Padres e hijos

‘Las reglas y límites se definen por consenso de padres e hijos’ Colaboración con el Diario EL COMERCIO de Ecuador

Ya estamos con el curso avanzado y los padres empiezan a tener más llamadas de profesores por problemas detectados en los chicos. La especialista española Silvia Álava Sordo dio algunas pautas de crianza para llevar el día a día, en una entrevista telefónica.

Padres e hijos2

Buena parte de las madres de ahora también trabajan fuera de casa. Llegan tarde y pasan pocas horas del día con sus hijos, por lo que viven con el sentimiento de culpa. ¿Existe el tiempo de calidad?

Sí y lo que les digo es que el tiempo que comparten con sus hijos debería ser sin móvil (celular), sin WhatsApp. Tienen que reconocer momentos en la vida de sus hijos que no pueden perderse.

¿Por ejemplo?

En el caso de bebés es el del baño, le hacen un masajito, reducen el nivel de ansiedad del pequeño y el propio. Con niños mayores puede ser el momento de acostarles, de leerles el cuento, que les digan cómo les ha ido en el día, ahí están relajados y les pueden compartir muchas cosas.

En las escuelas privadas es común que los departamentos de psicología envíen a los chicos a terapias de motricidad, etc. Cada niño tiene su ritmo, ¿cuál es el límite sobre terapias?

Cada niño lleva un ritmo es cierto. Pero hay períodos óptimos del aprendizaje, cuando el cerebro por la neuroplasticidad cerebral está más maduro. El lenguaje se adquiere en la niñez, hay estudios al respecto en el tema del bilingüismo. Si el maestro detecta un retraso debe recomendarle algo de estimulación.

Tampoco se puede dejar pasar el tiempo de aprendizaje de un niño por la sobreprotección de los padres, que consideran que es muy pequeñito, que pobrecito… Así, por ejemplo, se debe dejar el pañal a los 2 ó 3 años.

Algunos padres hablan de que crían a una generación muy diferente, con la que no se puede imponer nada. ¿Todo debe ser negociado con los hijos?

Sí, es verdad. Sabemos que existen diferentes estilos educativos que deben seguir los padres. Ahora funciona más el democrático, las actividades y las obligaciones de los hijos se acuerdan tras un consenso. Pero no debemos confundirlo con la idea de que el niño es quien manda en casa. Eso ya se convertiría en un estilo permisivo.

¿Qué recomienda? ​

Tienen que estar claras las normas y los límites. Es bueno que los padres expliquen a los niños el por qué de las cosas y también lo que han definido como reglas de la casa y los comportamientos. Sus hijos deben saber que hay puntos que no son negociables.

Otro tema que los padres repiten en sus conversaciones es que los niños de ahora no obedecen al primer pedido. ¿Por qué ocurre eso en los hogares? ​

 Hay que establecer una norma, para que los niños sepan que deben obedecer a la primera o no se les hará caso. De lo contrario ocurre que les parece que pueden estirar el tiempo y sienten que cuando no obedecen, obtienen más atención. ‘Si no me ducho, me persigues hasta que lo haga y estoy garantizándome que me hagan caso’. Su hijo tiene que saber que si lo hace bien, la madre o padre se quedarán con él, le darán su tiempo.

 

¿Qué tal los castigos nuevos, del tipo si no lo haces te quedas sin tablet?

Hay que darle la vuelta a la visión del castigo. Decirles que la dosis de tecnología o de otro premio no la tienen, deben ganárselas. Si no se comportan, no se los ganarán.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:https://www.elcomercio.com/tendencias/entrevista-silviaalava-crianza-hijos-limites.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario