Consejos prácticos para mejorar la comida con niños (segunda parte), entrevista con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

Silvia Álava y Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la AlimentaciónContinuamos con segunda parte de la entrevista con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

¿Qué razones pueden llevar a un niño a portarse mal a la hora de comer?

Es verdad que hay niños que son más comilones, otros más inapetentes… y que determinados alimentos no les pueden gustar, pero cuando un niño se porta mal en todas las comidas, lo más habitual es que esté llamando la atención de los padres. Los niños saben que es un momento propicio para hacerlo, y a veces juegan con eso.

¿Cómo deben reaccionar los padres en estos casos? ¿Hay que castigar a los niños?

Si un niño está intentando llamar la atención, no tenemos que utilizar el castigo como estrategia, pues verá que aunque sea de forma negativa, sigue acaparando la atención del adulto; si no la EXTINCIÓN, que vea que así no te hacemos caso. Si tu no comes o te dedicas a hacer tonterías en la mesa, lo que haremos será dejar de prestarte atención, ni te miro, en cambio cuando si que comes o te comportas de forma correcta si que te hago caso, participas en la conversación…

¿Hasta qué punto es importante que padres e hijos compartan la hora de la comida?

Eso sería lo ideal. Quizás cómo o el coincidir a la hora de la comida entre semana puede ser muy complicado porque los niños están en el colegio, los padres trabajando… se puede intentar coincidir en la cena y los fines de semana. Compartiendo la comida, ayudamos a que los niños se sientan más integrados en la dinámica familiar, aprovecharemos el momento para conversar y que cada uno cuente sus cosas… Además lo ideal es mantener unos horarios que nos faciliten además de mantener una rutina que favorezcan la regularidad de las ingestas.

¿Puede verse la televisión mientras se come o es mejor que la familia charle durante la misma?

Es muchísimo mejor eliminar la tele de la comida, pues de esta forma favorecemos la comunicación durante la comida. Y no nos engañemos es más fácil mantener una conversación con la tele apagada. De esta forma, conseguiremos principalmente tres objetivos:

Que los niños tarden menos, pues eliminamos un elemento distractor, muchas veces los niños se quedan “abducidos” delante del televisor, además, con la tele puesta se premia la lentitud, pues cuanto más tarde en comer, más rato de tele veo.

Que los niños se centren en la comida, no solo en ingerir los alimentos, si no en conseguir buenos hábitos alimentarios, además de un comportamiento correcto en la mesa.

Darle importancia a la comunicación familiar. No podemos olvidar la parte social de la comida, durante la misma no solo ingerimos alimentos, si no que conversamos con nuestros compañeros de mesa. Si hemos dicho que es bueno realizar al menos una comida en familia, aprovechemos el momento para charlar, que cada miembro pueda contar sus vivencias del día…

Si tenemos dos hijos y uno come bien pero el otro se porta mal, ¿cómo deben actuar los padres? ¿Se puede comparar a los niños?

Tenemos que pararnos a observar a ambos hijos y sobre todo pensar ¿quién es el que tiene más atención? Lo habitual es que, precisamente el que peor se porta es él que acapara la atención del adulto con frases del tipo come…pórtate bien… y al hermano que está comiendo correctamente es al que no hacemos caso. Se trata de dar la vuelta a la situación, vamos a atender y hacer caso al que se porta bien.

Eso no implica el entrar a comparar a ambos, si no, dejarles muy claro que vamos a hacer caso al que se porte bien (y además tenemos que especificar que es eso de portarse bien en la mesa), y que con el que no esté comiendo, se esté distrayendo, o se dedique a jugar en la comida no queremos estar. De esta forma reforzaremos al hermano que se porta bien, pero sin entrar en comparaciones entre ambos.

¿Desde qué edad puede empezar a inculcarse a los niños el buen comportamiento en la mesa?

Desde el principio, incluso cuando todavía son bebés, conviene que ya tengamos claras las pautas a seguir en las comidas, y se las vayamos inculcando a nuestro hijo, por ejemplo, desde bien pequeñín podemos enseñarle que cuando comemos, estamos a eso “a comer”, y no distraerle con la tele, o con juguetes, o parar para realizar otra actividad como el cambio de pañal…  tiene que aprender que estamos comiendo.

1 comentario
  1. Jose
    Jose Dice:

    ¡Hola Silvia! Estaba buscado información por la red, sobre obligar a comer a un niño y me encontré con tu video:¿Se debe obligar al niño a comer todo lo que hay en el plato? http://www.youtube.com/watch?v=ASTgO9_kaPU. El motivo por el cual busco esta información, es porque quiero saber si hay mas casos como el mio. Te explico: En mi infancia comer carne me hacia vomitar, sin embargo mi madre no me perdonó ni uno solo de esos vomitos, me OBLIGÓ a comer todos y cada uno de ellos. Cuando digo obligó, digo un OBLIGÓ con mayusculas, porque no fué con buenas palabras y buenos tratos la manera en que lo hizo. Considero la información que das en el video bastante incompleta y muy peligrosa, en manos de padres con una mentalidad educativa como la de mi madre. Dices en el video que no hay que negociar, ni perdonarles ni un trocito de las comidas, insisto en que eso es muy peligroso en manos de unos padres como los mios (principalmente mi madre). Piensa que no todos los padres, son unos padres ejemplares, los hay que maltratan a los hijos y esos niños son los que mas necesitan de un psicologo. Hay padres que utilizan la comida como excusa para maltratar a sus hijos y me gustaria encontrar información de algun psicologo infantil, que se preocupe y publique algo sobre ese tema en internet, en lugar de un video que habla en terminos generales sobre la alimentación infantil. Me gustaria que se pudieran prevenir casos como el mio, que lo que te escribo aquí sirva para evitar que algun niño con unos padres autoritarios, no sea obligado a comer algo que le sienta mal, ni a comerse su propio vomito durante su infancia. Que este escrito sirva para evitar los malos tratos en la alimentación infantil, aunque sea en un solo caso.
    Siento mucho el tirón de orejas que te estoy dando, pero considero el video demasiado generalista y pienso que ya es el momento de que alguien saque a la luz el tema del maltrato en la alimentación de los niños y que persona mas indicada que un psicologo infantil.
    ¡Un saludo Silvia! ¡Gracias por leer mi comentario!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario