Entradas

El azúcar oculto en los alimentos y la fuerza de voluntad. En Saber Vivir

Aunque tengamos claro que abusar del azúcar no es bueno muchas veces no somos conscientes de la gran cantidad oculta que tienen los alimentos preparados. De media cada español consume cerca de un kilo, ¡y sin saberlo!

¿Sabes cómo podemos distinguirlo en los ingredientes? ¿O qué alimentos no pueden faltar en nuestra dieta si tenemos que controlar nuestra glucemia? ¿Cómo mantener nuestra fuerza de voluntad ante los alimentos? De ello hablamos en el programa Saber Vivir junto con Aitor Sánchez.

Hablamos sobre alimentación y en concreto sobre «el aperitivo» en Saber Vivir de La2

Esta costumbre tan nuestra suele ser la excusa perfecta para picotear y tomar alimentos que no son precisamente saludables como las patatas fritas. Además que comemos por inercia, en modo automático, y no solo comemos más cantidad sino que lo hacemos sin darnos cuenta. Aitor Sánchez y Silvia Álava nos dan alternativas para preparar un aperitivo más saludable y disfrutar más de ello.

Hoy hemos hablado sobre cómo prevenir la Obesidad Infantil en Saber Vivir, de TVE

¿Los niños que comen mal deben almorzar en el comedor del colegio?

La hora de la comida puede llegar a convertirse en un momento de sufrimiento para algunos padres e hijos. Hay algunos niños que, generalmente, comen mal en casa pero cuando llegan al comedor escolar, su actitud frente a la comida cambia. Pero esto no se debe a que la comida de casa le guste menos, sino que se debe más al entorno en el que se encuentra el niño.

Cuentos para comer sin cuentos

Muchos niños comen mal en casa, por lo que cuando llega la hora de la comida o la cena, esta oportunidad de pasar un tiempo en familia se convierte en un momento de peleas entre padres e hijos, esto nos cuentan desde Guía Infantil.

Sin embargo, cuando los niños comen en el comedor del colegio parece que la situación cambia y la comida es un momento más del día. Pero esto no se debe a que los platos del comedor escolar le gusten más a los pequeños de la casa. La psicóloga Silvia Álava explica a ‘Guía infantil’ a qué se debe este cambio de actitud.

Una pregunta que suele surgirle a los padres es que, si cuando un niño no come bien en casa, es mejor dejarle en el comedor. Álava revela que, cuando un niño no come bien en casa, es un error dejarle a comer en el comedor. Es una tarea de los padres enseñar a comer a sus hijos para que, cuando lleguen al comedor, los trabajadores del centro puedan reforzar ciertas conductas.

Otro error que pueden cometer los padres es emplear el comedor social como castigo cuando los pequeños no comen bien. No se debe decir a un niño que si no come bien irá al comedor del colegio, pues los padres no saben si en algún momento tendrán que dejar a su hijo en el comedor por un problema de horarios u otros temas.

El hecho de que los niños coman mejor en el comedor que ne casa se debe, simplemente, a una cuestión del entorno. El niño piensa que si todos sus compañeros comen bien, él no va a ser el único que no coma. Además, en el colegio existe una dinámica que indica que, cuando se ha acabado el tiempo para comer, se baja al patio. Si el niño no ha acabado, se queda hasta que termine de comer y no sale con sus amigos a jugar.

Participación en el 4º Encuentro Latinoamericano, «Temas Selectos de Nutrición Infantil» en la Riviera Maya

Con la finalidad de compartir los avances científicos en el campo de la salud nutricional infantil, Mead Johnson Nutrition®, líder mundial en nutrición pediátrica, llevó a cabo el 4º Encuentro Latinoamericano, «Temas Selectos de Nutrición Infantil» en la Riviera Maya los días 28 y 29 de agosto en el que tuve el placer de participar.

Los médicos especialistas se reunieron en el 4º Encuentro Latinoamericano, Temas Selectos de Nutrición Infantil, organizado por Mead Johnson Nutrition®.

SILVIA ÁLAVA México.jpgPresentan además nuevos avances en el manejo de la Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca y problemas gastrointestinales leves.

El encuentro reunió alrededor de 600 profesionales de la salud en el campo de la pediatría provenientes de la Región de América Latina, quienes atendieron una serie de ponencias acerca de temas relacionados con la nutrición infantil, la salud y el desarrollo de los niños.

 

Los médicos especialistas abordaron importantes temas de nutrición desde el punto de vista científico con el fin de aportar el conocimiento sustentado para las prácticas médicas a favor de la salud infantil.

 

El evento contó con la participación de destacados expertos médicos, entre ellos el Vicepresidente de Asuntos Médicos y Director Médico Global de Mead Johnson Nutrition, el Dr. Colin Rudolph, así como el Director Médico Regional para Latinoamérica de la compañía, el Dr. Jorge Higuera, quien expuso: «Nos sentimos muy orgullosos de tener la oportunidad de reunir a algunos de los especialistas en nutrición pediátrica más reconocidos, compartir sus hallazgos y discutir estos temas que son tan importantes para los médicos de toda América Latina y el mundo», comentó además que «este tipo de eventos coloca de manifiesto el papel de liderazgo que Mead Johnson Nutrition desempeña en el avance científico y apoya la Misión de nutrir a los niños del mundo desde el inicio de la vida».

Entre los ponentes estuvo la Dra. Beth Kerling, Instructora clínica del departamento de Dieta y Nutrición del Centro Médico de la Universidad de Kansas e Investigadora de la Sociedad de investigación clínica de Chalfont, Pensilvania, quien ahondó sobre Neuronutrición y la contribución de los ácidos grasos de cadena larga, como el DHA, en el desarrollo de las funciones ejecutivas cerebrales de los niños, particularmente durante los primeros 5 años de vida, tiempo en el que el cerebro de los niños crece un 85 por ciento.

También participó en el evento el Dr. Bert Koletzko, una autoridad en el tema de nutrición pediátrica a nivel mundial, quien comentó que una adecuada nutrición durante los primeros años de vida es clave para tener un futuro saludable. El Dr. Koletzko enfocó su conferencia no sólo a los beneficios metabólicos sino también al impacto en el neurodesarrollo.

Participó también la Dra. Cecilia Algarín, reconocida profesora de Neurofisiología del Instituto de Nutrición y Tecnología de alimentos de la Universidad de Chile; la Dra. Algarín abordó el tema de ácidos grasos complejos,  entre ellos el MFGM que aporta lípidos y proteínas bioactivas, que es un ingrediente que se encuentra en la leche materna y ha demostrado su impacto en el desarrollo cognitivo junto con el DHA para mejorar la mielinización y las transmisiones sinápticas.

Dentro de los invitados estuvo el Dr. Carlos Lifschitz, reconocido gastroenterólogo pediatra, Consultor de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Italiano, Buenos Aires, Argentina, quien junto con el Dr. Jon Vanderhoof, Asesor Médico Ejecutivo para Mead Johnson Nutrition, compartieron la información sobre el manejo de niños que padecen Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca. Su presentación abordó los estudios recientes que han demostrado la manera en que los probióticos como el «LGG Lactobacilius rhamnosus GG» promueven la respuesta inmune y una tolerancia temprana a la proteína de la leche de vaca, cuando se adicionan a una fórmula de caseína extensamente hidrolizada, esto como parte del tratamiento a niños que padecen alergia a esta proteína.

Asimismo, participó la Dra. Jenifer Lightdale, especialista en Gastroenterología y Nutrición del Hospital Infantil de Boston, quien compartió las recomendaciones más recientes para el manejo del reflujo gastroesofágico, condición que ocurre en más de dos terceras partes de los lactantes sanos durante los primeros seis meses de vida.

El propósito de este encuentro fue crear un espacio para compartir el conocimiento científico entre los profesionales de la salud y así dar respuesta a las necesidades nutrimentales de los niños de América Latina.

 

Algunos datos interesantes:

  •  El cerebro de los niños crece un 85 por ciento durante sus primeros 5 años.
  •  La Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca es la más común entre aquellas inducidas por los alimentos durante la primera infancia, registrando una incidencia entre el 1.8% y 7.5% de los niños a nivel mundial.
  •  La adición del probiótico Lactobacilius rhamnosus GG (LGG) a una fórmula de caseína extensamente hidrolizada ha demostrado acelerar la adquisición de tolerancia a la proteína de la leche de vaca en 80% de los niños con este padecimiento en el plazo de un año.
  •  La prevalencia de irritabilidad durante los primeros 4 meses de vida puede llegar a presentarse hasta en el 87% de los niños y es un motivo de consulta muy frecuente del profesional de la salud.
  •  El reflujo gastroesofágico ocurre en más de 2 terceras partes de los lactantes sanos durante los primeros seis meses de vida.

 

Sobre Mead Johnson Nutrition®

Mead Johnson Nutrition, líder mundial en nutrición pediátrica, desarrolla, manufactura, comercializa y distribuye más de 70 productos en 50 países alrededor del mundo. La Misión de la compañía es Nutrir a los niños del mundo para el mejor inicio en la vida. El nombre de Mead Johnson ha estado relacionado con productos de nutrición pediátrica con base en la ciencia por más de 100 años y su reputación está construida en la confianza de generaciones de padres y profesionales de la salud.

 

 

¿Cómo inculcar a los niños buenos hábitos de alimentación? En Estetic.es

La psicóloga infantil Silvia Álava, en su libro “Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron”, da las pautas para inculcar buenos hábitos a los hijos sin desesperarse.

Niños y comida

“La adquisición correcta de unos hábitos positivos ayuda tanto al niño como a los padres, y es algo que se debe hacer desde bien pequeños”, asegura la psicóloga infantil Silvia Álava en su libro “Queremos hijos felices. Lo que nunca nos enseñaron”.

En este sentido, enseñar a los niños unos correctos hábitos de alimentación e higiene favorecerá su desarrollo y autonomía, ya que “no hay que esperar a que crezcan para que aprendan a controlar sus necesidades fisiológicas básicas o comer solos”.

En cuanto a los hábitos en la comida, Álava explica que “aprender a comer correctamente en la mesa es mucho más fácil de lo que creemos si lo hacemos bien desde pequeños. Los niños pueden aprender a comer solos desde el primer año de vida, acostumbrándose al manejo de la cuchara y el tenedor.”

Algunas claves para que esto se pueda desarrollar con más facilidad son introducir los alimentos desde pequeños; no disfrazar las comidas; según va creciendo el niño, ir triturando cada vez menos los alimentos; no cambiar nunca la comida, para que el niño sepa que no hay otra opción; normalizar la ingesta de frutas y verduras; y no obligarle a comer cantidades exageradas.

Además, es muy importante que el bebé sea consciente de que hay un momento dedicado en exclusiva a la comida.

FUENTE: www.estetic.es

Consejos prácticos para mejorar la comida con niños (segunda parte), entrevista con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

Silvia Álava y Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la AlimentaciónContinuamos con segunda parte de la entrevista con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

¿Qué razones pueden llevar a un niño a portarse mal a la hora de comer?

Es verdad que hay niños que son más comilones, otros más inapetentes… y que determinados alimentos no les pueden gustar, pero cuando un niño se porta mal en todas las comidas, lo más habitual es que esté llamando la atención de los padres. Los niños saben que es un momento propicio para hacerlo, y a veces juegan con eso.

¿Cómo deben reaccionar los padres en estos casos? ¿Hay que castigar a los niños?

Si un niño está intentando llamar la atención, no tenemos que utilizar el castigo como estrategia, pues verá que aunque sea de forma negativa, sigue acaparando la atención del adulto; si no la EXTINCIÓN, que vea que así no te hacemos caso. Si tu no comes o te dedicas a hacer tonterías en la mesa, lo que haremos será dejar de prestarte atención, ni te miro, en cambio cuando si que comes o te comportas de forma correcta si que te hago caso, participas en la conversación…

¿Hasta qué punto es importante que padres e hijos compartan la hora de la comida?

Eso sería lo ideal. Quizás cómo o el coincidir a la hora de la comida entre semana puede ser muy complicado porque los niños están en el colegio, los padres trabajando… se puede intentar coincidir en la cena y los fines de semana. Compartiendo la comida, ayudamos a que los niños se sientan más integrados en la dinámica familiar, aprovecharemos el momento para conversar y que cada uno cuente sus cosas… Además lo ideal es mantener unos horarios que nos faciliten además de mantener una rutina que favorezcan la regularidad de las ingestas.

¿Puede verse la televisión mientras se come o es mejor que la familia charle durante la misma?

Es muchísimo mejor eliminar la tele de la comida, pues de esta forma favorecemos la comunicación durante la comida. Y no nos engañemos es más fácil mantener una conversación con la tele apagada. De esta forma, conseguiremos principalmente tres objetivos:

Que los niños tarden menos, pues eliminamos un elemento distractor, muchas veces los niños se quedan “abducidos” delante del televisor, además, con la tele puesta se premia la lentitud, pues cuanto más tarde en comer, más rato de tele veo.

Que los niños se centren en la comida, no solo en ingerir los alimentos, si no en conseguir buenos hábitos alimentarios, además de un comportamiento correcto en la mesa.

Darle importancia a la comunicación familiar. No podemos olvidar la parte social de la comida, durante la misma no solo ingerimos alimentos, si no que conversamos con nuestros compañeros de mesa. Si hemos dicho que es bueno realizar al menos una comida en familia, aprovechemos el momento para charlar, que cada miembro pueda contar sus vivencias del día…

Si tenemos dos hijos y uno come bien pero el otro se porta mal, ¿cómo deben actuar los padres? ¿Se puede comparar a los niños?

Tenemos que pararnos a observar a ambos hijos y sobre todo pensar ¿quién es el que tiene más atención? Lo habitual es que, precisamente el que peor se porta es él que acapara la atención del adulto con frases del tipo come…pórtate bien… y al hermano que está comiendo correctamente es al que no hacemos caso. Se trata de dar la vuelta a la situación, vamos a atender y hacer caso al que se porta bien.

Eso no implica el entrar a comparar a ambos, si no, dejarles muy claro que vamos a hacer caso al que se porte bien (y además tenemos que especificar que es eso de portarse bien en la mesa), y que con el que no esté comiendo, se esté distrayendo, o se dedique a jugar en la comida no queremos estar. De esta forma reforzaremos al hermano que se porta bien, pero sin entrar en comparaciones entre ambos.

¿Desde qué edad puede empezar a inculcarse a los niños el buen comportamiento en la mesa?

Desde el principio, incluso cuando todavía son bebés, conviene que ya tengamos claras las pautas a seguir en las comidas, y se las vayamos inculcando a nuestro hijo, por ejemplo, desde bien pequeñín podemos enseñarle que cuando comemos, estamos a eso “a comer”, y no distraerle con la tele, o con juguetes, o parar para realizar otra actividad como el cambio de pañal…  tiene que aprender que estamos comiendo.

Consejos prácticos para mejorar la comida con niños, entrevista con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

Cuentos para comer sin cuentosPasar del “este niño no me come nada” al “¡Qué bien que come!” no es sencillo. Pero este paso puede ser más fácil de la mano de la psicólogía, en esta ocasión, y a raiz de la colaboración con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, os ofrezco unos consejos prácticos para que la vida alrededor de la mesa familiar con niños pequeños sea más feliz. Y nutritiva.

¿Qué estrategias o “trucos” puede dar a los padres para que sus hijos coman mejor o, al menos, sin que haya una guerra de cubiertos en cada comida?

Lo primero que tenemos que hacer es que el niño sepa que se espera de él en la comida. Una instrucción del tipo “pórtate bien” es demasiado ambigua y no le estamos explicando que tiene que hacer.  Por eso nos puede funcionar hacer una listado con las reglas que tenemos en la mesa. Como pueden ser:

  • Se come todo lo que está en el plato. Hay padres que sirven mucha comida a sus hijos y luego negocian cuanto se comen. El niño no tiene que entrar en este juego, sino que el adulto le servirá una cantidad adecuada y razonable, y eso es lo que se come. No negociamos con él. Si quieres más se puede repetir.
  • Pondremos un tiempo para la comida, y que los niños aprendan a comer en ese tiempo, pues otro de los problemas habituales, es que los niños tienden a alargar mucho las comidas, entre otras cosas porque saben que así tendrán un mayor rato de atención.
  • No se hacen tonterías en la mesa. Tienen que saber que cosas se permiten y cuales no, y que entiendan que estar comiendo o cenando con los mayores, implica tener un comportamiento correcto durante la comida, y que si no lo tienen no les vamos a hacer caso.

Enseñemos al niño a comer sólo desde pequeño, no dejemos que este aprendizaje lo haga exclusivamente en el comedor del colegio, pues será más fácil hacerlo en casa, donde puede disponer de más atención, tiempo… de tal forma que cuando llegue al cole, ya sepa manejarse con los cubiertos, y no dependa del adulto. Son muchos niños, y no hay una cuidadora por niño.

Intentemos que los niños lleven una dieta sana, equilibrada y variada desde pequeños, lo ideal es que los nuevos alimentos, ya han sido introducidos desde casa, “no descubrir la fruta y la verdura en el colegio”.

No sobreprotejamos al niño, y no le demos de comer, de esa forma no le estamos permitiendo entrenar el hábito, y que se vaya haciendo autónomo en el mismo. En el colegio tendrá que comer él solito, y no se lo va a dar una cuidadora.

Armémonos de paciencia, el aprendizaje es difícil, y se van a manchar, se les va a caer… es normal, no les regañemos, es importante que desde pequeños aprendan a manejar los cubiertos, y no les demos la sopa, porque se le va a caer se van manchar lo va a poner todo perdido…, hagamos con uno de esos simpáticos “baberos-chubasqueros”, y que el niño aprenda aunque se manche.

No olvidemos que la tarea de aprender a comer, es responsabilidad de los padres, no del colegio. Los niños no van al comedor a aprender a comer y a comer de todo, eso se tiene ir haciendo también desde la familia.

Proyecto “Emociones y Salud”: Enfermedad inflamatoria intestinal

Vamos hoy con el primero de los trípticos de la colaboración realizada entre el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y la Sociedad para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS)dedicado, en este caso, a la «enfermedad inflamatoria intestinal«. En él se responden a preguntas que van desde el ¿qué es? a si  ¿necesitamos tratamiento psicológico si se está en la situación de sufrir una colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn? no dejéis de leerlo en el siguiente enlace:

COP Madrid y SEAS Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Seminario “Alimenta tus emociones”: 23 Noviembre: Instituto Tomás Pascual y Centro de Psicología Álava Reyes en el CSIC

El próximo viernes 23 de Noviembre de 2012 tendrá lugar en el Salón de actos del CSIC. C/ Serrano, 117. Madrid, el Seminario “Alimenta tus Emociones” organizado por el Instituto Tomás Pascual y el Centro de Psicología Álava Reyes, de 15.30 a 20.30h.

En la jornada se abordará la relación existente entre la alimentación y la felicidad, así como la influencia en nuestro estado emocional y en el estilo de vida que desarrollemos.

Estaremos, entre otros: Elena Marquínez, Mª Jesús Álava, Isabel Gemio, Vicente Prieto, Susana Aldecoa, Antonio San José, Ángel Peralbo, Daniel Peña, Gregorio Varela, Enhamed Enhamed… pinchando en la foto tendréis acceso al tríptico con toda la información:

La asistencia es gratuita, pero hay que inscribirse al evento en la página del Instituto Pascual: pinchar aquí para ir al enlace.