Entradas

Las consecuencias de la sobreprotección de los hijos en sus estudios. Colaboración con la revista Padres y Colegios

DEBERES100OK--644x362Hoy en día son muchos los padres que nos hacen llegar sus dudas sobre cómo tienen que apoyar a sus hijos en los estudios y en las tareas escolares.

Sienten la necesidad de acompañarles y supervisarles a lo largo de todo el proceso de aprendizaje, explicarles los deberes y las lecciones e incluso se sientan a su lado para que los hagan, les corrigen cualquier posible fallo, y al final en ocasiones han dedicado ellos un mayor esfuerzo en hacerlos que sus hijos.

Los padres ante todo son padres. No son profesores. Y los deberes y los estudios son responsabilidad de los niños no de los padres. Por eso es fundamental que desde el primer momento ése sea el mensaje que se trasmita a los hijos. Es más, en muchas ocasiones ocurre que cuando los padres están demasiado encima de las tareas escolares y de los estudios, esto afecta a la relación materno y paterno filial. Leer más

¿Cómo actuar ante un niño con problemas de aprendizaje? colaboración con Nosotras.com

Dificultades de aprendizaje

Dificultades de aprendizaje

Hay muchos casos en los que los niños presentan dificultades de aprendizaje, no pueden seguir el mismo ritmo que sus compañeros de clase, les cuesta más…Bien porque tienen dificultades específicas en un área, o porque tienen problemas de atención, de memoria, de lectoescritura…

En estos casos, será fundamental evaluar al niño en profundidad. Se trata de hacer una evaluación de todos los posibles componentes del área intelectiva, cognoscitiva y madurativa, para conocer el nivel de desarrollo actual del niño, cuál es su potencial intelectual, y así, poder establecer un programa que le ayude a superar dichas dificultades.

Se trata de hacer un análisis de su ejecución, saber cuáles son sus puntos fuertes, que se podrán utilizar para compensar sus dificultades, y cuáles son sus debilidades, analizando el tipo de error que comete el niño, para ver qué procesos son los que tiene afectados y de esta forma establecer el diagnóstico y la intervención a realizar.

En estos casos, lo primero de todo es recopilar toda la información posible, hablar con el tutor, con los diferentes profesores…Para recibir de primera mano las dificultades que observan en el niño, y la hipótesis que ellos se plantean, por qué creen que ha habido esa bajada en las notas

Observar al niño en casa, que está haciendo, cuánto tiempo dedica al estudio, si hace los deberes, no los hace…Y por supuesto, hablar con el propio hijo, pues en ocasiones nos sorprenderá su sinceridad. Los niños reconocen cuando han vagueado más de la cuenta, si es que no entienden alguna materia en concreto… En función de estas causas, los padres deberán a actuar de una manera u otra:

  • Si tiene dificultades específicas, necesitará un apoyo profesional.
  • Cuando el tema es de falta de motivación, tendremos que trabajar desde la motivación extrínseca. Por ejemplo, se podría establecer que las cosas como ver la tele, el ordenador, la tablet… Hay que ganárselas y se podrán utilizar al finalizar los deberes o cuando se haya estudiado lo correspondiente en el día de hoy.

FUENTE: nosotras.com

¿Cómo detectar si nuestros hijos son víctimas de acoso escolar? Colaboración con guiainfantil.com

acoso escolarLo primero que tenemos que saber es qué es el bullyng. Durante la niñez los niños se pelean, en muchas ocasiones se enfadan e incluso se llegan a insultar. No se trata de que esas conductas queden impunes o que no tengan consecuencias, pero tampoco se pueden confundir con el bullyng. Para hablar de bullyng, tiene que haber un acoso continuado en el tiempo de un niño hacía otro. No se trata de una pelea puntual, normalmente, el agresor tiene un comportamiento provocador y de intimidación permanente.

Detectar si el niño sufre bullying

El bullying puede ser sexual, cuando existe un asedio, inducción y abuso sexual; puede tratarse de una exclusión social cuando se ignora, se aísla y se excluye al otro; puede ser psicológico, cuando existe una persecución, intimidación, tiranía, chantaje, manipulación y amenazas al otro; y puede ser físico, cuando se golpea, empuja o se organiza una paliza al acosado.

El acoso escolar tiene como escenario los centros educativos. Como se trata, en su mayoría, de un acoso invisible para los adultos, los profesores difícilmente tendrán conocimiento de lo que está sucediendo a través de los padres. El agresor acosa a la víctima en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio, reservando sus acciones durante la ausencia de mayores. En algunos casos, el acoso sobrepasa las paredes del colegio, pasando a ser telefónico e incluso por correo electrónico.

Es importante que los padres mantengan siempre una comunicación abierta y positiva con sus hijos, y con el colegio, de esta forma, conseguiremos que los niños se sientan más seguros y puedan contar a sus adultos de referencia lo que les está pasando.

No obstante, conviene que estemos atentos si detectamos en el niño cambios en su comportamiento. Cambios de humor, tristeza o irritabilidad. Que les cuesta más dormir y tienen pesadillas, cambios en los hábitos alimentarios: comen compulsivamente, o les falta el apetito, frecuentemente tienen dolores de tipo somático como dolor de cabeza o de tripa sin una causa orgánica que lo justifique. Y sobre todo, vigilemos en el caso de que aparezca de forma frecuente con golpes, o rasguños y diga que se ha caído.

Cuando verbalice que no quiere ir al colegio, protestando mucho incluso acudir a las excursiones o visitas culturales, no quiere relacionarse con sus compañeros y quiere ir acompañado a la entrada y a la salida del colegio.

¿Qué hacemos si hemos detectado que nuestro hijo es víctima de bullyng?

Si hemos detectado que nuestro hijo es víctima de acoso, lo primero de todo es no culpabilizarle ni a él ni a nosotros mismos, eso no implica ser peores padres. Es importante que el niño se sienta seguro y confiado en su casa, que haya un buen clima de confianza donde pueda desahogarse y contar que le pasa.

Otro paso fundamental será hablar con el colegio, en ocasiones pueden ignorar lo que ocurre porque las agresiones se llevan a cabo en ausencia del adulto.

Es importante que el niño cuente con habilidades sociales y con recursos, no solo enfocados a defenderse, sino a mostrarse más seguro. Que aprenda a ser asertivo, a ser capaz de decir lo que el quiere, lo que el piensa, sin imponérselo a los demás, y sabiendo que su opinión es tan válida como la de los demás.

Que aprenda a ignorar al agresor, que no le demuestre que le afecta llorando o enfadándose, sino que le pueda responder con tranquilidad y firmeza, diciéndole por ejemplo: “No, eso es sólo lo que tú piensas”.

Que sepa que no está solo y que siempre puede pedir ayuda.

Los deberes de los niños: ¿tarea para los padres o para los hijos? colaboración con el diario El Confidencial

DEBERES100OK--644x362Los niños necesitan practicar los nuevos conocimientos, sobre todo en etapas claves como el aprendizaje de la lectoescritura, y para afianzar la mecánica de muchos aprendizajes. Es por eso que muchos días traen deberes del colegio para hacer en casa. Pero no podemos olvidarnos que los deberes son responsabilidad de los niños, no de los padres, y que los padres asuman esa responsabilidad es un error del que siempre nos arrepentiremos.

Lo ideal sería que los niños contasen con más tiempo dentro del horario escolar para poder realizar los deberes, pero también es importante que los niños aprendan la importancia del esfuerzo, del trabajo diario, y adquieran la rutina del estudio desde pequeños. Esto no quiere decir que con 8 años tengan que estar horas haciendo ejercicios en casa, pero sí un ratito de repaso para poder afianzar los conocimientos adquiridos durante el día. Según aumenta la edad, el tiempo dedicado al estudio irá aumentando progresivamente.

Los niños piensan que si otros hacen los deberes por ellos, ya no tienen obligación”

Los deberes son responsabilidad del niño, no de los padres, y desde el primer momento debemos hacérselo saber. En muchas ocasiones observamos que los estudios y las notas preocupan más a los padres que a los hijos. Esta es una actitud errónea, pues de esta forma, no lograremos que los niños asuman la responsabilidad de sus tareas y de sus estudios. Los niños piensan si otro lo hace por mí, ya no tengo esa obligación, y además se puede convertir en una llamada de atención hacia el adulto.

La labor de los padres aquí será, sobre todo, ayudarlos a organizarse cuando son pequeños y resolver posibles dudas al final. Los padres no tienen que estar sentados en la silla de al lado haciendo los deberes con ellos, tienen que estar para resolver dudas y para supervisar, pero el niño debe aprender a trabajar de forma autónoma y hacerse el responsable de sus deberes.

Pongamos un tiempo límite a la ejecución de los mismos. Muchos niños estiran el tiempo de trabajo con distracciones y excusas porque la ganancia secundaria de tener a sus padres pendientes es muy fuerte e incluso mejor que jugar ellos solos.

Pasos a seguir para conseguir que los niños se hagan responsables de sus deberes y obligaciones:

1.    Desde pequeños deben responsabilizarse de sus cosas, que no vean que no es necesario recoger sus juguetes o estar pendientes de ellos porque otros adultos los van recoger o a guardar.

2.    Si pierden algo, no hay que reponerlo de inmediato. Tienen que aprender el coste de haberlo perdido.

3.    Cada cosa tiene un sitio. Establezcamos con el niño dónde vamos a poner cada cosa, y mantengamos su sitio.

4.    Trabajemos los hábitos desde bien pequeños, no esperemos a que sean “mayores”. Todos los días nos podemos sentar un ratito a trabajar en la mesa de estudio, en el mismo sitio a la misma hora, a leer, a dibujar, a hacer letras…

5.    Establezcamos tiempos cortos de trabajo, y poco a poco vayamos alargándolos. No pretendamos que los niños estén horas trabajando ellos solos.

¿Cómo fortalecer buenos hábitos desde pequeños?

Cuando son más pequeños se trata de trabajar el hábito. No hace falta que dediquen horas de trabajo y de estudio, bastaría con 20-25 minutos diarios. Si desde el cole no mandan deberes como tal, podemos dedicar este tiempo a leer en voz alta, contestar preguntas del texto (para trabajar la lectura comprensiva) y hacer un par de operaciones aritméticas. En el primer ciclo de primaria, con esto sería suficiente.

Recomendaciones para estudiar:

1.    Utilicemos un sitio fijo de estudio. No vale hacer cada día los deberes en un lugar diferente. Lo ideal sería poner una mesa en su habitación, que tenga una buena iluminación, con la superficie lisa.

2.    Sobre la mesa de estudio solo debe de estar el libro a estudiar y el estuche. No debe de haber ningún elemento distractor, como otros libros, ordenador, móvil, juguetes, figuritas…

3.    La tele siempre debe de estar fuera del cuarto de estudio. Y los móviles, ordenadores, reproductores de música, deben de estar fuera y apagados.

4.    Hay que sentarse todos los días en la mesa de estudio a la hora pactada (mismo sitio, misma hora), siendo puntual a la hora de empezar y terminar de estudiar.

5.    Mantener la postura correcta, sentado en la silla, pies en el suelo y espalda recta. (Nada de tumbado sobre la mesa, mal sentado o estudiar en la cama).

6.    Empezar a estudiar por una asignatura mediana en dificultad, pues al comenzar, el niño está bastante concentrado, pero todavía no ha llegado al punto máximo de concentración y productividad, seguido de las asignaturas más difíciles, para terminar con las fáciles, haciéndolas coincidir cuando ya estén cansados.

4 consejos para que los niños no se pongan nerviosos ante los exámenes, colaboración con guiainfantil.com

consejosexamenesEn general, los exámenes suelen ser situaciones estresantes que en ocasiones pueden ser vividas por los niños como tremendamente angustiosas interfiriendo así, tanto en el rendimiento escolar como en el bienestar general de los alumnos.

Cuando llega la época de exámenes y, sobre todo en la recta final de curso, es habitual ver tanto a adultos como a niños y adolescentes especialmente nerviosos, y es que en ocasiones, ¡parece que se examina toda la familia!

Consejos básicos a seguir para que los niños se enfrenten al examen

En los momentos en los que los niños han de enfrentarse a un examen, es importante contar con técnicas y estrategias para ser capaces de controlar esos nervios en las evaluaciones y saber cómo manejar la ansiedad ante los exámenes.

1. Es importante que el niño confíe en si mismo. Dialogar con los hijos y explicarles darles ánimos es fundamental, con frases como ‘has llegado hasta aquí y has aprobado exámenes muy difíciles, podrás hacerlo’.

2. Expliquemos a los niños que han de pensar en positivo. ‘Yo puedo’, ‘lo haré bien’, son frases que le ayudarán y le darán ánimo.

3. Hay que respirar profundamente antes del examen y sobre todo, dedicar tiempo a la espiración. Soltar todo el aire despacio por la boca hasta que el niño note como sus pulmones se vacían. Les ayudará a relajarse.

