Sí, puedes hacer que la vuelta al cole sea más fácil. Colaboración con la revista YoDona

Sí, puedes hacer que la vuelta al cole sea más fácil

Vuelta al cole2.pngEl síndrome de estrés posvacacional ya no es solo cosa de adultos. Los cambios de horario, retomar las actividades extraescolares y las nuevas obligaciones que conlleva la vuelta al cole son los causantes de este esta tensión en un número cada vez mayor de niños. «Es normal que al volver de las vacaciones la gente se sienta triste y apática; las personas no somos máquinas, y notamos el cambio al reincorporarnos a nuestra actividad cotidiana; nos espera mucho trabajo, tensiones, problemas, rutinas…; es decir, una agenda llena de obligaciones. […] Los niños también necesitan un pequeño periodo de adaptación, para retomar sus costumbres habituales y sus horarios de descanso, y para desacelerar su ritmo vacacional», explica la psicóloga Silvia Álava en su nuevo libro, ‘Queremos que crezcan felices’ (ed. JdeJ editores y Actitud de Comunicación), que publicará el próximo 6 de octubre.

Un estudio realizado por el Nationwide Children’s Hospital (EEUU) asegura que, incluso, durante los meses posteriores al verano aumentan los casos de dolor de cabeza en niños y adolescentes entre los cinco y los 18 años, como consecuencia de los cambios de rutina y el estrés de la vuelta al colegio.

La psicóloga Silvia Álava explica las claves para que los padres consigan convertir la vuelta al colegio en una experiencia positiva y nada traumática:

  1. Se debe hacer hincapié en lo positivo de volver al colegio: ver de nuevo a los amigos, jugar con ellos en el recreo, continuar con las actividades extraescolares que les gustan…
  2. Cuando se pongan ‘tontorrones’, diciendo que no quieren ir a clase y que quieren seguir de vacaciones, los padres les dirán que a ellos también les encantaría seguir de vacaciones, pero que hay que volver al colegio y a trabajar, y que eso también tiene muchas cosas buenas.
  3. Si siguen insistiendo en que no quieren, cambiaremos de tema preguntándoles a qué han jugado en el patio, cómo se llama su compañero de pupitre, si hay niños nuevos en clase…; de tal forma que desviemos su atención a los aspectos positivos de la vuelta a las aulas.
  4. Es importante que los padres sirvan de ejemplo a sus hijos. Recordamos que los niños aprenden principalmente por ‘modelado, por lo que si ven que sus principales modelos se adecuan de forma rápida y positiva a su vida cotidiana, será más fácil para ellos .
  5. Unos días antes de comenzar el curso, conviene que los horarios se vayan ajustando a los que tendrán cuando empiecen el colegio. Sobre todo, hay que regular la hora de irse a la cama, de levantarse y de comer, para que los niños se adapten lo antes posible a la nueva rutina y acusen menos el cambio. Hay que volver a establecer tiempos máximos para desayunar y para comer, tal y como se hace durante el horario escolar.

Facilidades también para los padres

Mientras los pequeños se enfrentan a los nuevos horarios y la vuelta a la rutina, los padres lo hacen a un sinfín de gastos. Libros de texto, material escolar, uniformes, comedor, actividades extraescolares… Una encuesta de la OCU realizada en 2013 calculaba el gasto medio por alumno en 1.874 euros anuales.

Estas son algunas recomendaciones que se pueden seguir para ahorrar en la vuelta al cole :

  1. Dentro del gasto total por niño al año, la parte correspondiente a la ropa y el calzado supone un importante porcentaje, que puede reducirse hasta un 80% según los expertos de Percentil.com si apostamos por comprar ropa casi nueva.
  2. Reutilizar libros: Cada vez más colegios cuentan a principio de curso con un sistema de intercambio de libros promovidos por asociaciones de padres o profesores. Además, se puede optar por la compra de segunda mano en webs especializadas en libros de texto usados, como relibrea.com o bolsadelibros.es. Según un estudio realizado por Segundamano y Milanuncios, el precio medio de un libro de segunda mano para Primaria o la ESO es de 11,7 euros y de 14,1 euros si se trata de libros de Bachillerato. En el caso de los libros nuevos, estos precios se elevan a 20,8 euros y 25,8 euros, respectivamente, según los últimos datos de la Federación de Gremios de Editores de España. Decantarse por esta opción pueden hacer ahorrar aproximadamente unos 100 euros por hijo.>
  3. Evitar duplicar el material escolar: Es recomendable hacer un inventario de lo que ya se tiene antes de hacer las compras. Además, con un poco de imaginación, es posible personalizar cuadernos, estuches, carpetas o mochilas del año anterior para reutilizarlos y que parezcan nuevos.
  4. Compartir transporte escolar: Utilizar el transporte público o, en caso de optar por el coche particular, turnarse entre varios padres para reducir tiempo en los desplazamientos, evitar atascos en la salida del colegio y ahorrar en combustible.
  5. Buscar y comparar: Gracias a Internet, es posible buscar y comparar las mejores ofertas en relación calidad-precio sin moverse de casa. ¡Hagamos buen uso de esa ventaja!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario