¿Somos los españoles envidiosos?

El verano está a la vuelta de la esquina, comienzan las vacaciones y muchas personas empiezan a sentir envidia por no poder disfrutarlas. Se dice que la envidia es el defecto más característico de los españoles. Pero, ¿hasta qué punto es cierto?

Fotos de playas paradisíacas, viajes, fiestas, eventos sociales de amigos, gastronomía… son algunas de las experiencias que los usuarios comparten en las redes sociales, como Instagram, y la envidia aumenta cuanto más “postureo”. Pero según los expertos, asomarnos a ese escaparate digital continuo de vidas perfectas puede generar además de envidia, cierto vacío existencial y producir sentimientos de aislamiento social y de tristeza. Según la psicóloga Silvia Álava, los españoles necesitamos “desenvidiarnos” para ser felices y nos da algunas claves para no sentir envidia: poner el foco en nosotros mismos, no fijarnos tanto en los demás, y disfrutar de pequeños momentos placenteros: ver una buena serie, quedar a charlar con un amigo o disfrutar de tu cena favorita.