Presentación del libro “Recuperar la Ilusión” de Mª Jesús Álava

Con el éxito habitual Mª Jesús Álava, presentó ayer junto con los periodistas Elena Markinez y Antonio San José, su último libro “Recuperar la Ilusión”, os trascribo el artículo de Fernando Franco aparecido hoy en el Diario de Burgos y que resume el acto:

La felicidad es la Ítaca particular de cualquier persona. Todos los seres humanos aspiramos a ser felices, pero lo cierto es que en la estresada sociedad actual cada vez hay menos risas y más depresiones, más crisis de ansiedad, más consumo de ansiolíticos y más problemas relacionados con la falta de sueño. El siglo XXI es, sin duda, un tiempo de contradicciones. Y es que pese a vivir en la sociedad de la comunicación, nos sentimos más solos que nunca o pese vivir en un mundo oportunidades cada vez nos sentimos más insatisfechos y, por tanto, más infelices.

Conocido el diagnóstico, la incógnita radica en saber si podemos aprender a ser felices. Para la psicóloga y escritora María Jesús Álava la respuesta es sí. «La felicidad y la ilusión no se compran; se conquistan. Podemos y tenemos que aprender a ser felices porque desgraciadamente no nos han enseñado a serlo de pequeños. Todos sabemos cuándo nos sentimos bien, pero no sabemos qué debemos hacer para volverlo a lograr.

Esta es una de las grandes paradojas humanas, explica. Precisamente, de las técnicas de la psicología del siglo XXI para afrontar la vida desde el optimismo y no desde la desesperanza habla su último libro Recuperar la ilusión, que ayer fue presentado en Madrid en la sede del Colegio Oficial de Médicos en un acto al que acudieron más de 500 personas. Editado por La esfera de los libros, este trabajo pretende convertirse en un complemento de su éxito La inutilidad del sufrimiento, del que se han vendido 250.000 ejemplares. Con el apoyo de casos reales y ejercicios que los lectores pueden realizar sin dificultad, Álava nos explica herramientas para desarrollar nuestra inteligencia emocional y, desde ahí, poner los medios para recuperar la ilusión.

El volumen encierra las claves para volver a disfrutar de nuestra vida. La coherencia entre lo que hacemos y lo que decimos es desde luego un atajo hacia la ansiada felicidad, pero también lo es el optimismo. «Los optimistas no son ilusos; suelen ser personas profundamente realistas que lo que hacen es crecerse ante las dificultades y emplea toda su positividad y toda su imaginación para poderlas superar», argumentó Álava.
Acostumbrados a comprar todo lo que queremos, la felicidad aparece como un intangible que no podemos adquirir y menos en tiempos de crisis. Y es que desde junio de 2008, las consultas se han incrementado en un 50 por ciento. Especialmente preocupante es cómo las dificultades para encontrar empleo están haciendo mella en las generaciones más jóvenes, calificadas ya como generaciones perdidas en donde el incremento de consultas alcanza el cien por cien. «No les hemos sabido preparar ante la realidad tan difícil a la que se tienen que enfrentar. Por eso creo que los psicólogos tenemos una deuda enorme con los jóvenes», concluyó Álava que entiende que el «reto» de estos profesionales pasa por prepararles para afrontar esta difícil realidad».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario