Entradas

¿Cómo afecta la crisis a los niños? (II)

¿Hasta qué punto tenemos que hacer partícipes a los niños de la situación que hay en casa? ¿Hay que contarles toda la verdad, mantenerles totalmente al margen o intentar explicarles las cosas para que puedan comprender por qué no pueden ir de vacaciones o comprar determinado juguete? ¿A partir de qué edad pueden los niños comprender la situación?

Los niños son niños, y debemos de proteger su infancia. No necesitan saber la situación económica de sus padres, ni hacerles partícipes de la misma hasta que son bastante mayores, y pueden entenderlo. Pero eso no significa que no les podamos decir que cuesta mucho ganar el dinero, que hay que ir a trabajar para conseguirlo, que hay mucha gente que no tiene trabajo, y que si queremos tener trabajo hay que estudiar mucho y prepararse lo mejor posible.

Estar de vacaciones, no significa hacer un viaje, al igual que tener tiempo libre no implica gastar dinero. Recuperemos pequeñas diversiones como ir a pasar un día en familia de picnic al campo, dar un paseo por el parque, pasear por la ciudad… quedar con amiguitos a jugar…

En ningún momento, ni en época de crisis ni de bonanza se debe asociar el ocio y el tiempo libre a gastar. 

¿Cómo afecta la crisis a los niños?

En el telediario, en los periódicos, en la calle… todos hablan de la crisis, pero ¿como afecta esto a los más pequeños?. Este mes he vuelto a tener el placer de colaborar con la revista La guía del Niño, en un reportaje de Laura Jiménez titulado: Los hijos de la crisis: ¿La situación económica cambiará os valores de los niños?                  

¿Qué efectos está provocando la crisis en los más pequeños de la casa? ¿Son más asustadizos, tienen ansiedad, se angustian al ver a sus padres preocupados, les cuesta más disfrutar de las cosas?

Dependerá mucho de las diferencias individuales, y sobre todo de cómo lo enfoquen los padres. Es importante que éstos midan la información que se les da a los niños; que sepan que es una situación difícil, porque hay menos trabajo, menos dinero… pero no dejemos que esto mine su seguridad y su confianza, que vean que la situación no implica que no les queramos, no hay razón por la que dejar de hacer cosas juntos, y que aprendan a disfrutar lo que tienen.

La principal fuente se seguridad y de confianza de un niño son sus padres, y si están inseguros y temerosos esto les acabará afectando. No se trata de engañarles o de ocultarles la realidad, pero si de no hacerles partícipes de lo que no les corresponde por su edad.

Vuelta a la rutina: estar bien con uno mismo

¿Cuál es la mejor actitud mental para llevar adelante los propósitos personales y no sentirse culpable por dedicarse tiempo a una mismo/a?

Lo primero de todo es apartar esos sentimientos de culpa, por dejar de estar con la familia para dedicarse un rato a uno misma.  Un sentimiento de culpa exacerbado genera malestar y nos quita fuerza para reaccionar en las distintas situaciones de nuestra vida. Cada persona vivirá las señales de ese exceso de culpa de forma diferente, no obstante las más comunes pueden ir desde la repetición de forma obsesiva de la idea de culpabilidad “debería estar en casa con los niños”, a connotaciones fisiológicas, como un nudo en el estómago, opresión en el pecho, ganas de llorar…

Hay que tener muy claro que para poder estar bien con los demás, con la familia, con los hijos, con la pareja, e incluso en el trabajo y con los amigos, lo primero de todo es estar bien con uno mismo. Si no te sientes bien contigo misma es muy difícil estar bien con los demás. Dedicarse un tiempo a una misma, será sin lugar a dudas una gran inversión, tanto en primera persona, como para toda la familia, pues cuando mejor y más satisfecha se sienta la madre, más fuerzas tendrá para estar con sus hijos, y mejor atendidos estarán

IX Congreso Internacional de la Asociación Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) en Valencia

Desde hoy y hasta el sábado asistiré al IX Congreso Internacional de la Asociación Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (S.E.A.S.) en Valencia, os adjunto el enlace al programa ( pinchando en la foto), que es muy interesante. Como en otras ocasiones dedicaré algunos post en los próximos días a las sesiones que más me hayan gustado:

«Horror: vuelta a la rutina» revista Ser Padres

Este mes he tenido el placer de colaborar en la revista Ser Padres en un artículo realizado por Carla Nieto titulado: Nuevo Curso: Buenos Propósitos. A propósito de la vuelta la cole, vamos a hablar de la vuelta a la rutina durante los próximos posts.

¿Por qué el inicio de un nuevo curso es un buen momento para que las madres introduzcan cambios en sus rutinas que les permitan tener tiempo para ellas mismas?

En el inicio de curso es el momento en el que tanto a nivel social como individual nos es más fácil poner el contador a cero. Aunque no se trata del comienzo ni del final del año, a nivel psicológico tenemos muy arraigado el cambio de curso escolar y en ese momento  hacemos balance del año anterior, y decidimos como mejorarlo. Nos damos la oportunidad de mejorar y conseguir en este nuevo periodo, los propósitos no alcanzados en el anterior.

En concreto, las madres en general, tienen una oportunidad excelente para dejarse tiempo para sí mismas, para el autocuidado personal, donde solemos tener una de las grandes asignaturas pendientes cada año.

Revista YoDona: ¿Se puede evitar la ansiedad?

«¿Ansiosos por ‘la vuelta al cole’? Sin duda. Pero no precisamente en el mejor de los sentidos. El estrés, la angustia y el desasosiego esperan a la vuelta de la esquina junto con las responsabilidades propias de la ‘rentrée’. Los psicólogos advierten sobre los riesgos que entraña atajar los síntomas con remedios farmacéuticos en lugar de prevenir el problema. ¿Podemos, pues, evitar el mal trago?

La psicóloga Silvia Álava Sordo y la psicoanalista y escritora Mariela Michelena aportan el contrapunto profesional a las opiniones de la periodista y guionista Raquel Martos y de la actriz Leonor Martín».

Os dejo el enlace al vídeo asociado al reportaje publicado el pasado sábado día 25 en la revista YoDona del diario El Mundo, en el que participo en su tertulia:

Participación en el programa «En días como hoy» de RNE

Mañana martes día 21 de Agosto a las 11,45h, tendré la ocasión de participar en el programa de Radio Nacional de España «En días como hoy» presentado por Carlos Garrido. En él charlaremos sobre la el fin de las vacaciones para los niños y su incorporación al colegio: la vuelta a las rutinas, a los horarios… os adjunto el enlace para que podáis escucharlo en directo, será muy interesante!

¿Cómo combatir el mal humor por las mañanas?: por Mª Jesús Álava Reyes

Os adjunto el enlace (en la foto) al artículo aparecido en el diario ABC sobre los consejos que Mª Jesús Álava Reyes nos da para mejorar nuestro estado de ánimo durante las mañanas:

Cómo escapar de la ‘depresión de la tumbona’ al empezar las vacaciones, por Mª Jesús Álava

Os adjunto el enlace al artículo en el que Mª Jesús Álava habla sobre estos nuevos síntomas ante nuestras vacaciones:

  • Este tipo de «depresión» genera crisis de ansiedad a los pocos días de empezar el descanso estival.
  • Descansar, estar en forma fisícamente, beber mucha agua y tener unos objetivos realistas son las claves para salir de ella.

En la foto tenéis el link al artículo completo:

 

Diferencias por sexo: ¿Qué preocupa más a las mujeres? ¿qué preocupa más a los hombres?

Remitiéndonos a los datos obtenidos en nuestro estudio de casos en el Centro de Psicología Álava Reyes, el mayor porcentaje de los hombres, (40,06%), acude para realizar terapia de pareja, mientras en las mujeres esta demanda corresponde al 17,08%.

En las mujeres la demanda más alta se encuentra en los casos de ansiedad, con un 31,66%, mientras que en los hombres corresponde al 17,07%.

También se encuentran diferencias notables en las demandas por depresión (hombres 6,02% – mujeres 31,66%),  en trastornos de la conducta alimentaría, (hombres 0,60% – mujeres 4,66%), en casos de desorientación vital, (hombres 11,14% – mujeres 5,85%)  y en adicciones (hombres 4,22% – mujeres 0,48%).