Errores típicos que hay que evitar cometer cuando la pareja tiene hijos de otro matrimonio.

Algunos errores que no nos podemos permitir el lujo de cometer:

  • Uno de los errores típicos es pensar que como la casa es del niño o de la niña, y el que llega es un intruso, no tenemos autoridad sobre él o ella. Es verdad que la nueva pareja no es su padre o madre, pero sí una figura de autoridad, pues es el adulto, por lo que no puede permitir que haya faltas de respeto en ninguna de las direcciones, ni de los niños hacia la nueva pareja, ni viceversa.
  • Otro error típico puede ser comprar al niño. Puede resultar tentador llenar al niño de regalos, pensando que de esa forma nos ganaremos su cariño. Lo único que estamos haciendo es llenarle de cosas materiales que se pasan de moda, y cuya atención va a ser muy relativa. Lo que realmente será duradero es que sepa que va a estar ahí no solo como pareja de su madre o padre, sino para quererle, escucharle, ayudarle a resolver sus problemas…
  • Forzar el ser su amigo, es otro error a evitar, ya hemos comentado, que no hay que actuar de padre, pero tampoco de «amiguete». Estar ahí para escucharle en sus problemas, en sus inquietudes, pero ser referente también de autoridad, de esa forma le daremos más seguridad, y tendrá más confianza con la nueva pareja.
  • Entrar en competición con el padre o la madre biológica también es un error común. No se trata de un concurso, y además los roles de padre y de pareja de la madre o del padre, son muy distintos. No pensar que tenemos que ser mejor que el padre o la madre,la función y el rol es muy distinto, ni mejor ni peor, distinto.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario