Nacer en Navidad (II)

Otro tema que me gustaría tratar es la fiesta de cumpleaños. Con comidas de empresa, amigos, Nochebuena, Navidad… enfrentarte de pronto a otra fiesta con motivo del cumpleaños puede resultar repetitivo para algunas personas pero el niño sigue mereciendo su fiesta. ¿Cómo se siente el pequeño si ve que sus familiares no se muestran ilusionados con la fiesta? ¿Qué pueden hacer los padres para solucionar este problema?

No podemos olvidarnos que se trata de un niño y que espera su cumpleaños con la misma ilusión que el que ha nacido por ejemplo en agosto, así que organizaremos su fiesta trasmitiéndole toda la importancia de “su día” y dándole el papel protagonista que se merece.

Incluso si coincide con alguna fecha señalada (Navidad, Nochevieja, Nochebuena, Año Nuevo, Reyes…) sería bueno organizar una merienda con los familiares  fuera de la celebración de la comida o la cena en la que él tuviera su tarta y pueda soplar las velas.

Si queremos que lo celebre con los amiguitos del cole, como muchos no podrán acudir en esas fechas, negociaremos celebrarlo otro día con los niños en cuanto empiece de nuevo el colegio.

El objetivo es que él se sienta especial en ese día, que tenga su ratito de celebración,  pese a que sea un día de fiesta y de reunión para toda la familia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario