La Comunicación con nuestros hijos (I)

Cuidemos el lenguaje con nuestros hijos

 Las palabras dañinas tienen un efecto negativo en los niños, y más si vienen pronunciadas por parte de sus padres que son sus principales adultos de referencia y la fuente de su seguridad. Los padres tienen que procurar hacer a sus hijos lo más seguros y autónomos posibles, y con frases negativas realizaremos justo todo lo contrario.

 La autoestima y la seguridad del niño van muy relacionadas en un primer momento con las valoraciones que recibe del exterior. Hasta que se desarrolla el lenguaje interior, la principal fuente de seguridad del niño son los mensajes de sus padres y demás adultos que le rodean. Si le damos frases negativas, la seguridad y la autoestima del niño se pueden ver resentidas.

             En la revista Guía del Niño, bajo el título “Cuida tus palabras, sin querer puedes haer mucho daño“, la periodista Beatriz García, recoge algunos de los consejos que propondremos a lo largo de estas semanas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario