Entradas

#AprendemosJuntos llega a Valencia de la mano de BBVA

Ayer tuve la oportunidad de presentar el proyecto #AprendemosJuntos en Valencia, un proyecto ha superado los 300 millones de visualizaciones en su primer año de vida y que reúne a expertos y comunidad educativa.

Hace un año la plataforma audiovisual Aprendemos juntos, desarrollada por BBVA con la colaboración de EL PAÍS y Santillana, salía a la luz para apoyar a padres y docentes en la educación de los niños. 300 millones de visualizaciones acumuladas desde entonces avalan el éxito de este proyecto que ahora ha dado el salto a la calle, reuniendo a los expertos con la ciudadanía. El responsable del programa, José Luis Arbeo, ha enfatizado la necesidad de estar “cerca de la comunidad educativa” en la presentación de uno de estos encuentros, este lunes, en Madrid.

BBVA ha presentado en València su proyecto de educación ‘Aprendemos juntos’, iniciativa que nace con el objetivo de que cada niño encuentre su pasión y desarrolle sus habilidades. Se trata de un programa que busca dotar a los jóvenes de capacidades vitales para alcanzar sus metas. Para ello, BBVA ofrece a padres, alumnos y profesores herramientas que les ayuden a adquirir estas nuevas capacidades con las que desarrollar todo su potencial.

La neurociencia en el proceso de aprendizaje, el uso de las nuevas tecnologías o cómo fomentar la creatividad en los niños son algunas de las temáticas tratadas desde que BBVA lanzó su exitoso programa ‘Aprendemos juntos’. Un proyecto que este miércoles se presentó en Valencia y que ofrece a padres y profesores metodologías gratuitas y universales para que niños y jóvenes puedan disfrutar de experiencias de aprendizaje prácticas y eficaces.

Los nuevos tiempos demandan nuevas capacidades, nuevos talentos y nuevos modelos de aprendizaje, que permitan a los más jóvenes desarrollar diferentes habilidades para afrontar con éxito su futuro. En este contexto, BBVA pone en marcha ‘Aprendemos juntos’, un proyecto inspirador que impulsa el desarrollo de las competencias del siglo XXI. La sociedad está en permanente transformación, ya que la tecnología introduce importantes cambios que generan oportunidades en las que BBVA trabaja para ser un agente activo y ponerlas al alcance de todos.

Silvia Álava, doctora en psicología, Chema Lázaro, Premio Nacional de Educación 2013, y José Luis Arbeoal, responsable del programa de BBVA, hablaban este miércoles sobre la importancia de este tipo de herramientas como vehículo de creación de oportunidades en los jóvenes de hoy. “’Aprendemos juntos’ nace, en BBVA, desde la esencia de lo que hoy es nuestro banco. Un banco transformador y facilitador para la vida de las personas”, señalaba Arbeo. Con este programa educativo, BBVA busca dotar a los jóvenes de capacidades vitales para alcanzar sus metas. ‘Aprendemos juntos’ pone al alcance de todos -padres, alumnos y profesores- herramientas para adquirir nuevos conocimientos con las que desarrollar todo su potencial.

 ‘Aprendemos juntos’ ofrece a las familias y a las escuelas la posibilidad de realizar cursos online para que sus hijos y sus alumnos desarrollen, de forma divertida,capacidades que les permitirán un mejor desarrollo profesional y poder enfrentarse de manera eficaz a situaciones del día a día. Tras el éxito de ‘Mucho más que hablar’, el primer reto del programa con el que se ayuda a los niños y adolescentes a expresar sus ideas en público, BBVA ha lanzado ‘Hechos de emociones’. Un curso que nace con la finalidad de proporcionar herramientas que ayuden a los más jóvenes a gestionar sus emociones. La importancia de trabajar la gestión emocional ha implicado que este reto se haya adaptado no solo a alumnos de primaria y secundaria, sino también a padres y profesores.

“Las emociones son la entrada hacia cualquier tipo de aprendizaje”, señalaba Lázaro. “Eso hace que los aprendizajes se guarden en la memoria a largo plazo”. Mientras, Álava recordaba que en algunas ocasiones, cuando hay un problema emocional como una discusión en el recreo, las notas de los alumnos disminuyen entre un 30 y un 40%. “Diseñamos ejercicios basados en la evidencia científica”, destacaba la psicóloga.

Más de 120 líderes en educación se dan cita en Valencia

Valencia es la quinta ciudad en la que se presenta el programa ‘Aprendemos juntos’. A través de un encuentro con la comunidad educativa, BBVA quiere mostrar la importancia de aplicar nuevas metodologías para que niños y jóvenes adquieran nuevas habilidades. Coincidiendo con el lanzamiento del segundo curso online ‘Hechos de emociones’, más de 120 líderes en educación de Valencia han participado en el coloquio liderado por la doctora en psicología, Silvia Álava, y el educador Chema Lázaro. De la mano de estos dos especialistas, se ha abordado cómo las escuelas pueden a través de esta metodología enseñar a sus alumnos a gestionar las emociones.

El programa no solo es innovador en los contenidos que desarrolla, sino también en la forma de trasladar dichos contenidos a los diferentes públicos. El banco ha apostado porque el programa se desarrolle en dos ejes: uno divulgativo, en abierto, a través de redes sociales, con destacados contenidos audiovisuales enfocados a sensibilizar, y otro formativo centrado en las aulas y en las familias, aportando herramientas prácticas muy eficaces en destacados retos.

Desde hace casi un año, BBVA comparte semanalmente dos vídeos inspiradores que cuentan con los testimonios de algunos de los mejores profesionales de la educación, la cultura o el entretenimiento. Tratan temas de vital importancia para los jóvenes de hoy, como el uso de las nuevas tecnologías, la importancia de fomentar la creatividad o la educación en igualdad. 82 protagonistas ya han participado en los vídeos publicados. Los más vistos son ‘El valor de la actitud’ del escritor Víctor Küppers, ‘Sobreproteger a los niños es desprotegerlos’ de la periodista Eva Millet, y ¿Puede el perdón curar el dolor? de la psicóloga y periodista Irene Villa. El contenido audiovisual de ‘Aprendemos juntos’ ha superado los 300 millones de visualizaciones.

Desde el lanzamiento de los cursos online, más de 17.800 personas de todo el territorio nacional se han sumado a ellos, de las cuales 11.300 son padres y 6.500 profesionales de más de 3.500 centros educativos. En la Comunidad Valenciana, 350 escuelas ya trabajan en los retos educativos, lo que representa el 13% de los centros de la comunidad. El programa cuenta además con una comunidad que alcanza los 900.000 miembros en las plataformas Youtube, Facebook y Twitter.

Juntos a la calle, después de Bilbao, Valladolid y Sevilla. El próximo lunes estaré en Barcelona y se cerrará el mes en Canarias.

Oído, vista, olfato, gusto… y tacto. Así funciona la estimulación multisensorial en los bebés. Colaboración con Hola.com

Oído, vista, olfato, gusto… y tacto. Así funciona la estimulación multisensorial en los bebés





Los momentos que favorecen el contacto piel con piel promueven este tipo de estimulación a varios niveles, beneficiosa para el desarrollo del bebé.

La estimulación multisensorial, es decir, la que estimula a la vez la vista, el olfato, el gusto, el oído o el tacto, ha sido el reciente objeto de estudio de varias investigaciones clínicas, en cuanto a que, aplicada a una edad temprana, cuando los niños son aún bebés, puede ayudar al desarrollo social, emocional, cognitivo y físico de los recién nacidos. De hecho, es en los primeros tres años de vida cuando se produce el 85 por ciento del desarrollo neuronal que favorece la comunicación o el bienestar emocional de los ‘peques’: de ahí la importancia de estimular correctamente sus sentidos, especialmente si es de manera íntima, reforzando su lazo con papá y mamá.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cerebro del bebé crea hasta 1,8 millones de conexiones sinápticas por segundo, y son este tipo de experiencias las que determinarán qué sinapsis se conservarán más adelante. “En este desarrollo neuronal influye de manera significativa el entorno en el que niño crece” explica Silvia Álava, psicóloga infantil. “Para un crecimiento y desarrollo feliz y saludable, los bebés necesitan atención, sensibilidad y estimulación”. En este contexto, el tacto es el sentido mejor desarrollado de los bebés en el momento de nacer y, de hecho, la propia OMS recomienda proporcionar el contacto piel con piel a partir del nacimiento, ya que influye de manera positiva en el desarrollo en esta primera etapa.

El contacto piel con piel una de las técnicas de crianza que más popularidad ha ganado en los últimos años, íntimamente relacionada con la crianza con apego. “El recién nacido nace con la imperiosa necesidad de encontrarse con sus padres, quienes son el entorno más seguro para él”, explica la neonatóloga Susana Ares del Hospital Universitario La Paz, en Madrid. “El contacto piel con piel permite la óptima adaptación del recién nacido al medio extrauterino. Está demostrado que el contacto piel con piel del bebé puede mejorar el ritmo cardíaco, la temperatura, la glucosa sanguínea, el sistema inmunitario, el sueño, la ganancia de peso y la maduración cerebral”. Este tipo de contacto, además, promueve una intimidad especial entre los padres y el niño, fomentando la creación de un vínculo afectivo que a menudo suele estar acompañado de contacto visual, además de la estimulación auditiva, si hablamos o cantamos al recién nacido.

Una de las experiencias que favorecen este tipo de relación con los niños muy pequeños a varios niveles es la hora del baño, tal y como recuerdan desde Johnson’s, quienes recientemente se han sumado a la investigación dentro de este campo lanzando la campaña Johnson’s es mucho más, y recopilando varios estudios en los que se evidencian los beneficios a largo plazo de la estimulación multisensorial. La encuesta global llevada a cabo por la compañía se centra precisamente en la importancia de la estimulación de los bebés a través del baño, revelando que, aunque el 84 por ciento de los papás y mamás asegura que este momento es uno de los de mayor calidad que pasan con sus hijos, aún muchos subestiman su potencial.

¿Qué momentos del día son los más adecuados?

“Si partimos de que estamos hablando de la estimulación a través de los sentidos para favorecer el desarrollo del niño, parece claro que cualquier momento del día es bueno”, nos explica el Dr. Venancio Martínez, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitaliaria y Atención Primaria, y quienes también han participado en la campaña de Johnson’s para fomentar la estimulación multisensorial de los bebés. “Todo contacto con el niño, cualquier oportunidad para la interacción, debe ser aprovechado para despertar su relación con el entorno, educarlo y reforzar su comunicación con los padres”.

“A menudo suele señalarse el nacimiento como la primera oportunidad para la relación con el niño, aunque hoy tenemos muchos conocimientos sobre la respuesta a estímulos del feto ya dentro del útero”, continúa el doctor. “Por ejemplo, se ha probado que ya reconoce la voz de su madre entre la de otras mujeres, reacciona a su estado emocional y oye sonidos ante los que reacciona con mayor o menor agrado”.

De todos los sentidos, la vista sería otro de los que más y mayor peso tienen en la capacidad del niño no sólo para adquirir conocimientos nuevos sino también para establecer lazos con su entorno, especialmente con el papá durante el período de lactancia. “A través de la visión, el niño modifica rápidamente el desarrollo de algunas áreas de la corteza cerebral de importancia fundamental en edades posteriores. Esto es así. La estimulación visual mediante cambios de luz, de posición, mediante nuestra expresión gestual, los cambios de ambiente… estimulan el sistema nervioso, mejoran el aprendizaje, les incitan a explorar, a descubrir, a buscar experiencias placenteras y a rechazar aquellas desagradables”. La mayor parte de la información que recibimos del exterior, y esto se aplica a cualquier edad, la obtenemos a través de la vista. “Pero ésta se complementa y refuerza con los otros sentidos, cada uno con sus funciones”, puntualiza el doctor.

De ahí la importancia de complementar el sentido de la vista con por ejemplo el del tacto, corroborando los beneficios del contacto piel con piel y de la estimulación multisensorial en general. “La piel es la barrera de contacto con el exterior y, en el caso del niño, esta barrera es muy sensible y delicada”. Desde el punto de vista de sus cuidados, debe verse como un órgano vital, de gran complejidad: la piel es una barrera de protección, y un importante órgano metabólico en el que se sintetiza la vitamina D, además de una gran variedad de sustancias con actividad biológica. “La piel es el órgano del tacto y del contacto”, explica el Dr. Martínez. “Los pediatras debemos explicar estas cosas a los padres y animarlos a que cuiden la piel de sus bebés y, a través del tacto y del contacto, disfruten de su hijo, estimulen en él la sociabilidad y favorezcan su salud”.

Por ello, insiste, la hora del baño es una de esas oportunidades clave para la estimulación “a través del tacto, del masaje, de la caricia. Es uno de esos momentos ‘compensatorios’, para que los padres que pasan mucho tiempo fuera de casa y están poco con sus hijos participen en su bienestar físico y en su desarrollo afectivo y cognitivo”.

¿Qué pasa con el resto de sentidos?

“Gracias a la disponibilidad de nuevas tecnologías que exploran con gran fiabilidad el cerebro en su anatomía y en su actividad, sabemos que hay una poderosa razón neurológica para fomentar el ambiente musical desde edades tempranas; en todos los niños, pero especialmente en aquellos que tienen algún daño”. La musicoterapia y la educación musical son una de las facetas más importantes en el desarrollo de los niños desde una edad temprana, incluso cuando son bebés. “El estudio del neurodesarrollo inducido por la música ha aportado a los científicos otros datos concluyentes: la motricidad, la personalidad gestual, el contacto visual… se modifican en las personas según la diferente exposición temprana a la música. Y la música parece asistir con neuroplasticidad, abriendo nuevos caminos para rehabilitar la función dañada o perdida”.

La educación de los hijos no es responsabilidad de los abuelos. Colaboración con

La educación de los hijos no se puede delegar; es y será siempre responsabilidad del padre y la madre, señala el libro “Queremos que crezcan felices”, de la psicóloga infantil Silvia Álava, en el que destaca que los abuelos pueden ayudar, pero nada más.

Por CERIGUA

En su segundo libro, Álava responde a preguntas como: ¿Hay que ayudarle con los deberes? ¿Cómo conseguir que se vayan a la cama a su hora?, ¿Qué criterios se deben seguir para la elección del colegio?, ¿Cómo gestionar la “paga”?, ¿Y si mi hijo es el único que no tiene móvil?, ¿Debo ser su agenda?, o descubrir ¿Cuándo iniciarles en la información sobre la sexualidad?

Queremos que Crezcan Felices - Silvia Álava

El estudio revela que actualmente los infantes pasan mucho tiempo con sus abuelos, debido sobre todo a las largas jornadas laborales de los padres; sin embargo no se debe olvidar que los responsables de la educación son los padres y nunca deben renunciar a esa responsabilidad.

Asimismo, incluye algunas claves para el entendimiento entre padres y abuelos, como son: los abuelos deben seguir las mismas pautas educativas que utilizan los padres; Dotar a los abuelos de la autoridad pertinente para que los niños sepan que los abuelos aplicarán las mismas consecuencias que los padres.

Los padres no deben quitar la autoridad a los abuelos ni los abuelos a los padres delante de los niños; No se debe ceder ante el chantaje del niño, porque solo se agravará el problema.

En su libro, Álava señala que no se debe mentir a los niños cuando los abuelos enferman y se debe tratar que participen en su cuidado, pero sin asumir responsabilidades que se encuentren fuera de su edad.

Silvia Álava es la directora del área infantil en el Centro de Psicología Álava Reyes y compagina la consulta como psicóloga con la elaboración e impartición de cursos, talleres y conferencias. 

Es experta en Psicoterapia por la European Federation of Professional Psycholgists (EFPA) y profesora de diversos Másteres. Además, es coautora de la enciclopedia “La Psicología que nos ayuda a vivir” dirigida por Mª Jesús Álava Reyes, del libro “Cuentos para comer sin cuentos”, y la guía “Cuidando el amor”, editada por la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid; además, Silvia colabora habitualmente con diversos medios de comunicación.
Fin Cerigua
Ld-Ld

¿En vacaciones de Navidad te comportas como una madre o un padre estilo ‘helicóptero’? Colaboración con la Agencia EFE

Hay padres que en lugar de preparar a sus hijos para el camino preparan el camino para sus hijos.

Así sintetiza la psicóloga Silvia Álava, directora del área infantil en el Centro de Psicología Álava Reyes, en España, el error más común que se comete en la educación de los hijos de 6 a 12 años de edad: la sobreprotección.

“Es una equivocación porque los niños se sienten más inseguros cuando los padres se lo dan todo hecho, y es importante que los pequeños experimenten el fracaso para que aprendan a esforzarse más”, señala esta experta.

Álava indica que los chicos necesitan aprender a resolver las situaciones por sí mismos y conseguir tolerar la frustración. “Unos buenos padres tratan de levantar a su hijo cuando se cae, le consuelan, le secan las lágrimas y le apoyan para que siga adelante, ya que si no le dejamos caer, nunca aprenderá a levantarse”.

Está psicóloga infantil denomina ‘padres helicóptero’ a aquellos que “tienen un estilo de educación que se basa en la sobreprotección de los hijos y que están continuamente ‘sobrevolando’ encima de ellos para resolver cualquier problema que pueda tener el niño o apartarle las piedras del camino”.

Uno de los principales objetivos que se deben perseguir en la educación de los hijos es conseguir que sean personas autónomas, seguras e independientes, y esto es algo que hay que inculcar desde la más tierna infancia. Pero, según Álava, “nos encontramos con muchos padres que cometen el error de sobreproteger a sus hijos, entienden de forma errónea el amor y el cariño y están demasiado encima de ellos”.

Estos ‘padres helicóptero’ impiden a los críos desarrollar recursos y estrategias que les serán necesarios en el futuro, “porque satisfacen sus necesidades en exceso. Hay que dejarles que se frustren, que se queden sin algo que les guste, que luchen por sus objetivos. Concederles todo será más perjudicial que beneficioso”, enfatiza.

¿Cómo pueden una madre, un padre o ambos descubrir si se han convertido en ‘helicópteros’ o están en vías de serlo? Álava describe cinco comportamientos:

1. No dejar que los pequeños se vistan solos.
2. Evitar decirles ¡NO!
3. Reponer de forma inmediata lo que perdieron.
4. Recogerles los juguetes o llevarles la ropa sucia al cesto de lavar.
5. Ser la agenda de nuestro hijo y no permitir que el niño se responsabilice de sus deberes o de lo que tiene que llevar al colegio. 

Fuente: EFE

Su majestad, el rey de la casa. Colaboración con La Voz de Galicia

En el caso de familias con hijos únicos es más fácil caer en la sobreprotección.

Escrito por Ana T. Jack

¿Egoístas, mimados y caprichosos? ¿O quizá imaginativos, inteligentes y seguros de sí mismos? Los tópicos acerca de los rasgos de personalidad que supuestamente caracterizan a los hijos únicos son muchos y, en general, como siempre que se intenta generalizar a una población tan amplia, alejados de la realidad. La personalidad de niños y niñas que crecen sin hermanos, una tendencia al alza en los países desarrollados, depende más de la educación que reciben por parte de sus progenitores y del entorno más cercano que del hecho de ser los únicos niños de la casa. Sin embargo, es evidente que en estos casos hay una mayor tendencia a la sobreprotección que, paradójicamente, en la práctica se suele traducir en desprotección: son menores que corren el riesgo de convertirse en personas débiles, egoístas, dependientes, sin autonomía personal y sin las destrezas sociales y emocionales necesarias para alcanzar la madurez personal. En un país como el nuestro, en el que las familias con hijos únicos ya alcanza la cifra del 30 %, conviene tener presentes sus puntos débiles y sus puntos fuertes, que también los tienen, para poder equilibrarlos con la acción educativa.

DESVENTAJAS

Las desventajas de crecer sin hermanos:

  • El hijo es el permanente centro de atención de sus progenitores, por lo que se acostumbra a recibir respuesta inmediata a todas sus demandas y necesidades. Corre el riesgo de convertirse en una persona egoísta, impaciente y tirana.
  • Todas las expectativas y exigencias familiares recaen sobre ese hijo único, al que muchas veces se le exige por encima de lo razonable.
  • Al convivir solo con adultos, en ocasiones interioriza también una forma de pensar, de ver el mundo y de actuar como la de una persona mayor. Deja de ser niño antes de tiempo.
  • Vive situaciones de soledad que en ocasiones son compensadas con un exceso material (decenas de juegos y juguetes… pero nadie con quien compartirlos).

VENTAJAS

No tener hermanos también puede dar algunas ventajas:

  • Es un hijo al que se le suele dedicar más tiempo y recursos. Se siente muy querido y atendido por sus padres, lo que se corresponde con una autoestima alta y seguridad en sí mismo.
  • Su desarrollo lingüístico y su rendimiento escolar suele ser bueno, al tener el modelo y la estimulación por parte de los adultos.
  • Los conflictos de relación y autoridad se reducen, ya que no existen disputas por el espacio o la atención de los padres.
  • Desarrolla su imaginación, aprende a entretenerse solo y su situación favorece la adquisición del hábito lector.

 ¿QUÉ FOMENTAR?

1. La autonomía. Confiando en él, exigiendo responsabilidades y otorgando poco a poco mayores dosis de libertad para tomar decisiones y asumir las consecuencias de sus actos. Sin autonomía no hay autoestima.

2. Los límites educativos. No se puede ceder a todos los caprichos del niño ni cualquier forma de actuar se puede justificar porque aún es pequeño. Los límites deben ser claros y firmes.

3. La socialización entre iguales, creando una red de niños (primos, vecinos, compañeros del cole) con los que se pueda relacionar de forma libre y espontánea, a poder ser en entornos al aire libre.

4. La empatía. Ciertamente es un reto transmitir a un hijo único que él no es el ombligo del mundo… Pero es necesario enseñarle a ponerse en la piel ajena, respetando a los otros (otras culturas, diversidades, situaciones personales…).

5. La tolerancia a la frustración. El autocontrol, la resiliencia y la capacidad de superación son tres pilares fundamentales para alcanzar el bienestar personal, académico y profesional. Así que es necesario ir entrenándolo desde pequeño.


Como dice la psicóloga Silvia Álava Sordo: «No se trata de preparar el camino para tu hijo, sino de preparar a tu hijo para el camino. Por lo tanto, no hay que impedir que el niño se caiga, sino acompañarlo; y, cuando se caiga, enseñarle a levantarse».

¿QUÉ HAY QUE EVITAR?

1. La sobreprotección. Los padres de hijos únicos tienden a estar pegados a ellos para que no les ocurra nada malo y resolverles todas las dificultades antes incluso de que aparezcan. Así se fomentan hijos temerosos, inseguros y más cautos de lo necesario.

2. La falta de normas. Hay padres que no le niegan nada a su hijo y que no son capaces de ponerle unos límites educativos. Piensan: «Es pequeño, pobre, ya se lo hago yo: total, ¿qué me cuesta?». Y fomentan así una personalidad dependiente y con baja autoestima.

3. El consumismo desbocado. El intento de rellenar sus horas de soledad con recursos materiales predispone a caer en un consumismo exagerado con la compra de los últimos dispositivos tecnológicos, juegos, juguetes… que muchas veces se quedan pronto aparcados en el armario.

4. La atención excesiva. Atender las necesidades afectivas y básicas del hijo es fundamental. Pero ello no implica dedicarle las 24 horas del día, renunciando a aficiones, intereses personales o tiempo de ocio en pareja.

5. La falta de oportunidades para relacionarse con niños de su edad. Los hijos únicos pueden dar la imagen de ser niños precoces que prefieren relacionarse con adultos que con sus iguales. Pero esta situación muchas veces solo es el resultado, precisamente, de haber crecido rodeados de modelos adultos.

Escuela de padres

  • TEMA DEL MES: Educar sin sobreproteger.
  • ETAPA: Infancia y adolescencia.
  • EL DATO: España es el país con menor tasa de fertilidad de toda la Unión Europea, 1,31 hijos por mujer de media. En Galicia esta cifra es aún más baja: 1,12 (datos del INE).
  • COMPORTAMIENTOS QUE SE DEBEN EVITAR: Pensar que el hecho de ser un hijo único determina su forma de ser.
  • ALGUNAS CLAVES: La acción educativa es la herramienta fundamental para compensar debilidades y fortalecer los puntos fuertes de los hijos (únicos o no).

¿Debemos ayudar a nuestros hijos a hacer los deberes? Colaboración con #AprendemosJuntos

Conferencia: Intervención psicológica con población infanto-juvenil en COP de Madrid

Cómo educar a tu hijo en el uso seguro de la Red y así evitar el acoso. Colaboración con el diario El País

¿Qué puede procesar un niño hasta los seis años en cuanto a sexualidad? Colaboración con el diario ABC

¿El móvil y la tablet son la nueva comida basura? Colaboración con Xataka