Los padres ante la depresión infantil

padres-depresion-infantil-gOs adjunto un nuevo artículo fruto de la colaboración con guiainfantil.com:

La depresión no sólo afecta a los adultos, también los niños pueden padecer depresión, sin embargo, es importante no confundir la tristeza que puede sentir un niño con un proceso depresivo. La depresión en la infancia viene acompañada además de la tristeza de una serie de síntomas como cambios bruscos de humor, rabietas por cualquier causa o alto nivel de ansiedad.

¿Cómo pueden actuar los padres si su hijo está deprimido?

1. ¿Como los padres pueden detectar si un niño tiene depresión? ¿Cómo se diagnostica la depresión infantil?

Para diagnosticar una depresión infantil va a ser fundamental, lo primero de todo reunirnos con los padres. Lo primero que se hace es una entrevista a los padres en profundidad en las que les vamos preguntando todos los datos de ese niño, todos los datos para tener la enamnesis, la historia clínica. Datos desde el momento del nacimiento, del parto, como ha sido la evolución de ese niño para que podamos todas las características del niño que a nosotros nos ayudan a hacer un buen diagnóstico.

Además, les pedimos a los padres que hagan unos registros de conducta, es decir, cualquier situación que les preocupe de su hijo. Lo ideal seria que el psicólogo fuera y lo viera in situ, pero llega un momento en que eso es muy complicado porque un psicólogo no puede estar todas las horas en casa, todas las horas en el colegio,  en el parque con los amiguitos, y además la figura del psicólogo interferiría muchísimo en el comportamiento de ese niño.

Entonces, ¿qué es lo que hacemos? Les damos a los papás unos registros, que consta de columnas,  en la primera que ponemos día y hora, la siguiente columna que tienen que rellenar es, cuál es la situación, dónde esta el niño, con quién está y que es lo que esta haciendo, qué es lo que hace o dice el niño y que es lo que le contestan los padres, o le contestan otros niños u otros adultos que estén allí.

¿Para qué? Para que a través de esos registros a los psicólogos les va a venir muy bien, saber que es lo que le puede estar pasando al niño, establecer un correcto diagnóstico y lo que es más importante, darles pautas a los padres de actuación, saber que es lo que está ocurriendo. Es verdad que cuando los niños son un poquito más mayores, también te entrevistas con el niño y hablas con el niño pero muchas veces esos registros previos nos han dado mucha información, porque hay a veces que los niños no tienen el suficiente desarrollo meta cognitivo como para analizar y pensar que es lo que esta pasando, como se están sintiendo y por qué les pasa algo. Y a través de registro, siempre se va a poder muy bien y ver muy bien.

Y luego también tenemos pues otra serie de cuestionarios, más específicos, como puede ser un BASC como puede ser un CDS que se piden que hagan los papas y los profesores, también para ver de una forma clínica y estandarizada pues para ver cuales son las áreas que creen y que pueden estar afectadas en cada uno del los niños.

Silvia Álava

2. ¿ Que pueden hacer los padres si sospechan que sus hijos están deprimidos?

Es importante cuando los padres sospechan que el niño está deprimido, lo primero de todo que se paren a observarlo bien. Hemos dicho antes Esa importancia de coger registros de conducta, de ver muy bien esas situaciones que nos llama la atención en las que vemos que el niño puede estar deprimido, puede estar más triste, cuándo ocurre, con quien ocurre, que es lo que hace o dice el niño. Lo primero de todo es pararnos a observar, porque si tenemos muy claritas las situaciones en las que está sucediendo, nos va a ayudar muy bien a luego poder intervenir, y poder valorar si es una situación en concreto, si es un pensamiento del niño, si es una conducta. Para en función de eso poder intervenir.

3. ¿ Cuándo los padres tienen que llevar a un niño deprimido al psicólogo?

¿Cuándo los padres deben de venir al psicólogo? Yo creo que para no alargar el sufrimiento del menor y cronificar el problema es muy importante que los padres identifiquen los síntomas previos a la depresión. En cuanto vean que hay un bajo rendimiento, que el niño está aburrido de forma constante que no se entretiene que esta como cansado que ha perdido peso,  que esta como más aislado más irritable, en cuanto veamos cualquiera de estos síntomas si que es bueno que puedan venir y puedan pedir ayuda.

Hemos notado que hay un cambio en el modelo de cuando las personas acuden al psicólogo. Muchas veces ya no se acude con una patología grave o una patología mental, se acude en las frases previas en las que a veces simplemente con unas simples pautas o una simple ayuda a los padres, ¿qué es lo que conseguimos? Que el problema no vaya a más y que el niño deje de sufrir. Qué este bien en el menor tiempo posible. No hay que esperar ha que ya haya un diagnóstico claro de depresión o que haya una patología grave. En cuanto veamos que el niño no lo está pasando bien o en cuanto que veamos que nosotros nos esta costando mucho o el desgaste emocional en la familia esta siendo elevado yo ya diría que se puede pedir ayuda.

Silvia Álava depresión infantil

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario