con sus compañeros y quiere ir acompañado a la entrada y a la salida del colegio.

¿Qué hacemos si hemos detectado que nuestro hijo es víctima de bullyng?

Si hemos detectado que nuestro hijo es víctima de acoso, lo primero de todo es no culpabilizarle ni a él ni a nosotros mismos, eso no implica ser peores padres. Es importante que el niño se sienta seguro y confiado en su casa, que haya un buen clima de confianza donde pueda desahogarse y contar que le pasa.

Otro paso fundamental será hablar con el colegio, en ocasiones pueden ignorar lo que ocurre porque las agresiones se llevan a cabo en ausencia del adulto.

Es importante que el niño cuente con habilidades sociales y con recursos, no solo enfocados a defenderse, sino a mostrarse más seguro. Que aprenda a ser asertivo, a ser capaz de decir lo que el quiere, lo que el piensa, sin imponérselo a los demás, y sabiendo que su opinión es tan válida como la de los demás.

Que aprenda a ignorar al agresor, que no le demuestre que le afecta llorando o enfadándose, sino que le pueda responder con tranquilidad y firmeza, diciéndole por ejemplo: «No, eso es sólo lo que tú piensas».

Que sepa que no está solo y que siempre puede pedir ayuda.

4 consejos para que los niños no se pongan nerviosos ante los exámenes, colaboración con guiainfantil.com

consejosexamenesEn general, los exámenes suelen ser situaciones estresantes que en ocasiones pueden ser vividas por los niños como tremendamente angustiosas interfiriendo así, tanto en el rendimiento escolar como en el bienestar general de los alumnos.

Cuando llega la época de exámenes y, sobre todo en la recta final de curso, es habitual ver tanto a adultos como a niños y adolescentes especialmente nerviosos, y es que en ocasiones, ¡parece que se examina toda la familia!

Consejos básicos a seguir para que los niños se enfrenten al examen

En los momentos en los que los niños han de enfrentarse a un examen, es importante contar con técnicas y estrategias para ser capaces de controlar esos nervios en las evaluaciones y saber cómo manejar la ansiedad ante los exámenes.

1. Es importante que el niño confíe en si mismo. Dialogar con los hijos y explicarles darles ánimos es fundamental, con frases como ‘has llegado hasta aquí y has aprobado exámenes muy difíciles, podrás hacerlo’.

2. Expliquemos a los niños que han de pensar en positivo. ‘Yo puedo’, ‘lo haré bien’, son frases que le ayudarán y le darán ánimo.

3. Hay que respirar profundamente antes del examen y sobre todo, dedicar tiempo a la espiración. Soltar todo el aire despacio por la boca hasta que el niño note como sus pulmones se vacían. Les ayudará a relajarse.

4. Si el profesor lo permite, ayuda llevar una botella de agua y beber pequeños sorbitos durante el examen. Puede ayudar a mantener la concentración y a reducir el nivel de ansiedad.

Si quieres más información o necesitas ayudar más a tu hijo en ante estas situaciones, te recuerdo que el Centro de Psicología Álava Reyes ha puesto en marcha el taller Técnicas de Estudio y Control de la Ansiedad ante los exámenes en versiones tanto para niños como para adolescentes. Puedes contactan en el teléfno 917672031

Operación hidratación: 4 consejos para rebajar los nervios antes de los exámenes

Estoy realizando una interesante colaboración con el Instituto de Investigación Agua y Salud para estudiar la influencia de la hidratación en el rendimiento cognitivo, y una de las primeras acciones se va a realizar estos días, para contribuir en los resultados de los estudiantes ante los exámenes.

La selectividad está a punto de comenzar, así que ahí van 4 consejos para «poder darlo todo» en estos días tan importantes:

Operación hidratación - Consejos para los exámenes

¿Cómo prevenir la depresión infantil? colaboración con guiainfantil.com

prevencion-depresion-infantil-C Silvia ÁlavaLa depresión no sólo afecta a los adultos, los niños también la padecen. No es lo mismo, sin embargo, un niño que se siente triste, a un niño deprimido. Hay síntomas que indican una depresión en niños como la ansiedad, cambios bruscos de humor o pataletas constantes y sin un motivo aparente. Es el psicólogo quien ha de tratar a un niño deprimido, pero los padres pueden ayudar a prevenir este trastorno. Os adjunto la entrevista realizada para guiainfantil.com

PREVENCIÓN DE LA DEPRESIÓN EN LOS NIÑOS

1. ¿Se puede prevenir la depresión infantil?

La depresión infantil se puede prevenir. Sobre todo tenemos que saber que tipo de conductas, o que tipo de actitudes pueden tener los papas para conseguir que sus hijos sean unos hijos sanos, felices. ¿Qué cosas podemos hacer? Por ejemplo, no sobreproteger a los niños. Eso es una cosa que no nos ayuda en absoluto. Cuando no le dejamos al niño en libertad, para que se desarrolle, para que adquiera sus conductas básicas, para que sea autónomo, ese niño de verdad que le estamos haciendo un flaco favor porque no conseguimos que sea autónomo ni que se sienta seguro por si mismo.

Los padres son el modelo a seguir, luego tienen que ser un modelo de seguridad, de confianza. Se tienen que mostrar firmes y seguros. Hay muchos padres que se muestran muy dubitativos y que les hacen ver al niño, que al final esta ganando el niño, que el niño tiene más fuerza que el adulto.

También va a ser muy importante que los niños se ganen las cosas. Cuándo un niño lo tiene todo y lo tiene todo “gratis” entre comillas, es decir, que no le ha costado un esfuerzo ganarlo, no lo valoran. En cambio cuando a un niño le ha costado un poquito de esfuerzo, si que lo valorarán más. No hay que permitirles todo porque los niños van a necesitar normas, límites. Eso les da seguridad, les da confianza.

Una cosa fundamental. Hay que enseñarles desde bien pequeñitos a tolerar la frustración. Y la frustración se empieza a tolerar desde muy pequeños. Cuándo un niño de apenas dos años quiere un caramelo y se coge una rabieta terrible porque no tiene el caramelo, es importante que aprenda a tolerar la frustración. Si yo para que no te cojas la rabieta te doy siempre el caramelo, ese niño no va a aprender a tolerar la frustración, y esto de no tolerar la frustración no es nada bueno.

Va a ser también muy importante que los papas favorezcan un clima de confianza en casa. Qué vea que en cualquier momento, cualquier problema que vaya a tener un niños que lo va a poder a hablar con sus padres, que lo va a poder comentar. Y esto si que es una cosa que se crea en casa y que se crea desde bien pequeñitos y que hay que buscar favorecer momentos para una buena comunicación. Favorezcamos un clima de confianza y una buena comunicación en la familia.

2. ¿Qué consecuencias puede generar una depresión infantil no tratada?

Consecuencias que puede generar una depresión infantil no tratada. Cuándo no tratamos el problema se puede cronificar y nos podemos encontrar que son niños que tienen una apatia generalizada, una desmotivación hacia el estudio, hacia el resto de tareas, puede conllevar un fracaso escolar, dificultades de conducta, mala convivencia en casa, mala relación con los iguales. También va a depender mucho de cada niño y de cada familia.

Vídeo Consecuencias de la depresión infantil

Vídeo Consecuencias de la depresión infantil

3. ¿ La depresión infantil tiene cura? ¿ Una vez que un niño tiene depresión infantil lo va a tener siempre?

La depresión infantil tiene cura al igual que la depresión en adultos. De hecho muchas veces lo que nos encontramos es que tanto los niños como los adultos que han pasado por un bache al final generan una serie de estrategias y una serie de técnicas que al final les van a ayudar no solamente a superar esa depresión o a superar ese bache emocional sino que les puede ayudar en un futuro porque ya cuentan con esas técnicas y con esas estrategias. Por supuesto que tiene cura y por supuesto que se puede mejorar muchísimo.

Cura para la depresión infantil - Silvia Álava

Cura para la depresión infantil – Silvia Álava

4. ¿La depresión es distinta en niños que en niñas?

Yo no he encontrado un estudio que diga que hay más niños que niñas. Además tenemos que recordar que cuando los niños son pequeños la prevalencia es muy pequeña estábamos hablando entorno a un 1 a un 3%. En cambio en cuanto ya nos acercamos a la pubertad y a la adolescencia. Nos encontramos que la prevalencia es mayor en niñas o en chicas que en chicos. Que es una cosa parecida a lo que nos pasa en a edad adulta. En la edad adulta también la prevalencia de la depresión es mayor en mujeres que en hombres.

Hay muchos estudios al respecto porque no se sabe muy bien si es que las mujeres son más propensas a tener una depresión o las mujeres por contra lo que les ocurre es que son más propensas a admitir que tienen un problema y a pedir ayuda. Entonces no sabemos hasta que punto puede ser una de las dos cosas. Porque si que es verdad que las mujeres acuden mucho más al psicólogo que los hombres y cuando las mujeres acuden al psicólogo suelen acudir en un porcentaje más alto por problemas emocionales.

5. ¿Qué perfil de niños tienen más propensión a la depresión?

Primero tenemos que saber que cada niño es único y que hay que estudiar el caso en concreto. Pero si que niños educados en un ambiente de sobreprotección de ausencia de normas, de límites, dónde se lo dan todo hecho, donde no han adquirido la importancia del esfuerzo, son niños que les cuesta mucho tolerar la frustración, son niños más propensos a tener problemas emocionales.

6. ¿Cuándo se dice que un niño esta deprimido y cuando se dice que un niño solo esta triste?

Es muy importante hacer un correcto diagnóstico. No es lo mismo que un niño esté deprimido a que un niño esté triste. Hay que tener mucho cuidado con las etiquetas. Para que un niño podamos decir que esta deprimido, se tienen que dar los siguientes factores; tiene que estar casi todo el día triste, tiene que dejar de hacer actividades que le gusten, tiene que haber perdido el apetito, tenemos que encontrar que le cuesta conciliar el sueño, esta fatigado, le cuesta concentrarse, y esto empieza a interferir en el colegio, empieza a interferir en sus relaciones con los familiares, empieza a interferir en sus relaciones con sus amigo.

Se tiene que dar todo esto y además se tiene que dar durante un  periodo prolongado de tiempo. No basta con que sea solamente unos días asique hay que tener mucho cuidado con las etiquetas, porque no es lo mismo un niño que esté triste a un niño que realmente tiene una depresión. Al igual que no es lo mismo un adulto que este triste a un adulto tener una depresión que es una de las cosas que también nos pasan a los adultos  que siempre decimos “estoy deprimido” y no cuidado que para estar deprimido tienes que tener todos estos síntomas durante al menos 3 meses y simplemente estas triste no estas deprimido.

Tratamiento de la depresión infantil

La depresión puede afectar también a los niños. Hay síntomas que indican que el niño puede estar deprimido como los cambios bruscos de humor, rabietas por cualquier causa o alto nivel de ansiedad. Los padres son los más adecuados para detectar si el niño puede estar sufriendo un proceso de depresión, pero será finalmente el psicólogo quien pueda ayudarle a solucionar su problema.

Técnicas para el tratamiento de la depresión infantil

Vídeo sobre técnicas para el tratamiento de la depresión infantil

Cómo se trata la depresión en niños

 1. ¿Que hace el psicólogo para tratar la depresión infantil?

Lo que hacemos los psicólogos para tratar la depresión infantil es fundamental siempre la colaboración con los padres. Lo primero que les pedimos a los padres es que observen y que registren que es lo que hace el niño, lo que deja de hacer, las cosas que nos llaman la atención.

En un segundo momento nos sentamos con esos papas y vamos comentando esos registros que han hecho uno a uno y vamos observando y vamos viendo que es lo que le pude pasar a ese niño para establecer muy bien cuál es la causa del comportamiento que es lo que lo esta manteniendo y lo que es mucho más importante. Decirle a los padres exactamente que es lo que tienen que hacer en esas situaciones. Al final se trata de establecer una linea base.

Pero luego es importante también trabajar con los niños. Y hay que trabajar con los niños pues técnicas, a veces de autocontrol, a veces hay que trabajar la tristeza. Hay que trabajar también con esos pensamientos que pueden ser pues mas negativos. Y lo que va a ser siempre fundamental para trabajar con niños es que los papas sepan exactamente las técnicas que hemos trabajado para que las puedan recordar.

Los niños copian a sus adultos de referencia y principalmente sus adultos de referencia son los padres. Muchas veces lo que nos encontramos es que el niño no tiene un problema. El problema lo tienen los padres y ese niño esta copiando la conducta que esta haciendo o el padre o la madre. Entonces hay en ocasiones, que después de traer aquí al niño nos damos cuenta diciendo “tu niño lo que esta haciendo es que está copiando tu conducta. El que tiene el problema eres tú. Eres tú el que tienes que ponerte en tratamiento, eres tu el que tiene que trabajar sobre todo porque los niños son muy sensibles al estado de ánimo de los padres y cuando ven que uno de los progenitores no están bien lo acusan y mucho.” Entonces ¿qué hacen los niños? Empiezan a portarse mal para que los padres se pongan en su sitio de padres responsables. Si se soluciona el problema de los padres los niños vuelven  a su cauce y vuelve todo a la normalidad.

 

2. ¿Qué tipo de técnicas se usan para el tratamiento de la depresión infantil?

El tratamiento de la depresión tanto infantil como para adultos, la terapia cognitivo-conductual, esta demostrado que es el tratamiento más eficaz que hay. Es incluso más eficaz que un tratamiento solamente farmacológico. ¿Qué es lo que hacemos en este tipo de terapia? Pues desmontamos las ideas y las conductas que están manteniendo esa depresión y le enseñamos al niño, le enseñamos a los “papas” de dotarle de herramientas para poder hacer frente a esas ideas que se les pueden presentar que generan una mayor angustia, o esas situaciones que les puedan preocupar más.

3. ¿Cuándo se usa más fármacos en el tratamiento de la depresión infantil?

El uso de fármacos en el tratamiento de la depresión infantil es algo que no es nada habitual. Es verdad que en algunos casos es necesario, se utiliza en casos muy puntuales, siempre son casos de mayor gravedad, son casos que se remiten a salud mental, y en muchas ocasiones suelen ser otra serie de trastornos comórbidos que causan y están ahí junto a la depresión y que por eso pueden necesitar medicación. Pero que ya digo que son muy poquitos los casos.

Tratamiento de la depresión infantil - Silvia Álava

Tratamiento de la depresión infantil – Silvia Álava

4. ¿Cuales son las causas más comunes por las que los niños acuden al psicólogo?

Dentro de las causas más comunes que nos encontramos por la que los padres suelen acudir a consulta dentro del área infanto-juvenil son los problemas de conducta. Hace relativamente poco, esto lo presentamos el año pasado en un congreso, hicimos un estudio sobre cuales eran las causas o la demanda principal por la que los papas acudían aquí, al centro de psicología Álava- reyes y nos encontrábamos que en el mayor porcentaje de los casos eran por problema de conducta de los niños y estos ocupaban un porcentaje muy muy alto. Incluso había un porcentaje muy alto de casos en la que la demanda principal no eran dificultades de conducta pero aún así, si que se habían tenido que trabajar esas dificultades de conducta con los niños. Esa es la primera causa, la segunda causa es las dificultades de aprendizaje, problemas de aprendizaje con los niños, niños que no van bien en el colegio. Y la tercera causa ya son problemas de ansiedad. Pero la primera causa en el estudio que hemos sacado son esas dificultades de conducta de los niños.

 

5. ¿Cuándo la depresión se genera de un problema hormonal?

Es importante cuando vemos que un niño tiene problemas de depresión, acudir al médico, ir al pediatra. ¿Por qué? Porque lo primero siempre es descartar una causa fisiológica de la depresión. Si hay una causa fisiológica, si hay un problema hormonal entonces ese niño si que puede que necesite un medicamento farmacológico entonces en psicología siempre decimos que para descartar algo somático es importante que primero que esté descartada la causa fisiológica. Entonces que el médico nos diga que no hay nada fisiológico para que ya podemos ponernos a trabajar.

Depresión infantil por causas hormonales

Depresión infantil por causas hormonales

Los padres ante la depresión infantil

padres-depresion-infantil-gOs adjunto un nuevo artículo fruto de la colaboración con guiainfantil.com:

La depresión no sólo afecta a los adultos, también los niños pueden padecer depresión, sin embargo, es importante no confundir la tristeza que puede sentir un niño con un proceso depresivo. La depresión en la infancia viene acompañada además de la tristeza de una serie de síntomas como cambios bruscos de humor, rabietas por cualquier causa o alto nivel de ansiedad.

¿Cómo pueden actuar los padres si su hijo está deprimido?

1. ¿Como los padres pueden detectar si un niño tiene depresión? ¿Cómo se diagnostica la depresión infantil?

Para diagnosticar una depresión infantil va a ser fundamental, lo primero de todo reunirnos con los padres. Lo primero que se hace es una entrevista a los padres en profundidad en las que les vamos preguntando todos los datos de ese niño, todos los datos para tener la enamnesis, la historia clínica. Datos desde el momento del nacimiento, del parto, como ha sido la evolución de ese niño para que podamos todas las características del niño que a nosotros nos ayudan a hacer un buen diagnóstico.

Además, les pedimos a los padres que hagan unos registros de conducta, es decir, cualquier situación que les preocupe de su hijo. Lo ideal seria que el psicólogo fuera y lo viera in situ, pero llega un momento en que eso es muy complicado porque un psicólogo no puede estar todas las horas en casa, todas las horas en el colegio,  en el parque con los amiguitos, y además la figura del psicólogo interferiría muchísimo en el comportamiento de ese niño.

Entonces, ¿qué es lo que hacemos? Les damos a los papás unos registros, que consta de columnas,  en la primera que ponemos día y hora, la siguiente columna que tienen que rellenar es, cuál es la situación, dónde esta el niño, con quién está y que es lo que esta haciendo, qué es lo que hace o dice el niño y que es lo que le contestan los padres, o le contestan otros niños u otros adultos que estén allí.

¿Para qué? Para que a través de esos registros a los psicólogos les va a venir muy bien, saber que es lo que le puede estar pasando al niño, establecer un correcto diagnóstico y lo que es más importante, darles pautas a los padres de actuación, saber que es lo que está ocurriendo. Es verdad que cuando los niños son un poquito más mayores, también te entrevistas con el niño y hablas con el niño pero muchas veces esos registros previos nos han dado mucha información, porque hay a veces que los niños no tienen el suficiente desarrollo meta cognitivo como para analizar y pensar que es lo que esta pasando, como se están sintiendo y por qué les pasa algo. Y a través de registro, siempre se va a poder muy bien y ver muy bien.

Y luego también tenemos pues otra serie de cuestionarios, más específicos, como puede ser un BASC como puede ser un CDS que se piden que hagan los papas y los profesores, también para ver de una forma clínica y estandarizada pues para ver cuales son las áreas que creen y que pueden estar afectadas en cada uno del los niños.

Silvia Álava

2. ¿ Que pueden hacer los padres si sospechan que sus hijos están deprimidos?

Es importante cuando los padres sospechan que el niño está deprimido, lo primero de todo que se paren a observarlo bien. Hemos dicho antes Esa importancia de coger registros de conducta, de ver muy bien esas situaciones que nos llama la atención en las que vemos que el niño puede estar deprimido, puede estar más triste, cuándo ocurre, con quien ocurre, que es lo que hace o dice el niño. Lo primero de todo es pararnos a observar, porque si tenemos muy claritas las situaciones en las que está sucediendo, nos va a ayudar muy bien a luego poder intervenir, y poder valorar si es una situación en concreto, si es un pensamiento del niño, si es una conducta. Para en función de eso poder intervenir.

3. ¿ Cuándo los padres tienen que llevar a un niño deprimido al psicólogo?

¿Cuándo los padres deben de venir al psicólogo? Yo creo que para no alargar el sufrimiento del menor y cronificar el problema es muy importante que los padres identifiquen los síntomas previos a la depresión. En cuanto vean que hay un bajo rendimiento, que el niño está aburrido de forma constante que no se entretiene que esta como cansado que ha perdido peso,  que esta como más aislado más irritable, en cuanto veamos cualquiera de estos síntomas si que es bueno que puedan venir y puedan pedir ayuda.

Hemos notado que hay un cambio en el modelo de cuando las personas acuden al psicólogo. Muchas veces ya no se acude con una patología grave o una patología mental, se acude en las frases previas en las que a veces simplemente con unas simples pautas o una simple ayuda a los padres, ¿qué es lo que conseguimos? Que el problema no vaya a más y que el niño deje de sufrir. Qué este bien en el menor tiempo posible. No hay que esperar ha que ya haya un diagnóstico claro de depresión o que haya una patología grave. En cuanto veamos que el niño no lo está pasando bien o en cuanto que veamos que nosotros nos esta costando mucho o el desgaste emocional en la familia esta siendo elevado yo ya diría que se puede pedir ayuda.

Silvia Álava depresión infantil