Jornada completa en el cole, ¡nos quedamos a comer!

Comedor en el colegioDesde el jueves pasado, día 1 de octubre, muchos niños se quedaron a comer por primera vez en el colegio, y otros se incorporaron a la jornada completa pasando por el comedor colegial… esta semana aprovecharemos para hablar de este tema.

 Los niños es verdad que son muy sensibles a los cambios, los notan más que los adultos, pero también se adaptan mejor y antes a los mismos.

 En el mes de septiembre los escolares han vuelto a llenar las aulas, y muchos de ellos han ido “al cole” por primera vez. A partir del día 1 de, además se quedaron a comer en el comedor del colegio. Estemos tranquilos en este aspecto, pues lo más probable es que nuestro hijo lo lleve bastante mejor de lo que nos imaginamos.

 De hecho nuestra experiencia con los niños en temas de alimentación, nos muestra que el mayor porcentaje de los niños que tiene problemas en la comida, los tiene en casa, pero no en el colegio. En muchas ocasiones se tiende a sobreproteger a los niños, y por que coman el adulto les da la comida, les cambia el menú, les pone la tele para que se entretengan… todos estos errores impiden el correcto aprendizaje de un hábito vital, que los niños aprendan a comer solos y sin entretenimientos ni distracciones. Precisamente sobreprotegiéndoles y dándoles de comer, estamos impidiendo que nuestros hijos se hagan autónomos y seguros, y que adquieran hábitos básicos, que en el colegio serán exigidos.

 Es por eso que cuando el niños se va a enfrentar al comedor por primera vez, primero, que lo enfoquemos siempre como algo positivo, “¡que bien que vas a comer en el cole!, ¡me han dicho que la comida es muy rica!, luego vas a poder salir a jugar con tus amigos… no les trasmitamos nuestros miedos y temores al niño, enunciémosles en positivo todo aquello que van a conseguir.

II Jornadas sobre emociones y bienestar de la SEAS

El jueves y viernes he asistido a las  II Jornadas sobre Emociones y Bienestar que organizó la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) junto a la Fundación Mutua Madrileña Automovilística (FMM).

Jornadas SEAS

El objetivo de dicho evento ha sido compartir los últimos avances, tanto en investigación como en la práctica aplicada, sobre la Psicología de la emoción en su relación con la salud y el bienestar.

El programa preliminar contó con casi sesenta ponencias. Expertos de prestigio nacional e internacional, como por ejemplo Francisco J. Labrador, Enrique G. Fernández-Abascal, Victoria del Barrio o Esther Calvete, entre otros, abordaron temas como la importancia de las emociones positivas, la relación de las emociones con la salud física, el problema del estrés laboral, así como el impacto de las emociones en colectivos específicos (mujer, infancia y adolescencia o vejez). Os dejo el enlace a la página web de la SEAS para que podáis ampliar información.

II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional (y IV)

Durante la semana pasada realizamos un resumen de algunos de los aspectos que más me habían gustado del II Congreso de Inteligencia Emocional.

Con John MayerA nivel profesional me encantó poder acceder a los ponentes, te produce una especial ilusión poder ver y escuchar “en directo”, a los autores del concepto de Inteligencia Emocional como John Mayer (en la foto), que planteó los futuros retos de investigación en Inteligencia Emocional, los estudios sobre felicidad de la Dra. Lyubomirsky, que hemos comentado estos días en el blog. Me pareció especialmente interesante la conferencia de Bernard Rimé sobre los beneficios de compartir las emociones, cuando es y cuando no es beneficioso…, y por supuesto la presentación del Doctor Carlos Belmonte sobre el funcionamiento del cerebro y los nuevos retos en la investigación del mismo. Si queréis que profundicemos en algún tema en especial no tenéis más que enviarme un correo o dejar un comentario.

 A nivel personal, fue una oportunidad única para reencontrarme con amigos de todo el mundo con los que compartimos un interés en común, investigar y trabajar en diferentes ámbitos (clínico, educativo, organizacional…) la inteligencia emocional, y conocer a nuevos compañeros con los que compartir proyectos profesionales. ¡Muchas gracias a todos!

Ángel Peralbo entrevistado hoy en CNN+

Ángel PeralboEsta noche a las 21:30 horas se emitirá una entrevista en CNN+ sobre el Libro “El Adolescente Indomable“, será en el programa Cara a Cara de Antonio San José.

II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional (III)

GratitudAyer comentábamos como según los estudios de Sonja Lyubomirsky, el realizar actos amables predice la felicidad, pero teníamos pendiente comentar la percepción de la gratitud.

En otro de los estudios realizado por la autora, que comentó en el Congreso de Inteligencia Emocional, se comparó el efecto del optimismo y de la gratitud en la felicidad. La muestra participante se dividió en tres grupos:

  1. Un grupo optimista que durante diez semanas, un día a la semana, pensaban como sería su vida dentro de diez años si se cumplieran todos sus deseos y todos sus sueños.
  2. Un segundo grupo, durante esas diez semanas, escribía un día a la semana, una carta de agradecimiento,  a las personas que ellos elegían. Pero sólo escribían las cartas, no llegaban a mandarlas.
  3. Un tercer grupo se estableció como control, es decir siguió realizando su vida habitual.

El diseño era del tipo 2×3, pues dentro de cada uno de los grupos había dos subgrupos, los que estaban altamente motivados por trabajar su felicidad y mejorarla y los que no lo estaban tanto, los de baja motivación.

Algunos de los resultados que se encontraron fueron los siguientes:

  • Las acciones de agradecimiento mostraron ser más eficaces que las de optimismo. El grupo que escribía cartas se sentía más feliz que los demás.
  • Los sujetos de los grupos no motivados siguieron siendo menos felices que los más motivados (estos últimos estaban altamente motivados por trabajar su felicidad y mejorarla)
  • Seis meses más tarde del estudio, los más motivados seguían siendo más felices que los no motivados.
  • El esfuerzo dedicado para ser feliz, influyó positivamente en los dos grupos que trabajaron activamente (optimistas y agradecidos), pero no en el grupo de control, con lo que se concluye que el esfuerzo que empleamos para ser felices cuenta, pero sólo cuando lo hacemos de forma significativo.

SE NECESITA MÉTODO Y VOLUNTAD PARA SER FELIZ, PERO SE PUEDE CONSEGUIR

II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional (II)

¿Qué hacer para ser más felices?

 AmabilidadLos estudios de Sonja Lyubomirsky, demuestran la correlación entre ser amable y la felicidad. En uno de los estudios, se pidió a una muestra de  participantes de EEUU, que hicieran nueve o diez actos de amabilidad a la semana durante un mes.

 Al cabo de ese tiempo se produjo un aumento de la felicidad (medida en escalas de felicidad subjetivas), que se mantuvo durante un mes. Pero para que este efecto apareciera, había que ir cambiando las actividades de amabilidad, pues los sujetos se acaban adaptando a dichas actividades.

 Cuando se les pidió que hicieran, sin variar, el mismo acto de amabilidad todas las semanas, se observó a mitad del estudio, que los sujetos se mostraban ser menos felices por sentirse obligados a hacer algo; aunque una vez finalizado el estudio se sentían de todas formas más felices que antes de la prueba.

 En estos estudios, de nuevo podemos observar la importancia de la interpretación personal. El pensamiento es previo a la emoción; en consecuencia, ante una misma situación una persona puede sentirse bien y otra mal, en función de lo que cada una de ellas esté pensando. Podemos aprender a interpretar de forma positiva las situaciones para mejorar nuestra felicidad. Recordemos que según los estudios de la doctora Lyubomirsky, las circunstancias externas influyen solamente en un 10% en nuestra felicidad.

 Como conclusión se establece que realizar actos amables nos ayuda a ser más felices, pero también hay otro hecho importante: la percepción de gratitud, de ella hablaremos otro día.

II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional (I)

Como ya os había comentado, durante los días 16, 17 y 18 de septiembre, se celebró en Santander el II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional, donde acudieron especialistas de todo el mundo. Os resumiré, en diversos posts, algunos de los datos que a mí me han parecido de mayor interesantes.

Portada La Ciencia de la FelicidadEn este primero, me gustaría poderos transmitir algunos de los interesantísimos datos que presentó Sonja Lyubomirsky, sobre la ciencia de la felicidad.

 Sonja es profesora de psicología de la Universidad de California, Riverside, y su investigación sobre la posibilidad de una felicidad permanentemente en aumento, ha sido reconocida con el premio Templeton de Psicología Positiva.

 Según sus estudios, el 50% de la felicidad se debe a factores genéticos, un 10% a las circunstancias vividas, y el 40% a la actividad emocional. Partiendo de estos datos, podemos plantear la hipótesis de cómo pese a unas circunstancias difíciles, y a pesar de la carga genética, todavía no queda un 40%, el correspondiente a la actividad emocional, que podemos aprender a controlar.

 La felicidad es algo subjetivo, que tiene dos componentes, el afectivo, (la experiencia de experimentar emociones positivas), y el cognitivo, (sentirse satisfecho uno mismo con su propia vida). En este segundo componente, es donde muchas veces se centra el trabajo de los psicólogos, pues a menudo nos encontramos a gente que tiene una vida, lo que podríamos definir como “completa”, con amigos, familiares que les quieren, un buen trabajo, buen sueldo… y no se sienten felices. Con estas personas el objetivo es que sean capaces de darse cuenta y de disfrutar de todos estos aspectos positivos de su vida e incrementar con ello su felicidad.

 Los estudios de Sonja Lyubomirsky, demuestran que sólo un 10% de la felicidad depende de las circunstancias externas, y aunque la capacidad para ser feliz es algo innato, está en nuestra mano incrementarla. Sus investigaciones con cientos y cientos de personas felices revelan que poseemos un increíble potencial de mejora de la dicha y el bienestar que depende exclusivamente de nuestros actos y pensamientos.

 Durante estos días os iré resumiendo algunas de las investigaciones de esta doctora, no obstante, si queréis profundizar más sobre el tema, Sonja Lyubomirsky, tiene publicado un libro La Ciencia de la Felicidad, en la editorial Urano, en el que cuenta parte de estos estudios. 

Vuelta al cole

¿Qué hacemos cuando los niños se quedan llorando en la puerta del colegio o guardería?

 Vuelta al coleEs bastante común, que en los primeros días de colegio y de guardería;  sobre todo durante el primer año; los niños se queden llorando pegados a sus mamás.

 Para evitar esta situación, va a ser fundamental cómo lo enfoquen los padres, que aunque muchas veces tienen más pena que los niños, no deben transmitirles ninguna emoción negativa;  sino que deben de actuar con tranquilidad y serenidad, explicándoles que se lo van a pasar muy bien, que van a hacer nuevos amiguitos, que van a poder jugar…

 También será bueno que “evitemos el prolongar demasiado el momento de la separación”, te acompaño te doy un besito, y me voy. No nos quedemos más de la cuenta viendo como nuestro hijo llora, porqué de esa forma, estamos reforzando su llanto.

 Lo más probable es que en cuanto nos demos la vuelta, el niño o niña, esté tranquilamente jugando y pasándoselo  fenomenal. No obstante, cuando vayamos a recogerlo, preguntemos a la profesora, cómo ha pasado el día y le pediremos que nos informe si se quedó llorando al irnos o si rápidamente empezó a jugar y a relacionarse con los demás niños.

 Lo habitual es que esta conducta desaparezca en los primeros días, si persiste, entonces tendremos que entrar a valorar que otros factores pueden estar afectando al niño para atajar el problema lo antes posible.

Claves del Síndrome Post-vacacional (y V)

SPyVCerramos este pequeño serial dedicado al Síndrome Post-vacacional con un breve resumen que nos permita retener lo más sustancial de lo  publicado a lo largo de estos días.

 Lo primero:hay que decir que sí existe el Síndrome Post-vacacional.

 Se siente:en las grandes ciudades. La vuelta al stress cotidiano, el duro choque de la placentera playa o montaña con la realidad, hace que un sector de la población se sienta agobiado, triste, apático,..

 Afecta:especialmente, a las personas negativas, sensibles, muy perfeccionistas, idealistas, obsesivas,…

 Directamente relacionado:con la actividad del día a día, en el trabajo, en casa, con la familia,…

 Personal sanitario, educadores, funcionarios y periodistas son, estadísticamente, los más proclives.

 Qué síntomas:

 -Debilidad  generalizada,

-Desmotivación,

-Angustia,

-Irritabilidad,

-Pérdida brusca del apetito,

-Disminución de la capacidad de concentración,

-Cambios de humor.

 Cómo atajarlo:

 -Controlar los pensamientos y emociones negativos.

Lo importante no es lo que creemos que nos pasa, sino lo que pensamos.

-El pensamiento es previo a la emoción.

-30 minutos diarios para dedicarlos a nosotros: a leer, escuchar música, practicar deporte o… no hacer nada.  

 Cómo evitarlo:

 -No crearse expectativas erróneas: las vacaciones son un tiempo de relax, pero los problemas van a seguir allí cuando volvamos.

-Recuperar unos días antes del retorno, los ciclos habituales de sueño, alimentación, para que no sea tan brutal.

-Planificar actividades gratificantes, como por ejemplo deporte, para que la reincorporación sea más llevadera.

 Lo último: aprendamos a mirar lo positivo en cada situación, hagamos una lista de todas las cosas buenas que nos ha dado la vida (la familia, los amigos, los hijos, el café de cada día,…) y pensemos en la inmensa suerte que tenemos por todo ello.

 Espero que os haya sido de utilidad.

 La semana que viene hablaremos de ese II Congreso Internacional de Inteligencia Emocionalque se celebró en Santander, entre el 16 y 18 de septiembre.

“La vuelta al cole”

Cadena SerAyer tuve el placer de Intervenir en Cadena Ser Santander, hablando de la vuelta al colegio y de cómo afecta a los niños, no obstante, como pinceladas para los que no hayáis podido oírlo:

¿Cómo afecta a los niños la vuelta al colegio?

             Durante esta semana, la mayor parte de los niños y niñas, se han incorporado al colegio, ellos también han tenido que cambiar su horarios y sus hábitos de vacaciones al ritmo escolar, pero aunque los niños son muy sensibles a los cambios, se amoldan mucho mejor a las nuevas situaciones; no obstante, también necesitan un pequeño periodo de adaptación, para que retomen sus costumbres habituales, sus horarios de descanso y puedan desacelerar su ritmo vacacional.

 ¿Cómo hay que ayudar al niño para que la vuelta al cole no sea traumática?

 Hay que hacer hincapié en lo positivo de volver al colegio, verán de nuevo a sus amigos, jugarán con ellos en el recreo, podrán continuar con las actividades extraescolares que les gustan… Cuando se pongan “tontorrones”, diciendo que no quieren ir al cole, que quieren seguir de vacaciones, cambiaremos automáticamente de tema preguntándoles a qué  han jugado en el patio, cómo se llama su compañero de pupitre, si hay niños nuevos en clase…; de tal forma que desviemos su atención a los aspectos positivos de la vuelta a las aulas.

 Es importante que los padres sirvan de ejemplo a sus hijos, no podemos olvidar que los niños aprenden principalmente por modelado, por lo que si ven que sus principales modelos se adecuan de forma rápida y positiva a su vida cotidiana, será más fácil para ellos.