Colaboración con el diario ABC: “!Mamá te odio! !Eres idiota!”

Su hijo de cinco años lleva de mal humor desde que se ha levantado esta mañana. Nada de lo que hace le parece bien y la tensión ha ido creciendo paulatinamente. Cuando le pedimos, muy educadamente, que vacíe su mochila y lleve el «tupper» vacío a la cocina, el pequeño grita: «¡Te odio! ¡Eres una idiota!»… Este tipo de situaciones son un auténtico drama para los padres. Se sienten heridos y se encolerizan. Es normal, pero deben ser conscientes de que el niño ni les odia, ni piensa que sean unos idiotas. Es más, probablemente ni siquiera sepa lo que está diciendo. Simplemente, tal y como explica Silvia Álava, psicóloga del centro de Psicología Álava Reyes, «el pequeño todavía no ha desarrollado su tolerancia a la frustración, y la emprende con los que están más cerca, que suelen ser su padre o su madre». Por este motivo, añade, «no hay que preocuparse. En principio, no hay ninguna patología».

Seguir leyendo las causas y los consejos en el enlace al artículo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario