Claves del Síndrome Post-vacacional (IV)

Consejos para superar la vuelta a la normalidad

SPIVNo hay que olvidar que el síndrome provoca un desajuste temporal de nuestro biorritmo, por lo que lo ideal es volver poco a poco, sobre todo para que nuestro cuerpo se habitúe al cambio de horario, de clima, de costumbres… 

Conviene que recuperemos unos días antes los ciclos habituales del sueño, el ritmo diario en la alimentación… 

No pensemos que las vacaciones van a solucionar nuestros problemas, sólo ponen tierra de por medio, a la vuelta están ahí, por lo que no debemos crearnos expectativas erróneas; de esa forma evitaremos sorpresas desagradables a la vuelta. 

Como ya hemos indicado, busquemos todos los días un momento para nosotros,  para realizar una actividad que nos guste, quedar con los amigos/as, relajarnos… ¡no todo lo bueno tiene que realizarse en vacaciones!

 Planifiquemos actividades gratificantes, especialmente cuando estemos tristes. 

Hagamos ejercicio con regularidad. 

Y, sobre todo, aprendamos a mirar lo positivo de cada situación, escribamos una lista con todas las cosas agradables de nuestra vida, que pueden ser entre otras el rato que  pasamos con nuestros compañeros/as, amigos/as, con el café de media mañana, en el rato que estamos en el gimnasio…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario