Peleas de hemanos VI

Entonces…. ¿les castigamos cuando se pelean?

 Si previamente hemos observado la conducta de nuestros hijos y qué es lo que la motiva, nos daremos cuenta que en ocasiones los niños van buscando llamar nuestra atención, aunque sea de forma negativa, quieren que el adulto se pare, deje lo que está haciendo y les de atención extra, y si encima se dirigen a mí solo mejor. 

Es por eso que en estos casos lo mejor es utilizar la extinción.

Consideramos refuerzo a cualquier consecuencia positiva, y ojo, no lo equivoquemos con premios materiales, el mejor refuerzo para los niños, es la atención de sus padres. Se trata de aprender a reforzarles cuando estén realizando las conductas que queremos instaurar, cuando no estén peleando, estemos con ellos y reforcemos y premiémosles mientras juegan juntos tranquilamente, comparten sus cosas…,

Y no prestemos más atención cuando se empiecen a pelear, a insultar… pues estas conductas son las que queremos que desaparezcan, esto es lo que se llama extinción.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario