El modelo de buena madre ¿es causa de frustración?

¿Existe en estos momentos, en países desarrollados como el nuestro, un modelo de “buena madre” (antepone el bienestar del bebé al suyo, se ocupa prácticamente ella sola del niño, abandona su trabajo si le cuesta compaginarlo con la crianza…) que es el único bien visto socialmente y que causa frustración en las mujeres que no consiguen alcanzarlo?

En la sociedad actual a la mujer cada día se le exige más. Existe una gran presión social que puede hacer que muchas mujeres se sientan agobiadas y culpables por no llegar a todo, pues las metas que impone la sociedad pueden ser inalcanzables: ser buena madre, cuidar a los niños, estar pendientes de la casa, demostrar su valía en el trabajo, ser buena amiga, y además estar estupendas, vestidas a la moda y luciendo una buena figura. Esto hace que muchas mamás tengan la sensación de no llegar a todo, se sientan culpables y pueda llegarles a generar frustración no alcanzarlo.

Pero debemos pensar que los estereotipos sociales no suelen ser sinónimo de felicidad y debemos tener en cuenta más nuestros objetivos personales y familiares que lo que “piensen los demás”. Seguir con nuestro trabajo, no es sinónimo de querer menos a nuestro hijo y por el contrario dedicarnos de pleno a su cuidado no quiere decir que hayamos perdido todas nuestras oportunidades laborales. Todo ello es una opción personal, que debe ser conveniente meditada en base a nuestros objetivos personales y familiares, no al qué dirán ni a las presiones sociales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario