Entradas

Conferencia «Cómo superar las dificultades que presentan los niños con altas capacidades» de la mano de AEST

El sábado 1 de junio Mª Jesús Álava, Ángel Peralbo y Yo, tendremos el placer de participar en la conferencia «Cómo superar las dificultades que presentan los niños con altas capacidades» de la mano de la «Asociación Española para Superdotados y con Talento» (AEST).

El contenido de la ponencia versará sobre la realidad que viven los niños, los adolescentes, los padres, los educadores y la sociedad actual, con relación a la educación de los hijos, profundizando en la problemática específica que presentan los niños con altas capacidades.

AEST

Concentración y descanso, colaboración con la Revista SOS Mamá

Concentración y Descanso Silvia Álava SOS MamáOs adjunto el artículo de la colaboración realizada con SOS Mamá para sus sección SOS Profeción, en el que tratamos el tema de la concentración:

Estar más horas trabajando no significa producir más y mejor, la productividad se mide por el número de objetivos conseguidos, no por el tiempo empleado

Pincha aquí para acceder al artículo: Concentracion y descanso-Silvia

¿Cómo preparar a los niños para ir al dentista? (II)

Niños y dentistaDejando los posibles miedos a un lado, hay otras causas que también debemos conocer: hay determinados niños que plantean dificultades derivadas de la conducta, (a parte de los pacientes con necesidades especiales infantiles):

  • Niños con TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad), a los que les cuesta estar quieto en el sillón dental.
  • Niños carentes de normas y de límites, que no tienen interiorizada la autoridad, y retan incluso al dentista.
  • Niños muy inseguros que a la mínima se asustan y no se ven capaces de “soportar” lo que les haga el dentista.
  • Niños con padres muy permisivos, que delegan toda la responsabilidad en el dentista, y no les exigen una mínima colaboración…

¿Cómo preparar a los niños para ir al dentista?

Niños y dentistas foto dentalperfectHace unas semanas participé en un desayuno profesional organizado por la Gaceta Dental, en representación del Colegio de Psicólogos de Madrid, en él se trataron diversos temas relacionados con los niños y la salud dental: tanto los derivados de los cambios de hábitos alimenticios, como los relacionados con la adaptación de las consultas a los niños y consejos tanto para los padres, como para los propios profesionales, a la hora de recibir a un niño en consulta. Sobre ello hablaremos en los próximos días en el blog:

Miedos y actitudes de los niños ante el dentista: 

Lo normal es que los niños se porten razonablemente bien a la hora de acudir al odontólogo, pero conocer las causas que puedan hacer que tengan cierto temor nos permitirá ayudarles a superarlo:

  • El miedo de los padres: No olvidemos que los niños aprenden por modelado, es decir copian a sus adultos de referencia, que principalmente son su padre y su madre. Por eso es fundamental que los padres no tengan miedo a acudir al odontólogo, y que si lo tienen, no se lo trasmitan al niño.
  • El miedo al dolor: Muchos niños no acuden a la consulta hasta que hay un “problema grave”, por lo que les duele, y están más focalizados en ese dolor. Lo ideal sería que los niños acudan al dentista desde que son pequeños, que se hagan revisiones periódicas para evitar complicaciones, y que se normalice la visita al dentista, llegando a ser tan rutinaria como lo puede ser ir al pediatra.
  • El miedo a lo desconocido: Los niños, al igual que los adultos, pueden tener un cierto miedo a lo desconocido. El niño va a un sitio que no conoce, y no sabe lo que le van a hacer, por lo que es importante, que el ambiente que perciba en la clínica sea positivo y agradable.
  • La experiencia previa: Cuando ha habido malas experiencias previas, es cuando el niño puede desarrollar miedo o fobia al dentista, y ese temor le hace estar tan nervioso que no permite que el profesional realice su trabajo.

 

Conciliación de la vida familiar (y V)

conciliacion familiar foto blogcapitalhumano¿Es necesario que también quede un poco de tiempo para cada uno (por ejemplo, para hacer deporte) y los dos contribuyan en que esto sea posible?

Si hacemos un buen reparto de las tareas, podremos encontrar pequeños huecos libre que cada uno pueda utilizar de forma personal, para hacer deporte, hablar con un amigo… lo que nos ayudará a estar mejor con uno mismo y con la pareja. Dejarnos un hueco para nosotros mismos, siempre va a tener efectos positivos. Necesitamos un espacio para el autocuidado personal.

 ¿Cómo actuar cuando no se cumple lo acordado para las tareas? ¿Hay que ser tolerantes con los fallos o el ritmo de la pareja a la hora de hacer estas tareas?

 Hay que entender que en ocasiones se puede fallar, y que hay días en los que ha resultado imposible hacer lo acordado. Pero no se debe de permitir que esto ocurra, para que no se generalice. Y sobre todo, en la medida de lo posible, no hacerle el trabajo a la pareja, que lo haga después, cuando pueda o cuando tenga tiempo. Nos es más difícil responsabilizarnos de una tarea, cuando sabemos que hay otro que la ha asumido dicha responsabilidad por mí.

 ¿Deberíamos las mujeres bajar el nivel de exigencia?

 No se trata tanto de bajar el nivel de exigencia, como de saber que cuando delegamos el trabajo en otra persona, esta lo puede hacer de forma diferente. No es que esté peor hecho; pero sí de forma distinta. De nuevo se puede llegar a un acuerdo sobre la forma de realizar la tarea.

Conciliación de la vida familiar (III)

Refuerza a tu pareja¿Debemos tratar de que estas tareas no agobien a la pareja ni la vida familiar?

Si las tareas han quedado planificadas en nuestra agenda diaria, según los acuerdos a los que habíamos llegado, será mucho menos probable que interfieran en la vida familiar y o en la de pareja, de todas formas siempre debemos dejar un grado de flexibilidad.

¿Hay que reforzar la conducta cuando se hagan las cosas? Es decir, con frase tipo «me ha gustado mucho tal o cual cosa», «Qué bien, ahora tenemos más tiempo para estar juntos o disfrutar con los niños»…

 A todos nos gusta que nos refuercen, y las leyes del comportamiento nos dicen que cuando a una conducta le sigue un refuerzo (algo positivo), se incrementará su frecuencia. No dejemos de utilizar el refuerzo, aunque hayamos pactado lo que hará cada uno, y cuales son sus responsabilidades; no dejemos de reforzar las conductas cuando algo se haga bien. Veremos que de esta forma todos nos encontraremos mejor. (El refuerzo tiene efectos positivos tanto en la persona elogiada como en la que lo administra).

Conciliación de la vida familiar (II)

Conciliación de la vida familiar y profesional Foto de cincodias.com¿Es necesario, incluso, para que no haya despistes seguir una agenda donde cada uno apunte qué debe de hacer y horarios?

 Tras la negociación dentro del hogar, es necesario que haya un compromiso personal, que quede claro qué va a hacer cada uno, y cuándo lo va a hacer; y si es necesario, incluso lo podemos dejar apuntado. No se trata de firmar un contrato, pero sí de asumir la responsabilidad de la tarea asumida.

 ¿Debe ser una tarea diaria? Es decir, es mejor establecer una rutina para hacer las cosas de casa. Por ejemplo, dedicar cada uno una hora al día?

Cuando se introducen las tareas dentro de la rutina diaria, nos será mucho más fácil cumplirlas, por varios motivos: el hueco ya está hecho, y comprometido. Además cuando se hace algo durante 21 días seguidos se convierte en un hábito y nos costará mucho menos realizarlo.

Se trata de planificar en nuestra agenda diaria, el hueco para realizar las tareas acordadas, darles la importancia que tienen, y no dejar de hacerlas porque nos surge otra cosa. Siempre hay algo más interesante que hacer que la plancha, la lavadora, limpiar…

Conciliación de la vida familiar

Conciliación familiar foto pontex¿Cómo hacer ver a tu pareja («normalmente hombres») que debe colaborar en casa?

Se trata de cambiar el enfoque, no es tanto, que tiene que ayudar o colaborar en casa, como que «esto es un equipo, y hay que hacer el trabajo entre todos«, no que me tienes que ayudar a mí. Para eso será fundamental que la mujer de partida, no asuma todas las responsabilidades del hogar, y no pida ayuda como un favor personal en momentos puntuales, si no que se enfoque como un trabajo de equipo.

¿Cómo repartir las tareas? ¿Según las destrezas, habilidades y gustos de cada uno?

Sería lo ideal, pero hay que ser conscientes que hay tareas que puede que no les guste a ninguno, y no quedará más remedio que sentarse a negociar qué hará cada miembro de la pareja. Eso sí, hay que negociar teniendo claro el objetivo, que en este caso, no es hacer «yo» la tarea que quería y que «tú» hagas la que a mí no me gusta; sino que el objetivo es:  ser capaces de distribuir de forma equitativa y razonables las tareas.

 

No obviemos que, un factor que puede limitar mucho la tarea a realizar cada uno, es el horario. Hay tareas que se repartirán no por las destrezas, gustos o habilidades de cada uno, sino por el horario disponible de cada miembro de la pareja.

Presentación del libro «La Buena Educación» de Mª Jesús Álava Reyes y Susana Aldecoa

Ya está en marcha la presentación del nuevo libro de Mª Jesús Álava Reyes y Susana Aldecoa titulado «La buena educación». Será el próximo martes día 5 de febrero a las 19,30h y además de físicamente, podréis seguirlo mediante una emisión en directo por medio de internet, desde la nueva página del Centro de Psicología Álava Reyes: www.alavareyes.com

 

Presentación libro La Buena Educación

Colaboración con la revista SOS Mamá: Pautas para integrar a hijos de parejas anteriores

Os adjunto el enlace al artículo de la revista SOS Mamá en el que hablamos sobre las pautas para integrar de la mejor forma posible a los hijos de parejas anteriores en la nueva estructura familiar:

Pautas para integrar a los hijos de parejas anteriores

 

Enlace al artículo: Hijos de parejas anteriores-Silvia