Sobrevivir al síndrome postvacacional (yII)

Finalizamos con la segunda parte del decálogo para recuperar la rutina con más facilidad:

Buscarse motivaciones reales: las metas han de ser realistas, es decir, que puedan conseguirse.

Ser constantes: hay que aprender a mantenerse motivados sin desfallecer.

Tener una actitud optimista.

Evitar ansiedad: resulta de ayuda traer a la mente pensamientos positivos y experanzadores cuando se experimenten los primeros síntomas de ansiedad, como palpitaciones, respiración rápida, etc.

Encontrar el lado positivo de la rutina (que lo tiene!): por ejemplo, el tiempo cunde más cuando se tienen las actividades programadas.

Sobrevivir al síndrome postvacacional

Os adjunto la primera parte del decálogo para recuperar la rutina con más facilidad y que no nos afecte tanto el llamado síndrome postvacacional:

–          Regresar al trabajo a mitad de semana: de esta manera, la adaptación es más gradual y no se pasa tan bruscamente del asueto a no tener un segundo libre.

–          Elaborar una lista con los nuevos propósitos del curso: aunque no seamos ya estudiantes es muy frecuente que el verano sirva para plantearse nuevas metas. Estas pueden ayudar a retomar la vida diaria con más motivación. Por ejemplo ir al gimnasio, aprender un idioma o apuntarse a una actividad lúdica.

–          Priorizar objetivos y marcarlos en el calendario.

–          Ser proactivos: adelantarnos a los acontecimientos, ir por delante y no perder nunca de vista el objetivo final. Esta actitud requiere de un triple esfuerzo: reflexionar, planificar y ejecutar.

–          Ponerse metas a corto plazo: al tener un objetivo se ejerce un control sobre la propia vida, no nos sentimos perdidos, nos encontramos más seguros y aumenta nuestra autoestima. Pero atención: es importante que estas metas sean manejables y que dependan de uno mismo.

Revista Crecer Feliz: Tu hijo se adapta al colegio

Segundo extracto de la entrevista para la revista Crecer Feliz sobre la vuelta al cole: el link en la foto:

Revista Crecer Feliz: Prepara a tu hijo para empezar bien en el colegio

El post de hoy recoge el primero de los artículos de la revista Crecer Feliz sobre la vuelta al cole, en esta ocasión, “prepara a tú hijo para ir al cole con mayores”, el link está en la foto:

Revista Osaca: Una vuelta al cole saludable

Os adjunto el artículo sobre “la vuelta al cole” que ha salido publicado en el número 203 de la Revista Osaca:

 Revista Osaca del 4 al 10 de Septiembre

Proyecto Felicidad en RTPA

Este fin de semana se emitirá en los informativos de Radio Televisión del Principado de Asturias la entrevista realizada ayer sobre el Proyecto Felicidad, os dejo el enlace a la cadena y espero poder poneros más adelante el vídeo completo:

Proyecto felicidad: intenso día de medios

Hoy va a ser un día muy interesante en el Proyecto Fecilidad, se acerca el fin de semana y eso se nota, la afluencia será mucho más importante en el C.C. Parque Principado.

Por otro lado, tendré la ocasión de hablar sobre el Proyecto en las siguientes cadenas:

  • Entrevista en RNE en Asturias: a las 13:ooh aproximadamente.

 

Entrevista en el Diario El Comercio de Gijón

Hoy sale publicada en el Diario El Comercio de Gijón la entrevista que realizamos ayer con motivo de la puesta en marcha del Proyecto Felicidad en Parque Principado, os adjunto el link a la misma:

El Diario La Nueva España se hace eco del Proyecto Felicidad

Os adjunto el link a la reseña que hace el Diario La Nueva España en Asturia sobre la puesta en marcha del Proyecto Felicidad en el Principado de Asturias:

10 lecciones que aprendes de tú hijo (VII)

Imponiendo las normas y queriendo tener siempre la razón, ¿los mayores corremos el riesgo de ahogar la naturalidad y personalidad de los niños?

 Los niños funcionan mejor cuando tienen unas normas claras de conducta que les indican que se puede hacer y que no. Se sienten más seguros, y esto no ahoga la naturalidad ni personalidad de los niños. Lo que hacemos es moldear su conducta, siempre mitigando sus defectos y potenciando sus virtudes, pero eso no significa estar continuamente encima de ellos corrigiendo todo lo que hacen, sino hacerles ver el camino que deben seguir, y prestándoles más atención cuando de portan bien que cuando se portan mal