4. Si el profesor lo permite, ayuda llevar una botella de agua y beber pequeños sorbitos durante el examen. Puede ayudar a mantener la concentración y a reducir el nivel de ansiedad.

Si quieres más información o necesitas ayudar más a tu hijo en ante estas situaciones, te recuerdo que el Centro de Psicología Álava Reyes ha puesto en marcha el taller Técnicas de Estudio y Control de la Ansiedad ante los exámenes en versiones tanto para niños como para adolescentes. Puedes contactan en el teléfno 917672031

ASOFACAM gran labor, grandes personas

asofacamComo todos sabéis, me encanta participar en conferencias, pues creo que es fundamental que los psicólogos divulguemos nuestra profesión, y podamos contribuir con “alguna receta” para mejorar nuestras vidas, pero sobre todo, porque estoy convencida, de que los asistentes tienen tanto o más que aportarme como yo a ellos.

Este fin de semana, he tenido el placer de vivir una de las experiencias más emotivas de mi vida.

He estado en Almagro, invitada por la asociación Asofacam, dentro de sus jornadas de verano, en las que he tenido el placer de conocer a familias estupendas. Padre y madres totalmente motivados por mejorar, por saber como solventar los conflictos que surgen en el  día a día con sus hijos, entender sus problemas, saber cómo ayudarles… hasta aquí, podréis pensar, ¿pero eso lo hacemos todos, no?  Sí, es verdad; pero estos padres y madres tienen en muchos casos, además de sus hijos biológicos, a uno, incluso dos, niños de acogida, que son también sus hijos, que son, uno más de la familia. Y así lo viven todos, tanto los niños, como los padres, como los hermanos… con independencia de que sean biológicos o no.

Tengo que agradecerle especialmente a Pilar que me invitara a sus jornadas, y a pasar con ellos un estupendo día de campo, y que me contara la historia de su hijo Tino, que es el séptimo miembro de la familia, a Beatriz, la presidenta de Asofacam, y madre de Pepe, y a todas y cada una de las familias que he tenido el placer de conocer. No quiero caer en el tópico de deciros que sois todos una gente maravillosa, pero en este caso, es que es verdad, y tengo que añadir que además, estáis hechos de una pasta especial. La labor que hacéis con estos niños y niñas es impagable.

Estar este fin de semana con vosotros ha sido un placer para mí. Compartir experiencias como esta, te hace ver la vida de otra manera y te ayuda a centrarte y a relativizar los problemas. Espero que mi conferencia os sirviera para saber que se pueden hacer cosas para mejorar la convivencia, y el día a día con estos niños, que todos podemos conseguir mejorar.

Y ¡qué mejor ejemplo que niños como Tino, como Maya, o como Alejandro! Viendo su evolución, sabemos que todo es posible, y que la capacidad de mejora de estos chavales, asombra incluso, a los profesionales que les tratan. ¡Lo terapéutico que puede resultar en muchos casos un mimo y una caricia!

De verdad, creo que en esta ocasión, vosotros, me habéis aportado con creces mucho más a mí, de que lo que yo he podido aportaros.

Espero seguir en contacto con todos vosotros, y ¡mantenedme al día de la evolución de vuestros hijos!

Un abrazo,

Nuevo curso de Técnicas de estudio y Control de la ansiedad ante los exámenes en el Centro de Psicología Álava Reyes

LápicesEn este curso vamos a profundizar en las estrategias que ayuden a los niños y adolescentes a motivarse y a conseguir una buena actitud ante el estudio. El objetivo es que aprendan a organizar su tiempo, tanto de estudio como de ocio y que utilicen un correcto método de estudio para que consigan sus objetivos. Además se trabajarán las técnicas necesarias para controlar los nervios previos y que lleguen a los exámenes con una mayor confianza en sus posibilidades.

Con este curso aprenderán a poner en marcha las estrategias y habilidades de estudio necesarias para llevar a cabo un aprendizaje activo, autónomo y con mejores resultados.

Tanto la edición de niños como la de adolescentes tenrán lugar los días 2, 4, 9 y 11 de Julio

Toda la informacióndescargando el Dossier taller Técnicas de estudio

Si estas interesado puedes ponerte en contacto con el Centro en el 917672031

Conferencia “Cómo superar las dificultades que presentan los niños con altas capacidades” de la mano de AEST

El sábado 1 de junio Mª Jesús Álava, Ángel Peralbo y Yo, tendremos el placer de participar en la conferencia “Cómo superar las dificultades que presentan los niños con altas capacidades” de la mano de la Asociación Española para Superdotados y con Talento” (AEST).

El contenido de la ponencia versará sobre la realidad que viven los niños, los adolescentes, los padres, los educadores y la sociedad actual, con relación a la educación de los hijos, profundizando en la problemática específica que presentan los niños con altas capacidades.

AEST

¿Cómo prevenir la depresión infantil? colaboración con guiainfantil.com

prevencion-depresion-infantil-C Silvia ÁlavaLa depresión no sólo afecta a los adultos, los niños también la padecen. No es lo mismo, sin embargo, un niño que se siente triste, a un niño deprimido. Hay síntomas que indican una depresión en niños como la ansiedad, cambios bruscos de humor o pataletas constantes y sin un motivo aparente. Es el psicólogo quien ha de tratar a un niño deprimido, pero los padres pueden ayudar a prevenir este trastorno. Os adjunto la entrevista realizada para guiainfantil.com

PREVENCIÓN DE LA DEPRESIÓN EN LOS NIÑOS

1. ¿Se puede prevenir la depresión infantil?

La depresión infantil se puede prevenir. Sobre todo tenemos que saber que tipo de conductas, o que tipo de actitudes pueden tener los papas para conseguir que sus hijos sean unos hijos sanos, felices. ¿Qué cosas podemos hacer? Por ejemplo, no sobreproteger a los niños. Eso es una cosa que no nos ayuda en absoluto. Cuando no le dejamos al niño en libertad, para que se desarrolle, para que adquiera sus conductas básicas, para que sea autónomo, ese niño de verdad que le estamos haciendo un flaco favor porque no conseguimos que sea autónomo ni que se sienta seguro por si mismo.

Los padres son el modelo a seguir, luego tienen que ser un modelo de seguridad, de confianza. Se tienen que mostrar firmes y seguros. Hay muchos padres que se muestran muy dubitativos y que les hacen ver al niño, que al final esta ganando el niño, que el niño tiene más fuerza que el adulto.

También va a ser muy importante que los niños se ganen las cosas. Cuándo un niño lo tiene todo y lo tiene todo “gratis” entre comillas, es decir, que no le ha costado un esfuerzo ganarlo, no lo valoran. En cambio cuando a un niño le ha costado un poquito de esfuerzo, si que lo valorarán más. No hay que permitirles todo porque los niños van a necesitar normas, límites. Eso les da seguridad, les da confianza.

Una cosa fundamental. Hay que enseñarles desde bien pequeñitos a tolerar la frustración. Y la frustración se empieza a tolerar desde muy pequeños. Cuándo un niño de apenas dos años quiere un caramelo y se coge una rabieta terrible porque no tiene el caramelo, es importante que aprenda a tolerar la frustración. Si yo para que no te cojas la rabieta te doy siempre el caramelo, ese niño no va a aprender a tolerar la frustración, y esto de no tolerar la frustración no es nada bueno.

Va a ser también muy importante que los papas favorezcan un clima de confianza en casa. Qué vea que en cualquier momento, cualquier problema que vaya a tener un niños que lo va a poder a hablar con sus padres, que lo va a poder comentar. Y esto si que es una cosa que se crea en casa y que se crea desde bien pequeñitos y que hay que buscar favorecer momentos para una buena comunicación. Favorezcamos un clima de confianza y una buena comunicación en la familia.

2. ¿Qué consecuencias puede generar una depresión infantil no tratada?

Consecuencias que puede generar una depresión infantil no tratada. Cuándo no tratamos el problema se puede cronificar y nos podemos encontrar que son niños que tienen una apatia generalizada, una desmotivación hacia el estudio, hacia el resto de tareas, puede conllevar un fracaso escolar, dificultades de conducta, mala convivencia en casa, mala relación con los iguales. También va a depender mucho de cada niño y de cada familia.

Vídeo Consecuencias de la depresión infantil

Vídeo Consecuencias de la depresión infantil

3. ¿ La depresión infantil tiene cura? ¿ Una vez que un niño tiene depresión infantil lo va a tener siempre?

La depresión infantil tiene cura al igual que la depresión en adultos. De hecho muchas veces lo que nos encontramos es que tanto los niños como los adultos que han pasado por un bache al final generan una serie de estrategias y una serie de técnicas que al final les van a ayudar no solamente a superar esa depresión o a superar ese bache emocional sino que les puede ayudar en un futuro porque ya cuentan con esas técnicas y con esas estrategias. Por supuesto que tiene cura y por supuesto que se puede mejorar muchísimo.

Cura para la depresión infantil - Silvia Álava

Cura para la depresión infantil – Silvia Álava

4. ¿La depresión es distinta en niños que en niñas?

Yo no he encontrado un estudio que diga que hay más niños que niñas. Además tenemos que recordar que cuando los niños son pequeños la prevalencia es muy pequeña estábamos hablando entorno a un 1 a un 3%. En cambio en cuanto ya nos acercamos a la pubertad y a la adolescencia. Nos encontramos que la prevalencia es mayor en niñas o en chicas que en chicos. Que es una cosa parecida a lo que nos pasa en a edad adulta. En la edad adulta también la prevalencia de la depresión es mayor en mujeres que en hombres.

Hay muchos estudios al respecto porque no se sabe muy bien si es que las mujeres son más propensas a tener una depresión o las mujeres por contra lo que les ocurre es que son más propensas a admitir que tienen un problema y a pedir ayuda. Entonces no sabemos hasta que punto puede ser una de las dos cosas. Porque si que es verdad que las mujeres acuden mucho más al psicólogo que los hombres y cuando las mujeres acuden al psicólogo suelen acudir en un porcentaje más alto por problemas emocionales.

5. ¿Qué perfil de niños tienen más propensión a la depresión?

Primero tenemos que saber que cada niño es único y que hay que estudiar el caso en concreto. Pero si que niños educados en un ambiente de sobreprotección de ausencia de normas, de límites, dónde se lo dan todo hecho, donde no han adquirido la importancia del esfuerzo, son niños que les cuesta mucho tolerar la frustración, son niños más propensos a tener problemas emocionales.

6. ¿Cuándo se dice que un niño esta deprimido y cuando se dice que un niño solo esta triste?

Es muy importante hacer un correcto diagnóstico. No es lo mismo que un niño esté deprimido a que un niño esté triste. Hay que tener mucho cuidado con las etiquetas. Para que un niño podamos decir que esta deprimido, se tienen que dar los siguientes factores; tiene que estar casi todo el día triste, tiene que dejar de hacer actividades que le gusten, tiene que haber perdido el apetito, tenemos que encontrar que le cuesta conciliar el sueño, esta fatigado, le cuesta concentrarse, y esto empieza a interferir en el colegio, empieza a interferir en sus relaciones con los familiares, empieza a interferir en sus relaciones con sus amigo.

Se tiene que dar todo esto y además se tiene que dar durante un  periodo prolongado de tiempo. No basta con que sea solamente unos días asique hay que tener mucho cuidado con las etiquetas, porque no es lo mismo un niño que esté triste a un niño que realmente tiene una depresión. Al igual que no es lo mismo un adulto que este triste a un adulto tener una depresión que es una de las cosas que también nos pasan a los adultos  que siempre decimos “estoy deprimido” y no cuidado que para estar deprimido tienes que tener todos estos síntomas durante al menos 3 meses y simplemente estas triste no estas deprimido.

Tratamiento de la depresión infantil

La depresión puede afectar también a los niños. Hay síntomas que indican que el niño puede estar deprimido como los cambios bruscos de humor, rabietas por cualquier causa o alto nivel de ansiedad. Los padres son los más adecuados para detectar si el niño puede estar sufriendo un proceso de depresión, pero será finalmente el psicólogo quien pueda ayudarle a solucionar su problema.

Técnicas para el tratamiento de la depresión infantil

Vídeo sobre técnicas para el tratamiento de la depresión infantil

Cómo se trata la depresión en niños

 1. ¿Que hace el psicólogo para tratar la depresión infantil?

Lo que hacemos los psicólogos para tratar la depresión infantil es fundamental siempre la colaboración con los padres. Lo primero que les pedimos a los padres es que observen y que registren que es lo que hace el niño, lo que deja de hacer, las cosas que nos llaman la atención.

En un segundo momento nos sentamos con esos papas y vamos comentando esos registros que han hecho uno a uno y vamos observando y vamos viendo que es lo que le pude pasar a ese niño para establecer muy bien cuál es la causa del comportamiento que es lo que lo esta manteniendo y lo que es mucho más importante. Decirle a los padres exactamente que es lo que tienen que hacer en esas situaciones. Al final se trata de establecer una linea base.

Pero luego es importante también trabajar con los niños. Y hay que trabajar con los niños pues técnicas, a veces de autocontrol, a veces hay que trabajar la tristeza. Hay que trabajar también con esos pensamientos que pueden ser pues mas negativos. Y lo que va a ser siempre fundamental para trabajar con niños es que los papas sepan exactamente las técnicas que hemos trabajado para que las puedan recordar.

Los niños copian a sus adultos de referencia y principalmente sus adultos de referencia son los padres. Muchas veces lo que nos encontramos es que el niño no tiene un problema. El problema lo tienen los padres y ese niño esta copiando la conducta que esta haciendo o el padre o la madre. Entonces hay en ocasiones, que después de traer aquí al niño nos damos cuenta diciendo “tu niño lo que esta haciendo es que está copiando tu conducta. El que tiene el problema eres tú. Eres tú el que tienes que ponerte en tratamiento, eres tu el que tiene que trabajar sobre todo porque los niños son muy sensibles al estado de ánimo de los padres y cuando ven que uno de los progenitores no están bien lo acusan y mucho.” Entonces ¿qué hacen los niños? Empiezan a portarse mal para que los padres se pongan en su sitio de padres responsables. Si se soluciona el problema de los padres los niños vuelven  a su cauce y vuelve todo a la normalidad.

 

2. ¿Qué tipo de técnicas se usan para el tratamiento de la depresión infantil?

El tratamiento de la depresión tanto infantil como para adultos, la terapia cognitivo-conductual, esta demostrado que es el tratamiento más eficaz que hay. Es incluso más eficaz que un tratamiento solamente farmacológico. ¿Qué es lo que hacemos en este tipo de terapia? Pues desmontamos las ideas y las conductas que están manteniendo esa depresión y le enseñamos al niño, le enseñamos a los “papas” de dotarle de herramientas para poder hacer frente a esas ideas que se les pueden presentar que generan una mayor angustia, o esas situaciones que les puedan preocupar más.

3. ¿Cuándo se usa más fármacos en el tratamiento de la depresión infantil?

El uso de fármacos en el tratamiento de la depresión infantil es algo que no es nada habitual. Es verdad que en algunos casos es necesario, se utiliza en casos muy puntuales, siempre son casos de mayor gravedad, son casos que se remiten a salud mental, y en muchas ocasiones suelen ser otra serie de trastornos comórbidos que causan y están ahí junto a la depresión y que por eso pueden necesitar medicación. Pero que ya digo que son muy poquitos los casos.

Tratamiento de la depresión infantil - Silvia Álava

Tratamiento de la depresión infantil – Silvia Álava

4. ¿Cuales son las causas más comunes por las que los niños acuden al psicólogo?

Dentro de las causas más comunes que nos encontramos por la que los padres suelen acudir a consulta dentro del área infanto-juvenil son los problemas de conducta. Hace relativamente poco, esto lo presentamos el año pasado en un congreso, hicimos un estudio sobre cuales eran las causas o la demanda principal por la que los papas acudían aquí, al centro de psicología Álava- reyes y nos encontrábamos que en el mayor porcentaje de los casos eran por problema de conducta de los niños y estos ocupaban un porcentaje muy muy alto. Incluso había un porcentaje muy alto de casos en la que la demanda principal no eran dificultades de conducta pero aún así, si que se habían tenido que trabajar esas dificultades de conducta con los niños. Esa es la primera causa, la segunda causa es las dificultades de aprendizaje, problemas de aprendizaje con los niños, niños que no van bien en el colegio. Y la tercera causa ya son problemas de ansiedad. Pero la primera causa en el estudio que hemos sacado son esas dificultades de conducta de los niños.

 

5. ¿Cuándo la depresión se genera de un problema hormonal?

Es importante cuando vemos que un niño tiene problemas de depresión, acudir al médico, ir al pediatra. ¿Por qué? Porque lo primero siempre es descartar una causa fisiológica de la depresión. Si hay una causa fisiológica, si hay un problema hormonal entonces ese niño si que puede que necesite un medicamento farmacológico entonces en psicología siempre decimos que para descartar algo somático es importante que primero que esté descartada la causa fisiológica. Entonces que el médico nos diga que no hay nada fisiológico para que ya podemos ponernos a trabajar.

Depresión infantil por causas hormonales

Depresión infantil por causas hormonales