Pelas entre hermanos IV

¿Cómo pueden corregir los padres esta conducta?

 Primero de todo, parémonos a observar, tanto a los hijos, para ver qué están haciendo, como a nosotros mismos, cómo actuamos como padres. Nos va a dar muchas pistas, y nos daremos cuenta que las cosas no son blancas o negras y que no hay un hijo bueno y un hijo malo, sino que en unas ocasiones empieza uno la pelea y en otras otro, aunque es cierto que hay niños más movidos o más agresivos, que inician más riñas, no puedo dar por sentado que el 100% de las veces sean ellos los culpables, tenemos que darles la oportunidad de portarse bien.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario