Proyecto Felicidad: ¿A ser felices se aprende?

Por supuesto que se puede aprender a ser felices. Incluso si revisamos los últimos estudios científicos sobre el tema encontramos que en la felicidad, las circunstancias que nos rodean sólo pesan un 10%.

  • Exterior: 10%. Se trata de las circunstancias que nos rodean.
  • Genética: 50%.
  • Uno mismo: otro 40% de la felicidad depende de nosotros mismos.

 Según estos estudios, el 50% de la felicidad se debe a factores genéticos, un 10% a las circunstancias vividas, y el 40% a la actividad emocional. Partiendo de estos datos, podemos plantear la hipótesis de cómo, pese a unas circunstancias difíciles, y de la carga genética, todavía nos queda un 40% de margen, el correspondiente a la actividad emocional, que podemos aprender a controlar.

 Sólo un 10% de la felicidad depende de las circunstancias externas, y aunque la capacidad para ser feliz es algo innato, está en nuestra mano incrementarla. Poseemos un increíble potencial de mejora de la dicha y el bienestar, que depende exclusivamente de nuestros actos y pensamientos, y podemos trabajar con los niños para que aprendan a ser más felices desde pequeños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario