IES Astures de Lugones - Silvia Álava - El Comercio

«Estos retos de moda ponen en riesgo incluso la integridad de los niños» Colaboración con el diario El Comercio

Expertos creen que prácticas como el ‘abecedario del diablo’, practicado en el IES Astures, derivan de una mala comunicación en el entorno doméstico

Por MARCOS GUTIÉRREZ

Tras unos días de agitación, el fin de semana ha contribuido a que el día a día de los estudiantes del IES Astures de Lugones y sus familias recobre una cierta calma. La rápida actuación de la dirección del centro permitió atajar la peligrosa práctica de ‘el abecedario del diablo’, que se había popularizado entre los alumnos de primero de la ESO y que llegó a causar heridas en más de cuarenta chicos del centro.

Expertos en Sociología, Psicología Infantil y Ciencias de la Conducta consideran que la principal responsabilidad a la hora de prevenir este tipo de conductas aberrantes no recae en los centros educativos, sino en el entorno familiar. La psicóloga Silvia Álava explica que «por desgracia», este tipo de juegos son algo «bastante habitual». «Estos retos que se ponen de moda entre niños más pequeños ponen en riesgo incluso la integridad de los participantes», señala. El perfil de chicos más susceptibles de caer en estas trampas es el de aquellos «más sugestionables y que no saben decir que no». En este sentido, considera que «es muy importante que los padres hagan una correcta educación acerca de qué es lo que se puede consumir en las red, saber qué cosas ven, qué redes sociales siguen o que webs visitan».

En definitiva, se trata de que los padres o tutores «inviertan tiempo en una educación y en formarles, tener criterio y saber ser asertivos». Lejos de considerar que lo acontecido en el IES Astures es algo nuevo, esta psicóloga resalta que este tipo de juegos de valor, iniciáticos en cierta medida, siempre han existido, si bien «con las redes sociales se les da un eco que antes no tenían».

Silvia Álava, Psicóloga «Es muy importante que los padres eduquen sobre qué es lo que se puede o no consumir en la red»

José Antonio Flórez Lozano, Catedrático de la Universidad «El mejor de los regalos que podemos hacerle a un niño se llama tiempo»

Héctor Cebolla, Sociólogo «Con Internet y las redes sociales estos juegos se han estandarizado a nivel planetario»

El catedrático de Ciencias de la Conducta de la Universidad de Oviedo José Antonio Flórez Lozano considera que «nos encontramos con comportamientos que parecen ser inducidos en parte por la pertenencia a este mundo de teléfonos móviles y digitalización». En este tipo de casos cree que resulta esencial «conocer la edad de los niños en cuanto a desarrollo emocional». «Probablemente tenemos que preguntarnos no tanto por el niño o el instituto como por la familia o el núcleo familiar», comenta al hilo de la peligrosa práctica que se detectó la pasada semana en el centro educativo lugonense. Cree que el problema se basa en que «hay una comunicación ineficiente. El niño en estos momento tiene un hambre de comunicación que es sustituida por una digitalización cada vez más intensa, a través del uso de las nuevas tecnologías». Añade que «nuestro cerebro está pensado para la felicidad, no para la autodestrucción y esto requiere esfuerzo». En esta línea, conductas como las manifestadas a través de juegos como el del ‘abecedario del diablo’, «son reflejo de la sociedad actual, en la que algo falla». Cree que en el fondo del problema radican «posibles déficits en vínculos psicoafectivos con la familia». «Tenemos que volver a lo más sencillo. La digitalización mejor es el amor y la comunicación en el ámbito familiar. El mejor regalo que podemos tener para un niño se llama tiempo», asevera.

Apunta que la interacción entre padres e hijos dentro del ámbito familiar «es la estrategia para atajar estos comportamientos negativos. Procurar un entorno positivo para nuestros hijos». Considera que el beneficio obvio de las nuevas tecnologías y las redes sociales se está pervirtiendo, llegando a «intoxicar» las mentes aún en desarrollo de los más jóvenes.

El sociólogo Héctor Cebolla, cree que, pese a ser fenómenos aislados, eventos como el de Lugones «tienen una gravedad extraordinaria. Más allá de que sean prevalentes, la importancia de un evento solo me parece suficiente como para que reciba atención».

Más que hablar de viralización de este tipo de prácticas por el efecto de las redes sociales, considera que lo que sucede es que ‘juegos’ como el ‘abecedario del diablo’ o ‘la ballena azul’ «se han estandarizado a nivel planetario. Antes estas bravuconadas tenían un origen más local. Lo que han hecho las redes es estandarizar lo que pasa en los diferentes países». En esta línea, «lo que pasa es que ahora prestamos más atención y hay más herramientas para medir el maltrato en los centros educativos. El efecto de las redes es más homogeneizador que viralizador».

Distintas prácticas

Son varias las prácticas que, como el ‘abecedario chino’ o ‘de diablo’, se extienden entre los jóvenes de forma silenciosa y llegan a representar un verdadero peligro para ellos. El ‘abecedario del diablo’ consiste en rascar el dorso de la palma de la mano con una uña a otro niño mientras recita las letras del alfabeto de la A a la Z y dice una palabra que comienza con cada una de ellas. A cada palabra le corresponde un pellizco mayor lo que, en la mayoría de las ocasiones, deriva en heridas de consideración. Lejos de ser más inofensivo, el ‘cutting’ puede tener un factor de peligrosidad añadido. El objetivo es hacerse cortes con una cuchilla en determinadas zonas de muñecas y pies, incluso en las plantas. Una vez realizada la marca, los jóvenes suben la foto a las redes sociales.

FUENTE: Diario El Comercio

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario