Lo bueno (y lo malo) de estudiar en el extranjero (VII)

Cuando NO debo mandarlo en ningún caso (señales de alerta)

No conviene que el niño viva la experiencia como un castigo, si está identificando que se le castiga a pasar un curso en el extranjero es mejor que no vaya hasta que se haya desmontado esta idea.

En niños con dificultades específicas de aprendizaje, un aprendizaje en otro idioma puede hacer que esas dificultades se incrementen. En estos casos es recomendable superar primero el problema y después ir al extranjero.

Un niño con problemas de socialización y de adaptación, de nuevo es mejor que no vaya hasta que los problemas estén trabajados y superados.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario