Pequeñas manías nada inocentes (y IV)

CONSEJOS ÚTILES

  • Lo primero que tenemos que hacer es  aceptar que esas pequeñas manías se han instalado como parte de los hábitos cotidianos de nuestra vida.
  • Nos ayudará muchísimo identificar las situaciones en las que solemos realizar ese comportamiento. Para eso podemos utilizar el registro que presentamos en está página.
  • Gracias a esa autobservación realizada con el registro, nos haremos conscientes del ritual que antecede a esa “manía”, y podremos cortar la costumbre en los pasos previos a su realización.
  • Busca acciones que sean incompatibles con las conductas problemáticas, por ejemplo, sal de casa con el dinero justo para lo que tengas que comprar, ponte un pañuelo en el pelo en la situaciones que has comprobado que más te lo tocas, o coloca una señal en el baño que te recuerde que ya te lavaste las manos y que no es necesaria una segunda vez.
  • Solicita ayuda a tus familiares y amigos para que te avisen cuando estás realizando alguna de estas “manías”  y sobre todo para que te feliciten por tus logros.
  • Nuestra principal arma es sin duda alguna el autocontrol y sobre todo potenciar nuestra fuerza de voluntad.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario