Silvia Álava Agencia EFE Salud

Claves de la Psicología: en busca del bienestar emocional. Colaboración con Agencia EFE Salud

Evidencia científica, objetivos claros, diagnóstico certero son claves en la psicología. Son principios fundamentales en los que ha de sustentarse el tratamiento psicológico siempre en busca del equilibrio y el bienestar emocional del paciente que acude a consulta.

Claves de la Psicología: en busca del bienestar emocional

Espectáculo del bailarín y coreógrafo Cesc Gelabert.EFE/ A.D/ Andreu Dalmau.

Un bienestar emocional que tiene también sus claves y que pasan por aprender a conocerse uno mismo, tolerar las emociones negativas, aceptar lo que nos ocurre, y enfocar el bienestar desde el bien ´ser´, porque ´estar´ es un estado específico.

Nos lo cuentan la directora del centro infantil del Centro de Psicología Álava, Silvia Álava Sordo; el psicólogo experto en terapia breve estratégica Jorge López Vallejo; y el presidente de la Fundación Personas y Empresas Javier Cantera Herrero, quien nos habla de cinco artes.

Cinco artes

Javier Cantera Herrero

“En la visión social habitual ir al psicólogo tiene una connotación de tener algo grave como paciente, cuando la psicología aborda multitud de trastornos y síndromes cotidianos que están dentro del concepto de normalidad. La psicología cotidiana aporta multitud de apoyos para desarrollar los recursos personales y facilitar herramientas para tu estabilidad emocional.

De aquí la importancia de la labor de un psicólogo como experto en desarrollar conductas, cogniciones y actitudes que proporcione el bienestar emocional.

El bienestar debe enfocarse desde el bien-ser, porque “estar” es un estado específico, en cambio, “ser” es un proceso significativo en tu vivir. Para influir en el bienestar emocional, los psicólogos practican cinco artes:

claves
Javier Cantera

1.El arte de saber escuchar. La escucha activa es la habilidad básica de la profesión del psicólogo. Trabajar con el punto de vista de la persona que estás asesorando y posibilitarle caminos y desarrollos diferentes según sus respuestas es una herramienta muy eficaz para modelar conductas, inducir cogniciones y expresar actitudes.

2.El arte de saber preguntar. Para hacer que una escucha activa sea eficaz hay que saber hacer preguntas. La pregunta es la herramienta para conducir a cada persona a su propia reflexión que es el principio de su cambio emocional. Saber preguntar es una habilidad que necesita de un entrenamiento profesional.

3.El arte de saber reformular. Para saber lo que uno dice lo mejor es que el otro lo repita, con sus propias palabras, lo que ha dicho. La reformulación es el espejo donde la gente se da cuenta de la distorsión de lo que dice, como lo dice, porque lo dice y cuando lo dice.

4.El arte de saber reforzar. La psicología nos evidencia la importancia del refuerzo positivo para gestionar el cambio emocional. Hacer un hábito de una conducta emergente, clarificar una idea incipiente y posibilitar cualquier cambio de conducta conduce al bienestar emocional.

5.El arte del feedback negativo. Saber dar un feedback sobre el nivel de adecuación o no de una conducta merece anhelo en su gestión negativa. Dar feedback negativo se ha convertido en un modulador muy eficaz de corrección de conductas y es la forma donde se juega el valor del contenido de tu feedback.

El concepto actual de “influencers” no deja de ser la utilización de estas cinco artes que posibilitan dar a cada persona la capacidad de impactar en el otro.

El bienestar emocional se basa en la aceptación de las conductas de los demás y es aquí donde la psicología es muy útil para conseguir dicho bienestar.

Una persona se siente bien emocionalmente si se siente escuchada, preguntada, si se tiene en cuenta su punto de vista, y si se le refuerza positivamente y se le indica la mejora posible. En fin, por favor más psicología de la buena para tener más bienestar emocional”.

Bienestar emocional

Silvia Álava Sordo

“El bienestar emocional es uno de los grandes objetivos a realizar en nuestra vida, y es algo para lo que no se nos prepara. El bienestar emocional está muy ligado a la salud y dentro de esta denominación se engloban aspectos como: aprender a manejar mejor las emociones, controlar el estrés o mejorar losestilos de vida.

Afortunadamente cada vez hay más estudios y más investigaciones sobre el tema y tenemos más información sobre cómo conseguirlo, algunas de las claves son:

claves
Silvia Álava

1.Aprender a conocerse a uno mismo. El primer paso es saber si estamos identificando correctamente nuestras emociones. En ocasiones nos cuesta identificar lo que nos ocurre y saber expresarlo correctamente. Saber percibir y expresar correctamente nuestras emociones es fundamental para lograr el bienestar emocional.

2.Comprender nuestras emociones, qué nos está haciendo sentir de una determinada forma. Si somos capaces de saber por qué nos sentimos así, habremos dado un gran paso para regular y gestionarlas, tanto si son positivas como negativas.

3.Aceptar lo que nos ocurre. Es habitual negar que nos pasan cosas que no nos gustan o sentirnos mal por no saber salir de una situación. Nadie es perfecto, aprender a aceptar tanto nuestras virtudes como nuestras limitaciones es otro paso más para lograr un buen bienestar emocional.

4.Háblate con cariño. En ocasiones somos duros con nosotros mismos y cada vez que nos equivocamos o cometemos un error nos fustigamos por el mismo.

La única persona que tenemos garantizada que nos va a acompañar el resto de nuestra vida somos nosotros mismos, seamos nuestro mejor amigo y hablémonos con compasión y comprensión.

5.Las emociones negativas no son necesariamente malas, tienen su finalidad y no deben de ser ni desterradas ni arrinconadas; sino que se trata de ver, si en ese momento, esa es la emoción adecuada a la situación en la que nos encontramos, (por ejemplo, es normal estar un poco nervioso ante una entrevista de trabajo, pero sería problemático si los nervios llegan a bloquearnos, o triste ante una desgracia, una mala noticia… pero el problema es cuando nos sentimos tristes la mayor parte del día o sin un motivo aparente).

6.Cada persona es única y cada momento también: hay muchas técnicas y estrategias para mejorar el bienestar emocional de cada individuo, por eso hay que realizar una buena valoración individualizada y un tratamiento ajustado para cada persona y a cada situación.

7.Los tratamientos deben de estar basados en evidencias científicas. Hoy en día hay mucha investigación sobre el bienestar emocional, se trata de utilizar técnicas y estrategias de intervención, que estén debidamente probadas. No todo funciona y trabajar el bienestar emocional es mucho más profundo que hinchar globos, escribir con emoticonos de caras alegres y ponerse una nariz de payaso.

8.Bienestar emocional y salud: Las emociones positivas tienden a potenciar la salud tanto física como mental mientras que las emociones negativas tienden a disminuirla. A su vez, las personas que gozan de un buen estado de salud tienden a experimentar más emociones positivas y menos negativas que quienes han perdido su bienestar.

9.No hay que confundir el bienestar emocional con el bienestar económico, tener más cosas, más dinero… no va a aportarte un mayor bienestar emocional.

10.No te olvides del sentido del humor: mediante el sentido del humor podemos relativizar las cosas que nos suceden y darles a cada una, la importancia que realmente tienen. El humor en el afrontamiento de problemas, influye positivamente en el bienestar emocional subjetivo de cada uno de nosotros”.

Claves psicología

Jorge López Vallejo

“Las claves actuales y punto de práctica de cualquier modelo terapéutico serán el máximo resultado con el mínimo esfuerzo en el menor tiempo posible. Para conseguirlo, el modelo terapéutico debe basarse en los siguientes elementos:

claves
Jorge López Vallejo

1. Eficacia: capacidad de obtener los efectos deseados mediante una intervención terapéutica adecuada y sin sorpresas. Los criterios de evaluación de la eficacia pueden variar enormemente según el tipo de paradigma de referencia y del modelo teórico adoptado por el terapeuta.

2.Eficiencia: tener definidos la cantidad de medios y recursos utilizados para conseguir el éxito de un tratamiento. Los indicadores de la eficacia pueden ser múltiples, pero nos centraremos en el tiempo, entendido en el doble aspecto de duración de la intervención y del número de sesiones necesarias para alcanzar los objetivos terapéuticos, que representa una de las características principales en la valoración de la eficiencia de un modelo terapéutico.

La importancia atribuida a la eficiencia representa uno de los numerosos aspectos que diferencian las terapias breves de las de largo plazo. Nuestros tratamientos tienen una media de solución del problema de 7 sesiones.

3.Investigación – intervención con rigor científico: uso de la ciencia y la tecnología a menudo olvidada en psicología clínica y en psiquiatría, y que la mayoría de las veces los psicoterapeutas ni siquiera contemplan a lo lejos. Investigación y la actividad clínica son dos caras de la misma moneda y las dos se complementan mejorándose recíprocamente.

Las interacciones terapéuticas con pacientes que presentan patologías, en continua evolución, estimulan para crear nuevas y más avanzadas formulas terapéuticas. Y la investigación aplicada permite sistematizar y formular las intuiciones, transformándolas en verdaderos y propios pasos operativos validados.

4.Establecer protocolos específicos para el tratamiento de diversos trastornos psicológicos.

5.Comprender cómo funciona el problema y cómo es posible hacer que funcione mejor, omitiendo sus presuntas causas.

6.Conocer tácticas flexibles e instrumentos que puedan adaptarse a los diferentes pacientes y a los diversos problemas en tratamiento, corrigiendo y ajustando de manera gradual.

7.Orientar el cambio de una situación y procurar una experiencia distinta en la percepción de la realidad que se ha de cambiar, crear una experiencia emocional correctiva y que resuelva el problema. Esto abre la vía a diferentes reacciones que, si se consolidan, conducen a la persona a un cambio efectivo del a percepción de la realidad, produciendo también, como consecuencia, un cambio a nivel emocional, cognitivo y comportamental”.

FUENTE: efesalud.com

Conducción e hidratación

Beber agua de forma regular al volante ayuda mantener la capacidad de reacción y concentración. Colaboración con el diario El Economista

Silvia Álava - Capital Emocinional - Capital Radio

#ViernesDePodcast. Hablamos con Cris Moltó de “las vacaciones de los niños” en la sección “Educa” del programa Capital Emocional en capital Radio